Frabotta en la Juventus de Pirlo y Cristiano

Cristiano Ronaldo, Douglas Costa, Rodrigo Bentancur of Juventus celebrate the score, canceled by VAR, during the Serie A match at Juventus Stadium, Turin
Picture by Antonio Polia/Focus Images Ltd +393473147935
22/12/2018

Gianluca Frabotta progresa adecuadamente. Este joven futbolista italiano, nacido en Roma a finales del siglo pasado, debutó oficialmente con la camiseta de la Juventus en el último partido de la temporada pasada, curiosamente ante la AS Roma, de la mano de Maurizio Sarri. Y este curso, asentado en la dinámica del primer equipo de Andrea Pirlo, ya ha disputado encuentros importantes sin desentonar en ninguno de ellos. De hecho, el motivo principal de este texto es que en el fútbol de Frabotta se aprecia una clara evolución entre el futbolista que llegó hace unos meses a la máxima élite y el que hace unos días contribuyó activamente en la victoria ante el Milan en San Siro. El italiano está cumpliendo con muy buena nota cada vez que se viste de corto, y eso que el reto, por varios motivos, no está hecho para todos los primerizos; pero él no es (y no puede ser) uno más. Frabotta está creciendo al lado de Cristiano Ronaldo en el sistema (tan particular) de Andrea Pirlo.

Y eso lo cambia todo. Gianluca Frabotta está actuando como lateral y carrilero zurdo en el sistema mixto de Andrea Pirlo, que defiende con cuatro atrás (4-4-2) y ataca con tres centrales en su defensa (3-4-1-2), y por tanto su rol va variando según la situación. Este es un primer punto importante dentro del análisis porque el italiano está cumpliendo muy bien con su función, ya sea en ataque o en defensa, que no es una función sencilla (por la rápida y constante adaptación que implica), y eso sirve de boceto para empezar a perfilar a un jugador que entiende el sistema en el que actúa. Frabotta sabe dónde cerrar y cuándo incorporarse. Controla el timing y comprende el valor de cada función dentro del dibujo. Y eso, en términos prácticos, significa que su capacidad interpretativa le lleva a ejecutar sobre la marcha la mejor acción para cada jugada. Frabotta ha entendido muy rápido que no necesariamente debe intervenir de manera directa en el juego para ser muy importante en el mismo, y esa cualidad es aún más valiosa en el sector de un jugador como Cristiano.

Andrea Pirlo está dándole cosas a su equipo desde la pizarra. Foto: Stefano Gnech/Focus Images Ltd
Andrea Pirlo está dándole cosas a su equipo desde la pizarra. Foto: Stefano Gnech/Focus Images Ltd

Frabotta no está actuando como el lateral o carrilero muy voluntarioso que llega a línea de fondo y carga automáticamente el área desde el costado, sino que su juego es mucho más reflexivo. Ya en su debut y en sus primeras apariciones en la máxima élite Gianluca Frabotta dejó entrever una lectura especial en según qué situaciones. Y esa es la que ahora, cada vez mejor pulida con el paso de los meses, le permite estar en constante sintonía con Cristiano Ronaldo en el costado izquierdo. A nivel táctico, Andrea Pirlo ha conseguido que su equipo integre el concepto del tercer hombre libre en sus situaciones con balón. De esta forma, empieza a ser cada vez más habitual ver a esta Juventus progresar desde abajo a través de triangulaciones a pocos toques que le permiten avanzar de un modo directo y vertical ante presiones adelantadas o bloques intermedios. Y en esas, Frabotta viene desenvolviéndose con bastante soltura para, ya sea desde la asociación en corto o la conducción, garantizarle al equipo un paso por la línea divisoria con el balón controlado. Este joven futbolista italiano tiene capacidad para intervenir e influir a diferentes alturas dentro del lado izquierdo, tanto en la fase de salida (abajo) como en la aceleración (zonas intermedias) y la finalización (arriba), y esa suma de aptitudes técnicas, tácticas y físicas le han facilitado su pronta adaptación al sistema de Andrea Pirlo.

Gianluca Frabotta es un zurdo muy zurdo. Esto quiere decir que absolutamente todas sus acciones las realiza con su pierna más hábil, pero esto, en algunas situaciones, es contraproducente. Frabotta es un futbolista con calidad al pie. Tiene buena asociación en corto y su golpeo de balón, bastante tenso y curvo, es un recurso muy interesante en posiciones de centro. Pero no es un futbolista con una sensibilidad especialmente diferencial en el regate. Cuando recibe cerca de la banda y tiene ante sí la posibilidad de encarar a su par en el uno para uno, Frabotta tiene capacidad para superar a su par utilizando el empeine-exterior de su bota para darse el último control más largo que el anterior y apretar en el cambio de ritmo para poner el centro en carrera. Es decir, pese a no ser un virtuoso técnico en ese tipo de situaciones más complejas, ya que a veces comete errores no forzados que tienen que ver con el control y la aceleración, maneja recursos consecuentes con sus propias limitaciones (técnicas) para formar parte del discurso en escenarios más posicionales. Y esto también es positivo. Pero el lateral, a estas alturas de su carrera, es un futbolista que necesita intervenir a pocos toques, especialmente lejos del área, puesto que la dependencia tan excesiva que tiene de su pierna izquierda, la cual condiciona incluso la forma en que se perfila hacia el balón, provoca que no tenga una salida clara hacia dentro (cuando está presionado), y de ahí que en ocasiones cometa pérdidas peligrosas.

Cristiano Ronaldo y Paulo Dybala se entienden cada vez mejor. Foto: Antonio Polia/Focus Images Ltd
Cristiano Ronaldo y Paulo Dybala se entienden cada vez mejor. Foto: Antonio Polia/Focus Images Ltd

Cristiano, en este dibujo, arranca como delantero. Pero el portugués obviamente dispone de total libertad para moverse en los tres carriles, y caer, sobre todo, hacia su clásico sector izquierdo. Cristiano recibe muchas veces muy abierto en banda, como siempre le ha gustado, desde donde consigue, en función de cada situación, armar las transiciones ofensivas de su equipo o incluso organizar los ataques más posicionales en el último tercio. Esto, entre otras cosas, provoca que el propio Frabotta haya tenido que aprender a moverse también por zonas algo más interiores (con y sin balón) para aportar, de una manera u otra, al pie o al espacio, garantizándole profundidad al plan. Es en este punto, como antes destacábamos unas líneas más arriba, que Frabotta ha aprendido a ser útil sin necesidad de intervenir directamente en la circulación. Cuando Cristiano recibe en banda, por poner un ejemplo más gráfico, Frabotta rompe siempre por dentro hacia línea de fondo, independientemente de que después reciba o no (que no siempre lo hace), para fijar, desorientar y arrastrar la marca del lateral-interior que aclare la posterior acción del futbolista portugués. Esta aptitud también es una actitud, pues nace de la lectura (táctica) del propio Frabotta y está reforzada (mentalmente) por una fuerte convicción que le lleva a insistir continuamente en sus acciones aunque muchas veces recorra toda la banda y no reciba.

Ese sentido del deber también es una virtud importante en el fútbol de Frabotta. Físicamente hablamos de un futbolista poderoso, tanto por su altura como por su resistencia. El italiano, que roza el 1,90 de altura, es muy útil en el juego aéreo, tanto en duelos directos ante un rival como ante situaciones de presión desde los pies de su portero, pues Szczesny le busca varias veces muy abierto para que reciba por alto, y posee una buena zancada en carrera, apoyado en sus largas piernas, para acelerar en conducción y aguantar el largo machaque al que se ve sometido con tanto ida y vuelta. De hecho, su propia fisonomía es de gran ayuda en situaciones puramente defensivas. Tiene un retorno óptimo, el cual le permite recuperar la posición con velocidad ante la rápida salida del equipo rival, y a su vez maneja herramientas muy prácticas sin balón. Frabotta tiene calidad defensiva. El lateral italiano es pegajoso en situaciones de uno para uno, en las que sabe reducir a una distancia óptima su posición con la del rival, y de esta forma, perfilándose para controlar su salida y bajando el centro de gravedad hasta muy abajo (flexionando para ello su tronco y las rodillas), conseguir corregir con el cuerpo o una de sus extremidades (metiendo la pierna) la acción del atacante rival en situaciones complicadas.

Frabotta está siendo muy útil en esta Juventus de Turín. Foto: Antonio Polia/Focus Images Ltd
Frabotta está siendo muy útil en esta Juventus de Turín. Foto: Antonio Polia/Focus Images Ltd

De hecho, uno de los conceptos que Frabotta maneja bastante bien es el tackle a ras de suelo. Con la selección sub-21, con la que debutó recientemente en la fase de clasificación al próximo Europeo, Gianluca Frabotta ha actuado como carrilero clásico. Arriba y abajo. Ida y vuelta. Amplitud y profundidad. Pero en la Juventus de Andrea Pirlo y Cristiano Ronaldo la película es muy diferente. Frabotta no tiene asegurada la titularidad fija, pero ya ha disputado encuentros importantes esta temporada como ante la Lazio, el Milan o el Sassuolo. Cuenta con la confianza de su entrenador. Y eso está favoreciendo claramente a su crecimiento. Ahora mismo, a estas alturas, este joven lateral/carrilero italiano es un recurso útil, práctico y adaptable al discurso. Frabotta cumple con muy buena nota en todas sus funciones. Y eso es porque técnica, táctica, física y mentalmente está preparado para los retos de la élite. Y los retos de la Juve de Andrea Pirlo y Cristiano Ronaldo.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Gianluca Frabotta
Edad: 21 años
Equipo: Juventus
País de nacimiento: Italia
Posición: Lateral izquierdo

Cada lunes, el análisis de un joven talento en edad sub-23.

– 4 de enero: Curtis Jones
– 28 de diciembre: Wesley Fofana
– 21 de diciembre: Florian Wirtz
– 14 de diciembre: Illan Meslier
– 7 de diciembre: Jérémy Doku
– 30 de noviembre: Eberechi Eze
– 23 de noviembre: Darwin Núñez
– 16 de noviembre: Cristian Romero
– 9 de noviembre: Gianluca Scamacca
– 2 de noviembre: Rayan Aït-Nouri
– 26 de octubre: Giovanni Reyna
– 19 de octubre: Antony
– 12 de octubre: Matheus Cunha
– 5 de octubre: Tariq Lamptey
– 28 de septiembre: Dominik Szoboszlai
– 21 de septiembre: Marash Kumbulla
– 14 de septiembre: Adil Aouchiche

Foto de portada: Antonio Polia/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*