Nicolò Rovella es tanto como promete

Daniel Bessa of Genoa C.F.C. celebrates with team mates after after scoring their first goal during the Serie A match at Juventus Stadium, Turin
Picture by Antonio Polia/Focus Images Ltd +393473147935
20/10/2018

Nicolò Rovella es un diamante en bruto. Y por eso mismo, la Juventus ya le ha echado el lazo. El centrocampista italiano, nacido en diciembre del año 2001 en Segrete, un municipio de la ciudad de Milán, jugará hasta final de curso en el Genoa, club con el que debutó en la Serie A en diciembre de 2019, y después, salvo nueva orden, se incorporará a la disciplina bianconera. Algo tendrá este chico para haber fichado por la Juventus con poco más de una decena de partidos en la élite. Y evidentemente las tiene, en plural, porque Rovella es un talentazo. El italiano debutó la temporada pasada en la liga, pero está siendo en esta cuando mayor continuidad está teniendo con el primer equipo. El Genoa, que cambió de técnico poco antes de las Navidades, recurriendo nuevamente a Davide Ballardini para reemplazar a Rolando Maran, no es un escenario sencillo para ningún joven, y menos para un (casi) debutante, como ya analizamos el pasado mes de noviembre con el caso de su actual compañero, Gianluca Scamacca. Otro año más el club genovés deberá remar hasta el final para sellar una permanencia que vuelve a estar en entredicho, y esa inestabilidad ha provocado que el propio Rovella, de un tiempo a esta parte, haya perdido su sitio en el once. Ahora bien, el joven lombardo debutó con la selección sub-21 en noviembre, cuajando dos grandes actuaciones ante Islandia y Luxemburgo, sin pasar previamente por la sub-20, y es un muy buen ejemplo para demostrar lo adelantado que está para su edad.

Nicolò Rovella es un futbolista con una ascendencia impactante en el juego de su equipo. A pesar de su juventud, y esto no es un topicazo, el italiano juega realmente como si fuese un veterano. Sus acciones, sus gestos y en general todos y cada uno de sus movimientos no son los de un chico que está aprendiendo el libreto de la posición mientras se instala entre los grandes, sino que Rovella transmite la sensación de que lleva años jugando estos encuentros, como si en la Serie A o en la Coppa Italia (donde se midió precisamente a la Juve en el Allianz Stadium, con prórroga incluida) realizase el partido que haría con el equipo Primavera. Esa jerarquía, esa determinación y ese protagonismo, porque, siendo un pivote organizador como es, Rovella interviene continuamente en el juego cada vez que está sobre el césped, son cualidades, todas ellas, que no abundan (como es normal, por otra parte) entre los chicos de 19 años. Rovella tiene personalidad.

Nicolò Rovella jugará la temporada que viene en la Juventus de Turín. Foto: Stefano Gnech/Focus Images Ltd
Nicolò Rovella jugará la temporada que viene en la Juventus de Turín. Foto: Stefano Gnech/Focus Images Ltd

El italiano es un regista con condiciones de equipo grande. Nicolò Rovella es un centrocampista con una destreza destacada en el pase para dominar desde el mismo. El joven futbolista lombardo es diestro, y todas sus acciones con balón comparten un mismo denominador común: las realiza con la zona interior de su pie, ya sean pases cortos o desplazamientos de un lado a otro, horizontales o verticales, que también los realiza (como ahora detallaremos), y tenga más o menos espacio. Confía plenamente en esta superficie de su pierna más hábil, y lo cierto es que esa insistencia, se nota que bien trabajada, le lleva a tener un porcentaje de acierto bastante grande en todos los partidos, además de un control plenamente eficaz para realizar otro tipo de envíos, más curvos, por ejemplo, dándole al balón como si lo acompañase hasta el último momento de su golpeo. Rovella tiene una dinámica de pase particularmente vistosa, todo hay que decirlo, y especialmente productiva, que es lo más importante, para activar distintas referencias en diferentes situaciones a través de estos envíos. El italiano, organizador del juego de sus equipos (tanto club como selección), es un buen pasador. Técnicamente, en lo que a calidad pura se refiere, está muy bien dotado. Es una realidad. Pero el éxito asociativo de Rovella se fragua en todo lo que hace antes y después de ejecutar cada pase, en este caso sin balón, para estar siempre donde debe, que es todo un arte, y dar soluciones (incluso sin recibir la pelota), que es lo más complicado, sin duda, y una de sus virtudes más valiosas.

Contenido relacionado: Gianluca Scamacca por fin ha llegado

Rovella tiene una capacidad muy positiva para no desconectar nunca del encuentro, ni física ni mentalmente, y esa aptitud, exteriorizada en su lenguaje no verbal, le permite leer, detectar e interpretar ciertas situaciones durante los partidos que su cabeza y su cuerpo deben ir interpretando sobre la marcha. En la fase de iniciación de su equipo, ya que el Genoa juega habitualmente con tres centrales en su defensa y Rovella no puede por ello incrustarse en la línea para organizar el juego de cara, el italiano tiene una activación altísima para moverse en pocos metros (sin perder la posición) y darle al equipo la primera opción de pase tan necesaria para recibir por delante o por detrás de la presión contraria. De hecho, si algo está aprendiendo este curso con el Genoa es a superar esa primera línea de presión rival, ya desde su movimiento previo a recibir para situarse a espaldas del acosador, o desde su propia habilidad técnica, para lanzar y permitirle al equipo correr al espacio. En este sentido, es cierto que Nicolò Rovella debe conseguir aún que su juego sea lo más eficiente posible, pues hay ocasiones en las que el partido demanda un toque menos en sus acciones, pero aun así ya es muy positiva (y bastante útil para su equipo) esa habilidad para respirar, sin apenas tiempo y espacio, en situaciones de mucha presión.

Davide Ballardini es el técnico del Genoa tras la destitución de Rolando Maran. Foto: Antonio Polia/Focus Images Ltd
Davide Ballardini es el técnico del Genoa tras la destitución de Maran. Foto: Antonio Polia/Focus Images Ltd

Rovella tiene pase corto, combinando con sus compañeros más cercanos para darle continuidad al juego, y también tiene un pase bastante tenso, raso y vertical que le permite jugar hacia delante destruyendo las líneas del posicionamiento defensivo del rival. Esa cualidad, una certeza dentro de su fútbol, es un bien preciado por el rol, la posición y el escenario en el que se desenvuelve. De hecho, ese envío profundo y directo de Rovella es, cada vez que juega, discurso y no tanto un recurso anexo de su equipo; como se comprobó también claramente en los partidos que disputó con la selección sub-21 (en los que, por cierto, también llegó a jugar como interior en los dos perfiles). Técnicamente, además del pase, Rovella destaca por una habilidad bastante pura para llevar el balón controlado a su pie derecho en todo momento. En situaciones de aceleración/cambio de ritmo o conducción es muy complicado quitarle el esférico al italiano porque este cometa un error no forzado en alguno de sus toques, y en estas situaciones, que nuevamente vuelven a estar muy marcadas por el contexto, demuestra ser consecuente con su propio cuerpo.

El italiano no es un centrocampista que destaque por su velocidad en carrera o su físico, pues tiene un cuerpo aparentemente liviano a pesar de su 1,80 de altura, y por ello mismo es capaz de desacelerar en sus acciones, frenándose casi en seco, para escapar del acoso rival cuando es perseguido, levantar la cabeza, detectar en pocos segundos la mejor opción y soltar el balón (sin que el esfuerzo nuble su acierto) al compañero en mejor situación. Rovella, por tanto, es un centrocampista con influencia en diferentes alturas. Es capaz de organizar abajo los primeros pases de su equipo, muchas veces bajo presión (pues los equipos en Italia presionan cada vez más y mejor), de acelerar el juego y de filtrarlo incluso en los metros finales, mientras que defensivamente, sin la pelota en sus pies, esa virtud tan suya para no desenchufarse nunca del partido le facilita, en este caso, elegir cuál es la mejor reacción tras pérdida para el bien de su equipo. A nivel gestual, por eso antes hablábamos de la jerarquía con la que actúa, Rovella es capaz de marcar e instruir la altura de la presión acompañando desde su posición los esfuerzos que realiza la primera línea (del Genoa, en este caso) para robar cerca del área rival. Y en posicionamientos más bajos, de mayor repliegue, el italiano sabe proteger su zona defendiendo sobre la línea de pase, algo clave por la posición que actúa (y por el potencial de equipo grande que se le intuye), resguardando su posición y dándole empaque a la fase defensiva del juego. Rovella es el enésimo talento de la factoría italiana de registas, siempre tan productiva, y lo cierto es que cuesta realmente no ilusionarse por este joven por el que la Juventus ha invertido una importante cantidad de millones. Porque Nicolò Rovella es tan bueno como promete.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Nicolò Rovella
Edad: 19 años
Equipo: Genoa (cedido por la Juventus)
País de nacimiento: Italia
Posición: Centrocampista

Cada lunes, el análisis de un joven talento en edad sub-23.

– 25 de enero: Emile Smith Rowe
– 18 de enero: Ryan Gravenberch
– 11 de enero: Gianluca Frabotta
– 4 de enero: Curtis Jones
– 28 de diciembre: Wesley Fofana
– 21 de diciembre: Florian Wirtz
– 14 de diciembre: Illan Meslier
– 7 de diciembre: Jérémy Doku
– 30 de noviembre: Eberechi Eze
– 23 de noviembre: Darwin Núñez
– 16 de noviembre: Cristian Romero
– 9 de noviembre: Gianluca Scamacca
– 2 de noviembre: Rayan Aït-Nouri
– 26 de octubre: Giovanni Reyna
– 19 de octubre: Antony
– 12 de octubre: Matheus Cunha
– 5 de octubre: Tariq Lamptey
– 28 de septiembre: Dominik Szoboszlai
– 21 de septiembre: Marash Kumbulla
– 14 de septiembre: Adil Aouchiche

Foto de portada: Antonio Polia/Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Muchas gracias por traer cada Lunes una gran promesa- estrella-consagrada y el gran articulo sobre Dominik Szoboszlai este seria la piedra anular para cualquier proyecto balonpedico en cualquiera

No le tengo nada visto, pero leído el perfil pinta muy bien Adri. Esperemos que tenga más suerte y por tanto continuidad que Rolando Mandragora

Deja un comentario

*