Todos quieren ver a Dominik Szoboszlai

Andy Robertson of Liverpool and Dominik Szoboszlai of Salzburg during the UEFA Champions League match at Red Bull Arena, Salzburg
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
10/12/2019
*** UK & IRELAND ONLY ***

EXPA-ADE-191210-5014.jpg

Dominik Szoboszlai apunta bastante alto. A sus 19 años de edad (cumplirá 20 el próximo mes de octubre), el talentoso futbolista húngaro es el líder de su equipo, el RB Salsburgo, y de su selección, ahora dirigida por Marco Rossi. Su agente espantó cualquier rumor hace unos pocos días, cuando el chico irrumpió en las sobremesas de medio mundo con un espectacular golazo de falta ante Turquía en la UEFA Nations League. Szoboszlai se queda. Será su segunda temporada en el gigante austriaco, al que llegó procedente del Liefering (club satélite del propio Salzburgo), aunque ha alternado etapas en los dos equipos. De hecho, el último partido de Szoboszlai con el Liefering data de mayo de 2019; hace poco más de un año. Pero la temporada pasada ya la completó entera bajo las órdenes de Jesse Marsch en Salzburgo, generando 12 goles y otras 12 asistencias para su equipo, y esta, titularísimo y asentadísimo en los planes del técnico norteamericano, se espera que de pie a que acabe de saltar definitivamente fuera del fútbol austriaco. 

Su entorno parece ir despacio con este tema. Pero cuesta mantener la calma cuando se habla del joven futbolista húngaro. Szoboszlai lleva meses sonando para multitud de equipos de primera línea mundial. Y si hay alguien más interesado que el agente del propio futbolista en comprobarlo, seguramente no deberá investigar demasiado para encontrar su nombre relacionado con esos equipos que todos tenemos en mente cuando hablamos de superpotencias europeas. No es para menos. El potencial de Dominik Szoboszlai apunta a alguno de estos equipos en un futuro no demasiado lejano.

Jesse Marsch volverá a dirigir una temporada más al RB Salzburgo. Foto: EXPA Pictures/Focus Images Ltd
Jesse Marsch volverá a dirigir una temporada más al RB Salzburgo. Foto: EXPA Pictures/Focus Images Ltd

Szoboszlai es uno de esos futbolistas especiales. Se ve y se percibe mucho antes incluso de que reciba el balón. En su aún corta trayectoria como futbolista de primer nivel, Szoboszlai ha actuado como interior, volante y mediapunta. Generalmente lo hace desde el sector izquierdo, a pie cambiado, porque él originalmente es diestro, aunque luego entraremos en el uso que hace de su pierna izquierda. Compararlo con otro futbolista ya más asentado para realizar así un retrato más visual de su figura es complicado, porque en el fondo no es un interior, ni un volante ni un mediapunta como hoy en día los conocemos, pero para empezar a analizar quién, qué y cómo es realmente Szoboszlai sirve decir que se trata de un jugador eminentemente ofensivo y vertical disfrazado de muchas cosas. Y esas peculiaridades en su pelaje, teniendo en cuenta que se trata de un futbolista de casi un metro noventa de altura, hacen que su perfil sea aún más atractivo por las zonas (con y sin balón, porque también se mueve bastante sin él) que normalmente frecuenta en el ataque.

Dominik Szoboszlai juega siempre por delante de la línea del balón. No tiene una única zona de recepción, ni con el RB Salzburgo ni en la selección húngara, pero sí un mismo patrón: recibe siempre por delante del primer pasador. Es un futbolista de campo rival. Su verdadera zona de influencia está ahí: por encima de la línea divisoria. Y todo lo que sea obligarlo a tener que bajar hasta muy atrás, como recientemente hemos visto en su equipo, no es un buen indicativo. Ni para él ni por supuesto para el propio sistema. El futbolista húngaro necesita estar bien alimentado en la zona de aceleración. Ahí es donde realmente hace daño. Al pie, que es como habitualmente recibe en este sector, Dominik Szoboszlai no es un jugador que vaya a juntar al equipo por sus propios pases para que este, en consecuencia, ataque más junto y ordenado, todos conocemos ya la filosofía Red Bull, y el húngaro es el jugador franquicia de la maquinaria austriaca, pero el equipo sí busca generalmente juntarse en las zonas por las que él va apareciendo entre líneas.

Dominik Szoboszlai, a sus 19 años, ya tiene experiencia en noches importantes. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd
Dominik Szoboszlai, a sus 19 años, ya tiene experiencia en noches importantes. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd

Tanto en el RB Salzburgo como con Hungría, pese a que aún solo cuenta con diez internacionalidades con la selección, su influencia es máxima. Dominik Szoboszlai es un futbolista muy agresivo en todos sus movimientos. Cuando recibe lejos del área, ya sea como interior o volante habitualmente del perfil izquierdo, lo hace para acelerar, y, a su manera, desde la conducción, el pase o el disparo, meter al equipo en el último tercio del campo. Todo lo que hace Szoboszlai es para agredir a su rival. En la actual Hungría de Marco Rossi, por ejemplo, lo hemos visto arrancar como interior izquierdo, ofreciéndose por delante de Adam Nagy (pivote organizador) en la fase de creación, muy pendiente de servir como apoyo (insistimos nuevamente, por delante de la línea del balón) al primer poseedor, para después soltarse con bastante libertad de movimientos como si fuese un mediapunta clásico en el último tercio. Una zona que controla bien, y en la que generalmente trata de estar siempre perfilado de cara a puerta, pues es donde exhibe una de sus mayores virtudes: el golpeo con el pie derecho. Desde este sector, para dirigir y ajustar algo más el disparo, normalmente utiliza el interior de su bota derecha y bascula intencionadamente todo su cuerpo hacia el lado opuesto hacia donde chuta, cuando el remate es abierto y va dirigido al palo largo, para darle un mayor efecto; pero cuando el lanzamiento es más lejano, sobre todo en las acciones a balón parado, la superficie pasa a ser el empeine-interior, la cual le permite mantener un buen equilibrio: gana una mayor potencia en el disparo sin que esta condicione en absoluto la colocación.

De hecho, Dominik Szoboszlai sí tiene un golpeo bastante equiparable al de otros especialistas en estos lares como Cristiano Ronaldo o el mismísimo Didier Drogba. Toda la escenografía de la acción en sí, desde la postura a la carrera, pasando por la dirección que toma como referencia sobre el balón y acabando en la trayectoria que después coge la pelota tras chutar, guarda un parecido bastante razonable con el ritual a balón parado del futbolista portugués. Pero el golpeo de Szoboszlai no solo es útil en lanzamientos directos a puerta, sino que también interviene en otro tipo de acciones, como faltas laterales o saques de esquina; en las que, obviamente, vuelve a tirar de la zona interior de su calzado, y la precisión, por dónde y cómo cae la pelota, no tiene nada que envidiar a los mejores lanzadores a balón parado. Es un verdadero filón en ese tipo de situaciones.

Dominik Szoboszlai se quedará una temporada más en el RB Salzburgo. Foto: Guillermo Valverde.
Dominik Szoboszlai se quedará una temporada más en el RB Salzburgo. Foto: Guillermo Valverde (Todos los derechos reservados).

Por todo ello, siendo cortoplacistas en el desarrollo futbolístico de Dominik Szoboszlai, es crucial que tanto su club como la selección consigan situarlo con continuidad en la zona donde más y mejores cosas puede darle a ambos ahora mismo. El húngaro es un jugador muy vertical en todos sus contactos con el esférico, y cuando recibe, lo haga más arriba o más abajo, la dirección siempre es la misma. Cierto es que en el último tramo se mueve también de una forma bastante interesante y agresiva sin balón en sus desmarques de ruptura; muchos de los cuales finaliza en línea de fondo, sobre todo cuando arranca ya desde muy arriba, y desde ahí, si tiene la situación así lo requiere, pone el centro con su pierna izquierda. Szoboszlai no es un futbolista con un pico de velocidad diferencial a campo abierto, pero en el último tercio sí es bastante despierto para atacar el intervalo lateral-central del rival y servirle así a su equipo un argumento eficaz para profundizar en el último tercio. Pero lo que aún está por ver, y se trata de una parte diferencial dentro de su análisis porque posiblemente marque realmente su verdadero potencial para el primer nivel, es la relación que consiga establecer con el esférico dentro del sistema para otro tipo de funciones. Con balón al pie, sin apenas tiempo ni espacio, no es un jugador con un regate exquisito.

Y aunque tenga habilidad para superar y quitarse de encima al marcador, sobre todo desde el recorte hacia su mejor pierna y el cambio de ritmo (para, en muchas ocasiones, armar el disparo), su impacto en las fases en las que se desarrolla realmente el juego de su equipo (aún) es muy bajo, y el escenario que le brindan club y selección es, por diferentes razones, muy distinto del que presumiblemente le exigirán otros equipos del primer escalón europeo. Dominik Szoboszlai es un futbolista fuerte físicamente. Ha ganado músculo en los últimos meses, y se nota claramente. Es cada vez más resistente al impacto y a los duelos individuales. Pero los claroscuros que hoy se atisban en su potencial no tienen nada que ver con el físico ni con la calidad de su golpeo. Como cualquier joven, nada grave para su edad, tiene una toma de decisiones en la que aún se pueden pulir muchas cosas; con y sin balón. Pero nada especialmente preocupante para un chico que aún no ha cumplido los 20 años. Disfrutemos siempre que podamos de una de las mayores promesas del fútbol húngaro, que hemos tardado mucho tiempo en poder volver a decir esto, y dejemos que Dominik Szoboszlai se desarrolle a fuego lento en el mejor lugar donde puede hacerlo.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Dominik Szoboszlai
Edad: 19 años
Equipo: RB Salzburgo
País de nacimiento: Hungría
Posición: Mediapunta

Cada lunes, el análisis de un joven talento en edad sub-23.

– 21 de septiembre: Marash Kumbulla
– 14 de septiembre: Adil Aouchiche

Foto de portada: EXPA Pictures/Focus Images Ltd

Related posts

5 comments

“Dominik Szoboszlai sí tiene un golpeo bastante equiparable al de otros especialistas en estos lares como Cristiano Ronaldo o el mismísimo Didier Drogba.”
Visto asi pareciera que el supercrack es Drogba y no Ronaldo.

Que opinion tienes de Patson Daka? Tras Drogba y Eto’o puede ser el siguiente gran delantero africano??

Joder el comentario esta enfocado en Daka no en recapitular los ultimos grandes delanteros africanos… No soy periodista, y nos estamos mal acostumbrando en buscar los fallos en los otros en vez de aportar.

Deja un comentario

*