Gio Reyna: presente y futuro

A Borussia Dortmund flag is waved before the UEFA Champions League match at Signal Iduna Park, Dortmund
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
05/03/2019

Giovanni Reyna está empezando a romper el cascarón. El futbolista norteamericano del Borussia Dortmund está siendo muy importante en los planes de Lucien Favre en este arranque de curso, y prueba de ello es que a estas alturas ya ha jugado las mismas veces de titular que toda la temporada pasada. Un salto que puede parecer algo precipitado, porque hablamos de un chico de apenas 17 años, pero que en realidad es lógico y especialmente coherente con la estrategia deportiva del club y la pizarra del técnico suizo. Hablar de Gio Reyna es hacerlo de un mediapunta diestro bastante bien dotado técnicamente. Un futbolista con criterio en el último tercio, con una buena toma de decisiones y muy influyente en el juego de su equipo en la zona en la que menos tiempo y espacio suele haber para el raciocinio. Un jugador especial, diferencial en los metros finales y con un plus de determinación que ya ha dejado su huella en noches importantes. Un futbolista nacido, criado y desarrollado para dominar en el siglo XXI.

La energía del Westfalenstadion corre por las venas del norteamericano. Gio Reyna es un futbolista hiperactivo sobre el campo. Tiene una actitud proactiva en todas las fases del juego de su equipo, y eso, siendo tan joven, ya ofrece muchas pistas de la enorme personalidad que lo caracteriza. Reyna es un jugador que necesita estar cerca del lado del balón en los ataques de su equipo porque no es un chico que destaque por tener una punta de velocidad diferencial a campo abierto, y por ello todos sus movimientos (con y sin balón) son consecuentes con esta naturaleza tan intervencionista. Pero lo más llamativo en su fútbol, sin duda, es la extraordinaria sencillez con la que realiza todas las acciones.

Reyna se desliza entre líneas yendo y viniendo de un lado a otro, ofreciéndose en el apoyo, moviéndose en diagonal y atacando intervalos especialmente frágiles para el rival con la elegante determinación con la que una araña construye su trampa. Toca y se mueve siempre por delante del balón partiendo como mediapunta en el clásico 3-4-2-1 (o 3-4-1-2 con el que ha jugado partidos en este arranque de temporada el BVB) de Lucien Favre, y ese dinamismo en su juego es fino como la seda, pero fuerte, resistente y asfixiante como una telaraña para su presa. El joven jugador del Borussia Dortmund viene promediando 67 toques por partido, que es una cifra considerable, y más de dos pases clave (pases que generan una ocasión manifiesta de gol) por encuentro. Reyna tiene la capacidad de juntar al equipo en torno a sus recepciones en campo contrario, pero también de acelerar el juego y alimentar el torrente ofensivo del Dortmund desde una creatividad ciertamente privilegiada para inventarse jugadas a través del juego, que es lo realmente diferencial.

Su cabeza va mucho más rápido que sus piernas. Su mente va probablemente una o dos acciones por delante de la propia jugada, y solo así puede explicarse lo mucho y lo bien que se mueve en los últimos 25 metros del campo. Aunque juegue desde la zona izquierda, a pie cambiado, su zona de influencia se extiende a los tres carriles en la fase ofensiva del equipo. Reyna viene y va, hace y deshace, combina apoyos con diagonales y rupturas con movimientos más estáticos con los que fija en una zona más concreta, y ese repertorio es un filón en el ataque posicional del Borussia Dortmund. Es un jugador que no desconecta entre una jugada y otra, pese a no tener un físico aún demasiado desarrollado para la máxima élite, y esa constancia es una tortura para el equipo rival de turno porque Gio Reyna no solo se mueve mucho, lo cual dificulta que el contrario pueda asignarle una marca o una defensa más específica, sino que además lo hace con un veneno paralizante cuando pisa el pico del área y levanta la cabeza para mirar de cara a puerta.

Jadon Sancho y Gio Reyna se están entendiendo muy bien por detrás de Erling Haaland. Foto: Martyn Haworth/Focus Images Ltd
Jadon Sancho y Gio Reyna se están entendiendo muy bien por detrás de Erling Haaland. Foto: Martyn Haworth/Focus Images Ltd

A la hora de meter el balón en el área, Reyna es especialmente dañino. Y más ahora que el delantero de este Borussia Dortmund ataca con la fuerza, el ímpetu y la osadía de Erling Braut Haaland. El futbolista norteamericano hace daño desde dos conceptos eminentemente prácticos dentro del juego, el pase y el movimiento, toda vez que no es un futbolista con el regate, el desborde y la velocidad de Jadon Sancho, por establecer una comparación cercana. Reyna es otro perfil de futbolista. Es un mediapunta con cada vez más cosas de segundo punta, como la sensibilidad que está ganando para atacar la zona de remate, aunque ahí evidentemente tiene un margen de mejora potencialmente grande. De hecho, las cifras goleadoras de Reyna no son por ahora especialmente destacadas en la élite: la temporada pasada hizo un gol (ante el Werder Bremen en la DFP-Pokal) en 18 partidos oficiales (entre todas las competiciones), cuando en la UEFA Youth League 19-20 había clavado cuatro dianas en cuatro apariciones con el Dortmund.

Muy probablemente esa determinación que aún puede ganar de cara a puerta marcará el límite de su potencial para el máximo nivel; porque llega y detecta qué zonas atacar, tanto en el punto de penalti como desde el segundo palo, pero para marcar diferencias en el área es importante que desarrolle atributos que sí pueden ser trabajados y perfeccionados a base de entrenamientos, como la masa de muscular (para absorber y soportar mejor los impactos), o incluso el disparo lejano, ya que no se trata de un futbolista que haya irrumpido en el máximo nivel por su altura o su punta de velocidad al espacio. Gio Reyna tampoco es un virtuoso en el arte de la gambeta, pero en este sentido sí tiene una habilidad ya bien interiorizada y dominada que es el recorte en seco/parado tirando del exterior de su pie derecho; un recurso que utiliza mucho para superar la primera marca que lo acosa.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

De hecho, un detalle muy positivo del fútbol de Gio Reyna, y más teniendo en cuenta que se trata de un jugador tan joven, es que resulta muy complicado arrebatarle el esférico, y esto habla bien de la cantidad de recursos (como este del recorte tras el primer control) que ha integrado en un juego que, sin demasiados alardes, podríamos definir como más bien práctico. Gio Reyna actúa con una naturalidad en todas sus acciones que en cierto modo asusta. Utiliza en muchas ocasiones las dos piernas, por ejemplo, para meter el balón el área con su pie izquierdo tras recortar y/o superar y dirigirse hacia línea de fondo, como si esta habilidad fuese algo común, y más entre los futbolistas de su edad. Lucien Favre jugó ante el Schalke 04 con un 4-2-3-1 en el que Reyna actuó como teórico extremo izquierdo, con un margen de maniobra menos amplio que en otras ocasiones, puesto que al compartir perfil con Raphael Guerreiro, un lateral con una interpretación del juego superior a la de la media para aparecer e influir en cualquier zona, él debió ser muchas veces quien debiese garantizar la amplitud del plan en beneficio del constante ataque posicional de su equipo. Pero esto, lejos de ser una rémora en el crecimiento y la proyección del futbolista, habla de la enorme comprensión del juego que tiene un chico que sin haber alcanzado aún la mayoría de edad ya cuenta con noches de Champions League en su currículo y un protagonismo reseñable en uno de los grandes del fútbol europeo. Reyna ya ha llegado.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Giovanni Reyna
Edad: 17 años
Equipo: Borussia Dortmund
País de nacimiento: Reino Unido
Posición: Mediapunta

Cada lunes, el análisis de un joven talento en edad sub-23.

– 19 de octubre: Antony
– 12 de octubre: Matheus Cunha
– 5 de octubre: Tariq Lamptey
– 28 de septiembre: Dominik Szoboszlai
– 21 de septiembre: Marash Kumbulla
– 14 de septiembre: Adil Aouchiche

Foto de portada: Russell Hart/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*