Jérémy Doku: atacante antes que extremo

Jeremy Doku of Belgium during the UEFA Euro U17 Championship match at Tolka Park, Drumcondra
Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019
16/05/2019

La factoría del fútbol belga continúa a todo trapo. A la selección absoluta que dirige actualmente Roberto Martínez ya han llegado muchas de las nuevas jóvenes promesas del país. En la Bélgica de los Thibaut Courtois, Romelu Lukaku, Eden Hazard y Kevin de Bruyne, entre otros, ya han hecho acto de presencia los Sebastiaan Bornauw, Zinho Vanheusden, Hannes Delcroix, Alexis Saelemaekers, Yari Verschaeren, Charles de Ketelaere y Jérémy Doku. Futbolistas, todos ellos, aún en edad sub-23 (y en algunos casos incluso sub-20) que ya están llamando a la puerta de la selección absoluta para completar, y en no demasiado tiempo renovar, una de las mejores generaciones del fútbol belga en toda su historia. Habrá que tener muy presentes todos estos nombres en el futuro más inmediato, pues lo normal es que todos ellos, más pronto que tarde, acaben dando el salto a las mejores ligas del continente europeo, como ya han hecho estos meses Saelemaekers y Doku.

Precisamente, Jérémy Doku ha sido una de las grandes apuestas del fútbol francés en el último verano. Solo por detrás de Mauro Icardi (compra definitiva) y Jonathan David (27 millones de euros), Jérémy Doku ha sido el tercer fichaje más caro de la Ligue 1 en el último mercado (26 millones de euros). Una clara apuesta de futuro, aprovechando el dinero ingresado por el traspaso de Raphinha al Leeds United, que el Stade Rennais querrá revalorizar para venderlo después en unos años por dos o tres veces más de lo que ellos pagaron en el verano de 2020. Pero dejemos de lado las cifras y centrémonos ya en el análisis de Doku, porque el jugador tiene su miga. Jérémy Doku es un atacante a pie natural. Es diestro y juega en la banda derecha. Así lo hacía en el Anderlecht, con el que llegó arrancar la presente temporada, y así lo está haciendo también en el Rennes de Julien Stéphan, aunque con Bélgica, hay que apuntar, ha jugado partidos en el costado izquierdo.

Jérémy Doku ha fichado este verano por el Stade Rennais: Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd
Jérémy Doku (18) ha fichado este verano por el Stade Rennais: Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd

La primera característica a destacar en el fútbol de Jérémy Doku es, sin duda, su propio físico. Hablamos de un futbolista que escasamente supera el 1,70 de altura con una complexión, eso sí, bastante bien desarrollada. Jérémy Doku es un jugador fuerte para la edad que tiene. Y es importante remarcar eso último porque, a sus 18 años, Doku tiene un poderoso tren inferior que para nada desentona dentro de la élite. Jérémy Doku es un futbolista bajito, pero muy robusto de tronco y piernas. Una combinación explosiva en el choque, donde es capaz de absorber el impacto y mantener la verticalidad tirando de cuádriceps como en la aceleración, una de sus principales virtudes; porque Doku, entre otras cosas, es un extremo que supera por físico más que por calidad técnica. Y esa coherencia con sus propias limitaciones, más que una rémora, actualmente, debería ser considerada una virtud para un chico que el pasado mes de mayo cumplió sus 18 años.

Doku no está destacando en la élite por ser un futbolista especialmente fino en el regate. No lo hizo en Bélgica, en el Anderlecht, y tampoco lo está haciendo ahora con el Stade Rennais. En este sentido, Jérémy Doku no es un extremo regateador, pero tampoco, que quede constancia de ello, es el clásico extremo de toda la vida a pie natural. Es decir, el fútbol de Doku no queda representado en un constante arriba y abajo para buscar línea de fondo y poner el balón desde el costado derecho, sino que su naturaleza es mucho más agresiva. Y en algunas situaciones, como consecuencia de su propia edad, un tanto precipitada. En el espacio reducido, en situaciones de máxima complejidad de tiempo y espacio, a Jérémy Doku le cuesta en estos momentos de su carrera elaborar ventajas útiles (ya no hablamos de acciones diferenciales) para su equipo. En términos asociativos, especialmente en acciones de mucha exigencia, Doku tiene un margen de mejora muy amplio. Y ese déficit de sensibilidad también es palpable en acciones o situaciones que demandan una mezcla de factores físicos con elementos más creativos, como pueden ser, por ejemplo, los cambios de dirección en carrera. De hecho, al actual Jérémy Doku le cuesta mantener un control ciertamente eficiente del balón (es decir, con el número justo de contactos y gestos) en los metros finales, sobre todo si debe incluir en su conducción desaceleraciones o toques con su pie menos hábil (izquierdo). Una combinación de causas que provocan, en consecuencia, que su impacto y su eficacia en los metros finales no se corresponda con el volumen de acciones que es capaz de generar por puras características físicas.

Jérémy Doku ha jugado con Bélgica en banda izquierda. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd
Jérémy Doku, siendo diestro, ha jugado con Bélgica en banda izquierda. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd

De hecho, catalogar a Doku como extremo posiblemente no sea lo más adecuado. El belga es un atacante en la banda de su equipo. Y como tal, sus movimientos realmente no son los de un extremo a pie natural como puede ser Ferran Torres, por ejemplo, o los de un extremo a pie cambiado que abandona su banda para acercarse a la frontal del área. Jérémy Doku es un atacante que arranca desde fuera, generalmente abierto, para atravesar el pico del área e internarse en los metros finales con una conducción diagonal con su pie derecho. Esa lectura para fijar abierto fuera, esperar su momento y atacar en el momento en que recibe es algo que Doku ha traído a la Ligue 1 aprendido de la Jupiler Pro League. Tiene un disparo potente con el empeine, más tenso que ajustado, que funciona como un cañón cuando se adentra en el área en situaciones de remate, y como recurso (un recurso que aún hay que pulir) en posiciones de centro, en las que, a veces, le cuesta calibrar la energía y dominar la inercia de su propia carrera. Con Bélgica ya ha jugado partidos en banda izquierda, a pie cambiado, donde también ha recibido mucho al pie, y desde donde ha podido soltarse algo más (hacia el carril central) que en su posición natural (en la derecha).

Pero lo más normal es ver a Doku en la derecha. Con balón al pie, como decíamos unas líneas más arriba, Jérémy Doku es un futbolista que utiliza su explosiva aceleración en pocos metros para superar, girar y desbordar a su par con cierta autosuficiencia. Aún hay muchas cosas que Doku deberá ir puliendo en su juego. Algunas que quizás nunca alcance. Y muchas otras que poco a poco iremos conociendo con el paso del tiempo. Por ejemplo, teniendo en cuenta que es un atacante (más que un extremo) con mejores condiciones atléticas que técnicas, al menos en términos puramente diferenciales, sería interesante ver a Doku en un sistema que le garantice ser el lado débil del ataque con más énfasis incluso de lo que podía intuirse en el Anderlecht de Vincent Kompany, porque, por características, podría ser un arma arrojadiza poderosísima por su agresividad y su profundidad en los metros finales. Si el sistema, en este caso el del Rennes, consigue potenciar sus virtudes sin que sus limitaciones sean un obstáculo para su evolución y el bien colectivo, el belga, ya sea en la banda o lejos de esta, podría llegar a parecerse a un jugador de los que asustan.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Jérémy Doku
Edad: 18 años
Equipo: Stade Rennais
País de nacimiento: Bélgica
Posición: Extremo

Cada lunes, el análisis de un joven talento en edad sub-23.

– 30 de noviembre: Eberechi Eze
– 23 de noviembre: Darwin Núñez
– 16 de noviembre: Cristian Romero
– 9 de noviembre: Gianluca Scamacca
– 2 de noviembre: Rayan Aït-Nouri
– 26 de octubre: Giovanni Reyna
– 19 de octubre: Antony
– 12 de octubre: Matheus Cunha
– 5 de octubre: Tariq Lamptey
– 28 de septiembre: Dominik Szoboszlai
– 21 de septiembre: Marash Kumbulla
– 14 de septiembre: Adil Aouchiche

Foto de portada: Yannis Halas/Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Enhorabuena por el artículo.

Me llama mucho la atención que se esté pagando ya tanto dinero por jóvenes que son melones por abrir. Me imagino que el hecho de que la Premier League se fije mucho en Francia sea el motivo pero para recuperar 26 millones de euros, ya tienes que tener unas expectativas muy altas con el jugador.

Si no sufre ninguna baja capital, veo favorita a Bélgica de cara a la Eurocopa del próximo verano. Equipo consolidado bajo una idea de juego muy clara con un amplísimo abanico de recambios

Deja un comentario

*