Sergio Arribas: oportunidad en la necesidad

Sergio Arribas

Sergio Arribas tiene algo diferente. Es un futbolista distinto. Y como tal, es lógico que se empiece a hablar de él con mayor interés. El madrileño fue campeón de la UEFA Youth League el verano pasado con el Juvenil A del Real Madrid, en septiembre se estrenó en Primera División en Anoeta y en diciembre se convirtió en el primer jugador español en debutar con el primer equipo en la Champions en lo que va de siglo XXI. Sergio Arribas es un fijo en el Real Madrid Castilla de Raúl González Blanco, con el que ganó la Champions juvenil hace unos meses, y cada vez se encuentra más instalado en la dinámica del equipo que actualmente dirige Zinedine Zidane. Arribas es el futbolista mejor preparado de una generación que invita al optimismo, en la que destacan otros como Miguel Gutiérrez, Antonio Blanco, Pablo Ramón o Iván Morante, y ese desarrollo es un soplo de aire fresco en un primer equipo que va bastante falto de alternativas en el centro del campo (y más tras la marcha de Martin Odegaard el pasado mes de enero al Arsenal de Arteta). Sergio Arribas es un interior (por definirlo de algún modo, ya que también puede jugar en banda derecha, a pie cambiado) de bastante recorrido arriba y abajo, pues como ahora detallaremos no rehúye de las tareas defensivas, dotado de un físico muy particular y una calidad técnica que, pese a su juventud, pues el pasado mes de septiembre cumplió sus 19 años, está fuera de toda duda.

Resumiéndolo brevemente: Sergio Arribas es muy bueno y será muchísimo mejor. No obstante, si algo nos ha enseñado el fútbol a lo largo de los años es que la vida puede dar muchas vueltas, y empezar a hacer pronósticos sobre la trayectoria de cualquier futbolista es absurdo, y más de uno tan joven, puesto que las circunstancias de la máxima élite son tan variables como impredecibles, pero proyectos de este tipo, jugadores con la calidad (potencial) de Sergio Arribas, están destinados a llegar y asentarse entre los mejores. El Real Madrid tiene en su cantera una buena nómina de futbolistas que prometen muchas cosas de aquí a un futuro no muy lejano, pues ya decimos que el Juvenil A que salió campeón el verano pasado tiene varios jugadores a los que conviene no perder de vista, pero el caso de Sergio Arribas es tan evidente que ahora mismo ya se encuentra unos cuantos peldaños por encima de los mirlos con los que comparte nido. Es lógico que Zinedine Zidane haya insistido en él mucho más que en el resto, ya que sus condiciones se encuentran bastante más hechas que las de Miguel Gutiérrez o Antonio Blanco, otros dos jugadores que, en condiciones normales, no deberían tardar en dar el salto. Y causalmente, además, estas aptitudes encajan muchísimo mejor con las necesidades actuales del primer equipo.

El Juvenil A de Raúl fue campeón este verano de la UEFA Youth League. Foto: Tomàs Martínez/MarcadorInt (Todos los derechos reservados)
El Juvenil A de Raúl fue campeón este verano de la UEFA Youth League. Foto: Tomàs Martínez/MarcadorInt (Todos los derechos reservados)

Sergio Arribas es un futbolista zurdo de bastante calidad técnica. Con balón al pie, que es como más le gusta recibir al madrileño, Arribas es un futbolista con capacidad para influir a diferentes alturas. Su rol y su posición, evidentemente, varían para adaptarse a las necesidades y las exigencias de un equipo u otro, puesto que Arribas jugaba de una determinada forma en el Juvenil A, lo hace de otra diferente en el Real Madrid Castilla y debe hacerlo, a su vez, de un modo aplicado a las circunstancias del primer equipo cuando ha contado con minutos esta misma temporada. Pero si algo ha demostrado Sergio Arribas durante este tiempo es que es un futbolista con una serie de virtudes (técnicas, tácticas y físicas) competentes para ser muchas cosas durante un mismo partido. Bajo las órdenes de Zidane, por ejemplo, Sergio Arribas ha jugado en una posición mucho más adelantada, más enfocada a la aceleración en los metros finales, pues lógicamente hay que tener en cuenta las condiciones del escenario en que se ha movido, ya sea por las circunstancias del propio partido (tiempo/resultado) y/o, simplemente, por la calidad técnica de los futbolistas que han jugado por detrás de él (Modric/Kroos). Esto, en su debido momento, servirá para conocer el futbolista que el Real Madrid necesita que Sergio Arribas sea, pues dependerá de multitud de variables, pero que el propio jugador ofrezca la posibilidad de evolucionar en una u otra dirección es algo, evidentemente, tan positivo como enriquecedor. Arribas, a sus 19 años, puede ser una cosa hoy y otra muy distinta mañana, además literal, porque lo lógico sería pensar que siga encadenando partidos con el Castilla y actuaciones con el primer equipo, y esa elasticidad refleja condiciones de primera calidad.

Contenido relacionado: Seis nombres de la UEFA Youth League 2019-20 (con el Real Madrid campeón)

Para la edad que tiene, cuesta encontrar futbolistas que tengan un conocimiento tan amplio, puro y racional de sus propios atributos. El fútbol de Sergio Arribas es sincero y consecuente con sus virtudes y especialmente con sus limitaciones. Esta destreza tan coherente entre sus decisiones y sus acciones explica cómo el joven futbolista madrileño destaca en una categoría como la Segunda División B, donde la media de edad es superior a los 25 años, es decir, seis más de los que tiene actualmente Arribas, y ayuda a entender, a su vez, la confianza que Zidane le está dando para ayudarlo a aterrizar en la máxima élite por delante de otros futbolistas con los que comparte generación. Sergio Arribas posee un físico muy particular. Supera mínimamente el 1,70 de altura y se caracteriza por tener un tren inferior poderoso. La cadera y las piernas (bastante fuertes) son motor y escudo al mismo tiempo para Sergio Arribas. Si en el primer equipo, decíamos, se le ha visto jugar más adelantado, en el Castilla, en un escenario, evidentemente, diferente al del primer equipo, es muy común ver al madrileño bajar hasta muy atrás para recibir y entrar en la circulación de cara a la portería rival. Este, que puede parecer un detalle anecdótico y simplemente preceptivo por la configuración (táctica y técnica) del plantel que actualmente dirige Raúl, en realidad encierra una explicación racional y reflexiva con la interpretación que el futbolista hace de sus propias características. Sabedor de las limitaciones físicas que puede tener, especialmente en situaciones cuerpo-cuerpo, Arribas ha desarrollado incluso una jugada propia que le permite superar y recuperar el camino deshecho por recibir lejos del área (donde no tiene que chocar directamente para recibir y puede ver todo de cara), que ya es marca personal por lo mucho que la hace y lo bien que le sale. Es su marca registrada.

Sergio Arribas está siendo fijo en los planes de Raúl. Foto: Tomàs Martínez/MarcadorInt (Todos los derechos reservados)
Arribas es fijo en los planes de Raúl. Foto: Tomàs Martínez/MarcadorInt (Todos los derechos reservados)

Esta acción consiste en recibir abajo, no muy lejos de la línea divisoria de los dos campos, por establecer una zona algo más concreta, levantar la cabeza, conducir hacia su par más cercano y el primer obstáculo que encuentra hacia la portería, fijarlo, y en el momento justo, cuando el rival va a meter la pierna, sortearlo con el exterior de su pie izquierdo cambiando el ritmo y la trayectoria de su carrera para anular a ese primer defensor y adentrarse así en la zona perimetral que le corresponde por sus propias aptitudes. Esta es una jugada que Arribas repite en incontables ocasiones por partido (donde más veces puede reproducirla por rol, posición y estatus, que es en el Real Madrid Castilla), y que le permite participar mucho en el juego, acelerarlo y darse a sí mismo situaciones muy favorables para con sus propios atributos (técnicos y físicos). En estas situaciones donde Sergio Arribas tira de sus propias piernas para acelerar y combatir los choques apoyándose en ese tren inferior que también utiliza, por ejemplo, cuando recibe completamente girado y el rival encima por su espalda. Ya en ese último tercio, que es donde a Sergio Arribas le gusta moverse como un Rey en el tablero, pues avanza hacia delante, metiéndose hacia línea de fondo, pero también en diagonal por delante de la frontal, la calidad técnica a la que anteriormente nos referíamos le permite colar pases de verdadero valor gol en situaciones de poquísimo tiempo y espacio. En ese sentido, por establecer un paralelismo mucho más concreto e imaginable, el pie izquierdo de Sergio Arribas tiene una tensión y una plasticidad muy parecidas a las de Odegaard, puesto que no necesita pisar imperiosamente la corona del área rival para colar un pase de bastantes metros que se convierta en una asistencia. Mientras que en esos metros finales, dentro del área o desde la frontal (muchas veces tras recortar), tiene un buen disparo de rosca con el empeine-interior de su pie izquierdo.

Otro atributo muy destacado dentro de su fútbol, y a su vez muy relacionado todo lo anterior, hace referencia a su buena toma de decisiones. Arribas, obviamente, falla y comete errores en las entregas, pues su propio juego le lleva a arriesgar con ciertos envíos o acciones más generales por la zona en que se mueve y el rol que asume, pero raro es ver a este futbolista reproducir acciones mal decididas que no tengan un sentido claro o coherente en función de la demanda. Y esto es porque Sergio Arribas comprende lo que ocurre en cada momento. Además de intervenir entre líneas, entre las que se escurre con esa jugada anteriormente detallada como si patinase sobre una pista de hielo, Arribas es un gran lanzador al espacio. Su conducción, aunque no posee una velocidad punta extremadamente diferencial, es muy directa, vertical y decidida, transportando el balón pegado a su bota izquierda para después, en un visto y no visto, darle la precisión y la dirección necesaria al envío para habilitar al jugador que corre a su lado. En línea de fondo, cuando se adentra en el último tercio y estira al equipo con un desmarque hasta la cal, Arribas tiene habilidad para poner el balón en el punto de penalti con cualquiera de las dos piernas; siendo esta, por cierto, otra característica destacada (aunque no tan visible) en su juego: su ruptura en los metros finales (sin balón; antes de recibir) para darle profundidad al equipo en clara sintonía con los movimientos en apoyo de su delantero. Algo que le hemos visto hacer con Juan Miguel Latasa, en el Juvenil A, con Hugo Duro, en el Real Madrid Castilla, y con Benzema, en el primer equipo. Esa, sin duda, es la mejor noticia posible dentro del crecimiento y el desarrollo de Sergio Arribas, un futbolista que, defensivamente, no se guarda nunca un esfuerzo y trabajaba concienzudamente en la presión o el repliegue: que su fútbol, tan rico y a la vez tan diferente, sirva para cubrir las demandas que tiene el primer equipo. Tiempo y confianza para un chico que puede hacer de la necesidad su oportunidad.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Sergio Arribas
Edad: 19 años
Equipo: Real Madrid
País de nacimiento: España
Posición: Centrocampista

Cada lunes, el análisis de un joven talento en edad sub-23.

– 8 de febrero: Ozan Kabak
– 1 de febrero: Nicolò Rovella
– 25 de enero: Emile Smith Rowe
– 18 de enero: Ryan Gravenberch
– 11 de enero: Gianluca Frabotta
– 4 de enero: Curtis Jones
– 28 de diciembre: Wesley Fofana
– 21 de diciembre: Florian Wirtz
– 14 de diciembre: Illan Meslier
– 7 de diciembre: Jérémy Doku
– 30 de noviembre: Eberechi Eze
– 23 de noviembre: Darwin Núñez
– 16 de noviembre: Cristian Romero
– 9 de noviembre: Gianluca Scamacca
– 2 de noviembre: Rayan Aït-Nouri
– 26 de octubre: Giovanni Reyna
– 19 de octubre: Antony
– 12 de octubre: Matheus Cunha
– 5 de octubre: Tariq Lamptey
– 28 de septiembre: Dominik Szoboszlai
– 21 de septiembre: Marash Kumbulla
– 14 de septiembre: Adil Aouchiche

Foto de portada: Tomàs Martínez/MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

Fenomenal análisis.
Una pregunta, Por qué no ha tenido apenas trayectoria con las categorías inferiores de Selección? Llama mucho la atención. No sé si habrá coincidido con Pedri en alguna convocatoria..

Deja un comentario

*