La rápida adaptación de Wesley Fofana

Wesley Fofana of Leicester City during the UEFA Europa League match at Olympic Stadium, Athens
Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019
29/10/2020

Francia se ha convertido en los últimos años en un caladero infinito de centrales con calidad y/o potencial del máximo nivel. A Raphael Varane y Samuel Umtiti, los dos defensores centrales con los que Francia ganó la Copa del Mundo en 2018, además de Benjamin Pavard y Lucas Hernández, que actuaron como laterales en aquella selección ya histórica, se han ido sumando en los últimos tiempos una larga lista de futbolistas que perfectamente, por una cuestión numérica, podrían conformar una selección francesa compuesta únicamente por centrales de formación profesional. Centrales jóvenes, muy bien dotados físicamente y con una calidad técnica envidiable en muchos casos. Talentos exportados de una producción en cadena inigualable por ninguna otra selección en el siglo XXI que tiene su origen en los últimos años del siglo anterior. Los Clément Lenglet (25 años), Aymeric Laporte (26), Presnel Kimpembe (25) y Kurt Zouma (26), futbolistas de una generación más joven a los Varane y Umtiti (1993), madurarán en los próximos años rodeados por una camada con una proyección altísima, como es el caso de Jules Koundé (22 años), Dayot Upamecano (22), Ibrahima Konaté (21), Dan-Axel Zagadou (21), William Saliba (19), Jean-Clair Todibo (20), Benoit Badiashile (19) y, por supuesto, el protagonista del texto, Wesley Fofana (20).

Wesley Fofana es nacido en Marsella, aunque también tiene pasaporte costamarfileño. El ahora central del Leicester City, fichado el pasado mes de octubre por los ‘Foxes’ procedente del Saint-Étienne a cambio de 35 millones de euros, es, desde hace muy poco tiempo, internacional sub-21 con la selección francesa, con la que debutó y jugó un par de partidos oficiales (pertenecientes a la fase de clasificación para el próximo Europeo) el pasado mes de octubre. En realidad, Wesley Fofana lleva muy poco tiempo en la máxima élite. Debutó con el primer equipo del Saint-Étienne en la Ligue 1 francesa en mayo del año 2019, completó la temporada pasada (sin empezar el curso como titular) hasta el parón por la pandemia, arrancó la 2020/21 en las filas del propio ASSE y en octubre, después de una grandísima final de Copa a finales de julio ante el PSG, fichó por el Leicester convirtiéndose en uno de los futbolistas más caros del verano 2020. Tan rápido ha sido este proceso como rápida ha sido su adaptación a una competición no apta para todos los protagonistas como es la Premier League. Wesley Fofana ha pasado en poco tiempo de ser un completo desconocido para el público general a una de las grandes revelaciones de la liga inglesa en un equipo que, curiosamente, perdió por lesión a su mejor hombre en defensa (Caglar Söyüncü) en el mismo parón en el que Wesley Fofana debutó con Francia sub-21.

Wesley Fofana se impone a Ademola Lookman en un partido esta temporada. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd
Wesley Fofana se impone a Lookman en un partido esta temporada. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd

Wesley Fofana es diestro y actúa en el perfil derecho de la defensa. A pie natural, siendo el central diestro de este Leicester, Fofana está tocando mucho balón en los primeros pases de su equipo. Y aquí entramos ya en el primer detalle interesante del análisis del futbolista francés. Wesley Fofana es un defensor con unas características técnicas y atléticas que lógicamente han sido fundamentales en su rápida adaptación a la máxima élite. Con balón al pie, Fofana es un jugador bien dotado técnicamente para participar activamente en la fase de iniciación de su equipo. Lo hace con los dos pies, pese a ser claramente diestro, en una fase que, conviene insistir nuevamente en ello, nace en muchos casos de su constante participación en la salida de balón del Leicester. Fofana es un central con una buena asociación en corto, capaz de combinar de forma bastante precisa con su lateral más cercano (utilizando para ello el interior de su pie derecho) o con el central del perfil opuesto (pie izquierdo), y con un desplazamiento de balón lo suficientemente eficaz para transportarlo 30-35 metros para conectar de manera directa con los delanteros del equipo. Además, Wesley Fofana destaca por ser un central expeditivo en la conducción. Sabe atraer, dividir y soltar el esférico en el momento justo para activar al compañero libre, y esa destreza, en el fútbol actual de presiones tan adelantadas, es potencialmente muy positiva para todas las partes. Pero decimos “potencialmente” porque es una aptitud que Fofana aún no ha conseguido integrar completamente en el repertorio de sus acciones más repetidas por partido. Este es un detalle que habrá que seguir estudiando con el tiempo en el desarrollo de Fofana: en ocasiones se echa en falta un punto más de valentía en sus decisiones con balón. No porque no se atreva, sino porque no se lanza todas las veces que podría hacerlo.

Porque mentalmente Wesley Fofana también es un futbolista bien preparado. Su lenguaje corporal no es el de un debutante en una competición como la Premier, y más con lo que supone reemplazar a Caglar Söyüncü en la defensa del Leicester City. Fofana juega siempre con el tronco erguido y la cabeza levantada. La tensión de sus gestos, con y sin balón, siempre es máxima, y esa activación (que nace evidentemente en el cerebro y se exterioriza a todo su cuerpo) es tan positiva para evitar errores no forzados (con balón) como a su vez ayuda a explicar su rápida capacidad de respuesta en situaciones puramente defensivas. Llegados a este punto, cabe señalar que el fútbol de Wesley Fofana no es perfecto, y evidentemente no puede serlo a sus 20 años recién cumplidos. Defensivamente, Wesley Fofana llama la atención por ser un central muy expeditivo. Lo es con balón (aunque aún puede serlo más), como analizábamos unas líneas más arriba, y lo es especialmente sin (balón), donde destaca por ser un defensor que prioriza meter el pie antes que tapar el espacio (y la correspondiente línea de pase). Posiblemente también por ahí se pueda explicar de un modo más visual esa rápida adaptación a la que antes hacíamos alusión. Físicamente, Wesley Fofana es un central con muy buenas condiciones para imponerse. Es alto, fuerte y muy rápido. Tiene todo lo que cualquier defensa puede desear. Y esa suma de cualidades hacen de Fofana un central muy difícil de rebasar por arriba (salto), en el cuerpo a cuerpo (donde también va al tackle) y al espacio (velocidad).

Wesley Fofana en un partido esta temporada en la UEFA Europa League. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd
Wesley Fofana en un partido esta temporada en la UEFA Europa League. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd

Wesley Fofana viene promediando esta temporada en la Premier League cerca de seis duelos aéreos y cuatro despejes por encuentro. En el juego por alto, es un central que está destacando claramente. Apoyado en su altura, un metro noventa centímetros, y en una técnica de salto bien trabajada, acompañando el cabezazo con todo el tronco para darle una mayor potencia al impacto, Fofana está dándole muchas garantías a su equipo por alto en las distintas fases del juego, ya sea atacando o defendiendo, en toda zona o situación del encuentro. De hecho, es bastante habitual que Wesley Fofana utilice esa capacidad de anticipación para adelantarse, saltar y dominar esas situaciones por alto. Pero he aquí otra parte sustancial de su análisis. Wesley Fofana no siempre se impone en el momento indicado. Sus saltos de línea, cuando desocupa su posición de central para tratar de acosar al receptor y meter la pierna, no siempre son los más óptimos en función de la situación. Y aunque sea un central con unas propiedades atléticas muy resolutivas, tanto en el choque como en la corrección a campo abierto, este tipo de errores, que tienen que ver con el timing de sus decisiones, son, en muchos casos, una puerta abierta en la fase defensiva (repliegue/transición) del Leicester. Si el francés consiguiera imponerse todas las veces que trata de anticiparse, estaríamos hablando de un central muy dominante, pues condiciones tiene para serlo, pero la realidad, en este momento exacto de su carrera, es bien distinta. Algo que evidentemente no es alarmante ni preocupante a sus 20 años, puesto que son detalles que con el tiempo deberá ir puliendo, obvio, pero que actualmente son visibles.

Esa intensidad con la que actúa siempre le permite, entre otras cosas, orientar sus despejes a ciertas zonas menos comprometidas. Fofana es un central contundente. Lo es sin balón, como decimos, en situaciones cuerpo a cuerpo, tanto por arriba como por abajo, y lo es también con (balón), consiguiendo así que el esférico llegue siempre a buen puerto con el empeine-interior de su pie derecho. En este sentido, es oportuno señalar que Wesley Fofana domina conceptos defensivos propios del primer nivel en el que se encuentra, que evidentemente también han hecho más fácil su aterrizaje, como la forma en que consigue defender siempre perfilado cuando es encarado, dominando el punto de apoyo por si el rival lo reta cambiando de ritmo, o el buen uso que hace de su propio cuerpo para anteponer su espalda en acciones en las que reconoce (física, táctica y técnicamente) su superioridad para proteger el balón y dominar la situación. Fofana no desconecta nunca del partido. Mentalmente no se evade del juego, ni siquiera cuando el balón lo tiene su equipo en el ataque, y esa persistencia, clave para permitirle reaccionar instantáneamente (incluso cuando es superado), sirve, entre otras cosas, para que el Leicester de Brendan Rodgers pueda cambiar tanto entre una acción y otra durante un mismo encuentro. Porque Wesley Fofana todavía tiene muchas cosas en su fútbol que deberá ir desarrollando y perfeccionando con los años, puesto que posiblemente aún hay conceptos y detalles que no conocemos, pero su llegada y su rápida adaptación al club, a sus compañeros, al juego y a la competición en general están siendo claves en el buen momento actual del Leicester.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Wesley Fofana
Edad: 20 años
Equipo: Leicester City
País de nacimiento: Francia
Posición: Central

Cada lunes, el análisis de un joven talento en edad sub-23.

– 21 de diciembre: Florian Wirtz
– 14 de diciembre: Illan Meslier
– 7 de diciembre: Jérémy Doku
– 30 de noviembre: Eberechi Eze
– 23 de noviembre: Darwin Núñez
– 16 de noviembre: Cristian Romero
– 9 de noviembre: Gianluca Scamacca
– 2 de noviembre: Rayan Aït-Nouri
– 26 de octubre: Giovanni Reyna
– 19 de octubre: Antony
– 12 de octubre: Matheus Cunha
– 5 de octubre: Tariq Lamptey
– 28 de septiembre: Dominik Szoboszlai
– 21 de septiembre: Marash Kumbulla
– 14 de septiembre: Adil Aouchiche

Foto de portada: Yannis Halas/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*