Joao Cancelo para Pep Guardiola y viceversa

Joao Cancelo of Manchester City during the UEFA Champions League match at the Etihad Stadium, Manchester
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
26/11/2019

Joao Cancelo es uno de los mejores futbolistas del momento. Resulta oportuno ampliar tanto la perspectiva del concepto utilizado para definir al portugués, y usar futbolista o incluso jugador antes que lateral, porque reducir a Cancelo a una etiqueta tan especifica como lateral sería muy injusto para el propio Joao, puesto que su rol y sus funciones abarcan mucho más allá del canon ya establecido, asumido y compartido por este deporte en la actualidad, pero sobre todo lo sería por aquellos profesionales de una posición tan ingrata que se pasan los 90 minutos subiendo y bajando la línea de cal. Joao Cancelo no es eso y actualmente hay pocos futbolistas con el peso, la trascendencia y la jerarquía que el luso sí tiene en el juego de su equipo. Cancelo se ha convertido en uno de los hombres-sistema de Pep Guardiola en el Manchester City, pues de su presencia y su talento depende buena parte de la maquinaria del mejor equipo del año 2021. Los futbolistas no son posiciones sino características, y esto es algo que el propio Guardiola, Jürgen Klopp, Marcelo Bielsa, Julian Nagelsmann o Diego Pablo Simeone entienden y aplican como nadie en sus pizarras. Joao Cancelo es mucho más que un lateral derecho; es un futbolista que destaca por su gran interpretación del juego, su versatilidad, su velocidad, su resistencia y su gran golpeo de balón. Y todos esos ingredientes, que en cualquier cocina darían como resultado al Cancelo-lateral que habíamos conocido hasta hace unos meses, en la batidora de Pep Guardiola dan fondo y forma a uno de los jugadores más influyentes del continente.

Contenido relacionado: El Manchester City presenta candidatura – Análisis de su victoria vs. Gladbach

Vaya por delante, eso sí, que Joao Cancelo no ha olvidado sus orígenes. De hecho, muy recientemente, el portugués actuó como lateral más clásico desde el perfil izquierdo, es decir, a pierna cambiada, aunque cumpliendo con los muchísimos matices de los equipos de Guardiola. Ante el Wolverhampton, por marcar el ejemplo de un modo más concreto, Cancelo jugó muy abierto a la banda. Esta vez no se metió por dentro como venía haciendo esta temporada, incluso cuando juega por izquierda (como sí hizo en la Champions League ante el Borussia Mönchengladbach, por ejemplo), sino que su rol consistió en darle mucha amplitud al sistema en el último tercio fijando su posición en banda como vienen haciendo normalmente los extremos de este equipo. Y esto, evidentemente, habla muy bien de su enorme versatilidad como futbolista. Joao Cancelo es eso: una navaja suiza que también contabiliza los pasos y sirve de brújula. El luso es todo lo que Guardiola necesita que sea.

El Manchester City está en un grandísimo estado de forma. Foto: Martyn Haworth/Focus Images Ltd
El Manchester City está en un grandísimo estado de forma. Foto: Martyn Haworth/Focus Images Ltd

Ahora bien, desde hace ya unos meses viene siendo algo muy común ver moverse a Joao Cancelo en zonas algo más interiores. Ya desde la fase de iniciación del equipo, cuando el Manchester City saca el balón desde sus centrales, Joao Cancelo, parta por derecha o lo haga por izquierda, se ha desplazado automáticamente al carril central, muchas veces en paralelo a Rodrigo Hernández (pivote), para asumir un protagonismo muy grande en esta fase del juego. Esta etapa del portugués, no por casualidad, ha coincidido especialmente con la lesión de Kevin de Bruyne, y de alguna forma, dándole otra utilidad a sus virtudes, Guardiola ha conseguido reorganizar su sistema en torno al carril ocupado por el futbolista luso, y el resultado ha sido todo un exitazo. Desde esta demarcación, mucho más interior que lateral, Cancelo ha conseguido optimizar todas sus certezas para lucir como un organizador puro dentro del juego. Es decir, Cancelo ha estado tiempo sin recorrerse la banda, como lo conocimos en el Valencia, en la Juventus (donde, todo sea dicho, ya dejó intuir un potencial mucho más ambicioso lejos del costado) o incluso en la selección portuguesa, sino que ahora, desde esta posición más centrada, tiene la potestad de iniciar, dirigir y mover las posesiones del Manchester City como si fuese un centrocampista extra. Recibiendo siempre al pie en muchas alturas muy diferentes, porque ha recibido abajo, en campo propio, pero también ha tenido una interacción bastante activa en las circulaciones del equipo por encima de la divisoria, moviéndose cuando y donde debe, Cancelo ha conseguido darle muchísimo empaque a las circulaciones del City a partir de su pie derecho. De hecho, él siempre ha tenido un gran golpeo de balón, y esta habilidad le ha sido de gran ayuda durante esta reconversión a un carril más intermedio. Cancelo, a través de su pierna más hábil, ha conseguido mantener constantemente conectados a los cercanos, a los intermedios y a los alejados que se han ido ordenando en torno a sus desplazamientos del esférico a uno y otro lado, y esta cualidad tan pura está siendo un recurso diferencial (dentro del discurso) en un ataque posicional tan rico y variado.

Aun a riesgo de que este texto pueda quedar obsoleto en muy poco tiempo, puesto que Guardiola no deja de agitar el árbol todas las semanas a nivel táctico, el objetivo del mismo no pretende ser otro que ensalzar la figura de uno de los mejores jugadores de la temporada. Joao Cancelo viene rindiendo a un nivel altísimo. Está entendiendo el juego y está tomando muy buenas decisiones. Y a esa creatividad, con y sin balón, hay que añadirle un plus de agresividad también muy importante para estirar al equipo en el último tercio, cerca de la frontal rival, y brindar una profundidad muy necesaria a un sistema que resuelve su ataque posicional desde el movimiento y no imperiosamente desde el desborde (pues no todos sus futbolistas tienen capacidad de superar con balón al pie). Sea como fuere, juegue cerca del carril central, como lo ha venido haciendo hasta la recuperación de Kevin de Bruyne, o por fuera, si finalmente regresa cerca de la cal, una cosa está clara: Joao Cancelo es una bendición para Pep Guardiola, y viceversa. El de Santpedor parece dispuesto a cambiarle la carrera al luso, y este, con todo su talento bien potenciado, está ayudando a Pep en un momento clave: es el mejor City desde que llegó a Mánchester.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Romena Fogliati/Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Estuve en Mestalla en el último partido de Cancelo con la camiseta del Valencia. Fue la primera jornada de liga 17-18 (1-0 vs Las Palmas), Joao jugó como jugador más adelantado en la banda derecha y sin duda fue el mejor del partido actuando, un puñal incansable. Que suerte la suya haberse cruzado con Pep.

Deja un comentario

*