El Porto supercampeón de Sérgio Conceiçao

Fans of Porto during the Primeira Liga match at the Estádio do Dragão, Porto
Picture by Pedro Lopes/Focus Images Ltd +54 936 360 807
10/05/2014

El Porto finaliza el año 2020 como supercampeón del fútbol portugués. El cuadro de Sérgio Conceiçao, vigente campeón de Liga y Copa, levantó este miércoles en el Estadio Municipal de Aveiro la Supercopa portuguesa ante el Benfica agrandando así su fuerte hegemonía en una competición que lleva dominando desde su origen oficial en 1981. Con esta, el Porto atesora ya 22 Supercopas de Portugal en las vitrinas de Do Dragao, 14 más que Benfica y Sporting de Portugal, aunque el Benfica, por ahora, sigue siendo el club más laureado del país luso (87 títulos, contabilizando las extintas Copa Ribeiro dos Reis o la Copa del Imperio, por 72 del Porto). Curiosamente, ninguno de los dos ocupa esta temporada el liderato de la Liga NOS, pues este honor le corresponde al Sporting, que aún no ha perdido ni una sola jornada de las 10 que se han disputado, pero esa es otra historia. Anoche, en el Municipal de Aveiro, el Porto fue mejor que el Benfica durante todo el encuentro. Lo fue con balón, en la primera parte, y lo fue también sin, ya en la segunda (aunque el Benfica pudo empatar muy al final, antes del 2-0, con una falta de Grimaldo que estrelló en la madera), en una versión mucho más reconocible a lo que se ha acostumbrado el equipo portuense bajo la batuta de Sérgio Conceiçao, que ayer festejó su quinto título en el banquillo de los Dragoes en apenas tres años. Dos Ligas, una Copa y dos Supercopas.

Porto 2 (Sergio Oliveira 25′, Luis Díaz 90′)
Benfica 0

Porto vs Away team - Football tactics and formations

El Porto adoptó una versión mucho más proactiva desde el arranque. Tratando de salir siempre con el balón jugado desde atrás, con Pepe y Chancel Mbemba en el centro de la zaga, y dos pivotes en medio campo, Sergio Oliveira y Mateus Uribe, a los cuales iba alternando constantemente en la fase de salida, porque unas veces era Oliveira el que bajaba entre centrales, otras Uribe y algunas, en cambio, ninguno de los dos lo hacía directamente, el cuadro portuense consiguió imponerse en la primera parte a través del balón en un escenario que hubiese sido puramente unidireccional de no haber sido por el uruguayo Darwin Núñez, el mejor futbolista del Benfica a lo largo del encuentro. A nivel táctico, en esos primeros pases, el Porto dejó dos detalles ciertamente interesantes para el desarrollo del análisis. El primero, como señalábamos, tenía que ver con el comportamiento de los pivotes, que varias veces retrasaron su posición a la misma altura que los centrales para plantear así una primera superioridad numérica ante los dos puntas del Benfica (Darwin Núñez y Luca Waldschmidt); y el segundo, relacionado con el anterior, con la posición de los dos volantes, Tecatito Corona y Otavio, que, en función de dónde y a qué altura se situasen los pivotes, se colocaban en una u otra zona para facilitar así la posesión vertical, directa y continua que trató de asentar Sérgio Conceiçao desde su pizarra.

Jorge Jesus se vio claramente superado por Sérgio Conceiçao. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd
Jorge Jesus se vio claramente superado en el encuentro por Sérgio Conceiçao. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd

Porque si uno de los dos pivotes, Oliveira o Uribe, bajaba a la misma altura que Pepe y Mbemba en la fase de salida del Porto, uno de los dos volantes, generalmente Otavio, que partía desde el costado izquierdo, se situaba cerca del otro pivote para fijar así el intervalo entre los dos puntas y los dos centrocampistas (Adel Taarabt y Julian Weigl) del Benfica. De esta forma, impidiendo que el Benfica pudiese morder directamente sobre centrales como consecuencia de esa primera superioridad numérica, al tiempo que situaba a su segundo volante (en este caso, Tecatito Corona) también por dentro, a la espalda de los dos pivotes de Jorge Jesus, el Porto tejió una especie de telaraña que maniató la fase defensiva de un Benfica que sufrió, y mucho, con las recepciones de Moussa Marega dentro del carril central. El delantero de Malí se impuso en todo momento por delante de la línea del balón, haciendo valer su físico y dándole mucha continuidad al juego de su equipo con balón al pie, y, de hecho, como luego ocurriría con Darwin Núñez, bastante activo en todo momento, fue el jugador que más veces consiguió girar el bloque de su rival.

Contenido relacionado: Darwin Núñez, regreso al futuro

El partido, en líneas generales, se explica a partir de los dos puntas. Moussa Marega, por parte del Porto, y Darwin Núñez, en el lado del Benfica, fueron los futbolistas que más problemas le plantearon al otro equipo. Marega, en una posición más centrada, y en un ataque algo más posicional, especialmente en la primera parte, y Darwin Núñez, más a campo abierto y con una influencia algo más extensa, con presencia en los tres carriles, les dieron constantes soluciones a sus equipos para, en cada caso, alimentar o cambiar la dinámica sobre la que se estaba jugando. Ambos son dos delanteros muy bien dotados físicamente, fuertes y resistentes en el cuerpo a cuerpo, con una zancada portentosa al espacio, y con una calidad técnica lo suficientemente desarrollada como para participar activamente en la fase ofensiva de sus equipos por delante de la línea del balón. Y de ambos, con más o menos acierto, porque lo cierto es que Pepe, central izquierdo de la defensa del Porto, se impuso varias veces a Darwin en situaciones de uno para uno, fue un encuentro en el que los portuenses, tras el descanso, decidieron conservar su ventaja en el resultado desde el espacio y no tanto a través de la pelota. Y desde ese posicionamiento, algo más reactivo en la segunda parte, consiguieron que nada más ocurriese en el encuentro hasta la acción del dos a cero. Ese es el sello de Sérgio Conceiçao, que anoche fue claramente superior a su homólogo Jorge Jesus. Y que podrá gustar más o menos, ya es cuestión de gustos, pero una cosa es innegable: está dando sus frutos.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Pedro Lopes/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*