Teun Koopmeiners ya es de verdad

Teun Koopmeiners of The Netherlands and James Maddsion of England in action during the UEFA Euro U21 2019 Qualifiers match at Carrow Road, Norwich
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
06/09/2018

Teun Koopmeiners es un futbolista tranquilo. Lo es en su día a día, cuando se viste de corto con el AZ Alkmaar, su actual equipo, y lo es también en citas más excepcionales, como el Europeo sub-21 de selecciones. En ese sentido, Teun Koopmeiners no engaña a nadie. Es muy buen futbolista y él lo sabe perfectamente. El neerlandés juega con la tranquilidad natural de esos (muy) pocos elegidos que con un pase pueden cambiar un partido. Y en ese sentido, Teun Koopmeiners se desenvuelve sobre el campo como si estuviese en el jardín trasero de su casa. El centrocampista del AZ Alkmaar juega cada fin de semana el partido que, si no fuese porque acaba de cumplir 23 años, diríamos que lleva varias décadas reproduciendo en la máxima élite. El jugador neerlandés está rompiendo esta campaña, y prueba de ello es que estamos claramente ante el talento joven sub-23 más hecho de todos los que hemos analizado esta temporada en MarcadorInt. Teun Koopmeiners ya es real.

Lo de Teun Koopmeiners es harina de otro costal. Es cierto que esta temporada en el AZ de Pascal Jansen, debido a las circunstancias, Teun Koopmeiners ha ocupado varias posiciones y ha adoptado distintos roles sobre el campo, pero el papel en el que más cómodo se desenvuelve es como centrocampista organizador en un AZ que le permite (porque así lo necesita el sistema) llegar bastante arriba para incorporarse y disparar. De hecho, el golpeo de balón es una de sus principales virtudes y una de las mayores certezas del AZ AlkmaarKoopmeiners es zurdo, y, como es lógico, siempre que puede trata de utilizar su pie izquierdo porque tanto en jugada como a balón parado el neerlandés posee un disparo poderosísimo con el empeine-interior de su mejor pierna en el que aúna a partes iguales potencia y colocación. Koopmeiners es un gran lanzador. Y para muestra, un botón: de los 15 goles que ha marcado en la Eredivisie 2020-2021, dos han sido de falta directa, siete de penalti y seis de jugada, como el que le hizo hace unas pocas semanas al PSV incorporándose a la frontal y chutando con su pie derecho. Porque Koopmeiners, pese a ser zurdo, también utiliza su pierna menos hábil. Lo hace en asociaciones cortas al primer toque, especialmente en situaciones de presión rival, y lo hace en todas esas acciones en las que la jugada así lo requiere. Es decir, Teun Koopmeiners no es un futbolista que extienda al juego su condición de utilizar siempre su pie izquierdo, que es algo que sí hemos analizado en otros jóvenes esta temporada, sino que si la jugada demanda un pase rápido y él no está perfilado para la zurda, usa la derecha aunque el grado de acierto, lógico, no sea tan puro.

Aficionados del AZ Alkmaar en las gradas durante un partido. Foto: Joep Joseph Leenen/Focus Images Ltd
Aficionados del AZ Alkmaar en las gradas durante un partido. Foto: Joep Joseph Leenen/Focus Images Ltd

La primera actuación de Teun Koopmeiners en este Europeo sub-21 fue impactante. Lo fue, sobre todo, porque el centrocampista neerlandés jugó para su selección el partido que en otras circunstancias hubiese hecho Toni Kroos en el Real Madrid, por ejemplo, salvando evidentemente la distancia. Pero por establecer un paralelismo más tangible, lo cierto es que Koopmeiners tiene cosas del alemán en su fútbol, como si llevase años estudiando el comportamiento, las acciones y los recursos del internacional germano. De hecho, no sería extraño que el neerlandés tenga entre sus favoritos en YouTube los vídeos con los mejores skills de Toni Kroos, porque Teun Koopmeiners juega de un modo muy parecido al alemán del Real Madrid. Con y sin balón. Y tal es así que la actitud que el neerlandés exterioriza con sus gestos, como decíamos unas líneas más arriba, es la de un jerarca en potencia. Así de serio es el asunto. Es un futbolista que organiza los primeros pases de su equipo desde muy atrás, que incluso lateraliza su posición en un costado (curiosamente, también en el sector izquierdo), que juega siempre con la cabeza levantada y que, a través del pase, tiene la capacidad de darle a su equipo la posibilidad de instalarse en suelo rival y dominar con el balón controlado. De hecho, Teun Koopmeiners es un futbolista bastante activo en sus gestos. Con los brazos, antes y después de recibir, insiste mucho en ir colocando a todos los compañeros más cercanos a su posición para que la ocupación del equipo/selección, en las fases de posesión, sea potencialmente la más óptima para dominar a través del espacio. Eso es algo que nace de dentro, que es intrínseco del carácter del propio futbolista, y que Koopmeiners realiza con la naturalidad con la que cambia el juego.

Es cierto que esa aparente relajación con la que actúa, si es que puede definirse así, en ocasiones puede inducirle a errores no siempre forzados en la potencia o la dirección de la entrega, pero este es un peaje connatural a su propio fútbol que Koopmeiners asume como tal. Porque esa actitud, que en realidad debería ser considerada como una aptitud, es un antídoto muy eficaz en este fútbol de presiones adelantadas. En el AZ, desde una posición más centrada, muchas veces incluso entre los dos centrales, y en la selección, en ocasiones basculado sobre el sector izquierdo, lo cual le permite a su lateral coger algo más de vuelo mientras él escapa de la presión/posicionamiento rival, Teun Koopmeiners juega continuamente con el interior de su pie izquierdo para dirigir la circulación e ir activando cercanos, intermedios o alejados desde sus envíos y sus desplazamientos; aunque en el cambio de orientación, por lo general, a fin de darle una mayor potencia y altura al envío, tira algo más del empeine. El interior del pie es claramente su superficie de seguridad en el golpeo corto y desde el mismo consigue gestionar activa y directamente las posesiones de su equipo/selección en prácticamente cualquier altura y situación. No obstante, si Teun Koopmeiners hace tantas cosas, y todas, a simple vista, parecen tan sencillas, es porque mentalmente no sale nunca del partido. Si uno se fija en el neerlandés antes de recibir de sus centrales, por ejemplo, observará que como centrocampista tiene muy bien interiorizado en su repertorio ese gesto tan espontáneo y revelador en el que mueve varias veces la cabeza hacia los lados para mapear todo lo que va ocurriendo a su alrededor.

Teun Koopmeiners ante James Maddison en un partido entre selecciones sub-21. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd
Teun Koopmeiners ante James Maddison en un partido sub-21. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

De esta forma puede explicarse que el internacional neerlandés juegue tantas veces y tan bien de primeras, incluso en situaciones muy forzadas (por tiempo y espacio), en las que consigue darle a la circulación un balón de oxígeno para jugar con el hombre libre. Koopmeiners entiende el juego. Y lo que es aún mejor: sabe leerlo y descifrarlo sobre la marcha. Algo que le permite tener una actividad muy útil en la salida de balón de su equipo, haya o no presión por parte del rival, relacionarse con sus compañeros más cercanos, aunque no sea directamente a través de la pelota, como cuando rompe por delante de la recepción del extremo de su lado para estirar al equipo, y explorar zonas de remate en los metros finales con total determinación para llegar y disparar (a veces incluso sin controlar previamente el balón). Teun Koopmeiners es un futbolista con una incidencia muy extendida en todas las alturas y carriles, puesto que tampoco es inusual verlo actuar con mayor insistencia cerca del costado derecho, como también se le ha visto con esta selección sub-21, mientras que defensivamente, sin balón, su actitud es muy sacrificada en los esfuerzos. Koopmeiners salta directamente a la presión sobre el receptor cuando la pérdida se ha producido cerca de su zona, algo clave para alimentar la rápida recuperación del equipo, pero cuando toca defender en repliegues medios o bajos en campo propio, otro detalle bastante revelador de lo bien que sabe leer cada situación es que Koopmeiners defiende sobre la línea de pase (y no salta directamente sobre la referencia, lo cual desajustaría el posicionamiento del equipo), tratando de cerrar la opción que pueda existir tras su espalda, para después, si recupera, elegir la mejor opción para el equipo: lanzar al espacio o darse la vuelta y reiniciar la posesión. Teun Koopmeiners está en su mejor momento. Si la temporada pasada, también en el AZ, rompió el cascarón, en esta está confirmando todo lo que hace unos meses había dejado entrever. Es muy joven. Y por suerte, aún le queda mucha carrera por delante. Pero por Koopmeiners uno ya podría poner la mano en el fuego para decir que será uno de los mejores en su posición.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Teun Koopmeiners
Edad: 23 años
Equipo: AZ Alkmaar
País de nacimiento: Países Bajos
Posición: Centrocampista

Cada lunes, el análisis de un joven talento en edad sub-23.

– 22 de marzo: Bryan Gil
– 15 de marzo: Pedro Neto
– 8 de marzo: Jude Bellingham
– 1 de marzo: Jamal Musiala
– 22 de febrero: Matthew Hoppe
– 15 de febrero: Sergio Arribas
– 8 de febrero: Ozan Kabak
– 1 de febrero: Nicolò Rovella
– 25 de enero: Emile Smith Rowe
– 18 de enero: Ryan Gravenberch
– 11 de enero: Gianluca Frabotta
– 4 de enero: Curtis Jones
– 28 de diciembre: Wesley Fofana
– 21 de diciembre: Florian Wirtz
– 14 de diciembre: Illan Meslier
– 7 de diciembre: Jérémy Doku
– 30 de noviembre: Eberechi Eze
– 23 de noviembre: Darwin Núñez
– 16 de noviembre: Cristian Romero
– 9 de noviembre: Gianluca Scamacca
– 2 de noviembre: Rayan Aït-Nouri
– 26 de octubre: Giovanni Reyna
– 19 de octubre: Antony
– 12 de octubre: Matheus Cunha
– 5 de octubre: Tariq Lamptey
– 28 de septiembre: Dominik Szoboszlai
– 21 de septiembre: Marash Kumbulla
– 14 de septiembre: Adil Aouchiche

Foto de portada: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*