Gareth Southgate lo entiende mejor que nadie

Harry Kane is swamped by his team-mates after scoring for England during the 2022 FIFA World Cup Qualifiers match at the Air Albania Stadium, Tirana
Picture by Focus Images/Focus Images Ltd 07813 022858
28/03/2021

Inglaterra lo tiene claro. La selección de Gareth Southgate se ha metido en semifinales con un balance intachable (tras golear este sábado a Ucrania en cuartos): ocho goles a favor y cero en contra. Unos números soñados por cualquier equipo en una competición corta como una Eurocopa y que describen a la perfección lo que está siendo Inglaterra: una selección construida de atrás hacia delante, con mucho talento en todas las líneas (y también en el banquillo en cada partido), que está priorizando el control de su área por encima de cualquier otra zona o situación que tenga que ver con el juego. Inglaterra no está destacando por ser una selección muy vistosa en términos generales, las cosas como son, pues la plantilla tiene muy claro el guion de partido por el que está apostando Gareth Southgate priorizando por encima de cualquier cosa la integridad del bloque, y lo cierto es que la idea es lógica si se analiza desde el prisma del fútbol de selecciones, que evidentemente tienen menos tiempo de preparación que los equipos durante una temporada entera. Inglaterra controló ayer el choque ante Ucrania en todo momento desde la posesión, primero, y desde el espacio, después, llevando el partido a su terreno. Algo que Inglaterra está haciendo muy bien.

Ucrania 0
Inglaterra 4 (Kane 4′, 50′, Maguire 46′, Henderson 63′)

ENG vs UKR - Football tactics and formations

Porque Inglaterra salió desde el inicio a por el encuentro con un plan proactivo en su relación con el esférico. Salió a tener el balón, lo tuvo, y se plantó desde el arranque en la mitad del campo defendida por Ucrania con la intención de hacer daño atacando. Con Raheem Sterling (izquierda) y Jadon Sancho (derecha) en los costados, abiertos, y Mason Mount bastante liberado por dentro, de mediapunta, para ir a uno y otro costado siempre cerca de la pelota, Inglaterra buscó el modo de encarar y desbordar el repliegue bajo de una Ucrania que repitió el sistema del día ante Suecia: tres centrales, dos carrileros, un pivote, dos interiores y dos puntas, aunque con dos novedades muy interesantes, Oleksandr Zinchenko no fue carrilero sino interior y Taras Stepanenko se quedó en el banquillo para dar entrada en el costado izquierdo a Vitaliy Mykolenko. Pero la defensa por acumulación de Ucrania no fue sólida. De hecho, Inglaterra consiguió girar con facilidad a la última línea en la acción del primer tanto con una acción desde la izquierda de Raheem Sterling para asistir a Harry Kane en el área. El recorte por dentro de Sterling y el desmarque hacia fuera de Kane encajaron como dos piezas de un mismo puzzle y a partir de ese momento, en el minuto cuatro del partido, con 0-1 a su favor, Inglaterra entendió que debía gestionar su ventaja desde el espacio (sin balón).

Contenido relacionado: Los Patreonistas de MI tendrán todos los días un podcast exclusivo sobre la Eurocopa 2020

Southgate supo emparejar bien sus piezas con las del rival y el sistema de tres centrales y dos carrileros de Andriy Shevchenko le permitió un encaje sencillo al sistema inglés. Kane, Sterling y Sancho se saltaban inteligentemente sobre los tres centrales ucranianos y Mason Mount, Declan Rice y Kalvin Phillips marcaban al pivote y los dos interiores del centro del campo. De esta forma, emparejando hombre a hombre sus piezas con las de Ucrania, Inglaterra consiguió controlar la situación a través de esa presión intermedia (pues alternaba fases adelantadas con acciones más retrasadas) y cada recuperación se convertía en una rápida salida al espacio. Sin embargo, Sergey Kryvstov debió marcharse lesionado superada la primera media hora del encuentro, y su marcha, siendo el central interno en la defensa de tres hombres, obligó a Andriy Shevchenko a tener que cambiar de dibujo para pasar a un sistema 4-3-3 con Viktor Tsygankov y Andriy Yarmolenko en los costados. Una situación que cambió cosas, porque Inglaterra tardó en reajustar su presión ante la nueva salida de balón ucraniana, y que encontró en las botas de Roman Yaremchuk un buen aliado para hacer crecer a su selección por dentro desde sus apoyos con la pelota.

Jadon Sancho se estrenó como titular en esta Eurocopa ante Dinamarca. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd
Sancho se estrenó como titular en esta Eurocopa ante Ucrania. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

El delantero ucraniano empezó a recibir en este tramo del encuentro a espaldas de los dos mediocentros ingleses, Declan Rice y Kalvin Phillips, explotando ese intervalo entre ambos, y sus toques mejoraron automáticamente todas las circulaciones de Ucrania. Sin embargo, Yaremchuk se quedó solísimo en ese tipo de acciones, ya que ninguno de los dos extremos lo acabó de acompañar arriba, y tanto Harry Maguire como John Stones consiguieron echarle el lazo pronto antes de que la amenaza se convirtiese en un problema. Inglaterra volvió a golpear tras el descanso con el 0-2. Y poco después, en una acción de nuevo desde la izquierda entre Sterling y Luke Shaw, Kane puso el 0-3 en el marcador; doblete para un delantero que recobra sensaciones en el momento más indicado para su selección. Un resultado que lógicamente arruinó de golpe cualquier opción por parte de Ucrania. Henderson, desde el banquillo, hizo el 0-4 a balón parado. Y este detalle es otro a tener muy en cuenta en el análisis. Inglaterra ha recuperado su fortaleza a balón parado, que hasta el momento se le había resistido en esta Eurocopa. El segundo tiempo le sirvió a Gareth Southgate para probar cosas desde el banquillo, enchufar a los menos habituales y dar descanso a los más fijos, y el partido, en líneas generales, viene a constatar algo que todos veníamos sospechando antes incluso de que lo pudiésemos comprobar con nuestros propios ojos: Jadon Sancho es un futbolista diferencial en esta selección, pese a que este sábado no tuviese ninguna incidencia directa en el resultado de su selección, y es tan bueno, tan directo y tan vertical que su sola presencia le permite a Inglaterra jugar sin un lateral puro en su sector (derecho) y que Kyle Walker siga ejerciendo este rol de tercer central que tan buen rédito le está dando a una pizarra muy enfocada a tener un equilibrio de piezas por delante y por detrás del balón. Inglaterra supera con nota su único examen fuera de casa.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Focus Images/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*