Así son los seis participantes del Mundial de Clubes 2020

Robert Lewandowski of Bayern Munich during the UEFA Champions League match at Karaiskakis Stadium, Piraeus
Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019
22/10/2019

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

BAYERN MÚNICH

¿Por qué está aquí?

El Bayern de Munich se proclamó campeón de Europa el pasado 23 de agosto de 2020, saliendo vencedor del novedoso formato en final a ocho en Lisboa organizado por la UEFA. Fue su sexto entorchado europeo, y el equipo de Hansi Flick se convirtió en el primer equipo en toda la historia que se coronó campeón de Europa ganando todos los partidos del torneo. Ya en la fase de grupos obtuvo un impactante 2-7 ante Tottenham, en uno de los últimos partidos de Niko Kovac y con cuatro goles de Serge Gnabry, pero el equipo se convirtió realmente en una apisonadora con la llegada de Hansi Flick en noviembre de 2019. Su debut en Champions fue en la jornada 4 ante Olympiacos, y ganó tanto el duelo ante los griegos como los dos partidos siguientes a Estrella Roja y Tottenham, consagrándose primero de grupo. El 0-3 en febrero de 2020 en Stamford Bridge dejó la eliminatoria de octavos de final vista para sentencia, de cara a un partido de vuelta disputado ya en agosto. En cuartos, el Bayern destrozó al FC Barcelona de Quique Setién con un 2-8 que es historia de la Champions, generando de paso un auténtico terremoto en Can Barça. En semifinales, el Bayern ganó con suficiencia por 3-0 al Olympique de Lyon, la gran revelación de la recta final de la Champions, y en la final ganó por 1-0 al PSG de Neymar y Mbappé… con gol de Kingsley Coman, canterano del club parisino. 

¿Cómo está ahora?

El Bayern es líder de la Bundesliga con una renta de siete puntos sobre el Leipzig y ganó sobrado su grupo de Champions, sacándole también siete puntos al Atlético de Madrid (segundo clasificado) en sólo seis jornadas. Pero, a pesar de ello, la sensación que ha dejado el Bayern en algunos momentos de la temporada es de no ser tan efervescente en el juego como en el curso pasado. La pérdida de Thiago, la baja de octubre a diciembre de Alphonso Davies, la ausencia de Kimmich en el último mes de 2020 y el poco margen entre el final de una temporada y el comienzo de la siguiente le han restado algo de chispa al equipo durante la primera mitad de curso, aunque los resultados han seguido siendo, en general, muy buenos. El equipo de Flick ha sido capaz de dejar algunos marcadores incontestables en partidos cuyo guión invitaban a pensar en un resultado más ajustado: buen ejemplo de ello son las goleadas en Champions ante el Atlético (4-0) y ante el Salzburg (2-6) o el 5-2 ante el Mainz en el primer partido liguero de 2021, en que el Bayern perdía 1-2 al descanso, encuentros que demuestran el brutal poderío ofensivo del equipo. Sus últimas derrotas fueron ante el Mönchengladbach en Bundesliga a principios de enero (3-2, tras comenzar ganando 0-2) y en dieciseisavos de la DFB-Pokal ante el Holstein Kiel, en una eliminatoria que se fue a los penaltis y en la que el Bayern completó su peor actuación copera desde la 2000-01, cuando fue eliminado por el Magdeburgo en la misma ronda.

¿Qué experiencia tiene en torneos intercontinentales?

Menos de la que debería, porque de las cuatro oportunidades que tuvo de jugar la Copa Intercontinental, sólo la disputó en dos: en 1974, debido a la extrema dureza de los enfrentamientos ante clubes argentinos y uruguayos, el Bayern cedió su lugar al Atlético de Madrid para jugar ante Independiente. En 1975, el equipo bávaro debería haberse enfrentado al Rojo, pero ni ellos ni el Leeds United (subcampeón de Europa) quisieron jugar. Ya en 1976, el Bayern sí accedió a disputar el torneo ante Cruzeiro, al que venció 2-0 en Munich para asegurar el título tras el 0-0 en Belo Horizonte. Su segundo entorchado intercontinental ya se hizo esperar hasta 2001, año en que el Bayern venía de ganar la Champions ante el Valencia. Entonces, los bávaros vencieron en Japón a Boca Juniors, con gol de Samuel Kuffour en la prórroga. El tercer título fue ya en 2013, cuando el Bayern ganó el Mundial de Clubes de la mano de Pep Guardiola en tierras marroquíes: allí eliminó a Guangzhou Evergrande con un 0-3 en semifinales y ganó fácilmente en la final al Raja Casablanca (2-0, Dante y Thiago). 

La efecto de Hans-Dieter Flick en el Bayern fue inmediato. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd
El efecto de Hans-Dieter Flick en el Bayern Múnich fue inmediato. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd

¿Quién es su entrenador?

Hansi Flick, cuya trayectoria con el Bayern es absolutamente escandalosa. Ha dirigido 65 partidos hasta la fecha, con un registro de 55 victorias, 5 empates y 5 derrotas. Llegó en noviembre de 2019 para sustituir a Niko Kovac y acabó la temporada ganando el triplete, aderezado con las Supercopas alemana y europea. Si se lleva el Mundial de Clubes, igualará el sextete del Barça de Guardiola en 2009. Desde su llegada, el Bayern de Flick se ha asentado en un 4-2-3-1, teniendo como uno de sus éxitos más destacables la recuperación de Thomas Müller, que con Kovac se había convertido en un secundario y fue retirado prematuramente de la selección tras el Mundial de 2018. Con Hansi Flick, Alaba se asentó como central izquierdo y se certificó la explosión de Alphonso Davies. Si por algo destaca este Bayern, es por la cantidad infinita de recursos ofensivos con los que cuenta: el olfato de Lewandowski, los pases quirúrgicos de Kimmich, los movimientos indetectables de Müller entre líneas, la electricidad de Coman y Gnabry, las subidas de Alphonso Davies, las llegadas a la frontal de Goretzka… y eso en un equipo que sabe tener la pelota y moverla rápido, que también atesora capacidad para jugar en largo y que, como siempre en el Bayern, genera mucho peligro con los centros laterales. Una de las pocas debilidades que tiene este equipo son los espacios a la espalda de su defensa si el rival le salta la presión, algo que no es fácil de ver por el gran trabajo de todas las piezas. A Flick también hay que reconocerle su apuesta por los jóvenes, como la del wonderkid Jamal Musiala, que sólo tiene 17 años y ya huele a centrocampista de absoluta élite. 

¿Quiénes son sus futbolistas destacados?

Es justo mencionar en primer lugar a Robert Lewandowski, ganador del The Best y gran candidato al Balón de Oro si France Football no hubiera cancelado su entrega. Acabó la pasada Bundesliga con 34 goles en 31 partidos y la Champions con 15 goles en 10 partidos. Este año, ya lleva 24 dianas en 18 jornadas ligueras (1,33 goles de media). Joshua Kimmich es el alma del equipo. Es fino en el pase, es un centrador maravilloso, es intenso en las disputas, tiene muchísimo carácter, todas las posesiones pasan por él y, por si fuera poco, puede jugar a nivel élite también de lateral. Es un auténtico superdotado del fútbol, el mejor centrocampista del mundo sin discusión. En la meta, Manuel Neuer ha recuperado un nivel que parecía perdido y en 2020 volvió a ser decisivo con sus paradas. En la zaga, David Alaba vive sus últimos meses como jugador del Bayern, donde terminará su carrera en el club jugando como central zurdo y demostrando, una vez más, su capacidad de adaptación. El austríaco es otra de las patas de esta columna vertebral, completada por un Thomas Müller absolutamente revitalizado y que nos ha recordado a todos el jugador que es: su estilo de juego es imperecedero y su presencia es condición sine qua non para que el Bayern rinda como la máquina perfecta que es. Mención de honor para Alphonso Davies en el lateral izquierdo y para la pareja de extremos Coman-Gnabry. 

PALMEIRAS

¿Por qué está aquí?

Palmeiras se proclamó hace unos días campeón de la Copa Libertadores 2020. El cuadro brasileño derrotó a otro equipo paulista en la final disputada en Maracaná, el Santos de Cuca, conquistando así la segunda Copa Libertadores de toda su historia. Palmeiras volvió a conquistar el gran título del fútbol sudamericano dos décadas después. La última vez había sido en el año 1999 ante Deportivo Cali, y desde entonces solo había disputado tres semifinales más (2000, 2001 y 2018), pero solo un año llegó hasta la final (2000), que en este caso acabó perdiendo ante Boca Juniors. En una edición atípica de la Copa Libertadores a causa de la pandemia, Palmeiras acabó líder de su grupo en la primera ronda, con 16 puntos de 18 posibles ante Guaraní, Bolivar y Tigre, y esa primera plaza le permitió enfrentarse a los dos peores segundos de esa fase de grupos en las rondas de octavos (Delfín) y cuartos de final (Libertad). En la ida de semifinales, disputada en Avellaneda y no en El Monumental (por unas obras que mantienen inhabilitado el estadio), el Verdao sorprendió con un contundente 0-3 ante River Plate. Sin embargo, en la vuelta, jugada en Brasil, los de Marcelo Gallardo se quedaron muy cerca de remontar la eliminatoria (0-2). En la final, Palmeiras se impuso en el descuento con un cabezazo de Breno. El Verdao, a diferencia de Corinthians, Santos y Sao Paulo, aún no ha ganado el Mundial de Clubes.

Contenido relacionado: Palmeiras vuelve a reinar en Sudamérica – Análisis de la final de la Copa Libertadores

¿Cómo está ahora?

Anímicamente, Palmeiras llega lanzado a este Mundial de Clubes, pues además tendrá la oportunidad de romper con eso que sus vecinos de Sao Paulo le han repetido hasta la saciedad: O Palmeiras não tem mundial. En el Brasileirao el equipo es quinto ahora mismo, con 52 puntos en 32 jornadas, un punto por encima de Gremio (1º) y 10 por debajo del líder de la competición, Internacional. La racha reciente de resultados es negativa, con una única victoria en las últimas cinco jornadas, pero hay que entender que las circunstancias han sido especiales y Abel Ferreira ha dosificado a muchos de sus titulares en varios partidos para que estos llegasen lo más frescos posibles a las eliminatorias de la Copa Libertadores. Este mes de febrero, además del Mundial de Clubes 2020, el Verdao se enfrentará a Gremio en la final de la Copa de Brasil, que se disputará a doble partido, por lo que Palmeiras aún tiene la oportunidad de sumar un título más a sus vitrinas esta temporada. Es el efecto Abel Ferreira.

¿Qué experiencia tiene en torneos intercontinentales?

En el año 1951, con el Maracaná recién inaugurado, Palmeiras derrotó a la Juventus en la Copa Rio, una competición precursora de lo que después sería la Intercontinental, aunque la FIFA nunca ha reconocido oficialmente esta competición, y el Verdao no ha ganado nunca un Mundial de Clubes. Lo más cerca que estuvo de conseguirlo fue en el año 1999, cuando llegó a la final de la Copa Intercontinental tras haberse coronado campeón de su primera Copa Libertadores ese mismo año, pero cayó ante el campeón de Europa (1-0), el Manchester United de Giggs, Keane, Scholes, Beckham y Solskjaer, entrenado por Sir Alex Ferguson.

Abel Ferreira es el el tercer técnico europeo que ha ganado la Libertadores. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd
Abel Ferreira es el tercer técnico europeo que ha ganado la Libertadores. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd

¿Quién es su entrenador?

Abel Ferreira llegó a Palmeiras en octubre de 2020. El portugués tomó las riendas del Verdao tras la salida de Vanderlei Luxemburgo, y en solo unos meses ha conquistado la Copa Libertadores y ha clasificado a Palmeiras a la final de la Copa de Brasil. El técnico portugués, a sus 42 años, se convirtió el pasado sábado en Maracaná en el tercer entrenador europeo que ha levantado la Copa Libertadores (después de Mirko Jozic, en 1991, y de Jorge Jesus, en 2019). Abel Ferreira se ganó al vestuario de Palmeiras en muy poco tiempo, y las opiniones de todos sus futbolistas concuerdan en señalar que es un entrenador tranquilo, inteligente y muy sagaz, con un gran conocimiento táctico. “Se enfoca bastante en la cuestión táctica y en la estrategia de juego. Entrenamos bastantes cosas específicas, cómo atacar, cómo defender, cómo pararnos en las pelotas paradas. Hoy entramos en el campo sabiendo al 100% cómo jugar”, comentó hace unos días el propio Gustavo Scarpa, futbolista de Palmeiras, a la cadena ESPN. Antes de llegar al Verdao, Abel Ferreira, exfutbolista de Peñafiel, Vitoria Guimaraes, Sporting de Braga y Sporting CP (donde se retiró en el año 2011), pasó por los banquillos de Sporting CP y SC Braga, precisamente, antes de recalar en el PAOK, en Grecia (2019-20), que fue el último club que dirigió antes de llegar al Verdao.

¿Quiénes son sus futbolistas destacados?

Palmeiras cuenta con una nómina interesantísima de futbolistas jóvenes. Patrick de Paula (21 años), Gabriel Verón (18) y Danilo (19) son tres jugadores con una grandísima proyección que compensan la veteranía de otros hombres más experimentados, como Luiz Adriano (33) o el mítico Felipe Melo (37). Patrick de Paula es un pivote de bastante trabajo en la recuperación dotado de un pase vertical desde el cual consigue lanzar los contragolpes de Palmeiras. Luiz Adriano, el ex delantero del Shakhtar Donetsk y el AC Milan, es el goleador de este equipo. Gabriel Menino es un futbolista muy implicado en labores defensivas, especialmente cerca de la banda, y con un gran recorrido para incorporarse al ataque. Y Rony, el mejor futbolista de la final de la Copa Libertadores, es un extremo que puede jugar en cualquiera de los perfiles, muy insistente, rápido y fuerte físicamente, y con un repertorio técnico (entre pases, disparos y recortes) muy interesante para la pizarra de Palmeiras.

AL-AHLY

¿Por qué está aquí?

Este es su sitio natural. Por eso está aquí. El Al-Ahly es el gran faraón del futbol africano. Nadie tiene tantos títulos como ellos, nadie ha ganado tanto. Siete años después de su última aventura en un Mundial de clubes, lo tenemos de vuelta a un torneo que ha jugado ya en cinco ocasiones. Y una vez acabó tercero, en 2006, cuando casi derrota al Inter de Porto Alegre en las semifinales. Con 9 Champions africanas ganadas, el club cairota ha demostrado su grandeza una y otra vez. No ha dejado de ganar pese a todos los problemas vividos por la sociedad egipcia, con golpes de estado, muertos y violencia como la que acabó con la vida de más de 70 hinchas del club en un estadio de Port Said en 2012. Este 2020, el Al-Ahly consiguió ganar la denominada “batalla del siglo”, pues por primera vez se enfrentaron en la final de la Champions africana los dos grandes rivales de la capital egipcia: el Al-Ahly y el Zamalek, su vecino, entidad que tiene cinco títulos africanos, el último en 2002. Como no, se salió con la suya el Al-Ahly. Dirigido por el entrenador sudafricano Pitso Mosimane, ganaron por 2-1 gracias a un gol de Mohamed Magdy en el minuto 85 de partido. Su periplo en la Champions fue casi perfecto, pues solamente perdió un partido, en la fase de grupos contra el Etoile de Sahel.

¿Cómo está ahora?

En forma. En la liga solamente ha cedido dos empates después de las primeras ocho jornadas de liga. Además, ya ha debutado en una nueva edición de la Champions africana goleando al Sonidep de Níger. La última derrota oficial del club fue el 22 de agosto del 2020, cuando en un partido de liga, el Zamalek se impuso por 3-1. La venganza del equipo dirigido por Pitso Mosimane llegaría en la final de la Champions, como no. El Al-Ahly llega el Mundial sin ninguna baja, aunque Pitso Mosimane ha dado un tirón de orejas a sus jugadores, pues en el último partido antes de volar a Doha, ganaron 3-2 un partido que perdían 0-2 contra el Al-Mokawloon. “Jugando así no ganaremos nada en el Mundial, nunca había estado así de enfadado desde que llegué a Egipto”, dijo.

¿Qué experiencia tiene en torneos intercontinentales?

Esta será la sexta aventura en el Mundial de Clubes de un club con mucha experiencia a nivel internacional, incluso en otros torneos intercontinentales menos conocidos como la Copa Afro-Asiática ganada en 1989 o el Campeonato de Clubes Árabes ganado en 1996. En el Mundial de clubes debutó con mal pie en 2005, pues perdió en los cuartos de final 1-0 contra el Al-Ittihad saudita, finalizando sexto después de perder en el partido por el quinto lugar contra el Sydney FC. En 2006, mejoró su prestación, eliminando al Auckland City por 0-2 en cuartos de final con un gol de su gran leyenda, Aboutrika. En semifinales, perdió 2-1 contra el Inter de Porto Alegre, aunque se aseguró la tercera posición derrotando al América mexicano por 2-1, con dos goles de Aboutrika. En 2008, el Pachuca mexicano los derrotó por 4-2 en la prórroga de los cuartos de final y el Al-Ahly finalizó sexto, pues perdió contra el Adelaide United australiano por 1-0. En 2012 llegó a las semifinales eliminando al Sanfrecce Hiroshima japonés por 2-1, aunque el Corinthians brasileño los derrotó por 1-0. El Al-Ahly acabó cuarto, pues perdió en la final de consolación contra el Monterrey mexicano por 2-0. Y en su última aventura, el 2012, una decepción. En cuartos de final perdió contra el Guangzhou Evergrande chino por 2-0, finalizando sexto pues sumo otra derrota después, contra el Monterrey por 5-1.

Aficionados del Al-Ahly en las gradas. Foto: Saiflee100 bajo licencia Creative Commons 4.0
Aficionados del Al-Ahly en las gradas. Foto: Saiflee100 bajo licencia Creative Commons 4.0

¿Quién es su entrenador?

Toda una leyenda, Pitso Mosimane. El sudafricano se ha convertido en el primer entrenador de la África subsahariana capaz de ganar la Champions con un club del norte del continente. Campeón de la Champions en 2016 con el Mamelodi Sundowns de su país, Mosimane fue fichado en octubre del año 2020 por el Al-Ahly, que se había quedado sin su entrenador, el suizo René Weiler. Curiosamente, lo ficharon poco después de la victoria de Al-Ahly en los cuartos de final de la Champions……sobre el Mamelodi Sundowns de Mosimane. O sea, ficharon al entrenador al qué habían eliminado. Una apuesta que provocó debates, aunque salió bien. Tipo temperamental, Mosimane afirma estar bendecido por Dios, tiene una autoestima más grande que las Pirámides de Egipto y le gusta el fútbol ofensivo.

¿Quiénes son sus futbolistas más destacados?

El portero Mohamed El Shenawy brilla con luz propia. En la Champions de la temporada anterior fue una de las claves del club cairota. En ataque, destacan jugadores como el centrocampista Marwan Mohsen, uno de los líderes del equipo, y la potencial del jugador de Mali Aliou Dieng. Mohamed ‘Afsha’ Magdy tiene pólvora en sus botas, como demostró en la finalAunque los goles los suele poner el experimentado delantero Mahmoud Abdul ‘Kahraba’. En defensa, el marroquí Badr Banoun ocupa la banda derecha y el tunecino Ali Maaloul, la izquierda. Dos laterales con proyección ofensiva.

TIGRES UANL

¿Por qué está aquí?

Tigres de la UANL (Universidad Autónoma de Nuevo León) conquistó en diciembre de 2020 la Liga de Campeones de la Concacaf por primera vez en su historia. Lo hizo tras remontar en un vibrante encuentro ante otro equipo virgen en la competición, el neonato Los Angeles Football Club. El conjunto mexicano triunfó al fin en una edición diferente debido a la pandemia: después de suspenderse en marzo, con algunos cruces de cuartos de final ya en juego, la Concachampions no pudo reanudarse hasta diciembre, 9 meses después. Todos los partidos que restaban por disputarse tuvieron lugar en Orlando, EEUU, entre el 15 y el 22 de diciembre, con las semifinales y final a partido único. La ronda que más sufrió Tigres fue la de los ya lejanos octavos de final, con un épico protagonista: el guardameta Nahuel Guzmán, que marcó el gol que cerraba la remontada y daba el pase a los suyos en el 94’ frente a Alianza de El Salvador. Después de eso, Tigres demostró ser el equipo más solvente de la competición tras el parón. Al 0-1 logrado ante el New York City en marzo en la ida de los cuartos, le añadió un contundente 4-0 en la vuelta disputada en diciembre. En semifinales, también se mostraron netamente superiores al Olimpia hondureño (3-0). En la gran final, el LAFC de Bob Bradley capitaneado por Carlos Vela les puso en serios aprietos. Los estadounidenses dominaron el juego y el marcador hasta los últimos veinte minutos de encuentro, cuando un cabezazo del central Hugo Ayala y un derechazo del mito francés André-Pierre Gignac le dieron la vuelta el encuentro y el primer título continental a los mexicanos.

Contenido relacionado: Tigres es el nuevo rey de la Concachampions – Análisis de la final ante LAFC

¿Cómo está ahora?

El Mundial de Clubes comienza apenas un mes después de la consecución de la Concachampions. En este tiempo, Tigres ha comenzado la búsqueda del Apertura 2021 de la Liga MX, con apenas un par de jornadas disputadas aún. Curiosamente, a pesar de haberse consagrado como el campeón continental, el conjunto de Nuevo León estuvo lejos de ser el equipo dominante en su país en los últimos meses. En el torneo Guard1anes 2020, la edición especial de la liga celebrada tras el parón por la pandemia, los chicos de “Tuca” Ferreti acabaron la fase regular en sexta posición. Lograron clasificarse para el playoff por el título a través de una liguilla de repesca, pero cayeron ante Cruz Azul en los cuartos de final disputados en noviembre. Ahora, buscan reeditar su título más reciente, el Clausura de 2019, para tratar que la década que está comenzando sea tan esplendorosa como la que acaba de cerrarse. Tigres había sido un club con escaso éxito desde su creación en 1960, alzando la liga sólo en 1978 y 1982, pero desde 2010 se ha convertido en uno de los grandes del país por méritos propios, conquistando cinco títulos más y convirtiéndose en el club más laureado del país en ese periodo.

¿Qué experiencia tiene en torneos intercontinentales?

Esta será la primera participación de Tigres en un Mundial de Clubes, después de lograr su primer título continental. Era algo que se le venía resistiendo a la entidad de Nuevo León a pesar de haberlo rozado con los dedos recientemente. En 2015, cayeron en la final de la Copa Libertadores frente a River Plate de Gallardo, en el penúltimo año en que los conjuntos mexicanos pudieron participar en el torneo de la CONMEBOL. Desde entonces, llegaron también a la final de la Concachampions en 2016, 2017 y 2019 sin lograr alzar el trofeo en ninguna de ellas. La derrota más dolorosa fue seguramente la última, por producirse frente a su íntimo rival regional: Monterrey. Se convertirá, por tanto, en el octavo equipo mexicano en disputar el Mundial de Clubes, sumando la 16ª participación para México, que es el país que más veces ha estado presente en la competición.

André-Pierre Gignac volvió a ser el héroe de Tigres en la Concachampions. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd
André-Pierre Gignac volvió a ser el héroe de Tigres en la Concachampions. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

¿Quién es su entrenador?

El veterano técnico brasileño Ricardo “Tuca” Ferretti es toda una institución en México y en Tigres. Se nacionalizó mexicano después de disputar gran parte de su carrera como jugador en México en los 70s y 80s, y desde entonces ha ejercido siempre como entrenador en el país de la tricolor. Es el técnico que más títulos ha ganado en México y el que más partidos ha entrenado. Sus primeras etapas exitosas fueron con Pumas, el conjunto en el que más temporadas jugó, y con Toluca, con quien levantó su primera Concachampions como entrenador. Actualmente se ha convertido en un emblema de Tigres, club al que ha dirigido en tres etapas: de 2000 a 2003, un breve lapso en 2006, y desde 2010 hasta la actualidad, en lo que supone la consolidación de un largo matrimonio. Es bajo el mandato de “Tuca” Ferretti que el club de Nuevo León se ha convertido en uno de los pesos pesados del país, ganando cinco de sus siete ligas y su primer título continental. Ferretti, además, ha actuado como técnico interino de la Selección Mexicana en tres cortos intervalos, en 1993, 2015 y 2018, sumando 11 encuentros en total al cargo de la “Tri” entre los tres periodos.

¿Quiénes son sus futbolistas más destacados?

André-Pierre Gignac es, indiscutiblemente, el jugador más emblemático de Tigres. A sus 35 años, el delantero francés afronta su sexto año como buque insignia del conjunto de Nuevo León. Lo que en su momento se vio como un fichaje algo estrambótico ha resultado un éxito para ambas partes, con Gignac cosechando números brillantes y apareciendo en los momentos más gloriosos de la historia de Tigres, como el gol de la victoria en la final continental frente a LAFC. El internacional francés ha sido máximo goleador del equipo y de la Concachampions en esta edición, lo que asegura que aún le queda gasolina para rato. Tigres ha perdido pólvora arriba recientemente con la marcha de contrastados goleadores como Edu Vargas o Enner Valencia. No obstante, recuperó en verano a la perla uruguaya Leo Fernández, uno de los jugadores más estimulantes del campeonato mexicano, y cuenta con los hermanos Luis y Julián Quiñones en la línea de ataque, así como el uruguayo Nico López y el mexicano ex de la liga española Javier Aquino. Otro conocido de La Liga, Guido Pizarro, comanda el centro del campo, mientras que Hugo Ayala, Carlos Salcedo y Francisco Meza lideran la defensa. En la portería, el argentino Nahuel Guzmán, héroe ante Alianza, guarda los palos a sus 34 años de edad.

ULSAN HYUNDAI

¿Por qué está aquí?

Es el flamante campeón de la Champions League de Asia de 2020. Sin ser favorito, derrotó en diciembre -cuando se disputó prácticamente toda la edición del torneo de manera exprés en una sede neutral- a conjuntos que a priori disponían de mayores talentos extranjeros, como Beijing Gouan en cuartos de final (2-0) o Vissel Kobe en semifinales (2-1). En la final se deshizo del Persepolis iraní por 2-1 gracias a dos tantos desde el punto de penalti de Junior Negrao, su gran referencia hasta la semana pasada, cuando decidió marcharse del club -parece que firmará por un conjunto chino y no estará en la cita catarí-. En los partidos de mayor exigencia fue capaz de estructurarse de manera ordenada, saliendo con rapidez al contragolpe y forzando penas máximas con una sorprendente asiduidad -cuatro de sus seis goles en las tres últimas rondas fueron desde los once metros-.

¿Cómo está ahora?

No ha disputado ningún partido oficial desde la final de la Champions el pasado 19 de diciembre. La liga coreana no empieza hasta el mes de marzo, y la nueva edición de la Liga de Campeones arrancará a finales de abril. Esa inactividad, junto a la marcha de hombres destacados como Negrao o Lee Keun-Ho, se ha citado en los últimos días como un claro hándicap en los medios coreanos. El equipo llegó con una considerable antelación a Catar, por lo que su aclimatación al lugar de la competición -que ya conoce porque allí se disputó la fase final de la Champions- será más óptimo que el de la mayoría de rivales.

¿Qué experiencia tiene en torneos intercontinentales?

Será su segunda participación tras la del Mundial de Clubes de 2012, en el que perdió sus dos únicos encuentros: por 1-3 el de cuartos de final ante Monterrey (curiosamente un rival de la misma ciudad que Tigres, el que será ahora su primer oponente en la edición de 2020) y por 2-3 el duelo por la quinta plaza frente a Sanfrecce Hiroshima. Lee Keun-Ho anotó hace ocho años el tanto ante el conjunto mexicano y parecía que iba a ser el único superviviente de aquella aventura que repitiera en Catar, pero acaba de marcharse cedido a Daegu FC, por lo que no quedará nadie en la plantilla coreana que ya haya vivido la experiencia intercontinental.

Lee Chung-Yong pasó por las filas del Crystal Palace entre 2015 y 2018. Foto: Simon Moore/Focus Images Ltd
Lee Chung-Yong pasó por las filas del Crystal Palace entre 2015 y 2018. Foto: Simon Moore/Focus Images Ltd

¿Quién es su entrenador?

Hong Myung-Bo. El mítico ex defensor central, autor del último gol de la tanda de penaltis contra España en el Mundial 2002 y elegido Balón de Bronce del mismo certamen, vuelve a ocupar un banquillo por primera vez desde 2017, cuando tuvo una mala experiencia en el fútbol chino descendiendo a segunda división con el Hangzhou Greentown. Pero su carrera como entrenador ha estado marcada por dos resultados muy diferentes al frente de la selección coreana: con la Olímpica conquistó una histórica medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de 2012 y con la absoluta no fue capaz de ganar ni un solo partido en el Mundial de 2014. Su fichaje por Ulsan fue una absoluta sorpresa, ya que la directiva decidió prescindir de los servicios del técnico con el que había ganado la Champions asiática, Kim Do-Hoon, a los pocos días de levantar el prestigioso trofeo. Quedar segundo por detrás de Jeonbuk tanto en la liga como en la copa le costó el puesto.

¿Quiénes son sus futbolistas destacados?

Tras la marcha de Negrao, el equipo se ha quedado sin su principal referente goleador: el brasileño anotó siete goles en el título de la Champions (cinco de ellos entre los cuartos, las semifinales y la final) y acabó como máximo anotador de la K-League 2020. Sin él, deberá dar un paso hacia adelante el altísimo noruego de origen norteamericano Bjorn Johnsen, que habitualmente era su suplente y que llegó a jugar en la Tercera y la Segunda B españolas con el Antequera y el Atlético Baleares. O tendrá que ofrecer un rendimiento inmediato el austríaco Lukas Hinterseer, un delantero recién fichado del Hamburgo. De los dos coreanos más mediáticos de la plantilla campeona, uno se ha ido (el ex lateral izquierdo del Dortmund Park Joo-Ho, que ha firmado por el Suwon) y el otro continúa: el extremo Lee Chung-Yong podrá aportar toda la experiencia adquirida durante años en el fútbol europeo (Bolton, Crystal Palace y Bochum). La habilidad de Kim In-Seong moviéndose por la izquierda es uno de los principales factores de desequilibrio de un bloque que se estructura con mucho orden y que se hace fuerte por dentro gracias al trabajo del corpulento central neerlandés Davy Bulthuis y de la pareja de pivotes integrada por Yoon Bit-Garam y Won Du-Jae.

AL-DUHAIL

¿Por qué está aquí?

Al-Duhail es el vigente campeón de la Liga de Catar, el país anfitrión del Mundial de Clubes. Al-Duhail conquistó la liga catarí la temporada pasada con un solo punto de margen sobre el segundo clasificado, Al-Rayyan. El Al-Sadd de Xavi Hernández quedó tercero, siete puntos por debajo del campeón. El título de Liga lo ganó con Walid Regragui en su banquillo, que estuvo un total de 18 partidos al frente de Al-Duhail y tomó las riendas del equipo a mitad de temporada tras relevar de su cargo a Rui Faria, el ex ayudante técnico de José Mourinho durante años (incluido en el Real Madrid). Todo ello en una temporada en la que Al-Duhail no fue el equipo más goleador del campeonato, pues ese honor volvió a ser de Al-Sadd, pero el campeón sí consiguió hacer de su defensa una de sus principales fortalezas: con 16 tantos encajados en las 22 jornadas de liga disputadas, Al-Duhail levantó el título con una diferencia positiva de 22 goles a su favor. Pese a caer ante Al-Sadd a falta de tres partidos para acabar la temporada, club con el que también perdió en la semifinal de la Copa del Emir, sus dos victorias ante Al-Khor y Al Ahli le mantuvieron en el liderato para conquistar la liga catarí.

¿Cómo está ahora?

Al-Duhail llega a este Mundial de Clubes segundo en la Liga de Catar. Al-Sadd es líder en solitario de la competición, con 38 puntos en las 14 jornadas que se han disputado hasta la fecha y le saca 11 puntos de ventaja al equipo que actualmente dirige el galo Sabri Lamouchi. Al-Duhail aplastó hace solo unos días a Al Ahli en los octavos de final de la Copa del Emir con un contundente seis a cero, aunque en Liga no gana desde el pasado 8 de enero. Hace dos jornadas volvió a medirse al equipo de Xavi Hernández, y Al-Sadd volvió a ser muy superior en un partido que acabó tres a uno. A finales de este mes de febrero Al-Duhail se medirá a Al-Shamal en los cuartos de final de la Copa del Emir y llega a este Mundial de Clubes clasificado directamente para cuartos, donde se enfrentará a Al-Ahly, debido a la renuncia que hizo Auckland City a jugar este año el Mundial de Clubes por la pandemia. El encuentro ante Al-Ahly, ya en la segunda ronda, se disputará este jueves.

¿Qué experiencia tiene en torneos intercontinentales?

Esta será su primera participación en un Mundial de Clubes. Al-Duhail ascendió a la primera división del fútbol catarí en la temporada 2009-2010 y desde entonces ha levantado siete ligas, tres Copa del Emir, otras tres Copas del Príncipe de la Corona de Catar y dos Supercopas del país. A nivel internacional, su primera participación en la Liga de Campeones de la AFC fue en el año 2012, donde fue eliminado en la ronda de octavos de final por el Al Nassr de los Emiratos Árabes Unidos. La temporada pasada, en cambio, no consiguió superar la fase de grupos quedando por debajo de Persepolis FC y Al Taawon, los dos equipos clasificados para octavos, con nueve puntos en las seis jornadas que disputó.

¿Quién es su entrenador?

Sami Lamouchi llegó al banquillo de Al-Duhail en octubre del año 2020. Desde entonces, ha dirigido diez partidos en el equipo catarí y cuenta con una media de 1,5 puntos por encuentro. Este entrenador francés, nacido en Lyon en 1971, fue futbolista profesional y se retiró precisamente en Catar, en el año 2009, en el Al-Kharitiyath. Antes, en su carrera como jugador, ganó dos Ligue 1, una con el AJ Auxerre y otra con el AS Mónaco, una Copa de Francia, una Copa de Italia con el Parma y una Copa del Emir de Catar con Umm-Salal. En el banquillo, como entrenador profesional, cuenta con un título oficial en su palmarés: una Copa del Príncipe de la Corona de Catar, en 2014, dirigiendo a El-Jaish SC. Sami Lamouchi ha sido seleccionador de Costa de Marfil, entre los años 2012 y 2014, y además ha pasado por el Stade Rennais (2017-2018) y por un bicampeón de Europa como el Nottingham Forest.

¿Quiénes son sus futbolistas destacados?

El brasileño Edmilson Júnior, de 26 años, fue el máximo goleador de Al-Duhail la temporada pasada, con 12 goles en 29 partidos, siendo clave en el título de Liga conquistado por el equipo, y este curso sus números son aún mejores: lleva 12 tantos en 12 encuentros oficiales entre la Liga (10 goles en 11 jornadas) y la Copa del Emir (dos dianas en un único partido). Además de Edmilson Júnior, Mohammed Muntari (11 goles) y Almoez Ali (10) fueron los otros dos máximos artilleros del equipo. Este curso, ya sin Mario Mandzukic que quedó libre para fichar en este mercado de invierno por el AC Milan, el brasileño Dudu, cedido por Palmeiras, lleva 11 dianas en 22 encuentros. En la defensa de Al-Duhail juega un viejo conocido del fútbol europeo, Mehdi Benatia, que llegó en enero de 2019 traspasado por 8 millones de euros desde la Juventus. En Al-Duhail también juegan los internacionales iraníes Ramin Rezaeian y Ali Karimi. El primero, de hecho, se enfrentó a España en el pasado Mundial.

Mehdi Benatia, ex de la Roma, Bayern y Juventus, juega en Al-Duhail. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd
Mehdi Benatia, ex de la Roma, Bayern y Juventus, juega en Al-Duhail. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd
Textos escritos por Axel Torres, Toni Padilla, Jaume Naveira, Enrique Montesano y Adrián Blanco. Foto de portada: Yannis Halas/Focus Images Ltd.

Related posts

9 comments

Maravilloso artículo. cosas como estas hacen de la web una referencia para los amantes del fútbol. En cuanto al mundial de clubes, veo un favoritismo muy claro por Europa y Sudamérica, quizás más que en otras ocasiones. La inactividad asiática y el carácter novicio del representante de la CONCACAF pesarán, aunque seguro que la ilusión aporta un plus a todos estos equipos que van tapados.

Grandísima previa, trabajo top. Saludos desde Monterrey, Mexico de parte de un aficionado de Tigres. Gracias a este artículo ya conozco un poco mas a equipos como el Ulsan, Al Ahly o el Duhail

Una pena lo de Auckland city. Que creo que da un poco de ventaja y a su vez menos rodaje a Al-duhail a ver que tal pero es el que menos me atrae quitando por Ali Karimi. Espero que el Verdao se lo lleve se lo merecede Abel Ferreira y el equipo después de eliminar a River Plate y ganar a Santos despues de un partido de mucho respeto entre ambos. Aupa Verdao. Vamos

Gran artículo, de mis preferidos año tras año. Sin duda una referencia en el periodismo mundial.

El formato del Mundial de Clubes ya no convence ni a FIFA y la ausencia del representante oceánico daña aún más la imagen del certamen.
Por lo demás, Tigres parece el equipo con mejores referencias después de Bayern y Palmeiras. Y probablemente sea uno de los proyectos más sólidos del fútbol mexicano, pero llegados aquí siempre veo que se olvida que la CONCACAF es penúltima en resultados en el Mundial sólo por delante de la OFC. Quizás este año den un paso adelante y confirmen (por una vez) sus expectativas.

Personalmente, a pesar del desastre de formato, me encanta este torneo. La posibilidad de ver confrontado el nivel de todas las confederaciones sobre el terreno de juego me parece mucho más interesante que las riadas de tinta evaluando la superioridad del fútbol europeo sobre el del resto del orbe. El césped dictará sentencia.

Responder a José Antonio Cancelar respuesta

*