Cuando la cabeza no acompaña

Ould-Chikh fue el atacante más desequilibrante en Holanda

El Benfica fichó a Bilal Ould-Chikh por un millón y medio de euros en verano de 2015. El extremo neerlandés, canterano del Twente, era entonces uno de los atacantes más prometedores de la Eredivisie. Apenas había disputado un puñado de encuentros en la élite, pero esas pocas oportunidades ya le bastaron para insinuar su potencial y calidad. También destacó con la selección en categorías inferiores: brilló en el Europeo sub-17 de Malta y un año después ya era uno de los atacantes más peligrosos del combinado sub-19 en la fase final celebrada en Grecia, a la que acudió pese a tener un año menos que la mayoría de compañeros. El fichaje por el Benfica parecía una ganga: una oportunidad de mercado para atar a un joven talento y pescar en río revuelto aprovechando la flagrante crisis económica que padecía el Twente.

Pero Ould-Chikh nunca llegó a debutar con el primer equipo del Benfica.

Ould-Chikh.
Ould-Chikh brilló en el Europeo sub-17 de 2014. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Ould-Chikh aterrizó en Portugal tras asomar la cabeza en la élite del fútbol neerlandés, pero le tocó ganarse un hueco en el filial del Benfica, en la segunda división portuguesa. Empezó jugando algunas segundas mitades y finalmente, en noviembre, disputó su primer encuentro como titular con el segundo equipo encarnado. Y fue precisamente entonces cuando todo se torció. En ese mismo mes, en noviembre, cuando se ganó la titularidad con el filial del Benfica, el nombre de Bilal Ould-Chikh protagonizó llamativos titulares en la prensa portuguesa y neerlandesa. En apenas pocos días lo expulsaron de la concentración de la selección sub-19 por mal comportamiento y poca profesionalidad y luego lo pillaron conduciendo a 230 kilómetros por hora en Francia sin carné. El Benfica tomó cartas en el asunto y lo dejó unas cuantas semanas sin jugar. Ould-Chikh participó en tres de los últimos encuentros de 2015, pero ya solo disputaría 74 minutos con el filial en la segunda mitad de la temporada.

Paulatinamente, el talento neerlandés desapareció de las alineaciones y las convocatorias del filial del Benfica y solo irrumpió en los medios a raíz de otros incidentes. En la víspera de la Supertaça de Portugal, en agosto de 2016, su vehículo Mercedes fue consumido por un incendio en la puerta de su propia casa y en su segunda temporada en Portugal también trascendió que estuvo involucrado en una pelea en una discoteca de Lisboa terminó con uno de sus amigos en el hospital. Poco quedaba de un extremo habilidoso, explosivo en el uno contra uno, capaz de conducir la pelota pegada a la bota izquierda y buscar portería con su portentoso disparo. “La versión imperfecta de Arjen Robben”, como llegó a presentarle la Federación Neerlandesa en un perfil en su propia página web. Su segunda temporada en el Benfica terminó en marzo de 2017, el momento en el que el club encarnado rescindió el contrato de Ould-Chikh. El equipo portugués renunció a poner orden en la vida privada de este joven futbolista, algo incluso más prioritario que mejorar su toma de decisiones sobre el césped para que dejara de ser un extremo tan individualista. Unos meses más tarde estuvo entrenando con el Utrecht y firmó con el club de la Eredivisie, pero apenas gozó de continuidad. Disputó cinco partidos, ninguno como titular, y apenas acumuló 42 minutos en la liga neerlandesa. Son los únicos minutos en la élite que ha jugado desde que fichó por el Benfica.

Ould-Chikh.
El Benfica rescindió el contrato de Bilal Ould-Chikh en marzo de 2017. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Bilal Ould-Chikh no tiene equipo actualmente y no ha jugado un partido oficial desde un choque con el filial del Utrecht el pasado 2 de abril, pero su nombre sigue siendo de relativa actualidad a raíz de un recurso a la cámara de resolución de disputas de la FIFA. Este organismo dictaminó en septiembre que el Benfica debe abonar 3,5 millones al futbolista neerlandés por despido improcedente, aunque el club encarnado ha recurrido la sentencia al TAS alegando los motivos que justificarían la rescisión del contrato del extremo neerlandés. De la decisión definitiva puede depender el futuro económico de Ould-Chikh, que pasaría a tener la vida relativamente solucionada en este aspecto incluso sin volver a jugar en un club profesional. Calidad y talento no le faltaban para realizar una carrera deportiva más que decente, pero esos no son los únicos factores que influyen en el desarrollo de un futbolista y sus posibilidades de asentarse en un equipo de la élite.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Bilal Ould-Chikh
Edad: 21 años
Equipo: Sin equipo
País de nacimiento: Países Bajos
Posición: Extremo

Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23.

– 17 de diciembre: Domingos Quina
– 10 de diciembre: Josh Sargent
– 3 de diciembre: Juan Marcos Foyth
– 26 de noviembre: Sofiane Diop
– 19 de noviembre: Jadon Sancho
– 12 de noviembre: Richarlison
– 5 de noviembre: Daniel Arzani
– 29 de octubre: Serginho
– 22 de octubre: Florent Muslija
– 15 de octubre: Zeki Çelik
– 8 de octubre: Krzysztof Piatek
– 1 de octubre: Ondrej Duda
– 24 de septiembre: Declan Rice
– 17 de septiembre: Angeliño
– 10 de septiembre: Giorgi Chakvetadze
– 3 de septiembre: Myron Boadu
– 27 de agosto: Rúben Dias

Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

 

Related posts

14 comments

Una historia muy interesante que desconocía. Llevo años dándole vueltas a por qué se dan tantos casos de jugadores de origen magrebí que por un lado tienen unas condiciones técnicas muy por encima de lo común pero también una falta de profesionalidad a la altura de lo primero. Me salen casos a patadas, Taarabt, Ben Arfa, Feghouli, Belhanda, Boufal, Carcela…

Y todos ellos son oriundos de Africa delNorte , es curioso ,los jugadores marroquíes, argelinos,egipcios suelen tener mucho talento en las botas ,pero tambien poco cerebro

Seguramente hay un trasfondo social, socioeconómico, cultural… entornos difíciles en algunos casos, necesidad de reinvindicarse permanentemente porque en algunos casos se sienten siempre bajo el foco, bajo sospecha, pero al mismo tiempo años de formación en la calle, etc. Seguramente hay un poco de todo eso, de todos esos tópicos que se juntan y moldean.

Uno que parecía que iba a ir por el mismo camino era Ziyech,pero se ve que el llegar a un club serio como el AJAX lo a hecho madurar.

No digas mentiras, la carrera de Ziyech jamás ha estado en riesgo ,aqui no va colgarle medallas al Ajax, ya que tanto en Heerenven como en Twente ha rendido

Mentiras????….en el Twente tuvo más de un problema.Si dar una opinión es que te tachen de mentiroso…pues vale,dejo los comentarios para EXPERTOS como vosotros.

En ningun momento Zychev tuvo ningun comportamiento raro, fue haciendo una progresion de hecho buena en Holanda, paso del Heeveren al Twente y de hay al AJAX. Nada raro en su carrera.

Usted aseguró que Ziyech era un caso perdido y yo me simplemente me remito a los numeros que tuvo en Heerenven y Twente ,los cuales son espectaculares y no pareciera que su carrera pendiera de un hilo como lo quiere hacer ver ,ahora bien, seria tan amable de exponer brevemente los problemas que tuvo Ziyech en twente , es que ya he buscado y no encuentro nada.

Pd si le ofendi le ofrezco una dsculpa .

Gracias por el artículo sr Tomas ,ya le di un vistazo …bueno el chaval es un poco bocazas , es cierto que para convivir de manera armoniosa muchas veces debemos guardarnos opiniones que podrian afectar las relaciones laborales, pero viendo desde su punto de vista no dijo ninguna mentira y es que prácticamente el jugaba solo, ya desde ahi se vislumbraba su enorme potencial, a mi parecer ya se ha tardado en dar el salto a una liga mas competitiva .
De cierto modo esa actitud pudo cerrarle puertas en un futuro ,pero no creo que hasta el punto de que su carrera se estancara.

Creo que esa es la muestra que a veces salir joven a ganar mucho dinero es peligroso si no te rodea el entorno adecuado. “amigos” que solo quieren salir, dinero que gastar en vicios olvidandote de tu profesión… Hay mucho deportista tanto en futbol como en deportes americanos (NBA quizás es el ejemplo mayor) que acaban truncando su carrera por cosas así.

Si a un crío de 17 o 18 años le das un pastizal y le regalas los oídos habiéndose criado en ambientes marcados por la carestía (seamos realistas, sin tapujos), lo más probable es que se hunda o lo devore su entorno. Pensad en vosotros mismos a su edad… Si me pasa a mí, no sé cómo habría acabado.

Coincido en que parece que abundan jugadores magrebíes o de origen norteafricano con grandes cualidades técnicas y un carácter, como poco, difícil. Me gustaría saber qué es de Adel Taraabt, aquí se escribió mucho sobre él cuando estaba en QPR.
No estaría mal buscar un listado de cracks de las sub de Francia que apuntaban a lo más alto y al final, justito, poco o nada. Apunto a Boudebouz, Kakuta, Sanogo…

Desconocía yo también la historia de este chico. Como dice Tomás, la educación, el entorno, las posibilidades económicas… digamos que seguramente haya deficiencias en esa socialización primaria que luego determinan el éxito de la secundaria. Las salidas nocturnas, el alcohol y las drogas siempre han influido mucho también en el éxito o fracaso de un jugador.
Al menos en la actualidad, un problema habitual de estas nuevas generaciones son los videojuegos y la repercusión negativa que tiene en el descanso nocturno. Años luz lógicamente de los citados más arriba. Ya son varias las anécdotas que se han filtrado en prensa tales como Ousmane Dembélé “recluido” en el domicilio sus amigos viciando, las 5.000 horas de juego de Özil al Fornite o el problema de los jugadores alemanes durante el pasado Mundial con el citado juego.

Deja un comentario

*