La trituradora de Hansi Flick

Thomas Muller of Bayern Munich during the UEFA Champions League match at Allianz Arena, Munich
Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019
11/12/2019

El FC Barcelona tocó fondo ayer en Lisboa. El 2-8 del Bayern Múnich va a traer cola en todos los estratos de la entidad azulgrana, vistas las reacciones en las últimas horas, pero dejando a un lado lo puramente extradeportivo y centrándonos única y exclusivamente en lo que anoche sí pudimos ver y por tanto analizar en Da Luz, la realidad es tremendamente dramática para el Barça. El equipo fue aplastado y arrastrado por el Bayern con suma virulencia, como si fuese un muñeco de trapo en las manos de un gigante, pero lo peor es que, lejos de ser un episodio aislado y casual, esta goleada es la confirmación de algo que Roma y Liverpool ya avisaron hace tiempo: el FC Barcelona se encuentra muy lejos de la máxima élite continental. Y eso, con Messi de su lado, es todavía más alarmante.

En la previa del encuentro ya habíamos analizado que las dinámicas de los dos equipos eran directamente opuestas. El Bayern acabó la temporada de fútbol en Alemania como un verdadero cañón, consiguiendo el doblete entre Bundesliga y DFB Pokal, rodando a un ritmo y una fluidez vertiginosas, jugando como nadie ha jugado en toda Europa tras el largo confinamiento, y aplastando sin indulgencia a diestro y siniestro dentro y lejos de sus fronteras. Pase lo que pase en semifinales, y gane quien acabe ganando el próximo domingo 23 en Lisboa, el Bayern Múnich ha sido el equipo de la temporada en toda Europa. Hans-Dieter Flick ha construido una máquina trituradora. Un equipo apabullante en todos los sentidos, tanto en lo físico, como en lo táctico como por supuesto también en lo técnico, muy dominante con el esférico (aunque sin él dejó ayer algunas dudas que, de alguna manera, debería subsanar de aquí al partido de semifinales) y enormemente coherente con sus propias individualidades y con el recuerdo y la dimensión histórica del club. El Bayern vuelve a asustar después de mucho tiempo. Y ha regresado con sed de venganza.

FC Barcelona 2 (Alaba p.p. 7′, Suárez 57′)
Bayern Múnich 8 (Müller 4′ 31′, Perisic 22′, Gnabry 27′, Kimmich 63′, Lewandowski 82′, Coutinho 85′ 89′)

FCB vs Away team - Football tactics and formations

El partido no tuvo color. A excepción de un pequeño tramo entre el uno a uno del Barça y el uno a dos del Bayern, cuando Messi mandó un balón al palo y su equipo encontró cierta estabilidad táctica y anímica, el Bayern fue infinitamente superior al Barcelona durante toda la noche. Hansi Flick apostó desde el inicio por el 4-2-3-1 que tan buen rédito le ha dado desde su llegada. Sin Pavard, lesionado, con lo que Kimmich debió volver al lateral (y su puesto en el medio lo ocupó Goretzka, al lado de un espléndido Thiago), y con Perisic en lugar de Coman, resituando así a Gnabry a la banda derecha del sistema, el Bayern adoptó desde el arranque una postura muy dominante. Salió a por el balón, como de costumbre, y adelantó todas sus líneas para presionar arriba cada salida rival, y esa disposición condicionó por completo el escenario de los primeros 45′.

El Bayern llegaba al área de Ter Stegen con una facilidad impropia de unos cuartos de final de la Copa de Europa. Llegaba, remataba y volvía a recuperar. En ese orden. Y por ahí se le empezó a escapar el partido al Barça. El cuadro azulgrana lleva demasiado tiempo sin una idea de juego clara. Obtuso. Confundido consigo mismo y su pasado. Y en ese mar tan revuelto el Bayern se tiró a pescar sin caña ni red, directamente con las manos. Durante este tiempo Quique Setién no ha conseguido darle a su equipo un patrón con el esférico. El Barça lleva meses improvisando su salida de balón, una fase cada vez más determinante en el fútbol en pro de la evolución táctica, física y sensorial que está teniendo el juego en los últimos años, dependiendo en exceso de los pies de su portero, y esas cosas son las que la Champions no perdona. El equipo lleva mucho tiempo saliendo mal desde muy atrás, incapaz de hacer prevalecer su calidad técnica, y en consecuencia está atacando y defendiendo mucho peor. Dime cómo atacas y te diré como defiendes.

Hans-Dieter Flick ha construido una máquina trituradora de equipos. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd
Hans-Dieter Flick ha construido una máquina trituradora de equipos. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd

La cantidad de balones que perdió el Barcelona en sus primeros pases es una muestra bastante representativa de lo que comentábamos en el anterior párrafo. El Bayern fue un vendaval desde el principio, pero sobre todo a partir del uno a dos. El intercambio posicional fue muy constante, como demanda la pizarra de Hansi Flick, la ocupación de los espacios fue coherente y la circulación, en consecuencia, bastante fluida. El Bayern tiene un ataque posicional muy directo y vertical. Arriesga en sus envíos, porque el posicionamiento de todas las piezas invita a que los pasadores sean siempre atrevidos, y siempre encuentra rematadores en el área cuando el balón llega desde fuera. Cada movimiento forma parte de un todo. El equipo es un huracán cuando domina el tiempo y el espacio desde la posesión. Y aunque ayer erró varias veces en su transición defensiva, cosa que aprovechó el Barcelona para responder al espacio a través de sus laterales, como en la acción del empate a uno (de Alaba en propia puerta), algo que claramente deberá corregir de cara a las semifinales ya que por ahí perdió demasiada fuerza cuando decidió mantener la línea defensiva todo el tiempo muy arriba presionase o no al poseedor del balón, lo cierto es que esta vez incluso le compensó ser tan atrevido.

El Barcelona empezó el partido en 4-4-2, con Vidal por izquierda y Sergi Roberto en la derecha, ambos como volantes, y lo acabó en 4-2-3-1, ya con Ansu Fati y Griezmann sobre el campo tras pasar por el 4-3-3, pero el problema no fue el sistema. El Barça se vio claramente superado y desbordado por los cuatro costados. Quiso esperar a media altura desde el inicio, como ya había hecho ante el Nápoles, pero es un equipo que en estos momentos no puede esperar para correr, ni presionar para que su rival no corra, como tampoco puede elaborar el juego desde muy abajo para juntarse en alguna zona. Nada de eso existe ahora mismo en el FC Barcelona. Nada se pudo ver anoche ante el Bayern. Aunque otras muchas, en cambio, puede ser que se vean a partir de este sábado.

Foto de Portada: Yannis Halas/Focus Images Ltd.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Related posts

12 comments

Pues no quiero ser pitoniso pero si el City pasa de ronda le puede hacer un traje muy bestia a este equipo, porque no es lo mismo presionar a este Barça que a la salida de balon de los de Manchester, ni es lo mismo que Thiago juegue sin nadie encimándole a que lo wnvuelvan wntre G. Jesús y Rodrigo.
Por lo demás nada que se pueda analizar de este partido, solo que en clave Barça las decisiones que se tomen ahora deberían de haberse tomado mínimo hace 1 año. Y que el daño psicológico de 3 años que te remontan y luego el 2-8.. Está losa va a ser dura

Primero el City debe pasar , y luego ya veremos, tiene una defensa muy floja ( los centrales son impropios de un equipo que quiere ganar la Copa de Europa)que sufrirá mucho contra el Bayer. Puede ser un partido de muchos goles, pero apostaría por el Bayern.

Claro claro. Esta por ver el partido de hoy. Pero queria exponer que el Barcelona en Champions no es buena vara para medir al Bayern. Es que es difícil sacar peor la pelota (a nivel colectivo) que lo de anoche.
Lo de los centrales que comentas 100% de acuerdo, pero es que el Bayern tampoco es top en la pareja de centrales, el gol de Suárez ayer, ademas de comerte el amago, Boateng se perfila justo al contrario que como debería, de espaldas a la bola. ..

Desbordados. Les pudieron caer 12 perfectamente.
Ter Stegen hizo un parido horrible, incremento aún más la psicosis de su equipo.
Por cierto, la edad media del once titular ayer era de 29,3. La más alta que nunca ha habido en la Champions.
Repaso histórico

Ter Stegen estuvo mal con los pies ( esto es culpa de hacer caso al entrenador que obliga a jugar al pase todo), vendido en los goles e hizo 3 o 4 muy buenas paradas. Lo normal es que el Barsa se hubiera llevado más.

El Barça lleva muchísimos meses (e igual me quedo corto) siendo un equipo bastante pobre en su salida de balón. No ha tenido un plan definido en esta fase del juego, que cada vez es más determinante (ante la tendencia cada vez mayor de las presiones adelantadas), y tantos errores, algunos no forzados, son el mejor reflejo de este déficit. Según atacas, así defiendes, claro.

Y eso que el partido del Bayern tampoco fue perfecto, porque dejó la puerta abierta demasiadas veces. Pero con balón jugó directamente a otro deporte muy diferente.

El Bayern es verdad que concedió mucho en defensa al principio del partido y Boateng Estuvo horrible. Quizás deberían pensar en sacar ya a Sule

El Barcelona actual tiene mediocampistas que levantan la cabeza ven 2 compañeros tirando el desmarque y no sueltan el pase.
Más alla del físico, eso no puede pasar en el Barcelona. El tener miedo a atreverse. Por eso llevan años donde el único que genera fútbol de ataque es Messi. Pues ahí quedó la tecnica.
Luego está el físico, donde el Barca siempre ha estado en desventaja.
Luego está la mentalidad y la competitividad, y estos jugadores la perdieron hace mucho, no en Roma, yo diría en Paris, cuando perdieron 4-0 ante el PSG, donde solo “un idiota, un loco” como Neymar se creyó y se inventó la remontada.
Por último está la pizarra y hace tiempo están en desventaja en ese aspecto también.

Una locura como la directiva actual ha gestionado este equipo. Una mentira tras otra. Hace solo unos meses vendian que el Barcelona habia generado 1 billon en ingresos. Pues, no tienen dinero para fichar, y tienen la plantilla mas corta y vieja que recuerdo en Europa.

Ha sido muy bestia esto. No recuerdo ver semejante palizon nunca en una eliminatoria de cuartos de final de champions en adelante.

En 2013 fue un 7-0 pero aquella vez era distinto.. lo primero fue en 180 minutos, el Bayern con Heynckes era un equipo bestial, y al Barsa en aquella eliminatoria le falto Messi. Aparte de que se cambio el entrenador.

Pero esta vez es inexcusable. El equipo al completo al 100%… vaya verguenza historica. Es increible lo sobreprotegido que esta el Barcelona en España que cada vez que sale en la champions les pintan la cara increible.

No obstante, al Cesar lo que es del Cesar. El Bayern es el maximo candidato a ganar la champions

Dejando a un lado al Barcelona… Que ya está dicho todo, tengo curiosidad por ver al todo poderoso Bayern contra un equipo que trabaje bien a la espalda de esa defensa y ataque la zona detrás de esos mediocentros, que con el balón son muy buenos, pero defendiendo me dejan muuuuchas dudas.

Cierto que no defendieron muy alla con el Barsa. Pero claro. No es lo mismo tener en frente a un equipo con Messi que quiere llevar la iniciativa, contra quien la mejor opcion es presionar arriba y atacar mucho para que no te ataquen, que tener en frente a otro equipo menos peligroso contra quien poder ejecutar otro plan. Aun asi… muy bien tendran que defenderles para parar semejante vendaval

Deja un comentario

*