Atalanta-PSG: una historia aún sin final

La participación en competición europea del Nancy quedaría en el aire. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd.

¿Qué cara hubiesen puesto en Bérgamo si hace exactamente 10 años, con el equipo recién descendido esa misma temporada a la Serie B, alguien les hubiese dicho que la Atalanta estaría una década después jugando con los mejores del continente para alcanzar unas semifinales de Champions? Si el relator de esa historia, además, hubiese predicho que esta hazaña coincidiría en el tiempo con una pandemia a nivel mundial con la dimensión y las consecuencias que está provocando la crisis del Coronavirus, muy probablemente ese buen individuo habría pasado la noche interno en una habitación sin ventanas y con uno de esos trajes blancos que aparecen en las películas. Pero todo esto ha ocurrido. Es parte activa del presente. Y la Atalanta de Bérgamo, un equipo que apenas cuenta con una Coppa Italia y seis títulos de Serie B en sus vitrinas, está a solo tres partidos de levantar una Champions.

Este jueves ante el PSG, la Atalanta de Gian Piero Gasperini puede añadir una nueva página a su historia. Si ganase a los franceses, el cuadro bergamasco igualaría la hazaña del Villarreal CF en la 2005/06, alcanzando unas semifinales de Champions en su primera participación en el torneo, aunque el Submarino Amarillo lo hizo en su día desde la ronda previa. La Liga de Campeones siempre tiene reservado un espacio para este tipo de historias, y otros equipos como el Málaga o el Leicester acabaron llegando hasta cuartos en su primera temporada en Champions. Es el reto que tratará de alcanzar ahora el equipo de Gian Piero Gasperini, que acabó esta última Serie A en tercera posición, igualando así su mejor registro en una liga (correspondiente a la temporada 2018/19), y a apenas dos tantos de reventar el registro de goles en una temporada en el Calcio (100 dianas).

Gian Piero Gasperini ha construido una verdadera máquina ofensiva. Foto: Chesterton/Focus Images Ltd
Gian Piero Gasperini ha construido una verdadera máquina ofensiva. Foto: Chesterton/Focus Images Ltd

La ilusión obviamente es máxima en la Atalanta. Jugar 90 minutos contra un equipo más fuerte es menos difícil que jugar 180’. [La clasificación] Es posible. Tenemos por delante un desafío muy complicado, somos un outsider, pero daremos lo mejor de nosotros. En el momento del sorteo pensé [que el cruce ante el PSG] era fantástico. A estas alturas de la competición quieres enfrentarte a los mejores. Es extraño jugar a un solo partido, es cierto, pero para nosotros puede ser una gran ventaja”, reconocía en la previa de este partido Marten De Roon, centrocampista de la Dea, en una entrevista a ‘France Football’.

La dinámica europea de la Atalanta es muy positiva: ha ganado sus cuatro últimos partidos en la Champions, incluyendo la eliminatoria de octavos ante el Valencia, y sus triunfos ante Dinamo Zagreb y Shakhtar Donetsk, en Italia y Ucrania, respectivamente, fueron claves para remontar el vuelo en la fase de grupos, donde empezó con muy mal pie (solo un punto en las cuatro primeras jornadas). Pero ha llovido mucho desde entonces. La Atalanta aterrizó este martes en Lisboa después de haber vuelto a hacer una muy buena temporada en Italia, acabando tercera, por encima de Lazio, Roma, Milan y Nápoles, después de bastantes jornadas peleando con Juventus de Turín e Inter de Milán.

Contenido relacionado: La Atalanta de Gasperini, el éxito del proceso

En Bérgamo todo el mundo confía en la machada. “Estoy convencido de que podemos tener nuestras oportunidades. Aún no sé sabe muy bien si es preferible jugar 13 o 14 partidos, como hemos hecho nosotros, o haber descasando tanto tiempo, como los equipos franceses”, dijo Gian Piero Gasperini hace unos días ante los medios. Sea como fuere, lo único que se sabe a ciencia cierta a estas alturas es que la Atalanta también llega con bajas importantes al partido. Pierluigi Gollini, su guardameta titular, no se ha recuperado a tiempo para el encuentro, y Josip Ilicic tampoco estará a disposición de Gasperini a causa de unos problemas personales. Marco Sportillo y Mario Pasalic, portero y mediapunta, respectivamente, parten como favoritos para sustituir a los ausentes. Bajas (y muy importantes) que también tendrá el PSG de Thomas Tuchel para este duelo de cuartos.

Papu Gómez es uno de los mejores futbolistas de esta Champions. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd
Papu Gómez es uno de los mejores futbolistas de esta Champions. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

Porque la de Kylian Mbappé ha sido la más sonada, y aún así es probable que el francés acabe teniendo minutos en el encuentro, aunque de momento se especula con que arrancará el partido en el banquillo. Pero lo que sí es seguro es que Tuchel no podrá contar con Ángel Di María ni Marco Verratti, uno sancionado y el otro lesionado, ni tampoco con Layvin Kurzawa. Ausencias capitales para el PSG, especialmente en el caso de los tres primeros (si finalmente Mbappé no llega a tiempo para el partido o debe entrar en algún momento como suplente), que obligarán al alemán a tirar de recursos e inventiva en la pizarra. Quizá sea una buena oportunidad para ver a Ander Herrera y Pablo Sarabia, siempre y cuando Tuchel decida reforzar el mediocampo con un tercer centrocampista (además de Marquinhos y Gueye) y acompañar a Icardi y Neymar con un extremo con bastante movilidad dentro-fuera y arriba-abajo. Desde la 2012/13, la temporada en la que el club parisino volvió a la Liga de Campeones, el PSG no sabe aún lo que es clasificarse para unas semifinales de Champions. Lleva tres años consecutivos cayendo en octavos, y en los cuatro anteriores acabó llegando como máximo hasta cuartos. Así que para el PSG también es una buena oportunidad para redimirse de una vez por todas en la Champions.

De hecho, es como si Thomas Tuchel también se la jugase en este encuentro. El PSG ha ganado esta temporada Ligue 1 (cuando la Federación Francesa optó por cancelar la liga a causa de la pandemia), Supercopa, Copa y Copa de la Liga en Francia, todos los títulos posibles, pero el principal objetivo de la entidad sigue siendo la Champions. Nasser Al-Khelaifi solo tiene ojos para la Copa de Europa, y no sería de extrañar que, como ya le ocurriese a Massimiliano Allegri en su día con la Juve, ganar todos los títulos domésticos no sea necesario para asegurarse una temporada más en el cargo.

Alineaciones probables: Atalanta-PSG, miércoles 12 de agosto, 21:00h.

ATA vs Away team - Football tactics and formations

Foto de Portada: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Related posts

2 comments

Yo a principio de temporada comentaba con unos amigos que vea favorito al PSG para llevarse la champions, con Keylor Navas han dado un salto de calidad enorme, para mi es la pieza que les faltaba, pero bueno habra que esperar si se recupera Mbappe.

Deja un comentario

*