Siete años después, el Chelsea vuelve a semifinales

Kai Havertz and Cesar Azpilicueta of Chelsea during the UEFA Champions League match at Arena Nationala, Bucharest
Picture by Focus Images/Focus Images Ltd 07814 482222
23/02/2021

El Chelsea está en las semifinales de la UEFA Champions League. Ahí estuvo Thomas Tuchel el año pasado, y, después de tres meses al mando del Chelsea, ahí está el alemán otra vez. La clasificación de los blues tiene el sello del técnico germano. Si el equipo con Frank Lampard tenía la defensa como uno de los principales problemas, con el ex del PSG la retaguardia del equipo londinense -excepto contra el West Brown Albion- ha sido impenetrable. También esta noche. Al menos hasta el minuto 93, cuando Mehdi Taremi, con una chilena espectacular, marcó el 0-1 para el Porto. Pero ya era demasiado tarde.

El encuentro ha sido raro. Se jugaba el partido de vuelta entre un equipo portugués y un inglés en Sevilla, donde también se había jugado la ida. Pero la semana pasada el visitante, que ganó 0-2, fue el Chelsea. Esta vez era el Porto, que necesitaba marcar tres goles. La UEFA se aseguró de que los londinenses se sintieran en casa: banderines de córner con el escudo del Chelsea, una bandera gigante en las gradas estampaba “Pride of London” y los altavoces del Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán gritaban “Chelsea, Chelsea, Chelsea”. Cosas del fútbol en tiempos de coronavirus.

Chelsea 0
Porto 1 (Taremi 93′)

Chelsea vs Away team - Football tactics and formations

Pero de fútbol como tal el encuentro ha tenido muy poco. Era el típico partido, de hecho, que invitaba el espectador a echar un sueño. No ha pasado nada. En la primera parte, lo más emocionante fue un error de Edouard Mendy, que, ante la presión de los portugueses, falló un pase entregándolo a Jesús Corona, que lo remató de primeras. El balón iba hacia la portería, pero Jorginho se lanzó con ímpetu para impedir que el esférico llegara a su destino. El Porto salió a presionar con todo, se veía la energía en los futbolistas, corriendo como si no hubiese un mañana, pero tan pronto como tenían el balón, no sabían qué hacer con él. Estaban apresurados, ansiosos. Eso se notó en el codazo que soltó Pepe en el rostro de Kai Havertz en el minuto 3. Los de Sérgio Conceição, sin embargo, no han podido transformar en ningún momento todo ese brío en ocasiones de goles.

Mendy fue exigido por primera vez en el minuto 64, en un tímido disparo de cabeza de Mehdi Taremi, que había salido al terreno de juego un minuto antes. Conceição se dio cuenta de que su trivote formado por Marko Grujić, Mateus Uribe y Sério Oliveira era completamente inofensivo y quitó al serbio para que entrara el iraní, cambiando el esquema a un 4-4-2. Pero el cambio no tuvo el efecto deseado y Jorginho y N’Golo Kanté seguían dominando el centro del campo. Los de Thomas Tuchel se defendieron con maestría, muy compactos, con poca distancia entre los centrales y los delanteros. Mientras el Porto intentaba presionar incesantemente la salida del Chelsea, los ingleses dejaban que los centrales portugueses intercambiaran pases con toda la tranquilidad del mundo. No saltaban a la presión. Y así los dragões sufrieron, ya que Moussa Marega no tenía los espacios para atacar, Oliveira no podía enviar sus pases en profundidad, porque los centrales del Chelsea defendían en su área, y los laterales Wilson Manafá y Zaidu Sanusi no podían explotar su potencia, pues el campo de los blues estaba altamente poblado. La posesión del Porto era estéril, y el Chelsea no se incomodó por quedarse atrás. Atacó muy poco.

El Chelsea vuelve a una semifinal de Champions siete años después. Foto: Daniel Murphy/Focus Images Ltd
El Chelsea vuelve a una semifinal de Champions siete años después. Foto: Daniel Murphy/Focus Images Ltd

El primer disparo a portería de los ingleses, de hecho, llegó en el minuto 92, cuando ya habían entrado Hakim Ziyech y Olivier Giroud por Mason Mount y Havertz. El marroquí dio un pase delicioso para Christian Pulisic, que obligó Agustín Marchesín a hacer su primera parada en el partido. Fue lo más cerca que estuvo el Chelsea de marcar.

Pocos minutos antes, Conceição hizo un triple cambio, metiendo a Luis Díaz, Evanílson y Nanu por Corona, Marega y Manafá, y después quitó a Oliveira y metió al joven Fábio Vieira. Pero los cambios no alteraron el escenario del partido. El Chelsea seguía cómodo defendiéndose con César Azpilicueta, Thiago Silva y Antonio Rüdiger protegiendo el área con la voracidad de auténticos perros de guardia. Y el Porto seguía en campo rival pasándose el balón y sacando centros al área. El colegiado señaló cuatro minutos de tiempo añadido. Parecía que el encuentro terminaría con ese soso 0-0. Pero en el minuto 93 los dioses del fútbol decidieron premiar a los estoicos espectadores que soportaron el aburrimiento de todo el partido: Nanu centró desde la derecha y Taremi golpeó el balón en el aire en una monumental chilena que sacaría los aplausos de Marco Van Basten, y que seguramente estará entre los candidatos al premio Puskás de mejor gol de la temporada.

Los hinchas del Porto miraron el cronómetro, corría el minuto 93. Los más optimistas, quizá, creyeron en un milagro, en un gol épico que les diera la clasificación como el de Costinha en Old Trafford en 2004 o el de Sérgio Oliveira en el Allianz Stadium hace un mes. Pero cuando el Porto se despertó ya era demasiado tarde. Clement Turpin irguió los brazos y pitó el final del encuentro. Después de siete años, el Chelsea vuelve a las semifinales de la Champions.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Focus Images/Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Eliminatoria muy competida que decidieron pequeños detalles a favor del Chelsea. No dieron la sensación los blues de ser superiores en ningún momento, pero es cierto que tampoco en ningún momento necesitaron demostrarlo: supieron mantener la eliminatoria siempre de cara.

Ese es el gran mérito del Chelsea de Tuchel: jugar muy pocas veces con el marcador en contra (de hecho, desde que llegó Tuchel, el Chelsea solo ha ido por detrás en el marcador ante el Southampton y el WB). Sin embargo, en ataque, el equipo sigue sin arrancar… Werner, Havertz, Ziyech, Hudson-Odoi… Ninguno termina de consolidarse y empezar a hacer cifras. También creo que la enorme competencia (¡8 jugadores para 3 puestos!) es un lujo, pero también un obstáculo para que obtengan la confianza que necesitan.

Deja un comentario

*