Cinco alicientes del fin de semana

stadio_san_paolo_serie_a

Chelsea y Palmeiras buscan su primer título mundial

Chelsea – Palmeiras (sábado, 17:30)

El 16 de diciembre de 2012, la victoria de Corinthians en la final del Mundial de Clubes fue un palo para dos clubes: en primer lugar, para el Chelsea, su rival, que no pudo rematar el año en que conquistó Europa por primera vez con el título mundial. Y en segundo lugar, para Palmeiras, que se convertía en el único de los cuatro grandes clubes de São Paulo que nunca había sido campeón intercontinental, motivo por el cual las aficiones de Corinthians, Santos y São Paulo siguen mirando por encima del hombro al verdão. Ese día a mediados de diciembre de hace diez años, un sueño se convirtió en una urgencia histórica. Y Palmeiras lleva años invirtiendo en consecuencia. Su plantilla actual ha costado 35 millones de euros, una locura si tenemos en cuenta las cantidades que se mueven en el fútbol sudamericano, pero a su vez es un montante irrisorio en comparación con la inversión del Chelsea, al que reclutar a sus actuales jugadores le costó 650 millones. La brecha es enorme, y por ello se valoraría aún más que Palmeiras saliese campeón del mundo. Miles y miles de aficionados del verdão están en Abu Dhabi para ver la final del Mundial de Clubes, porque quieren ser el primer equipo no europeo en ser campeón del torneo desde 2012 y dejar de ser el patito feo entre los grandes del fútbol paulista. En cierto modo, el círculo se va a cerrar para uno de los dos equipos en el día de hoy, que podrá tomarse revancha después de lo sucedido hace diez años, y el gran favorito es el Chelsea, que tendrá nuevamente la presencia en la banda de Thomas Tuchel. El técnico alemán no pudo estar ante Al-Hilal en la semifinal por contagiarse de covid unos días antes, pero ya ha dado negativo y se ha desplazado a Emiratos para acompañar a su equipo. Tuchel ya tiene al 100% a Mason Mount, así que competirá por un puesto con Hakim Ziyech. Eso sí, la gran duda en la alineación blue reside en la portería, pues Kepa estuvo muy bien en la semifinal ante Al-Hilal, pero Édouard Mendy es el meta titular de este equipo y ya ha podido entrenar varios días con sus compañeros tras regresar de la Copa de África. La actuación del meta vasco tuvo especial importancia en las semifinales, debido al tramo de la segunda parte en que el Chelsea perdió el control del partido, en el que Al-Hilal gozó de grandes oportunidades en los pies de Moussa Marega o Mohammed Kanno, con Matheus Pereira como activador desde la mediapunta. Eso sí, los de Tuchel supieron dominar las áreas gracias a Kepa y Romelu Lukaku, quien firmó un buen partido con sus habituales rupturas, su juego de espaldas y, por encima de todo, su gol de la victoria, el primero después de cinco partidos de sequía. Chelsea y Palmeiras juegan con sistemas parecidos, y no parece que Abel Ferreira vaya a hacer demasiados cambios con respecto a la semifinal, en que el cuadro paulista fue superior durante los primeros 45 minutos a Al-Ahly, que le propuso algunas dificultades más a partir del 2-0, momento en que Palmeiras permitió crecer a los egipcios. Tanto Dudu como Raphael Veiga firmaron un partidazo, sumando gol y asistencia, y serán la gran amenaza del equipo de Abel Ferreira, cuyo sistema se puede adaptar según el momento de partido a un 3-4-2-1 similar al del Chelsea o pasar a un 4-2-3-1 en que Scarpa no tenga que hacer tanto trabajo defensivo. Dicho esto, parece difícil creer que no hará falta la mejor versión de todos tanto ofensiva como defensivamente si se le quiere ganar al Chelsea. También será un día para Rony, habida cuenta de que el plan de partido de Palmeiras debería ser reactivo y consistente en lanzar contragolpes largos, donde su velocidad se hace necesaria. Jugadores como Danilo, Gustavo Gómez o Weverton, que forman la columna vertebral de este equipo, también deberán estar realmente inspirados para detener a un Chelsea que atesora mucho talento. Y no hay que obviar el aspecto físico, pues Palmeiras ha tenido un día más de descanso y al Chelsea se le vio algo cansado al final del duelo ante Al-Hilal. La final tendrá lugar en el Sheikh bin Zayed de Abu Dhabi, con capacidad para 42.000 personas. Chelsea y Palmeiras, aunque parezca que uno lo siente más que el otro, se citan hoy con la historia. J.N.

Un duelo por el liderato de la Serie A

Nápoles – Inter (sábado, 18:00)

El duelo de este sábado puede ser muy decisivo. Nápoles e Inter se miden esta jornada en el Diego Armando Maradona en un enfrentamiento directo por el liderato de la Serie A. El Inter llega primero, con 53 puntos y un partido aún pendiente de disputar, pero solo un punto por encima del Nápoles, segundo, con 52. De hecho, los nerazzurri llegan de perder el derbi la jornada pasada en San Siro y eso ha metido de lleno a los de Stefano Pioli también en la carrera por el título. El Milan es tercero, empatado a puntos con el propio Nápoles. Luciano Spalletti recupera para este choque a dos figuras importantes. Kalidou Koulibaly, que podría ser incluso titular, y Zambo Anguissa, que podría tener su sitio en el once, pero lo normal es que arranque el encuentro desde el banquillo. Quien no estará por parte del Nápoles es el mexicano Lozano, que ha decidido adoptar una terapia conservadora en el tratamiento de su lesión y no pasará por el quirófano. El Inter, por su parte, cuenta con varias bajas: Correa, Gosens, Bastoni y Vecino siguen recuperándose de sus lesiones y ninguno de ellos estará en Nápoles. Salvo por la baja del central italiano, Simone Inzaghi alineará su once de gala, con Brozovic, Çalhanoglu y Barella en el centro del campo, y Dzeko y Lautaro en punta. Spalletti, por el otro lado, sacará de inicio a futbolistas de la talla de Fabián Ruiz, Zielinski, Insigne y Osimhen. El nigeriano, ya recuperado de su aparatosa lesión en el rostro, regresó el fin de semana pasado marcando en la victoria del Nápoles en Venezia por cero goles a dos. A.B.

Lyon y Niza se enfrentan este sábado en la Ligue 1. Foto: Noixdecoco99 bajo licencia Creative Commons 4.0.
Lyon y Niza se enfrentan este sábado en la Ligue 1. Foto: Noixdecoco99 bajo licencia Creative Commons 4.0.

Dos realidades muy diferentes en la Ligue 1

Olympique de Lyon – Niza (sábado, 21:00)

Es uno de los duelos más atractivos que se puede ver ahora mismo en la Ligue 1. El Niza de Christophe Galtier visita el Parc Olympique Lyonnais para cerrar la noche del sábado. La temporada del OL, a todas luces, está siendo muy decepcionante. El equipo no acaba de arrancar, siendo octavo, con 34 puntos, a tres de los puestos europeos y a ocho de la tercera plaza, la cual ocupa precisamente el propio Niza, y llega a este partido tras caer el pasado fin de semana ante el Mónaco cortando así una buena racha de tres triunfos consecutivos. El Niza, por su parte, también llega de tropezar el pasado fin de semana en su estadio frente al Clermont, un equipo que está peleando por no descender, con lo cual querrá volver a la senda de la victoria cuanto antes. La previa de este partido, eso sí, llega muy marcada por el encontronazo que han tenido futbolista y entrenador en el vestuario del Olympique de Lyon. Jerome Boateng se ha quedado fuera de la convocatoria de este partido por decisión técnica, después de ser una apuesta bastante decidida de Peter Bosz el último día de mercado del pasado mes de agosto. Quienes sí estarán son los recién incorporados en este mercado de invierno Tanguy Ndombélé y Romain Faivre, dos futbolistas que deberían garantizar un salto cualitativo inmediato en los planes del equipo. El otro futbolista a vigilar en el encuentro es el talentoso delantero del Niza, Amine Gouiri, autor de 11 goles y siete asistencias este curso con el equipo de Christophe Galtier, de quien escribimos hace semanas en MarcadorInt. A.B.

El Dortmund quiere olvidar lo sucedido ante el Leverkusen

Union Berlín – Borussia Dortmund (domingo, 15:30)

El pasado domingo, el Borussia Dortmund firmó una de sus actuaciones más tétricas de las últimas temporadas, cayendo en casa por 2-5 ante el Bayer Leverkusen. Sin Haaland en el ataque ni Hummels en la defensa, el BVB de Marco Rose fue un alma en pena, un equipo sin creatividad alguna cuando disponía del balón y absolutamente transparente atrás cuando el Bayer Leverkusen le atacaba. Especialmente preocupante fue la fase defensiva, con errores individuales inadmisibles, centrales que no defendían hacia adelante ni ganaban duelos y una nula capacidad de recuperación debido a las piezas que conformaban el centro del campo: Dahoud fue el pivote, pieza ideal si tienes el balón pero demasiado blanda si el rival tiene la pelota. Ante esta situación, y frente a un Leverkusen que tampoco firmó su mejor partido de todos los tiempos, el BVB ya había recibido cuatro goles en 53 minutos y terminó el partido encajando uno más. Al día siguiente, cual cortina de humo para tapar tal sonrojo, el club anunciaba el fichaje de Niklas Süle para la próxima temporada. Un enorme central, pero para el BVB es un problema no tenerle desde ya, básicamente porque resultados como el de Leverkusen ya podrían haberse dado antes si ciertos rivales hubieran estado más afinados, como por ejemplo el Eintracht de Frankfurt en el duelo de hace cuatro jornadas. Esta vez, el BVB visita el Stadion an der Alter Försterei, uno de los más carismáticos de Alemania, donde se enfrentará a un Union Berlin que empieza a ser un asiduo de las posiciones europeas de la Bundesliga. El año pasado acabó el campeonato en posición de UEFA Europa Conference League, y a día de hoy es el quinto clasificado de la liga, pudiendo regresar a la cuarta plaza con una victoria. Desde su ascenso a la Bundesliga, el Union es un equipo bien trabajado y cohesionado, que deja pocas distancias entre líneas y que tiene futbolistas rápidos para contragolpear. Además, es un equipo fuerte en su estadio y que se sobrepone con naturalidad a la pérdida de jugadores importantes, pues en esta temporada (entre verano e invierno) ha perdido a piezas troncales como Andrich, Friedrich, Kruse o Ingvartsen y, a pesar de ello, sigue ahí arriba. Es, además, un equipo que se mueve bien en resultados cortos, y ni qué decir tiene que defiende mejor que el Dortmund, tal y como demuestran los nueve goles menos que ha encajado el equipo berlinés hasta ahora en la Bundesliga. Desde que el Union aterrizó en la máxima categoría del fútbol alemán en 2019, las dos visitas del BVB al Bosque han terminado en derrota, así que los precedentes no son demasiado halagüeños para el equipo schwarzgelb. Dicho esto, el Union tiene varias bajas importantes: el carrilero zurdo Giesselmann y el central Heintz se pierden el duelo por covid, mientras que el pivote Rani Khedira se queda fuera por acumulación de amarillas. En el Dortmund regresa Hummels, a la par que Marco Rose ha confirmado que Haaland sigue de baja por su lesión muscular. ¿Será capaz el Borussia Dortmund de vencer en uno de los campos más difíciles de la Bundesliga sin su salvavidas? Mañana lo sabremos. J.N.

Atalanta y Juventus se miden este domingo en la Serie A. Foto: Vincenzo.togni bajo licencia Creative Commons 4.0.
Atalanta y Juventus se miden el domingo en Serie A. Foto: Vincenzo.togni bajo licencia Creative Commons 4.0.

Dos equipos por una sola plaza de Champions

Atalanta – Juventus de Turín (domingo, 20:45)

Es uno de los platos fuertes de la jornada en el fútbol europeo. La Atalanta de Gian Piero Gasperini recibe en su estadio a la Juventus de Massimiliano Allegri en un duelo de alta tensión por la cuarta y última plaza que da acceso a la UEFA Champions League 2022/23. La Atalanta es quinta, con 43 puntos, y un partido aún pendiente de jugar, y la Juventus es cuarta, con 45 puntos en su casillero. Es decir, una victoria este domingo de los de Gasperini volvería a situar a la Atalanta por delante de la Juventus en la clasificación con un partido menos. Los locales llegan a este partido en una racha irregular de resultados. De hecho, la Atalanta solo ha ganado un partido de los cuatro que ha disputado en este 2022 en la Serie A. Goleó a Udinese por dos goles a seis a comienzos de este año nuevo y, desde entonces, encadena dos empates (Inter y Lazio) y una derrota (Cagliari). Y por si esto fuera poco, esta misma semana se ha conocido que Duván Zapata va a estar casi tres meses de baja por una lesión. La Juventus, por su parte, llega en un gran momento. El efecto Dusan Vlahovic ya se ha hecho notar. El serbio vio portería la jornada pasada ante el Hellas Verona, en el triunfo de los bianconeri por dos goles a cero, y participó de manera decisiva en el tanto final de la victoria en el partido de cuartos de final de Coppa Italia ante el Sassuolo. Para el partido de este domingo por la noche se espera a Dybala, Morata y Vlahovic juntos desde el inicio. Atrás no estará Chiellini, lesionado, pero sí Bonucci para jugar en el centro de la defensa con De Ligt. En la Dea, sin Zapata, Muriel será el punta, acompañado por Malinovsky-Pessina. A.B.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Textos de Adrián Blanco (A.B.) y Jaume Naveira (J.N.). Foto de portada: Gaetano Capaldo bajo licencia Creative Commons 4.0.

 

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*