Cinco alicientes del fin de semana

002-buenos_aires_desde_el_cielo_estadio_de_river

Momento de reconducir la tendencia

Inter de Milán – Fiorentina (sábado, 18:00)

Inter y Fiorentina son dos equipos en distintas dimensiones actualmente dentro del fútbol italiano. El cuadro nerazzurro, vigente campeón del Scudetto, es tercero en estos momentos, con un partido aún pendiente de disputar (ante el Bologna), cuatro puntos por debajo de su rival y vecino, el AC Milan; mientras que la Fiorentina, por su parte, es octava, con 46 puntos, es decir, a dos unidades de una AS Roma que marca el acceso a la UEFA Conference League 2023-23. Los dos equipos, eso sí, atraviesan una racha muy irregular de resultados. El cuadro de Simone Inzaghi, sin ir más lejos, perdió hace varias semanas el liderato de la clasificación, y suma tan solo una victoria en sus últimos cinco partidos en la Serie A, y el equipo viola viene de dejarse cinco puntos ante Hellas Verona y Sassuolo, dos rivales directos en la tabla. Algo que, lógicamente, querrán corregir este domingo en San Siro los dos equipos. El Inter llega al partido con la baja confirmada de su central Stefan De Vrij, debido a una lesión, y apurará hasta última hora para tratar de recuperar una versión óptima de su mediocentro titular, Marcelo Brozovic, que ya ha apalabrado su renovación con el cuadro interista hasta el verano de 2026. Vincenzo Italiano cuenta con todos los efectivos a su disposición, y se espera que Álvaro Odriozola vuelva a ser el lateral derecho titular. Al margen de la renovación del futbolista croata, el Inter de Milán ya está trabajando en distintos objetivos dentro del mercado. Beppe Marotta, el director deportivo del club, ya se ha puesto deberes para los próximos meses y estos pasan por ampliar el contrato de Milan Skriniar, que finaliza en 2023 (y por tanto, si no renueva, podría hablar con cualquier otro club las próximas Navidades), sentarse a negociar con Ivan Perisic, si el croata quiere quedarse, y comenzar a sondear distintas opciones para el ataque, la parcela a reforzar por el Inter de Milán este verano: Gianluca Scamacca, Romelu Lukaku y Sebastién Haller son, a priori, las opciones que maneja el Inter de cara a la próxima temporada. Volviendo al enfrentamiento de este sábado cabe señalar que el Inter se ha impuesto de forma consecutiva en sus últimos cuatro duelos directos ante la Fiorentina en todas las competiciones; de hecho, la última victoria de los toscanos en el Giuseppe Meazza data del 2015, con un hat-trick de Nikola Kalinic. A.B.

Intentando amenizar un final de temporada eterno

AS Mónaco – PSG (domingo, 13:00)

Monaco y PSG son, a día de hoy, dos almas en pena. Y eso que pueden conseguir objetivos importantes: los del Principado tienen la Conference a cinco puntos y la Europa League a siete, con diez jornadas por jugarse y una zona alta en la que seguro que va a haber fluctuaciones. Por su lado, el PSG va a ser campeón de la Ligue 1 casi con total seguridad, debido a los 15 puntos de diferencia que tiene con el Olympique de Marsella y el Niza. Pero la eliminación europea, en Europa League y Champions respectivamente, le ha robado la líbido de cara a este final de temporada tanto a monegascos como a parisinos. Al Monaco, porque el escenario continental fue hasta diciembre su vía de escape a un rumbo errático e irregular en la Ligue 1. Y al PSG, porque su modelo de club tiene como única meta ganar la Champions, despreciando cualquier otro título que se pueda ganar si el objetivo que da sentido a su proyecto no se cumple. Casi se habla más de la desintegración, a todos los niveles, del proyecto actual que de los partidos ligueros que quedan por jugarse. Messi, Ramos, Neymar, Leonardo, Pochettino… nadie se salva de las especulaciones sobre una posible marcha del club. Y es que lo visto sobre el campo en la victoria ante el Burdeos dejó mucho menos poso que las protestas del Parque de los Príncipes, que decidió pitar a Messi, insultar a Neymar y vitorear a Mbappé, a pesar de que parece tener más de pie y medio fuera del PSG. Ante el equipo de Pochettino estará el Monaco de Philippe Clément, que para nada ha mejorado ni el rendimiento de Kovac ni el nivel de juego mostrado durante la primera vuelta. Ante el Braga, tras perder por 2-0 en la ida, el equipo del Principado estuvo absolutamente desorientado, sin idea alguna de cómo manejar el balón (el Braga se lo concedió) y fiándolo todo al juego directo. A día de hoy, es un equipo que no tiene luz alguna en ataque si no aparecen Jean Lucas, el único futbolista capaz de desequilibrar desde la calidad y el pase, o Vanderson, punzante carrilero derecho llegado desde Grêmio en el mercado invernal. Ya venía el Monaco de jugar muy mal ante el Estrasburgo en un partido importante en la pelea por Europa y ni mucho menos mejoró su imagen ante el Braga de Carlos Carvalhal. Precisamente, Vanderson va a ser baja tras dar positivo en covid, una ausencia que le va a restar potencial en ataque al equipo, pues en su lugar jugará un Djibril Sidibé bastante más defensivo. Como noticia positiva, Clément podría utilizar ya como titular a Guillermo Maripán, que se lesionó en el partido de Coupe de France ante el Nantes del día 2 y que ya reapareció frente al Braga, jugando los últimos 38 minutos. Por su lado, el PSG está pendiente de Leo Messi, que ayer estaba enfermo y no entrenó, mientras que Sergio Ramos -de quien hoy L’Équipe dice que quiere respetar su contrato, el cual finaliza en 2023- se acaba de reincorporar a los entrenamientos colectivos y aún no estará para jugar. Marco Verratti regresa tras perderse el último partido por sanción y tanto Di María como Bernat seguirán de baja por lesión. El PSG ha ganado en seis de sus últimas siete visitas al Louis II, cediendo puntos solamente en el encuentro de la primera vuelta de la Ligue 1 de la pasada temporada, en que el Monaco ganó por 3-2. J.N.

El Inter recibe a la Fiorentina en San Siro esta jornada. Foto: oscar federico bodini bajo licencia Creative Commons 2.0.
El Inter recibe a la Fiorentina en San Siro. Foto: oscar federico bodini bajo licencia Creative Commons 2.0.

Un duelo Premier en los cuartos de FA Cup

Southampton – Manchester City (domingo, 16:00)

Este fin de semana se disputan los cuartos de final de la FA Cup. Una ronda que ha emparejado a cuatro equipos Premier League en dos eliminatorias: Everton y Crystal Palace, por un lado, y Southampton y Manchester City, por el otro. Una competición que ya ganaron los de Pep Guardiola en la temporada 2018-19 tras golear al Watford en la final por seis a cero. En esta ocasión, el cuadro citizen llega de derrotar al Peterborough en octavos gracias a los goles de Riyad Mahrez y Jack Grealish; el Southampton, por su parte, llega de eliminar a otro equipo Premier como el West Ham en una gran actuación de su delantero, Armando Broja. Pep Guardiola no podrá contar para este partido con dos ausencias ya conocidas, ambas por lesión, Rúben Dias (que estará de baja hasta el próximo mes de abril) y Cole Palmer, mientras que Ralph Hassenhütl cuenta con varios futbolistas tocados que llegan entre algodones: Valentino Livramento, Nathan Tella y el propio Armando Broja. A todo esto, el Manchester City llega en un mejor momento a este partido, ya que el Southampton viene de tres derrotas consecutivas en la Premier League, pero tampoco está para tirar cohetes: entre semana empató en casa ante el Sporting CP en la Champions League, aunque también es verdad que goleó con solvencia en Portugal y dejó totalmente decidida la eliminatoria, y en la liga inglesa ha visto cómo el Liverpool vuelve a pisarle los talones cuando parecía que tenía el título bien encarrilado: los de Jürgen Klopp se han puesto a tan solo un punto del Manchester City. Curiosamente, Southampton y City se han visto las caras en dos ocasiones esta campaña, ambas en la Premier League, y ambas acabaron en empate. En el Etihad acabaron 0-0, en el mes de septiembre, y en St. Mary’s, en enero, 1-1, con tantos de Walker-Peters y Laporte. Dos resultados que, si vuelven a producirse este domingo, obligarían a disputar un Replay dentro de unas semanas para decidir el cruce en territorio citizen. A.B.

Europa en juego en el Derby della Capitale

AS Roma – SS Lazio (domingo, 18:00)

Separadas por tan solo un punto, tanto la Lazio como la Roma saben que el derbi de este fin de semana tiene una gran relevancia de cara a sus aspiraciones europeas. La Lazio, que suma 17 puntos de los últimos 24 en juego, ha conseguido auparse hasta una quinta posición que esta temporada le era territorio desconocido, aunque viendo la progresión de la Juve y que este fin de semana la Vecchia Signora recibe en casa a la Salernitana -colista del campeonato-, parece complicado reducir los siete puntos de desventaja con la zona Champions. Por su lado, la Roma está dos posiciones por debajo, aunque suma ocho partidos como invicta, en los que acumula cuatro empates. Algunos de ellos, ante equipos que están claramente por debajo a nivel clasificatorio, como Udinese (14º) o Genoa (19º, penúltimo). Da la sensación de que la Roma no progresa, sino que trampea. Esa sensación ofreció el jueves ante el Vitesse en la Conference: los de Mourinho salieron a defender el 0-1 que traían de Arnhem (donde los de Thomas Letsch tuvieron tramos de partido en los que fueron claramente superiores) y el golazo de Wittek, que empataba la eliminatoria, les obligaba a poner la quinta marcha cuando llevaban toda la noche en primera. Un gol de Tammy Abraham evitó la prórroga y catapultó a la Roma hacia los cuartos de final, donde volverá a enfrentarse a un Bodø/Glimt que le endosó un 6-1 en fase de grupos. Mourinho reconoció que jugarse un partido europeo tan importante con tantos futbolistas a los que pretendía usar en el derbi era un problema, y estableció una diferencia con la Lazio, declarando que “mientras nosotros jugamos en Europa, la Lazio está en casa fumando con Sarri”. José nunca decepciona. El equipo biancoceleste ha tenido semana limpia desde su último partido, una victoria contra el Venezia por 1-0, con Ciro Immobile resolviendo desde el punto de penalti para anotar su 21º gol en la Serie A esta temporada. Sarri pierde a Zaccagni por sanción, mientras que Marušić regresa tras haber cumplido ciclo de amonestaciones en la pasada jornada. Por su parte, la Roma recupera a Mkhitaryan y Kumbulla (suspendidos en el último partido liguero) y Pellegrini es duda por una faringitis, la cual le ha provocado fiebre en las últimas horas. Este fin de semana, será la Roma quien actúe como local, y las estadísticas le amparan, pues ha ganado cinco de los últimos seis derbis como anfitrión. J.N.

Southampton y Manchester City se enfrentan en St. Mary's. Foto: User890899 bajo licencia Creative Commons 4.0.
Southampton y Manchester City se miden en St. Mary’s. Foto: User890899 bajo licencia Creative Commons 4.0.

El primer Superclásico argentino del año 2022

River Plate – Boca Juniors (domingo, 23:00)

El Monumental acoge este domingo el primer Superclásico de la temporada en el fútbol argentino. River Plate recibe a Boca Juniors en su estadio en la séptima jornada de la Copa de la Liga Profesional con los dos equipos en un buen momento. El club millonario es líder en solitario de su grupo tras sumar 13 de los primeros 18 puntos que ha jugado, con cuatro triunfos, un empate y una derrota en su casillero, y llega al choque después de golear a Gimnasia por cuatro goles a cero el pasado fin de semana gracias a los tantos de Enzo Fernández, Julián Álvarez, Juan Fernando Quintero y Braian Romero. Boca, por su parte, es tercero de su grupo, con 11 puntos de 18 posibles, y derrotó a Estudiantes en la última jornada del campeonato con un gol del peruano Luis Advíncula (ex del Rayo Vallecano) en la segunda parte. Como todo Superclásico, el partido llega caldeado desde los días previos. Sebastián Battaglia, el técnico de Boca Juniors, quiso jugar sus cartas en rueda de prensa y puso el foco en el árbitro que la Federación ha designado para este partido, Darío Herrera. “Son partidos especiales, es un campeonato con todos los equipos y un campeonato con River, es la realidad. Nos toca de visitante como el partido anterior, que más allá de cómo se dio, esperemos que ahora le árbitro tenga un buen partido, que se equivoque lo menos posible. Nosotros queremos hablar de fútbol y no de los árbitros. Los últimos partidos creo que hubo fallos que nos perjudicaron, mas allá de eso queremos que tenga un buen partido. Es el mejor designado para esto. No quiero que me favorezcan, quiero que no se equivoquen en contra de Boca. Nosotros vamos a competir como se debe. Fueron varios errores en donde nos perjudicaron, donde los partidos hubieran cambiado su rumbo. Queremos que se equivoquen lo menos posible. Herrera es el que mejor designado está, que tenga un gran partido”, reconoció este jueves ante los medios el propio Battaglia. En lo estrictamente deportivo, se espera que Benedetto sea el delantero referencia de Boca Juniors en el Superclásico; Zambrano jugará por el lesionado Izquierdoz en defensa para acompañar a Marcos Rojo. En River Plate, por otro lado, se da una circunstancia muy curiosa: será el primer Superclásico que Juan Fernando Quintero jugará ante Boca Juniors en el Monumental, puesto que en su anterior paso por el equipo millonario jugó siempre ante los Xeneizes lejos de Núñez. No obstante, todas las miradas estarán puestas en el joven Julián Álvarez. El argentino disputará su último Superclásico antes de fichar por el City. A.B.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Textos de Adrián Blanco (A.B.) y Jaume Naveira (J.N.). Foto de portada: Elemaki bajo licencia Creative Commons 3.0.

Related posts

Deja un comentario

*