Cinco alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

Milan y Juventus se enfrentan este fin de semana en San Siro. Foto: Дмитрий Кошелев bajo licencia Creative Commons 4.0. International

La lucha no puede estar más apretada

Bayer Leverkusen – Unión Berlín (sábado, 15:30h)

Al margen de Bayern Múnich y Borussia Dortmund, que comen aparte pero en distintas mesas, la Bundesliga estrena el año 2022 con la clasificación apretadísima entre el tercer clasificado, el Friburgo, y el noveno, el Mainz 05. Entre uno y otro solo hay cinco puntos de diferencia y este sábado, entre medias, se miden dos de los grandes animadores de la liga alemana esta temporada: el Bayer Leverkusen, cuarto, que cierra los puestos que dan acceso a la Champions League 2022/23, y el Unión Berlín, séptimo, empatado con los mismos puntos que el Eintracht Frankfurt, que ahora mismo se clasificaría para la próxima Conference League si la temporada acabase de esta forma. Curiosamente, eso sí, el Bayern Leverkusen de Gerardo Seoane ha sacado más puntos esta temporada lejos de su estadio (15) que en su propia casa (13), donde viene de encadenar dos victorias y un empate en sus últimas tres jornadas como local. El Unión Berlín, por su parte, es el octavo mejor visitante en lo que va de Bundesliga con 9 puntos en la mano de 24 posibles. Ahora bien, los dos equipos llegan con bajas sensibles al partido de este fin de semana. Los locales, por ejemplo, no podrán contar con futbolistas de la talla de Amiri, Aranguiz, Tapsoba (convocado para la Copa África) o Baumgartlinger, mientras que los visitantes tampoco podrán tirar de piezas como Awoniyi (también convocado por su selección) o Wszolek. No obstante, sobre el césped del BayArena sí correrán jugadores importantes como Hincapié, Palacios, Wirtz, Schick, Endo, Öztunali, Ujah u Oczipka. Es decir, alicientes suficientes para pensar que este duelo entre Levekusen y Unión Berlín puede ser uno de los grandes encuentros de esta jornada. A.B.

Haaland ha sido el gran protagonista de la previa

Eintracht Frankfurt – Borussia Dortmund (sábado, 18:30h)

La Bundesliga regresa este fin de semana con un duelo interesantísimo en la parte alta de la clasificación. El Eintracht Frankfurt de Oliver Glasner, sexto clasificado, recibe en su estadio al Borussia Dortmund de Marco Rose, segundo, aunque con una desventaja prohibitiva, a priori, con respecto al líder del fútbol alemán, el Bayern Múnich, que llega de caer este viernes en su estadio ante el Borussia Mönchengladbach. Dicho lo cual, estos días no se ha hablado del duelo ante el Eintracht en el entorno del equipo amarillo, sino del futuro de su referencia ofensiva, Erling Braut Haaland, que se quedará este mes de enero en el Borussia Dortmund, y quizá también la temporada que viene, según publicaba el viernes por la noche el diario Bild para luego fichar por el Real Madrid. Sea como fuere, Haaland estará este sábado en el Deutsche Bank Park de Frankfurt para medirse a un equipo que conoce bien: el noruego se ha enfrentado tres veces al Eintracht desde que juega en el Borussia Dortmund y le ha hecho tres goles; de hecho, en el último enfrentamiento entre estos dos equipos, el pasado mes de agosto, Haaland anotó un doblete en la goleada por cinco goles a dos ante el equipo de Oliver Glasner. Quienes no llegan a tiempo para este partido son Akanji, Bürki, Morey, Reyna, Schmelzer y Zagadou, por parte del Borussia Dortmund, y Da Costa, Schröder o Younes, por parte del Eintracht Frankfurt. El equipo de Rose despidió el 2021 perdiendo en Berlín ante el Hertha, por tres goles a dos, un tropiezo que abrió una profunda brecha de nueve puntos (que podría reducirse nuevamente a seis esta jornada, en caso de victoria) con respecto al Bayern Múnich, mientras que el Eintracht encadena tres triunfos consecutivos que le han metido de lleno en la pelea por los puestos europeos. Tal es así que arranca el año 2022 a solo un punto del Bayer Leverkusen, cuarto, que marca la zona Champions. A.B.

La Roma de José Mourinho recibe a la Juventus en el Olímpico. Foto: ildirettore bajo licencia Creative Commons 3.0.
La Roma de Mourinho recibe a la Juventus en el Olímpico. Foto: ildirettore bajo licencia Creative Commons 3.0.

Sin tiempo de lamentarse

Roma – Juventus (domingo, 18:30)

Solamente tres días después de caer en San Siro ante el Milan, la Roma de Mourinho tiene la obligación de rehacerse para recibir mañana en el Stadio Olimpico a la Juventus, que no pudo pasar del 1-1 ante un Napoli con muchas bajas. Los de Mourinho y Allegri están prácticamente pegados en la clasificación, ocupando uno la séptima plaza con 32 puntos y el otro la quinta con 35, por lo que tienen el objetivo común de mantenerse a tiro de las plazas Champions, zona que cierra la Atalanta con 38 unidades. La Roma viene de un partido que se le puso cuesta arriba muy pronto y de forma inesperada, con un penalti de VAR por mano de Tammy Abraham y un error en zona de iniciación de Roger Ibañez que hizo que los giallorossi se pusieran 2-0 abajo a los 16 minutos. Sin acabar de mostrarse clara en la gestión de balón, la Roma pudo mantenerse viva en el partido gracias a lo que le aporta Tammy Abraham, que juega muy bien de espaldas, se faja con los defensores rivales, entiende bien lo que necesita su equipo y demuestra una enorme velocidad de reacción para rematar cada vez que un balón pasa cerca de él, tal y como demostró con su diana ante el Milan. A su lado, Zaniolo no estuvo tan afortunado, pero es un futbolista que está mostrando una buena adaptación al rol de acompañante de Abraham que le está atribuyendo Mourinho, que le pide a Nicolò recorrer muchos metros para conducir las transiciones y asegurar tanto último pase como capacidad para definir. Por su lado, la Juventus viene de un partido de muchas fases ante el Napoli, en que los primeros 45 minutos fueron claramente partenopeos (el Napoli fue el primer equipo desde 2013 que disparaba 10 veces en un primer tiempo ante la Vecchia Signora), los primeros 10 de la segunda parte fueron de calma chicha hasta el gol de Chiesa y, posteriormente, se entró en una fase de muchas imprecisiones y poco dominio. La Juve pudo ganarlo con una ocasión clarísima que se perdió Kean, pero terminó sumando un único punto. El equipo de Allegri está siendo construido desde la defensa: si bien se ve que no es ninguna maravilla en fase ofensiva, es un bloque compacto a la hora de defender, tal y como demuestra que es el tercer equipo menos goleado de la Serie A, sólo por detrás de Inter y Napoli. Por tanto, conociendo que ninguno de los dos equipos tiene como especialidad la gestión del balón, habrá que ver quién acepta (al menos de inicio) el papel protagonista. Se puede decir que a ambos equipos les ha tratado bien, por lo menos de momento, la oleada actual de covid, pues no tienen demasiadas bajas, aunque la Roma deberá afrontar el partido sin Gianluca Mancini y Rick Karsdorp (expulsados ante el Milan) y con las bajas por lesión de Mayoral, Fuzato y Spinazzola, además de Amadou Diawara y Ebrima Darboe, que disputarán este mes la Copa de África. Menos bajas aún tiene Allegri, que solamente tiene las lesiones de Danilo y Bonucci (seguramente ya disponibles para la próxima semana) y el positivo covid de Pinsoglio. J.N.

La volatilidad por bandera

Olympique de Lyon – PSG (domingo, 20:45)

Veinte puntos y doce posiciones separan a día de hoy a Olympique de Lyon y Paris Saint-Germain, pero ambos desprenden una sensación similar: son equipos, a diferentes niveles, de mucha calidad a la par que poco fiables. Llevamos toda la temporada hablando de que este PSG tiene mucho margen de mejora a nivel táctico, siendo un equipo que se parte mucho cuando junta a todas sus estrellas, que permite que los rivales le puedan correr mucho y que ha solucionado muchos partidos en los últimos minutos, sinónimo de que el PSG llega a los compases finales de muchos encuentros con deberes por hacer. Por su parte, el OL de Peter Bosz no destaca por su fiabilidad defensiva y, para más inri, tiene lesionados a Jason Denayer y Sinaly Diomandé, lo que dificulta la confección de una defensa sólida. Los equipos de Bosz, tan ofensivos y entregados al intercambio de golpes, necesitan que en esa ruleta rusa pese más el propio poder ofensivo, pero de momento no está siendo así en la Ligue 1, marcha que contrasta con los 16 puntos sobre 18 posibles que ha sumado el OL en la fase de grupos de Europa League. El Lyon sólo lleva 24 puntos en 18 jornadas de liga, por lo que su clasificación a competición europea está realmente en entredicho, habida cuenta de que el quinto clasificado se encuentra a 7 puntos. El partido, en muchos sentidos, va a estar condicionado por el covid: primero, porque vuelven las limitaciones de aforo a 5.000 espectadores, cifra máxima que ya vimos en los partidos del comienzo de la temporada 20-21. Y segundo, porque el PSG tiene una larga lista de bajas debido al virus, conformada por Di María, Draxler, Donnarumma, Danilo Pereira, Kurzawa y Sergio Rico. Messi ya dio negativo y regresó a Francia desde Argentina, pero no es seguro que vaya a estar contra el OL, puesto que él lo pasó algo peor con el virus y no entrenó ayer con el grupo. Hay que sumar también la baja por lesión de Neymar, lo que indica que Kylian Mbappé puede ser el único integrante del tridente que juegue mañana, y las ausencias de Achraf Hakimi, Abdou Diallo y Gana Gueye, convocados para la Copa de África. Juan Bernat sí entrenó en plenas condiciones tanto ayer como el jueves y Sergio Ramos podría formar parte de la convocatoria. Los parisinos quieren mantener su buena racha en Lyon, donde han vencido en sus últimas tres visitas, con un balance de diez goles a favor y sólo tres en contra. J.N.

El Lyon recibe en su estadio al PSG. Foto: Noixdecoco99 bajo licencia Creative Commons 4.0.
El Lyon recibe en su estadio al líder, el PSG. Foto: Noixdecoco99 bajo licencia Creative Commons 4.0.

Empieza la cuesta de enero para el Inter

Inter de Milán – Lazio (domingo, 20:45)

La Lazio y Simone Inzaghi vuelven a verse las caras esta temporada. Ya lo hicieron el pasado mes de octubre, en el Olímpico de Roma, y aquella vez el cuadro entrenado por Maurizio Sarri doblegó al equipo nerazzuro con un aplastante tres a uno en el marcador. Ahora, 13 jornadas después de aquel enfrentamiento, el Inter es líder en solitario de la Serie A, con 46 puntos en 19 jornadas (pues no pudo jugar el pasado jueves en el Renato Dall’Ara de Bolonia debido a los múltiples casos por Covid-19 del equipo entrenado por Sinisa Mihajlovic), mientras que la Lazio, octava, con 32 puntos, se encuentra inmersa en la pelea por los puestos europeos. Los dos equipos llegan con ausencias sensibles a este partido. El Inter, por un lado, no podrá contar con Hakan Çalhanoglu, sancionado, y todo hace indicar que Edin Dzeko, recuperado de su infección por coronavirus en las últimas horas, arrancará el encuentro desde el banquillo; la Lazio, por su parte, llega sin su central, Acerbi, debido a un problema muscular, y sin Romero ni Akpa Akpro, este último convocado por la selección de Costa de Marfil para disputar la Copa África. Así las cosas, todo hace indicar que Alexis Sánchez será la pareja de ataque de Lautaro en el once del Inter y que el español Patric jugará con Radu en el centro de la zaga de la Lazio. Con este partido, el Inter de Milán abre un mes de enero complicadísimo a nivel de calendario. El domingo se mide a la Lazio, el próximo miércoles (salvo sorpresa) se mide a la Juventus en la Supercopa de Italia y el siguiente domingo visita a la Atalanta. Un tramo del curso que debería preparar al equipo para lo que está por llegar: en febrero se medirá de manera consecutiva a Inter, Nápoles, Liverpool y Sassuolo. Si el Inter sale vivo de este mes y pico de competición, entonces sí podremos hablar del gran favorito para volver a levantar esta temporada el Scudetto. A.B.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Textos de Adrián Blanco (A.B.) y Jaume Naveira (J.N.). Foto de portada: Дмитрий Кошелев bajo licencia Creative Commons 4.0. International.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*