Cinco alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

1200px-psg-lyon_parc_des_princes_02

¿Y ahora qué, Antonio?

Leeds United – Tottenham Hotspur (sábado, 13:30h)

Antonio Conte explotó el pasado miércoles. El Tottenham cayó en Turf Moor ante el Burnley por un gol a cero solo tres días después de ganar al Manchester City y el italiano no se mordió la lengua. “Fue una noche difícil, pero no es sólo esta noche. De los últimos cinco partidos perdimos cuatro. Significa que habrá una evaluación sobre el club, sobre mí, porque creo que para mí es muy frustrante perder cuatro partidos de cinco. Lo siento mucho por los aficionados. No se lo merecen. Pero cuando pierdes cuatro de cinco significa que el club tiene que hacer una evaluación, también para hablar juntos y entender cuál es la mejor solución”, reconoció un Conte caracterizado por mantener siempre fuertes pulsos con las directivas de los clubes que ha entrenado. Pero este parece haber llegado mucho antes de lo previsto, y la realidad es que cogió por sorpresa a propios y extraños. En este clima tan crispado el Tottenham viaja a Yorkshire para medirse al Leeds United de Marcelo Bielsa. Un partido que, en otras circunstancias, sería una visita cómoda para el Tottenham, porque el Leeds sigue remando por alejarse de los puestos de descenso, pero que con esta tensión eleva la incertidumbre habitual de cualquier partido. El Leeds llega con varias bajas muy sensibles a este encuentro. Liam Cooper y Kalvin Phillips continúan recuperándose de sus problemas físicos, y ninguno de los dos estará de vuelta hasta, como mínimo, la primera semana del mes de marzo, y a estas dos ausencias hay que apuntar la duda de Robin Koch, que sigue evolucionando tras sufrir un aparatoso golpe en la cabeza en el encuentro ante el Manchester United, y las ausencias también conocidas de futbolistas como Patrick Bamford, Diego Llorente, Sam Greenwood y Leo Fuhr Hjelde. El cuadro de Bielsa, por cierto, solo ha sumado uno de los últimos 15 puntos en juego, y viene de caer el pasado miércoles ante el Liverpool por seis goles a cero. El Tottenham, por su parte, llega con dos futbolistas tocados a este duelo: Oliver Skipp y Japhet Tanganga. El todavía equipo de Antonio Conte solo ha ganado uno de sus últimos cinco partidos en liga, y aun así no está tan lejos de los puestos europeos. De hecho, una victoria este fin de semana podría auparle hasta la sexta plaza, en función de lo que hagan también Arsenal y Wolverhampton, obvio, pero ahora mismo lo más urgente en el Tottenham es calmar las aguas y recuperar la estabilidad dentro del club. A.B.

El PSG quiere reponerse del accidente ante el Nantes

PSG – Saint-Étienne (sábado, 21:00h)

La semana pasada saltó la gran sorpresa. El PSG cayó goleado fuera de casa ante el Nantes por tres a uno. Era la segunda derrota de la temporada del cuadro parisino en lo que va de Ligue 1 2021/22, tras caer en octubre también lejos de su estadio ante el Stade Rennais, y automáticamente se encendieron todas las alarmas en el Parque de los Príncipes. El título de liga no peligra para el PSG, pues tiene una renta de 13 puntos por encima del Olympique de Marsella, que no aprovechó el tropiezo rival para recortar en la tabla, ya que también perdió la pasada jornada, en su caso ante el Clermont, pero las sensaciones evidentemente no fueron positivas pocas semanas antes del partido de vuelta ante el Real Madrid en la Champions League. El PSG querrá espantar rápido cualquier fantasma y llega al partido de este fin de semana ante el Saint-Étienne con la obligación de ganar y convencer para construir un relato sólido antes de visitar el estadio Santiago Bernabéu el próximo 9 de marzo. El PSG, eso sí, llega con varias ausencias importantes: Marco Verratti será baja por sanción, Leandro Paredes no está disponible para este encuentro debido a un problema físico en el aductor y Ander Herrera continúa recuperándose de una lesión muscular. Tres bajas que se suman a la ya conocida ausencia de Sergio Ramos. Por todo ello, es bastante probable que Mauricio Pochettino saqué un centro del campo formado por Danilo Pereira, Gana Gueye y Giorginio Wijnaldum. El Saint-Étienne, por su parte, llega con las bajas de Joris Gnagnon, Saidou Sow, Enzo Crivelli e Yvann Macon, pero Pascal Dupraz confirmó en rueda de prensa que recupera para este partido a Zaydou Youssouf a pesar de sus molestias en el tobillo. El Saint-Étienne, un histórico del fútbol francés, sigue peleando por no bajar a final de temporada. El equipo es 16º, con 22 puntos en 25 jornadas, tan solo un punto por encima del farolillo rojo de la tabla, y llega al Parque de los Príncipes, donde el PSG no ha perdido aún este curso en liga, con la motivación de meterle otro golpe a los parisinos. A.B.

Wembley acogerá la final de la Carabao Cup. Foto: stevecadman bajo licencia Creative Commons 2.0
Wembley acogerá la final de la Carabao Cup. Foto: stevecadman bajo licencia Creative Commons 2.0

Tuchel contra Klopp por un título en Wembley

Chelsea – Liverpool (domingo, 17:30h)

Mañana se disputa la primera final de la temporada en la casa del fútbol inglés, y será por el título de la Copa de la Liga. Si bien Chelsea y Liverpool han centrado muchos más esfuerzos en el resto de competiciones, su calidad terminó imponiéndose en este torneo y nos va a permitir disfrutar de un partidazo entre los dos equipos que van a la zaga del Manchester City en la tabla de la Premier. Esta competición ha sido dominada con mano de hierro, precisamente, por los citizens, que suman cinco entorchados en los últimos seis años (cuatro de ellos bajo las órdenes de Pep Guardiola). El Chelsea de Tuchel está mucho más lejos que el Liverpool en la carrera por la Premier, pero pasa por un buen momento, debido a las seis victorias consecutivas que encadena en partido oficial, incluyendo las que le permitieron salir campeón del Mundial de Clubes en Abu Dhabi o el triunfo del pasado martes en Champions ante el Lille, dejando una sensación de enorme superioridad sin casi despeinarse. Dicho esto, hay un dato que habla a las claras de la diferencia entre Chelsea y Liverpool en Liga: mientras que los blues suman un total de 20 disparos a puerta y 6 goles desde que comenzó el 2022, el Liverpool suma 19 remates a puerta y 9 goles… solamente en la última semana. Guarismos absolutamente apabullantes por parte de los reds, que se encuentran a tres puntos del City tras recuperar su partido ante el Leeds (con resultado final de 6-0) y de ganarle al Burnley el pasado fin de semana. Las dudas para Klopp de cara a la final se centran en quién ocupará la punta de lanza, pues Roberto Firmino es baja segura y Diogo Jota tendría que forzar para estar por una lesión en el pie, así que quizá no hay que descartar la presencia en el once de algún futbolista que está más abajo en el escalafón ofensivo del Liverpool, como por ejemplo Takumi Minamino, que es el máximo goleador red en esta competición (cuatro goles, a los que suma una asistencia). Donde seguro que no hay dudas es en la portería, donde Klopp aprecia enormemente el trabajo del irlandés Caoimhin Kelleher, el meta al que le concede FA Cup y Copa de la Liga en detrimento de Alisson, que es el número uno en Premier y Champions. El técnico alemán confirmó la titularidad de Kelleher en la final de mañana justo después de cerrar su clasificación para la misma, en el duelo ante el Arsenal del pasado 20 de enero. Por el lado del Chelsea, y habiéndose constatado nuevamente ante el Lille que el equipo funciona mejor sin Lukaku (fue titular ante el Palace en el último partido de Premier y sólo tocó siete balones), parece complicado que el belga sea de la partida. Tuchel, solamente con la baja de Chilwell, tendrá donde elegir para formar su once, incluyendo la posibilidad de un Reece James que vuelve de lesión tras dos meses en el dique seco. Kovacic, Ziyech y Hudson-Odoi eran duda por problemas físicos de distinta índole, pero todos ellos entrenaron normalmente ayer viernes, así que estarán disponibles para ser convocados. El partido llega en un momento en que el clima está algo enrarecido en el entorno del Chelsea, debido a que el hecho de que el propietario sea el ruso Roman Abramovich no se sabe si puede tener impacto negativo sobre el club, en forma de posibles sanciones que se le puedan imponer o, incluso, como sugirió el parlamentario laborista Chris Bryant, que se le pueda quitar la propiedad del club a Abramovich debido a documentos compartidos en la Cámara de los Comunes que pueden relacionarle con Vladimir Putin. Será el decimoctavo partido entre Klopp y Tuchel en su carrera, con un balance previo de nueve victorias para el actual técnico del Liverpool, cinco empates y tres victorias para el entrenador del Chelsea. Eso sí, desde que Tuchel llegó al Chelsea, Klopp no ha conseguido ganarle aún. Los blues buscan su sexto título de la Copa de la Liga (el último lo ganaron en 2015), mientras que los reds pueden obtener el noveno de su historia, que llegaría diez años después del último que ganaron. J.N. 

Un duelo entre viejos conocidos

Lazio – Nápoles (domingo, 20:45h)

Lazio y Nápoles han sido dos grandes decepciones en los Playoff de la Europa League. Los de Maurizio Sarri cayeron ante el Porto tras perder en la ida y empatar en Roma y los de Luciano Spalletti sufriendo para plantarle cara al FC Barcelona de Xavi Hernández. Ninguno de los dos seguirá jugando esta temporada en Europa, así que ambos podrán centrarse de aquí al final de curso en la Serie A. El Nápoles sigue vivo en la lucha por el Scudetto, pese a encadenar dos empates consecutivos ante Inter y Cagliari, siendo terceros por detrás de los equipos de Milán, mientras que la Lazio, sexta, sería ahora mismo equipo de Conference League para el curso 2022/23. Los dos clubes tienen margen de mejora todavía por delante, pero no un mayor margen de error si quieren mantener vivos sus objetivos de aquí al próximo mes de mayo. Aún está por ver cómo se recuperan los dos conjuntos del esfuerzo del pasado jueves, puesto que el desgaste físico podría obligar a los entrenadores a realizar algún que otro cambio en sus onces titulares. La Lazio llega a este partido con las bajas ya conocidas de Acerbi y Lazzari, ambos por lesión, mientras que el Nápoles, por su parte, llega con varios futbolistas entre algodones como Anguissa, Lozano, Tuanzebe o Lobotka. Politano, por otro lado, se recuperó a tiempo para el partido de vuelta ante el Barça y jugó los segundos 45 minutos de ese partido como extremo derecho. Los datos dicen que el Nápoles no gana en suelo laziale desde hace más de tres años: concretamente, desde el pasado mes de agosto del año 2018 con Carlo Ancelotti en el banquillo partenopeo. Una dinámica que el Nápoles querrá cortar de raíz este domingo en el Olímpico para seguir pugnando por el Scudetto, toda vez que Inter y Milan vienen de dejarse los puntos este viernes ante Genoa e Udinese. A.B.

La Roma de José Mourinho recibe a la Juventus en el Olímpico. Foto: ildirettore bajo licencia Creative Commons 3.0.
La Lazio recibe al Napoli en el Olímpico de Roma. Foto: ildirettore bajo licencia Creative Commons 3.0.

Duelo entre grandes en horas bajas

Olympique de Lyon – LOSC Lille (domingo, 20:45h)

Olympique de Lyon y Lille, que el año pasado lucharon por la Ligue 1 hasta el final (con el Lille llevándose el título y el Lyon terminando cuarto), están a galaxias de esas cotas por las que peleaban la temporada anterior, hasta el punto de que, ahora mismo, ninguno de los dos está en posiciones europeas. El OL, con 38 puntos, se sitúa a cuatro de la plaza de Conference que a día de hoy ocupa el Estrasburgo, mientras que el vigente campeón está aún más abajo, con 36 puntos y ocupando la undécima posición. Al Lyon le está castigando su volatilidad, porque de la mano de Peter Bosz no es un equipo especialmente sólido atrás y tampoco está bien de cara a puerta, tal y como demuestran sus estadísticas: el OL, según los Expected Goals, debería llevar 44,4 tantos, pero solamente ha marcado 34. Es el equipo con más diferencia negativa de toda la Ligue 1 entre goles marcados y goles esperados. Con tal de contrarrestar ese déficit, Bosz tiene la buena noticia del regreso de Moussa Dembélé, que ha marcado cuatro goles en sus últimos cinco partidos y se perdió la visita al Lens por sanción. Será un buen acicate para un Lyon que, a pesar de todo, tiene muchísima calidad: a los Paquetá, Toko Ekambi, Caqueret o el propio Dembélé, hay que sumar a futbolistas que han llegado en el mercado invernal, como Tanguy N’Dombélé o Romain Faivre, que le dan un plus al equipo. Eso sí, atrás el equipo no es del todo fiable y a ello no ayuda la ausencia de Jason Denayer, que ha estado dos meses fuera por una lesión en el tobillo y que aún anda poniéndose a punto (jugó con el filial el pasado fin de semana en National 2). Por su lado, el Lille viene de un golpe de realidad en Stamford Bridge, donde completó un partido bueno para lo que puede ofrecer ahora mismo y que, sin embargo, fue insuficiente para inquietar al Chelsea. Sostenidos atrás por Botman y empujados hacia el ataque por un Renato Sanches demasiado solo, los de Jocelyn Gourvennec (que no tuvo una dirección de campo ni mucho menos diferencial) sucumbieron en la ida de los octavos de Champions y no se atisba un futuro en la competición que dure más allá del encuentro de vuelta. De cara al partido de mañana, el Lille tiene la dura baja de Benjamin André en el centro del campo, sancionado por haber visto tres amarillas en menos de diez partidos. J.N.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Textos de Adrián Blanco (A.B.) y Jaume Naveira (J.N.). Foto de portada: Zakarie Faibis bajo licencia Creative Commons 4.0.

Related posts

Deja un comentario

*