Cinco alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

chelsea_football_club_stamford_bridge_11

El United quiere recuperarse de una semana de perros

Manchester United – Tottenham Hotspur (sábado, 18:30)

Para el Manchester United, nunca es fácil gestionar una derrota. Menos aún si es ante el Manchester City. Y menos todavía si el equipo pone de su parte para ello, bajando los brazos de la forma que lo hizo en el Etihad tras recibir el 2-1. Tras salir con un plan inicial de partido consistente en presionar alto y dificultar los inicios del City, justificado además con un buen gol de Jadon Sancho para empatar, el United no tardó demasiados minutos en convertirse en el juguete del City, que le dio un repaso de órdago desde los minutos finales de la primera parte hasta el pitido final. La imagen ofrecida fue tan difícil de asumir que las críticas al Manchester United llegaron de absolutamente todos lados: de los aficionados, de los periodistas, de las leyendas del club… y a todo esto, esta semana han vuelto a aparecer en escena las dudas sobre si Cristiano es feliz en Old Trafford, además de reabrirse el debate sobre si la lesión de cadera que le dejó fuera ante el City era real. Rangnick confirmó que está para jugar este fin de semana, toda vez que volvió el jueves a los entrenamientos. Por todos estos motivos, han sido días muy duros para el United, y la única forma de apaciguar un poco las aguas es coger una buena racha en Premier y pasar a cuartos de final de la Champions el próximo martes ante el Atlético de Madrid. La cuestión es que si el United quiere comenzar a recuperar sensaciones, el primer rival que se encontrará será uno de los peces gordos de la Premier, el Tottenham, que viene de endosarle dos goleadas al Leeds y al Everton. El club venía de unas semanas convulsas tras las rajadas de Antonio Conte relativas a los fichajes, la planificación deportiva y la falta de ambición del club, pero los spurs han sido capaces de sumar dos grandes resultados consecutivos y de recuperar buenas sensaciones. La pasada temporada, el United tocó fondo ante el Tottenham en casa, perdiendo por 1-6 y completando una actuación absolutamente penosa, un precedente que Rangnick no quiere que se repita. No sólo vuelve Cristiano Ronaldo, sino también Cavani y Varane, que salen de lesión. Por su lado, Luke Shaw es baja por covid y Scott McTominay es duda. Sin Sessegnon, Tanganga y Skipp, Conte tendrá dispuestos a sus mejores jugadores para tratar de sacar algo de Old Trafford. Conviene recordar que el Tottenham está a tres puntos de Champions y que el United está a las puertas de la cuarta plaza, con un punto menos (a la par que tres partidos más) que el Arsenal. J.N.

Duelo entre dos equipos muy necesitados

Borussia Mönchengladbach – Hertha Berlín (sábado, 18:30)

La realidad del Borussia Mönchengladbach está bastante lejos de las expectativas de inicio de temporada. El equipo de Adi Hütter es 13º actualmente en Bundesliga, con 27 puntos en 25 jornadas, y lleva un mes exacto sin conocer la victoria en liga: desde el 12 de febrero cuando derrotó a un rival directo en la clasificación como el Augsburgo por tres goles a dos. En cierto modo, el curso 2021/22 del Borussia Mönchengladbach está siendo difícil de explicar. El equipo conservó en verano la base de la campaña anterior, es decir, los Nico Elvedi, Rami Bensesabini, Florian Neuhaus, Marcus Thuram, Alassane Plea y compañía, con la única (pero no pequeña) excepción del entrenador, pues Adi Hütter llegó para suplir la marcha de Marco Rose al banquillo del Borussia Dortmund, y lo cierto es que el equipo está lejísimo del nivel ofrecido las últimas temporadas. Suena fuerte pero es así, el Borussia Mönchengladbach ha pasado de jugar la UEFA Champions League a pelear por no perder la categoría. Actualmente aventaja en solo cuatro puntos al 16º clasificado, precisamente, el Hertha Berlín, su rival este fin de semana. Lo cierto es que los de Tayfun Korkut tampoco están para tirar cohetes. El Hertha, de acabar así la campaña, debería jugar el próximo mes de mayo el play-off correspondiente para no perder la categoría, y eso habla a las claras de las grandes dificultades que está teniendo el equipo esta temporada. El equipo berlinés visita este sábado el Borussia Park, y esta campaña solo ha sumado ocho puntos lejos de su estadio (dos victorias, dos empates y ocho derrotas en los 12 encuentros que ha disputado como local en esta Bundesliga). El Gladbach llega con varias bajas muy sensibles a este partido: Bensebaini se lo pierde por acumulación de amonestaciones y su ausencia se suma a los lesionados Doucouré, Stindl y Hofmann. A pesar de ello se espera que Adi Hütter pueda alinear el tridente titular del equipo en este partido: Thuram, Plea y Embolo; dicho lo cual, esta temporada los tres apenas suman 10 tantos en lo que va de Bundesliga. El Hertha Berlín, por su parte, tan solo un punto por encima del Stuttgart (17º), no puede contar con Boateng, Jarstein, Michelbrink, Nsona, Schwolow y Werthmüller por problemas físicos. A.B.

El United recibe el próximo martes al Atlético de Madrid. Foto: Abhijit Tembhekar bajo licencia Creative Commons 2.0.
El United recibe el próximo martes al Atlético de Madrid. Foto: Abhijit Tembhekar bajo licencia Creative Commons 2.0.

Se habla de todo… excepto del partido contra el Newcastle

Chelsea – Newcastle (domingo, 15:00)

Tras las sanciones impuestas por el gobierno británico a Roman Abramovich, todavía propietario del Chelsea, la situación de la institución blue entra en un escenario hasta ahora desconocido. Pudiendo operar bajo una licencia especial, que permite al Chelsea jugar sus partidos solamente con los abonados en las gradas y seguir cobrando los derechos de televisión, el club no puede vender ni entradas ni merchandising, al igual que tampoco puede firmar nuevos contratos (ni comerciales ni de futbolistas) ni completar la venta de la institución, en cuyo proceso estaba sumido Abramovich hasta la notificación de las sanciones. Esta situación se suma a la incertidumbre que transmiten los protagonistas, mezcladas con declaraciones públicas de orgullo de pertenecer al Chelsea. Y mientras tanto, las noticias relativas a posibles salidas van tomando forma, pues el propio Tuchel hizo ver que era consciente de la futura salida de Andreas Christensen, quien termina contrato este verano y parece que va a llegar al FC Barcelona. En medio de este revuelo, y aunque no lo parezca, el Chelsea jugó el pasado jueves ante el Norwich y ganó, completando una buena actuación que se apoyó en los goles tempraneros de Trevoh Chalobah y Mason Mount, que previamente había dado la asistencia del primer tanto. Sentenciaron los londinenses con un gol postrero de Kai Havertz, que se hizo necesario ante la resurrección de los canaries con el tanto de Teemu Pukki. De esta forma, el Chelsea hizo su faena, evadiéndose de los problemas y superando a un Norwich que es colista, con tal de mantener el +8 con el Arsenal (que tiene dos partidos menos). Por su lado, el Newcastle, con su propiedad saudí, sus fichajes invernales por valor de 100 millones de euros y su tremenda remontada en las últimas jornadas, se permite pensar en grande. No hay más que ver que, tras el triunfo del jueves ante el Southampton, Bruno Guimarães (titular por primera vez en este duelo, con gol y muy buena actuación) declaró públicamente sus deseos de ganar la Champions con los magpies. Así es la vida: unos llevan 19 temporadas en lo más alto y no saben qué va a ser de ellos, mientras que otros se permiten soñar con ganar un torneo que no disputarán, como mínimo, hasta dentro de dos años. El partido ante el Soton también fue señalado por el primer gol de Chris Wood con la elástica blanquinegra, que rompía una sequía de 14 partidos sin marcar para un delantero que costó 30 millones de euros. Desde el comienzo de 2022, el Newcastle lleva ocho partidos invicto y suma 20 puntos de 24 posibles, lo que le ha sacado del hoyo y lo ha ubicado 10 unidades por encima del descenso. El Chelsea tiene de cara a este partido las bajas de Reece James, Chilwell y Hudson-Odoi, y además está pendiente del estado físico de Marcos Alonso, Azpilicueta y Pulisic. La lista de ausencias del Newcastle es aún mayor, con Callum Wilson, Fede Fernández, Jamal Lewis, Trippier y Hayden causando baja segura. Serán duda hasta última hora Joelinton, Saint-Maximin, Bruno Guimarães, Krafth y Schär, aquejados de distintos problemas físicos. J.N.

Un partido que bien puede valer seis puntos

Olympique de Lyon – Stade Rennais (domingo, 17:05)

El Olympique de Lyon de Peter Bosz debe empezar a sumar de tres en tres cuanto antes si quiere reengancharse a la pelea por los puestos europeos. El equipo es 9º actualmente en la clasificación, con 41 puntos, tres por debajo de la quinta plaza y siete por debajo de la cuarta, y este fin de semana tiene una muy buena oportunidad de recortar dicha distancia con un rival directo, el Stade Rennais de Bruno Genesio. El equipo bretón es cuarto en estos momentos, con 46 puntos en su casillero, solo uno por debajo del tercer clasificado, el Olympique de Marsella, que a estas alturas estaría clasificado para jugar durante el verano la fase previa de la UEFA Champions League. Es decir, todo está muy apretado en la liga francesa, más allá de los 13 puntos de ventaja que el PSG tiene con el segundo clasificado, el Niza de Christophe Galtier. El Olympique de Lyon llega a este partido después de hacer los deberes el pasado miércoles en Do Dragao al vencer al Porto en la ida de octavos de la Europa League gracias a un tanto de Lucas Paquetá. El Stade Rennais, por su parte, llega de caer en el King Power Stadium ante el Leicester por dos tantos a cero en la Conference League. Sin embargo, las dinámicas de los dos clubes en la Ligue 1 son muy diferentes. El Rennes encadena tres victorias consecutivas en liga francesa, sumando 12 de los últimos 15 puntos que ha disputado en el campeonato galo, mientras que el Lyon se encuentra en una dinámica muy irregular de resultados; ganó la pasada jornada al Lorient fuera de casa, pero solo ha sumado cuatro de los últimos nueve puntos en juego. Y a esto hay que sumar la goleada del Stade Rennais en el duelo de la primera vuelta por cuatro tantos a uno. Un partido que el propio Peter Bosz se ha encargado de recordar en la rueda de prensa previa a este choque: “Es el peor recuerdo de la temporada. Menos mal que fueron solo cuatro porque pudimos encajar más. Los 11 futbolistas y el cuerpo técnico estuvimos muy mal aquel día. El Stade Rennais no nos dio oportunidad. Por supuesto, no lo he olvidado. A partir de ese partido pasamos por un tramo muy complicado de la temporada. Hay que mirar atrás para aprender. El Stade Rennais se va a encontrar a otro Olympique de Lyon muy diferente esta vez”, reconoció este viernes ante los medios el técnico neerlandés del OL. En otro orden de cosas, los dos equipos llegan con bajas a este encuentro. El Lyon no podrá contar con Jerome Boateng y Sinaly Diomande; mientras que el Stade Rennais ha dejado fuera de su convocatoria por lesión al galo Loïc Badé y al atacante ghanés Kamaldeen Sulemana. A.B.

El Arsenal está muy en forma en la Premier League. Foto: Nazmi Amin-Tai bajo licencia Creative Commons 2.0.
El Arsenal está muy en forma en la Premier League. Foto: Nazmi Amin-Tai bajo licencia Creative Commons 2.0.

Dos dinámicas totalmente opuestas

Arsenal – Leicester City (domingo, 17:30)

Mikel Arteta ha dado con la tecla. El Arsenal es uno de los mejores equipos actualmente del fútbol europeo, tanto por juego, resultados y, sobre todo, sensaciones, y prueba de ello es que está cada vez más asentado entre los cuatro primeros de la Premier League 2021/22. El conjunto gunner es, de hecho, el equipo más en forma de la competición inglesa si se tienen en cuenta los últimos 30 puntos que se han disputado en la liga, de los cuales ha sumado 25, exactamente los mismos que el Manchester City de Pep Guardiola, pero incluso con mejor diferencia de goles: +16 en el caso del Arsenal y +15 en el caso de los Sky blues. Y no acaba ahí la cosa: el Arsenal es a estas alturas de la temporada el tercer mejor local de toda la Premier League con nueve triunfos, dos empates y dos derrotas en los 13 encuentros que ha disputado en el Emirates Stadium esta temporada. Como decíamos unas líneas más arriba, Mikel Arteta ha dado con la fórmula que mejor le está funcionando al equipo. Un 4-2-3-1 proactivo, vertical y directo que está potenciando a todos sus actores dentro del sistema: Martin Odegaard, Bukayo Saka, Gabriel Martinelli, Thomas Partey y hasta Granit Xhaka, que ha pasado en muy pocos meses de tener pie y medio fuera del club ha consolidarse como una pieza clave dentro del buen momento que atraviesa el equipo. El Arsenal recibe este domingo en su estadio a un Leicester City que no acaba de arrancar esta temporada. Los de Brendan Rodgers son 12º en la tabla y llegan a este partido después de sumar siete de los últimos 15 puntos que ha jugado; aunque tendrá la moral alta después de ganar al Stade Rennais este jueves en la ida de octavos de la UEFA Conference League. Para este partido, Arteta llega con la baja segura de Takehiro Tomiyasu, lesionado, y la duda hasta última hora de Emile Smith Rowe, que en los últimos meses está siendo suplente. El Leicester, por su parte, llega con varias bajas muy sensibles: Timothy Castagne, Jonny Evans, Jamie Vardy y Ryan Bertrand se perderán el partido por lesión, y el central Wesley Fofana por su infección por coronavirus. Un partido que el Arsenal querrá ganar para alargar su buen momento y mantenerse en puestos Champions y el Leicester para enderezar pronto su momento. A.B.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Textos de Adrián Blanco (A.B.) y Jaume Naveira (J.N.). Foto de portada: Ank kumar bajo licencia Creative Commons 4.0.

Related posts

Deja un comentario

*