Cinco alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

Wembley acogerá la final de la Carabao Cup. Foto: stevecadman bajo licencia Creative Commons 2.0

El penúltimo duelo entre Guardiola y Klopp

Manchester City – Liverpool (sábado, 16:30)

Se conocen de memoria, Pep y Jürgen se conocen de memoria. Hace tan sólo una semana se vieron las caras en un duelo para decidir el líder de la Premier League, han dominado de forma casi paralela el fútbol ingles los últimos años, discutiendo día a día, palmo a palmo, quién es el verdadero rey del futbol británico. El empate a dos del pasado fin de semana cosechó innumerables elogios por parte de la opinión pública mundial: otro nivel, vértigo, espectáculo, ya saben, los clásicos elogios cuando un partido gusta en contexto, fondo y forma. Entre ese partido y el que van a disputar para acceder a la final de la F.A Cup, ambas escuadras han tenido un episodio intersemanal en la Champions League que han encarado de forma muy diferente: mientras el cuadro skyblue tuvo que sufrir lo indecible en el Wanda Metropolitano, con polémica y debate estilístico incluido, el equipo del Merseyside se permitió el lujo de dejar a varias de sus estrellas de inicio en el banquillo, pensando precisamente en el duelo de semifinales que se va a disputar en el estadio de Wembley. La batalla del Wanda Metropolitano dejó un parte de guerra bastante desalentador para Pep Guardiola: Walker y De Bruyne tuvieron que salir del campo con problemas físicos, siendo la lesión de tobillo del defensor mucho más peligrosa a simple vista, sin embargo la importancia de un jugador como el belga y el hecho de que no acabe de estar fino muscularmente, hace pensar que el técnico de Sant Pedor prefiera guardarlo para los duelos continentales contra el Real Madrid. Que nadie malinterprete este hecho, Guardiola es un ganador y quiere, por encima de nada,el triplete, pero la lógica determina que el riesgo parece superar el botín. Otro que está aún renqueante de sus problemas físicos es Rúben Días, aunque es posible que cuente con algún minuto si es necesario. Para el resto del equipo, como siempre, el conjunto mancuniano tiene muchas opciones en ataque, sin un delantero puro, las posiciones de arriba parecen un debate indescifrable entre Bernardo Silva, Mahrez, Gabriel Jesús (titular en el último duelo entre ambos) Sterling y Phil Foden. Por su parte el Liverpool tiene a casi toda la plantilla sana, exceptuando  Salah y Jota, que sufren pequeños dolores por sendos golpes, algo que en ningún caso les va a alejar de disputar el partido. Para conocer el once de Klopp, posiblemente la mejor forma sea fijarse en las evidentes rotaciones ante el Benfica: Mané, Salah, Thiago, Fabinho, Van Dijk no jugaron de inicio, apuesten por toda esta pólvora. Mañana puede ser el último baile entre ambos pero se huele en aire que más bien será el penúltimo. A.F.

Old Firm en las semifinales de Copa

Celtic – Rangers (domingo, 15:00h)

La FA Cup escocesa traerá un fin de semana de grandes emociones, con dos semifinales de extrema rivalidad: por un lado, habrá un derbi de Edimburgo el sábado en que se verán las caras Hearts e Hibernian y, por el otro, un nuevo capítulo del Old Firm. Hampden Park acogerá ambas semifinales, y en el caso del Celtic-Rangers será el episodio 429 de una de las rivalidades más importantes del mundo del fútbol. Este episodio en la FA Cup llegará solamente dos semanas después del último precedente de liga, en que el Celtic ganó por 1-2 en Ibrox (rompiendo un invicto de 35 partidos en casa del Rangers en el campeonato) y puso una ventaja de 6 puntos en la carrera por el título, una realidad que parece difícil de invertir para el Rangers en las cinco jornadas que quedan. Dicho esto, la rivalidad vuelve a vivir un momento álgido porque, tras más de una década, son duelos que vuelven a estar parejos. El Rangers podrá perder la Premiership este año, pero fue campeón de forma incontestable el curso anterior y acaba de alcanzar las semifinales de Europa League, tras un partido que se alargó más de la cuenta ante el Braga y donde los portugueses sintieron desde el primer instante lo difícil que es salir vivo de Ibrox en una noche europea. El estadio, otro día más, llevó en volandas al Rangers. En ese último precedente entre Rangers y Celtic, acaecido el pasado 3 de abril, los de Gio van Bronckhorst comenzaron ganando con un gol de Aaron Ramsey a los tres minutos, pero el Celtic le dio la vuelta al marcador antes del descanso con un gol de Tom Rogić y otro de Cameron Carter-Vickers, que tuvo un partido destacadísimo, también a la hora de defender. Ese día, el Rangers abusó demasiado del juego por los costados y de los centros al área, topándose con un Celtic muy serio en defensa y que le hizo daño atacando a ráfagas. De cara a esta semifinal, Ange Postecoglou tiene dos noticias buenas y otra mala: la buena es que Kyogo Furuhashi, uno de los mejores jugadores del Celtic durante la primera mitad de curso, ya volvió de lesión tras cuatro meses en el último duelo liguero ante el St. Johnstone y podrá seguir sumando minutos, si bien aún no está para ser titular. La mala es que Giorgios Giakoumakis, que había firmado 9 goles en los últimos 7 partidos (incluyendo dos hat-tricks y un doblete), no podrá estar por una lesión muscular. Por el lado del Rangers, cuenta con la ausencia de Filip Helander hasta final de temporada por lesión y con la dura baja en ataque de Alfredo Morelos, afectado por un problema muscular que requirió de cirugía para ser solucionado. El Celtic, cuyo dominio a nivel nacional ha sido incontestable en los últimos años, lleva 17 victorias consecutivas en Hampden Park, escenario donde siempre se disputan las semifinales y la final de la FA Cup y la League Cup. Lleva ganando ininterrumpidamente la Copa de la Liga desde 2017 y la FA Cup la ha ganado todos los años desde el curso 16-17 exceptuando la temporada pasada. Por tanto, está en manos del Rangers cortar esa increíble racha. El balance histórico global es favorable al Rangers, con 126 victorias por 112 del Celtic, aunque en la FA Cup son los católicos los que han ganado más veces, con 25 victorias ante 17 de los protestantes. J.N.

El Ajax intenta dejar atrás las distracciones ante un PSV herido

PSV – Ajax (domingo, 18:00h)

De Kuip acoge este domingo la final de la Copa neerlandesa, con los dos primeros clasificados de la Eredivisie y equipos más exitosos del país frente a frente: por un lado, el Ajax, en el que los fuertes rumores de una marcha de Erik ten Hag al United no se lo ponen fácil al equipo ajacied para tener algo de tranquilidad antes de un partido de suma relevancia; por el otro, el PSV, que hasta el minuto 77 fue por delante en la eliminatoria de cuartos de Conference ante el Leicester y la acabó perdiendo, con una remontada en que Maddison y Ricardo Pereira firmaron los goles que le dieron el pase a los foxes. Como era de esperar debido a su condición de mejor equipo del país, la mala sensación de caer en Champions ante el Benfica permitió al Ajax centrarse totalmente en la Eredivisie, en la que suma 9 puntos de 9 posibles desde entonces, después de superar a Feyenoord, Groningen y Sparta de Rotterdam. Con esos triunfos, a los que hay que sumar dos más que amplían la racha de victorias a cinco, el Ajax le saca cuatro puntos al PSV, que sí pinchó hace un par de semanas en el campo del Twente. El equipo de Amsterdam, que busca su 21º título de Copa, podrá contar con Noussair Mazraoui, que llevaba un par de semanas de baja por lesión, y Lisandro Martínez, en el dique seco desde el partido ante el Feyenoord por un problema muscular. Sí será baja confirmada Nicolás Tagliafico, según ha confirmado Ten Hag. Una de las grandes dudas es ver quién actúa en la portería ajacied, si Onana o Stekelenburg: el camerunés viene de cometer un error de bulto ante el Sparta de Rotterdam, concediendo un gol tras un error entre él y Edson Álvarez después de un saque de puerta, y sus declaraciones pospartido no hicieron más que avivar el fuego, diciendo ante los pitos vertidos por su afición que “si te soy sincero, no me importa en absoluto, ellos pueden cantar, pueden llorar… me importa una mierda”. Ten Hag, en la previa de la final, ha dicho que Onana no está en su mejor forma, así que veremos si el veterano Stekelenburg termina tomando el lugar en la meta del africano. El PSV llega a la final con ausencias importantes, debido a que Olivier Boscagli se lesionó gravemente de la rodilla tras el partido contra el RKC Waalwijk y estará varios meses de baja, lo que debería llevar a Jordan Teze a jugar de central. Armando Obispo, otro zaguero central, también será baja confirmada. Roger Schmidt tiene, además, las dudas de Noni Madueke (casi descartado), Ryan Thomas y Phillipp Mwene. La última vez que ambos clubes se encontraron en una final de Copa, también disputada entonces en De Kuip, fue en el curso 2005-06, cuando el Ajax, entonces dirigido por Danny Blind, venció por 2-1 a los de Eindhoven con un gol definitivo de Klaas-Jan Huntelaar. Si el Ajax busca su título 21 de esta competición, el PSV quiere obtener el décimo de su historia, el cual se le resiste desde 2012. J.N.

7667696606_d25489a5ce_b
PSV y Ajax disputarán en De Kuip la final de la KNVB Beker. Foto: G-Tinnetje bajo licencia Creative Commons 2.0

Buscando reforzar su presencia en el Top 4

Bayer Leverkusen – RB Leipzig (domingo, 19:30h)

Con 52 y 51 puntos, respectivamente, ni Bayer Leverkusen ni RB Leipzig tienen un gran margen sobre el Friburgo, el equipo que está en quinta plaza (suma 48) y que va a estar muy al acecho de lo que suceda mañana en el BayArena. Más aún teniendo en cuenta que los de la Selva Negra juegan en casa ante el Bochum, que tiene la salvación casi asegurada y ya no se juega prácticamente nada. El Leipzig, que llega a este partido por detrás en la clasificación, demuestra estar en una forma absolutamente exuberante, con nueve victorias, dos empates y una derrota (sufrida ante el Bayern) en los últimos doce partidos de Bundesliga, por no hablar de que en la Europa League viene de eliminar a la Atalanta en Bérgamo, venciendo por 0-2 con un Christopher Nkunku sublime, autor de un doblete y aumentando sus números en esta temporada a 30 goles y 18 asistencias en 43 partidos. Una auténtica barbaridad. La del francés fue acompañada por otras buenas actuaciones, como las de Konrad Laimer, Mohamed Simakan o Angeliño, tres futbolistas que, cada uno en su rol, generaron mucho para el equipo lipsiense. Fue la Atalanta quien tuvo el balón, pero las ocasiones y los contragolpes peligrosos fueron cosa del Leipzig, que también supo aguantar las acometidas de la Dea en algunos tramos de partido. No es tan incontestable la trayectoria del Bayer Leverkusen, que tuvo precisamente a la Atalanta como verdugo en la Europa League y que solamente ha ganado dos de sus últimos cinco partidos de Bundesliga, racha en la que empató en campo del Bochum y sumó una dolorosa derrota en el derbi ante el Colonia. Tras un problema en las costillas, Jonathan Tah ha vuelto a entrenar y, según Seoane, tiene muchas opciones de entrar en la convocatoria para el domingo, mientras que Sardar Azmoun, que estuvo enfermo en los últimos días, también podría estar disponible. Es un momento complicado para el Leverkusen, que acumula bajas importantes como las de Florian Wirtz (sufrió la rotura del ligamento cruzado), Amine Adli o Jeremie Frimpong, sin olvidar otras como las de Bellarabi o Fosu-Mensah, piezas útiles en la rotación para Seoane. Distinta es la situación para el Leipzig, en el que las pocas lesiones que sufre son también un reflejo de la buena línea y del estado de ánimo del equipo, con la única baja de un Amadou Haïdara con problemas en la rodilla. Tras ganar el partido de la primera vuelta, el Bayer Leverkusen se topa ahora con una realidad dolorosa al afrontar la visita del RB Leipzig: los toros rojos están invictos en sus cinco visitas previas al BayArena, ya que suman dos victorias y tres empates. J.N.

Alvalade Sporting Naveira 3
Benfica visitará este domingo el José Alvalade. Foto: MarcadorInt/Jaume Naveira

Último tren en el derbi lisboeta

Sporting CP – Benfica (domingo, 21:30)

El Sporting Clube de Portugal se debate entre soñar con acercarse al líder (Porto) o sufrir por miedo a perder la privilegiada segunda posición de la tabla, la última que da acceso directo a la fase de grupos de la Champions en el país luso. Precisamente en este derbi lisboeta, su objetivo va a quedar bastante definido: si gana no deberá mirar más hacia atrás, si pierde, comprobará como el equipo encarnado se acerca a tan sólo seis puntos y las cosas se pueden complicar. En el partido de ida, solventado con un marcador de 1 a 3 a favor del equipo de Amorim, se empezó a prender la mecha del futuro despido de Jorge Jesus. De la mano de Nelson Veríssimo las cosas han mejorado en las últimas semanas, teniendo como verdadero ejemplo de equipo que sí cree en si mismo, la eliminatoria ante el Liverpool, en la que “las aguilas” no desfallecieron hasta morir de pie y con las botas calzadas, atemorizando, un poco, al mismísimo estadio de  Anfield en los últimos minutos. Vive el entorno del equipo encarnado entre los rumores de venta de su estrella Darwin Nuñez y los evidentes problemas que tiene el equipo para defender jugadas a balón parado, una de las cosas en las que Veríssimo a empeorado la gestión de Jorge Jesús. El duelo del Alvalade será una prueba de que Amorim ha conseguido ese sorpasso que tanto gusta en la parte verde y blanca de Lisboa. Quedar por delante del rival ciudadano es una cuestión de orgullo y además, en este caso, tiene premio europeo. La racha del Sporting es fantástica pues ha sumado 26 de los ultimos 30 puntos en juego, por eso están a sólo seis puntos del Porto y por eso van a seguir soñando. Queda por ver si la opción de usar a Pablo Sarabia de falso nueve va a ser otra vez una realidad o Amorim coloca al internacional español en la derecha para jugar con un delantero más clásico de área como Paulinho. Los locales tienen la baja por sanción de Matheus Reis mientras que en el equipo de Veríssimo la principal duda es el concurso de Rafa Silva que ya fue baja en Anfield y cuya participación en el partido va a ser una incógnita hasta horas antes del mismo. Desde luego el Benfica no es lo mismo con el pequeño genio de Barreiro que sin él. A.F

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Textos de Albert Fernández (A.F.) y Jaume Naveira (J.N.). Foto de portada: stevecadman bajo licencia Creative Commons 2.0

Related posts

Deja un comentario

*