Cinco alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

Liverpool y Tottenham se ven las caras en Anfield. Foto: Ruaraidh Gillies bajo licencia Creative Commons 2.0.

Una final en la pelea por la Champions

Arsenal – Manchester United (sábado, 13:30)

Humillado ante el Liverpool en Anfield el pasado martes, el Manchester United trató de dar un golpe de efecto anunciando a Erik ten Hag como nuevo entrenador… pero hasta que tome el cargo, toca terminar la temporada con esta plantilla y este técnico, Ralf Rangnick, que reconoció que el United estaba a seis años de distancia del Liverpool, dejando claro que para alcanzar ese nivel hace falta una idea clara, paciencia y acierto con el entrenador y los fichajes. Todo eso es lo que no ha tenido el United desde que se fue Sir Alex Ferguson, y eso es lo que busca con el técnico neerlandés. Y esa cita no es el único arranque de honestidad de Rangnick, que en la rueda de prensa previa a este duelo ante el Arsenal fue brutalmente honesto con respecto a muchos temas de actualidad en el entorno del United: la situación de Pogba, su continuidad o no en el rol de asesor deportivo, la confianza en ten Hag… Mientras no llegue el preparador neerlandés, el United tiene la obligación de luchar con todo por entrar en Champions, un desafío que se le ha complicado por su irregularidad y los puntos que vienen sumando otros equipos, como el West Ham, el Tottenham o su rival de hoy, el Arsenal. Es cierto que los de Arteta no han sido del todo capaces de aprovechar los partidos que tenían pendientes para sumar los puntos que necesitaban para asentarse en la cuarta posición, pero después de algunos reveses han acabado por ganar al vigente campeón de Europa, el Chelsea de Tuchel, y ese triunfo en la quinta plaza, empatados a puntos con el Tottenham y tres por encima del United, que para más inri lleva un partido más. Tras el invento de Anfield con el 3-4-2-1, en un día en que los red devils salieron con más predisposición de no salir goleados que de ir a por el partido, no parece que tal sistema vaya a repetirse. Rangnick tiene las bajas de Fred, Cavani, Shaw y Pogba que, tras su lesión en Anfield, probablemente disputase sus últimos minutos con la elástica del United. Por otro lado, recupera a Cristiano Ronaldo después de no estar en Liverpool por la pérdida del hijo que estaba esperando. También vuelven Raphael Varane y Scott McTominay, cuyos retornos suponen un impulso para la defensa y el medio campo. En el caso del Arsenal, el que volverá a estar disponible es Lacazette, aunque tras el doblete de Nketiah en Stamford Bridge, no está claro que el atacante francés (que esta semana dijo en una entrevista a un medio francés que, ahora que termina contrato, el año que viene quiere estar disputando competiciones europeas) vaya a ser el ‘9’ titular. Arteta mantiene las bajas de Tomiyasu, Tierney y Thomas Partey. No se caracteriza el Arsenal por ser demasiado fiable en los duelos ante los demás equipos del Top 6, pero sí es cierto que en las últimas temporadas tiene buen registro en el Emirates ante el Manchester United, sumando dos triunfos en los últimos tres partidos que ha jugado ante los red devils. J.N.

El Inter de Inzaghi vuelve a ser el gran favorito

Inter de Milán – AS Roma (sábado, 18:00)

La Serie A entra en su recta final y tres candidatos peleando por conquistar el Scudetto. Milan, Inter y Nápoles apuran sus opciones de salir campeones a final de curso y el campeonato entra en su tramo más decisivo. El Inter parece ser el gran favorito a volver a levantar la liga italiana después de celebrar el título la temporada pasada de la mano de Antonio Conte. El cuadro nerazzurro es segundo, a solo dos puntos del líder, el Milan, pero cuenta con un partido aún pendiente de disputar fuera de casa ante el Bologna, y eso significa que depende única y exclusivamente de sí mismo para salir campeón. Ganando al actual equipo de Sinisa Mihajlovic cuando tenga que recuperar ese partido, un Bologna que ya no pelea por ningún objetivo a estas alturas de la película, el Inter se pondría líder en solitario de una liga que va a llegar muy abierta hasta final de campaña. Antes, eso sí, el Inter de Milán debe recibir en San Siro a la Roma de un viejo conocido, José Mourinho, que también pelea por acabar la temporada lo más arriba posible. El cuadro romano empató el pasado lunes en Nápoles, que tiene mérito, pero el resultado no contentó a ninguno de los dos: el cuadro de Luciano Spalletti quedó descabalgado de la lucha por el Scudetto, ahora mismo cuatro puntos por debajo de la cabeza de la tabla, y la Roma perdió la oportunidad de acercarse a la cuarta plaza de la Juventus tras el tropiezo de los de Massimiliano Allegri ante el Bologna. La semana del Inter ha sido inmejorable: ganó fuera de casa al Spezia de otro viejo conocido, Thiago Motta, y goleó el pasado miércoles al Milan en la vuelta de las semifinales de Copa Italia. Así las cosas, el equipo nerazzurro llega en un buen momento al partido de este sábado. Simone Inzaghi puede contar con todos sus efectivos para el encuentro a excepción del chileno Arturo Vidal, lesionado. Lautaro Martínez y Edin Dzeko volverán a ser los dos delanteros titulares de un Inter que también recupera en su costado derecho al neerlandés Denzel Dumfries. La Roma, por su parte, llega con la baja por sanción de Nicolò Zaniolo. Una ausencia muy sensible en el once titular de José Mourinho, teniendo en cuenta que el futbolista italiano, objetivo de la Juventus de cara al mercado estival, ha generado 13 goles en lo que va de temporada: siete tantos y seis asistencias; aunque tres de estas siete dianas fueron en un mismo encuentro: ante el famoso Bodo/Glimt noruego. A.B.

El Inter recibe a la Roma en San Siro esta jornada. Foto: oscar federico bodini bajo licencia Creative Commons 2.0.
El Inter recibe a la Roma en San Siro esta jornada. Foto: oscar federico bodini bajo licencia Creative Commons 2.0.

El Bayern quiere seguir alargando su tiranía en Alemania

Bayern Múnich – Borussia Dortmund (sábado, 18:30)

El Bayern Múnich está a un paso de conquistar su décima Bundesliga consecutiva. Los de Julian Nagelsmann reciben este sábado en su estadio al Borussia Dortmund y una victoria será suficiente para coronar a los muniqueses como dominadores absolutos del fútbol alemán. La distancia actual entre los dos equipos es de nueve puntos, y, una vez superado este partido, tan solo quedarán tres jornadas para el final. Si todo acaba así, el Borussia Dortmund será subcampeón de la Bundesliga por sexta vez durante estos años de tiranía por parte del Bayern. Los procedentes más recientes tampoco es que sonrían demasiado a los amarillos. La última vez que el Dortmund derrotó al Bayern Múnich en partido oficial fue en agosto de 2019, hace más de dos años, cuando levantó la Supecopa alemana gracias a los tantos de dos futbolistas que, curiosamente, ya ni siquiera están en la plantilla del BVB: Paco Alcácer (Villarreal) y Jadon Sancho (Manchester United). Desde entonces, el Bayern ha ganado los siete enfrentamientos directos que ha tenido con el propio Dortmund, incluida la Supercopa del pasado verano que levantó con los goles de dos sospechosos habituales: Robert Lewandowski, con un doblete, y Thomas Müller. A pesar del colchón de puntos, y como no podía ser de otra manera, se espera un once muy titular en el Bayern Múnich. El equipo muniqués ha llegado a esta recta final de temporada con solo una baja destacada: Corentin Tolisso, debido a un problema físico. Habrá morbo por ver qué ocurre con Niklas Süle, que podría arrancar el partido incluso de inicio, puesto que el internacional alemán ya se ha comprometido con el Borussia Dortmund para las próximas cuatro temporadas una vez finalice su contrato el 30 de junio de este año 2022. El Borussia Dortmund ha conseguido levantar el vuelo en esta segunda vuelta después de una temporada muy decepcionante tras caer eliminado en la fase de grupos de Champions League (en un grupo con Ajax, Sporting CP y Besiktas) y de no superar la ronda play-off de la Europa League ante un Rangers que lo atropelló en el Signal Iduna Park. De hecho, durante los últimos meses del año 2021 y los primeros de 2022 en Alemania se llegó a rumorear la posible destitución de Marco Rose. Para este partido, y como en líneas generales ha sido la tónica habitual durante toda la campaña, el Borussia Dortmund llega con varias ausencias en todas sus líneas: Hummels, Hazard, Dahoud, Meunier, Reyna, Morey, Witsel, Schmelzer y Malen, todos ellos por lesión, están descartados para el partido del sábado ante un Bayern cada vez más aplastante. A.B.

Oportunidad de cantar el alirón

PSG – Lens (sábado, 21:00)

En un club como el PSG, donde sólo ilusiona ganar la Champions y todo lo demás es algo secundario, obtener un nuevo título de la Ligue 1 parece algo insignificante, un hecho que no va a generar ninguna alegría debido a la gran diferencia con los demás equipos y lo anunciado del desenlace, ya que el liderato en la clasificación es muy amplio desde hace demasiadas semanas. El PSG, con los millones de Nasser Al-Khelaifi, ha roto la baraja en el fútbol francés, y si hoy gana el título (algo para lo que necesita solamente sumar un punto), será ya el equipo con más entorchados en la historia de la competición, igualando a un Saint-Étienne que gozaba de esta posición de privilegio desde hacía 41 años y que ahora languidece en la parte baja de la clasificación, penando por obtener una salvación que le está costando Dios y ayuda conseguir. Dicho esto, ahora que se ha despojado de esa enorme presión por ganar la Champions tras su eliminación en el Bernabéu, el PSG parece que ha encontrado un nivel de juego más digno de la plantilla que tiene y tratará de ofrecerlo nuevamente ante el Lens, un rival que le superó en todos los aspectos en el partido de la primera vuelta y que, sorprendentemente, permitió a los de Pochettino salir vivos del Felix Bollaert con un gol en el 90 de Wijnaldum, un fichaje que hasta ahora no ha funcionado como se esperaba. Tampoco ha ofrecido los resultados esperados la incorporación de Sergio Ramos, pero este fin de semana está en posición de sumar dos titularidades seguidas, algo inédito en toda la temporada. Por su parte, un Leo Messi que tenía pequeños problemas en el tendón de Aquiles, podría estar listo para jugar en un equipo que se dispuso en un 3-5-2 contra el Angers y que hoy podría variar ligeramente a un 3-4-3, permitiendo la entrada en el once de Messi y descabalgando del medio campo a Junior Dina Ebimbe, que fue titular en el último encuentro. Pochettino tiene las ausencias seguras de Diallo, Draxler, Paredes, Icardi y Kurzawa. Por su lado, el Lens llega a este partido en una dinámica buenísima, la cual le permite soñar con Europa y hasta con la Champions, ya que viene de conseguir 12 de los últimos 15 puntos (incluyendo una victoria muy meritoria en el derbi ante el Lille) y está a tres de la tercera plaza, que da acceso a las previas de la máxima competición continental. De hecho, el Lens ahora mismo está fuera de Europa, pero tiene a tiro de piedra tanto la Conference como la Europa League como también la Liga de Campeones. Va a ser una pelea trepidante por acompañar a OM y PSG a la máxima competición continental, y este equipo tan atrevido de Franck Haise, que juega en un sistema similar al que puede sacar hoy el PSG, que ataca tan bien por los costados, que tiene un mediocampo tan potente y que presiona de forma tan agresiva, puede complicarle la vida al PSG si la inspiración coge trabajando a los sang et or. Uno de los mayores implicados en ese estilo tan radical del Lens, el central argentino Facundo Medina, causa baja por lesión. También estará fuera Patrick Berg, ex del Bodo/Glimt que todavía está en proceso de adaptación. Al Lens le queda muy lejos la última vez que dio la sorpresa en el Parque de los Príncipes: fue en el curso 2006-07, cuando venció por 1-3 a un PSG pre Al-Khelaifi. Desde entonces, los parisinos suman seis victorias y dos empates en ocho partidos ante los de Hauts-de-France. J.N.

El PSG puede ser campeón este fin de semana. Foto: Zakarie Faibis bajo licencia Creative Commons 4.0.
El PSG puede ser campeón este fin de semana. Foto: Zakarie Faibis bajo licencia Creative Commons 4.0.

Un derbi muy picante por arriba y por abajo

Liverpool-Everton (domingo, 17:30)

El duelo de este fin de semana puede ser decisivo en los dos extremos de la clasificación. El Liverpool es segundo, con 76 puntos, solo un punto por debajo del Manchester City de Pep Guardiola, y el Everton es decimoséptimo, con 29, solo un punto por encima de los puestos de descenso. Es decir, el derbi de este domingo puede marcar la temporada de los dos equipos. Uno lucha por conquistar la Premier y el otro por no descender, pero también uno lucha por ver a su máximo rival en la segunda categoría del fútbol inglés y el otro haría todo lo posible por evitar el título de liga de su rival y vecino en la ciudad. En lo estrictamente deportivo, el Liverpool llega con Roberto Firmino entre algodones debido a una lesión en su tobillo; el Everton, por su parte, no puede contar con varios futbolistas lesionados: Nathan Patterson, Dominic Calvert-Lewin, Donny van de Beek y André Gomes, todos ellos de baja en las próximas semanas con lesiones de diferente grado y consideración, al margen de los lesionados de larga duración, Tom Davies y Andros Townsend, y de un Yerry Mina que va a apurar sus opciones hasta la última hora. El Everton no tiene un calendario sencillo de aquí a final de temporada. Además de Anfield, donde el Liverpool no ha perdido aún esta temporada en la Premier League, siendo el único local de la competición que no ha caído esta campaña en su estadio, el cuadro de Frank Lampard recibe la próxima semana la visita del Chelsea, viaja para medirse al Leicester y se enfrenta, eso sí, a varios equipos sin apenas objetivos a estas alturas de la temporada: Watford (que quizás llegue ya sentenciado a ese encuentro), Brentford y Crystal Palace, antes de cerrar la liga en un Emirates que, posiblemente en la última jornada, se lo esté jugando todo para acabar la liga entre los cuatro primeros. El cuadro de Jürgen Klopp, por su parte, recibe al propio Everton, se mide al Villarreal en casa, se mide al Newcastle, viaja a Castellón y entra entonces en una semana muy decisiva para sus aspiraciones en Inglaterra: Tottenham (casa) y Aston Villa (fuera), en la Premier League, y la final de la FA Cup ante el Chelsea. Es decir, el equipo ‘red’ todavía tiene opciones de conquistar tres títulos esta temporada (Premier League, Champions y la propia FA Cup) tras ya conquistar su novena Carabao Cup el pasado mes de febrero. A.B.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Textos de Jaume Naveira (J.N.) y Adrián Blanco (A.B.). Foto de portada: Ivan PC bajo licencia Creative Commons 2.0.

Related posts

Deja un comentario

*