Cinco alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

stadio_luigi_ferraris_di_genova

¿Día definitorio en la carrera por la Premier?

Newcastle – Liverpool (sábado, 13:30)

La clasificación podrá decir que el Newcastle es el noveno en la tabla y que ya no se juega nada, pero quedarse únicamente con eso sin recordar de dónde viene este equipo sería extremadamente simplista. Desde el comienzo de la segunda vuelta, el equipo de Eddie Howe (que tras la primera mitad de curso era penúltimo con 11 unidades) ha sumado 32 puntos, una cifra que le ubica como tercer mejor equipo de la Premier en este periodo, sólo superado por Manchester City (33) y Liverpool (36), su rival de hoy. El proyecto del Newcastle saudí es embrionario y aún tendrá que esperar para empezar a cumplir sus ambiciosos objetivos, pero es evidente que Eddie Howe y los fichajes han mejorado al equipo, con Dan Burn y Matt Targett elevando el nivel de la defensa y Bruno Guimarães emergiendo como estrella del proyecto desde el centro del campo, sin olvidar otros extraños movimientos que están funcionando bien, como la transición de Joelinton a la posición de interior, toda vez que este futbolista (que llegó por 41 millonazos al Newcastle) estaba siendo un fracaso absoluto como ariete, con sólo 12 goles en 107 partidos con la elástica blanquinegra -o sea, un tanto cada nueve encuentros-. El Newcastle sigue teniendo una esencia reactiva, siendo habitualmente el equipo que cede la iniciativa a su rival, pero ahora sabe moverse mucho mejor en márgenes cortos y está en una inercia buenísima que quiere que le sirva como catapulta de cara al inicio de la próxima temporada, lo que hace que siga compitiendo ferozmente a pesar de no tener ya objetivos clasificatorios. Delante de esta potencia que empieza a emerger estará hoy el Liverpool de Klopp, un proyecto con casi siete años de maduración, que está a un paso de jugar su tercera final de Champions en cinco temporadas, que cuenta con un equipo capaz de apabullar prácticamente a cualquier rival y en el que el técnico alemán acaba de renovar hasta 2026. Tras una 2020-21 extremadamente complicada, en el Liverpool todo vuelve a ir sobre ruedas, con buen juego, victorias y llegadas de nuevas piezas que revitalizan al equipo en plena época triunfal, cuando lo normal es que los relevos se produzcan tras la derrota. Klopp consiguió lo que parecía imposible, que es hacer que el Liverpool volviese a ganar la Premier, y una vez que ha saboreado las mieles del triunfo tanto a nivel liguero como en Champions, el equipo sabe que lo puede volver a hacer. Ahora mismo, los reds ya tienen en el saco la Carabao Cup y optan a la Premier, la FA Cup y la Champions, pudiendo conquistar un póker que sería histórico. Será muy difícil ganarlo todo, pero estar en esa situación en el mes de mayo es todo un éxito. Nuevamente, como en el curso 2018-19, tenemos una carrera por el título absolutamente apasionante entre City y Liverpool, en que los de Guardiola son líderes por un margen exiguo ante los de Klopp, y si bien el City depende de sí mismo, el Liverpool quiere seguir demostrando que no permitirá a los citizens ni un segundo de relajación hasta que suene el silbato final en la última jornada. Si el Liverpool vence en St. James’ Park, se pondrá líder provisional de la Premier, así que la presión sería máxima para el City en Elland Road, ante un Leeds que se juega la vida, y sabiendo que el miércoles afronta el encuentro definitivo de las semis de Champions en el Santiago Bernabéu. Los reds han alcanzado el final de temporada en un nivel futbolístico, mental y físico inigualable, y solamente una pequeña lesión de Roberto Firmino y un virus estomacal que afecta tanto a Curtis Jones como Kostas Tsimikas aleja a Klopp de contar con toda su plantilla tras un curso de enorme exigencia. En el caso del Newcastle, Eddie Howe cuenta con las ausencias de Trippier, Callum Wilson y Fraser por lesión. El toon suma cuatro victorias consecutivas en Premier, mientras que el Liverpool lleva 37 de los últimos 39 puntos en liga. Si nos fijamos en las visitas recientes de los reds al norte de Inglaterra, observamos que está invicto en los cuatro últimos precedentes, sumando dos victorias y dos empates. J.N.

Un derbi histórico para la ciudad de Génova

Sampdoria – Genoa (sábado, 18:00)

El Derby della Lanterna de este fin de semana es muy especial. La Sampdoria, local en el duelo de este sábado, recibe en el Luigi Ferraris de Génova al otro inquilino del estadio, el Genoa, en una situación crítica. El cuadro rossoblù es penúltimo, con 25 puntos, y a solo cuatro jornadas para concluir la Serie A 2021-22 descendería a Segunda División. Es decir, la Sampdoria tiene la oportunidad de darle el golpe definitivo a su rival y vecino ganando esta jornada, algo que ya hizo en el duelo de la primera vuelta, en diciembre, con un contundente uno a tres en el marcador; aunque si el Genoa consiguiese ganar este partido, ojo, volvería a meter de lleno a los de Marco Giampaolo en la lucha por la permanencia; entre Sampdoria y Salernitana, que marca actualmente los puestos de descenso, solo hay cinco puntos de diferencia. El fin de semana puede ser dramático en una parte de la ciudad de la Lanterna. Los dos equipos, cada uno en su situación, llegan envueltos en una dinámica muy negativa de resultados. El Genoa viene de ganar, es cierto, además a un rival directo como el Cagliari, que marca en este momento la permanencia de la Serie A, no sin sufrimiento: con un gol de Milan Badelj en el último minuto de partido, pero antes había encadenado tres derrotas consecutivas ante Hellas Verona, Lazio y Milan. La Sampdoria, por su parte, suma uno de sus 12 últimos puntos en juego: viene de empatar ante el propio Verona. El cuadro de Marco Giampaolo llega al partido con una ausencia muy sensible, la del venezolano Tomás Rincón, un ex del propio Genoa, que se perderá el derbi por sanción, además de las dos bajas ya conocidas por sus lesiones: Sebastian Giovino y Manolo Gabbiadini. El Genoa de Alexander Blessin podría volver a repetir el once de la segunda parte ante el Cagliari. El Grifone llega con varias bajas al partido más importante de la temporada y de los últimos años para el club: Andrea Cambiasso, Zino Vanheusden, Nicolò Rovella y Lennart Czyborra. El sábado en el Luigi Ferraris de Génova hay en juego algo más que tres puntos. Será algo histórico. A.B.

El Leeds recibe en casa al Manchester City. Foto: Chris Robertshaw bajo licencia Creative Commons 2.0.
El Leeds recibe en casa al Manchester City. Foto: Chris Robertshaw bajo licencia Creative Commons 2.0.

Un duelo muy decisivo para los dos equipos

Leeds United – Manchester City (sábado, 18:30)

La lucha por la Premier va a llegar muy abierta hasta el final. El cuadro citizen es líder en solitario de la liga, con 80 puntos en 33 jornadas, solo un punto por encima del Liverpool, y eso quiere decir que cualquier tropiezo a estas alturas podría acabar resultando fatal. El Manchester City visita Elland Road para medirse a un Leeds United que ha conseguido coger algo de aire en este último mes. El equipo de Jesse Marsch ha sumado 11 de los últimos 15 puntos en juego, con tres triunfos (ante Norwich, Wolverhampton y Watford) y dos empates (Southampton y Crystal Palace) en sus últimos cinco duelos, y es lo mejor que ha podido hacer antes de entrar en un rush final de temporada complicadísimo para el club: Manchester City (casa), Arsenal (fuera), Chelsea (casa) y Brighton (casa). El Leeds United no tiene aún asegurada su permanencia otro año más en la Premier League, con un colchón de cinco puntos por encima del descenso (que actualmente marca el Everton de Frank Lampard), y todo hace indicar que va a sufrir para conseguirla de aquí al final. El encuentro, por tanto, es vital para los dos equipos. Y esto supone que Pep Guardiola no vaya a poder guardarse nada pensando en la vuelta de semifinales de la Champions League del próximo miércoles ante el Real Madrid. Lo que está bastante claro es que el Manchester City no podrá contar con John Stones, que se retiró lesionado el pasado martes del Etihad Stadium en la primera parte, y tampoco parece probable que se vaya a arriesgar lo más mínimo con Kyle Walker, que se quedó sin jugar ante los de Ancelotti. El Leeds, por su parte, cuenta con varias ausencias de larga duración ya conocidas como Tyler Roberts, Patrick Bamford, Jamie Shackleton, Adam Forshaw y Crysencio Summerville. A estas alturas, cabe señalar que el Manchester City tiene, a priori, un calendario amable en la Premier League en estas cinco últimas jornadas: el propio Leeds (fuera), Newcastle (casa), Wolverhampton (fuera), West Ham (fuera) y Aston Villa (casa), al margen de la vuelta ante el Madrid y una hipotética final de Champions. A.B.

Lampard se la juega ante el club de su vida

Everton – Chelsea (domingo, 15:00)

A falta de seis partidos y llevando uno menos que el Burnley, su rival directo, el Everton de Frank Lampard afronta otro partido de extrema dificultad este domingo, toda vez que recibe en Goodison Park al Chelsea y lo va a afrontar en zona de descenso, viéndose obligado a lidiar con un nivel de presión muy elevado. Los de Thomas Tuchel, con el billete matemático a Champions prácticamente en el bolsillo y fuera de la pelea por la Premier, no tienen grandes objetivos por los que luchar hasta el próximo 14 de mayo, en que se medirán al Liverpool en la final de la FA Cup. Dicho esto, los blues no se han dejado ir y serán un duro oponente para el Everton, que en las últimas semanas ha mejorado mínimamente su dinámica. Con su triunfo en casa ante el Manchester United de hace tres jornadas y su empate ante el Leicester de hace dos, los toffees han demostrado que el encefalograma no es del todo plano cuando juegan ante su público, rendimiento que contrasta con el nivel mostrado fuera: lejos de Goodison, el Everton presenta un registro de 2 puntos de los últimos 42, una racha a todas luces insostenible. Es verdad que el último partido fuera de casa fue ante el Liverpool, donde no se compitió mal ante un equipo irrefrenable, pero en un momento como este no son las sensaciones lo que te da de comer, sino los puntos. Debido a los problemas defensivos que el equipo ha mostrado repetidamente durante la época Lampard y a la exigencia de los últimos rivales, el técnico londinense ha optado en los últimos tres partidos por llevar a cabo planteamientos extremadamente reactivos, hasta el punto de que sus datos de posesión han sido del 33%, 37% y 18% ante United, Leicester y Liverpool, respectivamente. Viendo que ahora llega el Chelsea y que dos de esos tres partidos fueron en casa, no habría que esperar otro planteamiento por parte de Lampard para enfrentarse a los del oeste de Londres. Por tanto, será un partido en que Tuchel deberá estar especialmente atento a las transiciones de su rival y a que su equipo viaje junto, algo que esta temporada se ha visto menos que el curso pasado. Lampard, que tiene una larga lista de bajas por lesión, podría recuperar para este partido a dos piezas importantes como Dominic Calvert-Lewin y Yerry Mina, aunque seguirán de baja otros como Patterson, van de Beek, André Gomes, Davies, Godfrey o Townsend. Por su lado, el Chelsea tiene las ausencias de Chilwell, Hudson-Odoi y Kovačić, aunque podría recuperar (tras sufrir ambos un virus) a Andreas Christensen y a Ross Barkley. No es Goodison una plaza que se le dé bien a los blues en los últimos años, sumando cinco derrotas en sus últimas siete visitas. J.N.

El Milan, líder en solitario de la Serie A, recibe en su estadio a la Fiorentina. Foto: Prelvini bajo licencia Creative Commons 4.0.
El Milan, líder de la Serie A, recibe en casa a la Fiorentina. Foto: Prelvini bajo licencia Creative Commons 4.0.

El Milan lo tiene en su propia mano

AC Milan – AC Fiorentina (domingo, 15:00)

Ha llegado el momento de la verdad para el AC Milan. Ahora sí que sí. El inesperadísimo tropiezo del Inter el pasado miércoles ante el Bologna ha provocado que los de Stefano Pioli dependan única y exclusivamente de sí mismos para volver a levantar un Scudetto; algo que no consiguen desde la 2010-2011, que ya ha llovido, con Massimiliano Allegri en el banquillo. El Milan es líder en solitario de la Serie A con una ventaja de dos puntos sobre los nerazzurri a solo cuatro jornadas del final. Y, a priori, el partido más complicado que tiene el equipo de Pioli de aquí al próximo 22 de mayo es el de este fin de semana ante la Fiorentina. El cuadro viola es séptimo, empatado a puntos (56) con la Lazio, sexta, y apura sus opciones de jugar el curso que viene en Europa. El siguiente fin de semana siguiente el Milan visita Verona, en la jornada 37 recibirá a la Atalanta, que también está peleando por llegar al menos a la Conference League, y acabará la Liga ante un rival que le ha sabido coger el punto en los últimos años, el Sassuolo. Pero Stefano Pioli no quiere mirar más allá del partido de este domingo, y es lógico. El Milan tiene cuatro finales por delante y está en su mano volver a conquistar una Serie A 11 años después, que se dice pronto. La Fiorentina, por su parte, visita San Siro este domingo, recibe a la Roma en el Artemio Franchi de Florencia, visita Génova para enfrentarse a la Sampdoria y recibirá en su estadio, para acabar la Serie A, ojo, a nada más y nada menos que la Juventus, aunque es bastante probable que para aquel entonces el equipo de Massimiliano Allegri no tenga nada en juego (porque además la final de la Coppa Italia ante el Inter la jugará el próximo día 11 de mayo). El Milan llega con dos únicas bajas al partido de este fin de semana. Las dos ya conocidas por lesión: Simon Kjaer, que continúa recuperándose de su grave lesión de rodilla, y Alessandro Florenzi, que estará aproximadamente 10 días más apartado del resto del grupo por problemas físicos. El argelino Ismail Bennacer se ha recuperado a tiempo para este partido y ha entrado en la convocatoria de Pioli, que ahora deberá decidir si le hace un sitio en el once titular y lo reserva en el banquillo. En la Fiorentina hay pocas novedades en este sentido: Vincenzo Italiano cuenta con todo su equipo a disposición a excepción del lesionado Gaetano Castrovilli. Esto quiere decir que es altamente probable que Rafael Leao y Olivier Giroud, por un lado, y Arthur Cabral, Nico González y Riccardo Saponara, por el otro lado, sean las dos delanteras. A.B.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Textos de Jaume Naveira (J.N.) y Adrián Blanco (A.B.). Foto de portada: Gabriel Rinaldi bajo licencia Creative Commons 4.0.

Related posts

Deja un comentario

*