Cinco alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

Mohamed Salah ha sido clave como extremo organizador en este Liverpool / Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

El primer Clásico entre Koeman y Ancelotti

FC Barcelona – Real Madrid (domingo, 16:15)

Mañana tendrá lugar la entrega 247 en partido oficial de los FC Barcelona-Real Madrid, con el Camp Nou siendo testigo del primer duelo de la temporada 2021-22 y del primer enfrentamiento entre dos leyendas de sus respectivos clubes como Ronald Koeman y Carlo Ancelotti en un Clásico. A pesar de que las sensaciones digan que el Madrid llega mejor de forma ciertamente clara, sólo dos puntos separan al Barça y a los blancos. El coliseo azulgrana no ha llegado ni a la media entrada en los dos primeros partidos sin restricciones de aforo, pero se espera que el Camp Nou vuelva a hacer la diferencia ante el Real Madrid y a ser ese estadio que mete mucha presión a cualquier rival en una gran cita. Falta le hará al Barça que la gente esté enchufada, porque el equipo de Koeman está lejos de ser competitivo, si bien es cierto que en cualquier gran derbi da igual cómo llegue cada equipo. Los azulgrana se jugaban esta semana seguir peleando por la clasificación en la Champions ante el Dinamo de Kiev, y ganaron, pero su actuación fue realmente pobre ante el rival más débil del grupo y jugando en casa. Por su lado, el Real Madrid pudo darse un festín a costa del Shakhtar Donetsk, con un Vinícius estelar y un Benzema que volvió a hacer jugar al equipo y a ser el mejor amigo de todos, redondeando su actuación con el último gol blanco. El francés trabajó al margen en la sesión de entrenamiento de ayer por un golpe en el empeine que sufrió el martes, pero su presencia en el Clásico no peligra. Hazard y Carvajal entrarán en la convocatoria, aunque no se espera que entren en el once. Sí que parece estar en riesgo la participación de Jordi Alba, que jugó todo el partido ante el Dinamo de Kiev a pesar de haber sufrido un esguince de tobillo en el transcurso del mismo. Si no llegase el de L’Hospitalet, lo más normal es que su posición la ocupase Sergiño Dest, que ha completado actuaciones positivas a banda cambiada. Sin Pedri, lo normal sería que Koeman continuase confiando en Gavi, mientras que Èric Garcia y Lenglet van a jugarse el puesto de acompañante de Piqué. Tras la marcha de Cristiano del Madrid en 2018, este verano ha sido Messi quien ha dejado al Barça, haciendo que los Clásicos queden definitivamente huérfanos de los artífices de una rivalidad para la historia. Por ello, este es el momento de buscar nuevos referentes, y por ello se habla de que este es el primer Clásico en que el foco estará puesto sobre Ansu Fati y Vinícius Júnior. Ambos están en un momento de efervescencia, pues Ansu ha dado motivos para convertirse en la gran esperanza del Barça tras estar casi un año de baja y Vinícius está empezando a sumar goles y tranquilidad de cara a puerta a sus virtudes ya conocidas. Tras un empate y tres derrotas en los últimos cuatro duelos frente al Real Madrid, el Barça quiere volver a doblegar al cuadro blanco, que el año pasado se llevó la victoria ante un Camp Nou vacío por la pandemia. J.N.

Se le empieza a agotar el crédito a Solskjaer…

Manchester United – Liverpool (domingo, 17:30)

Ole Gunnar Solskjaer está cada vez más discutido. De momento no existen noticias que apunten a una posible destitución del técnico noruego, al menos si no saca los tres puntos este fin de semana en el clásico del fútbol inglés ante el Liverpool, pero una derrota este domingo en Old Trafford podría dejar gravemente tocado a un entrenador que no acaba de cogerle el punto a esta plantilla. Cristiano Ronaldo volvió a salvar los muebles este miércoles en casa ante la Atalanta para remontar un partido que su equipo empezó perdiendo 0-2. Una victoria, sumada al triunfo ante el Villarreal en la segunda jornada, que acerca al Manchester United a la próxima ronda de octavos, es cierto, pero la situación en la Premier League empieza a ser alarmante. El equipo red devil es sexto en estos momentos, con 14 puntos de 24 posibles, y llega al partido de este domingo tras caer goleado ante el Leicester City hace una semana. De hecho, ya ha pasado más de un mes desde la última victoria del Manchester United en la liga inglesa: fue el pasado 19 de septiembre, con un parón de selecciones de por medio, eso sí, ante el West Ham, equipo con el que ahora está empatado a puntos, por uno a dos. El Liverpool, por su parte, llega mucho más rodado a este partido, a pesar de la derrota del pasado martes en el Wanda Metropolitano. El cuadro de Jürgen Klopp es segundo, con 18 puntos, solo uno menos que el líder actual de la competición, el Chelsea de Thomas Tuchel, y llega con un Mohamed Salah realmente inspirado en los metros finales. Nadie ha producido tantos goles hasta el momento como el futbolista egipcio en esta Premier League: siete tantos y cuatro asistencias, que se suman a las cinco dianas en tres encuentros que ya ha hecho en esta UEFA Champions League. Si Mohamed Salah no es el mejor futbolista en estos momentos, se acerca y mucho. El Manchester United llega a este gran partido con la ausencia segura de Raphäel Varane, lesionado, y la duda de Bruno Fernandes, que sería una baja durísima para Ole Gunnar Solskjaer. El Liverpool, por su parte, ya sabe que no podrá contar con Thiago Alcántara y Harvey Elliott (este último lesionado de gravedad en el partido ante el Leeds United), y por ello, al margen del regreso de Fabinho al once titular, no se esperan muchas novedades con respecto al partido de Champions ante el Atlético. A.B.

Ole Gunnar Solskjaer está cada vez más cuestionado en el United. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd
Ole Gunnar Solskjaer está cada vez más cuestionado en el United. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd

La Roma llega herida, pero Spalletti no se fía

AS Roma – Nápoles (domingo, 18:00)

La goleada del Bodo/Glimt ha levantado ampollas en Roma, como no podía ser de otra forma. El cuadro romano cayó aplastado en Noruega este jueves por seis goles a uno, y al margen de la rajada de José Mourinho hacia sus suplentes (titulares el pasado jueves en la UEFA Conference League), la afición giallorossa prepara un recibimiento bastante hostil hacia los suyos el domingo en el Estadio Olímpico de la capital italiana. Al margen de la imagen en Europa, la AS Roma de José Mourinho se encuentra en un momento de bastante irregularidad en sus resultados. En sus últimas tres jornadas en la Serie A, ha ganado dos partidos y ha empatado tres, alternando victorias y triunfos entre una semana y otra, y esa irregularidad le ha hecho perder fuelle con respecto a la cabeza de la clasificación. En lo más alto de la tabla en Italia se encuentra un Nápoles intratable. El cuadro partenopeo es el único equipo de las cinco principales ligas europeas que lo ha ganado todo hasta el momento en el campeonato regular. Ocho de ocho, o, lo que es lo mismo, 24 de 24, con un margen de dos puntos sobre su perseguidor más cercano, el AC Milan de Stefano Pioli. Ahora mismo, como curiosidad, hay nueve puntos de distancia entre el Nápoles y la Roma, rivales este fin de semana, aunque el propio Luciano Spalletti ya ha reconocido en rueda de prensa que no se fía lo más mínimo de la AS Roma de José Mourinho: “¿El 6-1 de la Roma? No me preocupa. La Roma tiene una oportunidad en esta competición de pasar fácil de ronda. Me preocupa la fuerza que tiene como equipo y la fuerza de su entrenador. Haber realizado hoy un buen partido [en referencia a su victoria 3-0 ante el Legia Varsovia en la UEFA Europa League] nos da la confianza de estar a estas alturas de la temporada sabiendo que estamos en un buen momento, pero ya veremos qué ocurre [este domingo] sobre el campo”, reconoció este jueves Spalletti en rueda de prensa. De cara al encuentro, se espera que José Mourinho pueda recuperar a Nicolò Zaniolo, y con su regreso, una vez descartada una nueva lesión grave de rodilla, el cuadro romano podría alinear un once titularísimo ante un Nápoles que, salvo por la lesión de Kostas Manolas, también sacará un equipo bastante reconocible. A.B.

Un Derby d’Italia muy abierto

Inter de Milán – Juventus (domingo, 20:45)

En un año de proyectos que echan a andar para Inter y Juventus no es fácil pronosticar quién puede llevarse el gato al agua en la primera entrega del Derby d’Italia. El curso pasado fue el equipo nerazzurro quien salió victorioso en el Giuseppe Meazza, en un triunfo que fue clave para que el Inter creyese en sus opciones de ganar el Scudetto tras 11 años, pero tras unas primeras jornadas muy buenas para el Inter y muy malas para la Juve, la tendencia se ha revertido y van a ser los de Max Allegri quienes lleguen con mejor inercia de resultados. Si la Vecchia Signora se llevase la victoria, igualaría al Inter en la clasificación y estaría en condiciones de asaltar la zona Champions, la cual le quedaba muy lejos antes de iniciar su gran racha de cuatro victorias en liga (no en vano, la Juve estaba en descenso). Por su parte, los de Simone Inzaghi quieren ganar para no descolgarse en exceso del Napoli, que lidera la Serie A con mano de hierro y tiene un margen de siete puntos sobre el vigente campeón. El Inter tiene ya plenamente recuperado a Çalhanoglu, que jugó unos pocos minutos ante la Lazio y no participó ante el Sheriff, así que se disputará el puesto de interior izquierdo con Arturo Vidal, que jugó un buen partido ante los transnistrios. Según la prensa italiana, parece que Darmian le ganará la partida a Dumfries en el carril derecho y que Perišić jugará en el flanco izquierdo. El croata, tras jugar de segundo punta ante la Lazio, ya volvió a su posición habitual el pasado martes y debería repetir en ella. Bastoni completará el trío de centrales tras no ser titular ante el Sheriff, lo que cerrará las puertas de la titularidad a Dimarco. En el caso de la Juve, el foco está puesto en Paulo Dybala, que ha acelerado su recuperación y completó el entrenamiento de ayer, lo que hace pensar en que tendrá minutos ante el Inter. También se ha recuperado Adrien Rabiot, que ya ha superado el covid, aunque su participación está en duda tras los trece días que ha estado en cuarentena. Lo que no está en duda es la pareja Bonucci-Chiellini, que será la titular en la zaga de la Juve y mandará al banquillo a Matthijs de Ligt, que viene de ser titular en la victoria ante el Zenit. Será el décimo enfrentamiento entre Allegri e Inzaghi, con un balance hasta ahora de siete victorias para Max y dos para Simone. J.N.

Di María será el relevo de Neymar Jr. en el once titular del PSG ante el Marsella. Foto: Focus Images Ltd
Di María será el relevo de Neymar Jr. en el once titular del PSG ante el Marsella. Foto: Focus Images Ltd

El OM de Sampaoli ante un PSG lanzado en Francia

Olympique de Marsella – PSG (domingo, 20:45)

Neymar Jr. llega al clásico francés de este fin de semana en el Vélodrome. El brasileño, que se perdió el partido de UEFA Champions League ante el RB Leipzig debido a unas molestias físicas en la ingle, volvió a los entrenamientos con el resto de sus compañeros este viernes, en la previa del partido de este domingo ante el Olympique de Marsella, y, según publicó ayer el diario francés L’Equipe, no tendrá problemas para entrar en la lista definitiva de Mauricio Pochettino para el encuentro, aunque parece poco probable que pueda tener minutos desde el inicio. Sergio Ramos, que continúa en la fase final de su recuperación, Leandro Paredes, lesionado en el cuádriceps, y Mauro Icardi, que lleva una semana muy convulsa por temas personales, serán las bajas de los parisinos para el partido. Si Neymar no parte como titular, todo hace indicar que Ángel Di María será el elegido para acompañar a Leo Messi y Kylian Mbappé en punta de lanza. Por otro lado, también cabe la posibilidad de que, al menos durante unos minutos en el segundo tiempo, según el guion del encuentro, podamos ver a los cuatro atacantes (Messi, Mbappé, Neymar y Di María) juntos sobre el terreno de juego. El Olympique de Marsella, tercero, 10 puntos por debajo de los parisinos, aunque con un partido aún por disputar, llega a este partido tras golear al Lorient en la Ligue 1, el pasado fin de semana, pero de tropezar este jueves en Roma, ante la Lazio, en la UEFA Europa League (empate a cero). Jorge Sampaoli cuenta con todos sus efectivos a disposición, aunque es probable que introduzca algún que otro cambio (por rotación) en su once titular. Se trata de un partido clave para la temporada en Francia. El PSG, ganando, tiene la oportunidad de abrir una brecha (aun más) importante sobre los otros 19 equipos en la clasificación, y el Olympique de Marsella, por su parte, sabe que, además de por su situación, ya que Angers, Niza y Olympique de Lyon vienen pisándole los talones, tiene la responsabilidad de evitar, en parte, que la Ligue 1 no se acabe antes de, como mínimo, el próximo 31 de diciembre. A.B.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Textos de Adrián Blanco (A.B.) y Jaume Naveira (J.N.). Foto de portada: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Espectacular domingo, del cuál espero un nivel futbolístico muy alto. ¡¡Muchas ganas de disfrutar de los grandes duelos de Europa!!

PD: Adrián, te ha quedado la misma sensación que a mí respecto al partido del Atlético vs Liverpool. Fue tan caótico que parece que se quedó la victoria en el Wanda, pero al final quedaron 2-3 para los de Klopp. Lo comento por la siguiente frase: “a pesar de la derrota del pasado martes en el Wanda Metropolitano”. Un abrazo y disfrutad!!

Le tengo ganas al Liverpool-Manchester, porque la remontada de Champions me pareció un ejercicio de descoordinación de la Atlanta, que se fue del partido media hora como no he visto a casi ningún equipo en Champions.

Deja un comentario

*