Cinco alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

Çalhanoglu se quedará en San Siro, pero cambia el AC Mila por el Inter. Foto: Focus Images Ltd.

A Schalke y Dortmund les separa un océano

Schalke 04 – Borussia Dortmund (sábado, 18:30)

Veinticuatro puntos distancian a Borussia Dortmund y Schalke 04, cuyas realidades esta temporada son radicalmente opuestas. Si algo tienen en común es que están rindiendo claramente por debajo de su verdadero nivel, porque este BVB tiene talento diferencial para pelear por la Bundesliga, a la vez que el Schalke cuenta con una plantilla para estar, como mínimo, en zona tranquila. Pero, a día de hoy, la realidad es que los de Terzić están sextos a 16 puntos del Bayern y que los mineros llevan una sola victoria en 21 jornadas, lo que los mantiene colistas a nueve puntos de la salvación. Pero de nada vale el talento si no hay un rumbo ni una idea clara de juego, y eso es algo de lo que pecan tanto el Schalke como el BVB, cuya competitividad en el día a día liguero está brillando por su ausencia, a pesar de que esta semana toda Europa quedó aterrada con lo que pueden llegar a pergeñar Haaland, Sancho y Reus, por nombrar solamente a los cabecillas del asalto al Ramón Sánchez Pizjuán. Mucho menos asusta el Schalke de Christian Gross, cuya llegada al banco minero no ha ningún impacto tangible en cuanto a resultados, en la línea de su homólogo Edin Terzić. Las jornadas pasan y el Schalke va acercándose al abismo de la Segunda división, la cual no pisa desde hace 30 años. Lo único que pudo conseguir el técnico suizo fue evitar que el Schalke 04 superase al Tasmania Berlin como equipo con más derrotas consecutivas en Bundesliga. A pesar de ello, Gross ha dejado caer que tiene un plan para detener a Haaland y que, como mínimo, el Schalke necesitará dos goles para ganar el derbi. Por su lado, Terzić ha dejado clara la importancia del Revierderby, considerando que los partidos ante el Schalke son los más emotivos de la temporada y que “el derbi se tiene que ganar”. El BVB necesita ganar para no caer de la pelea por la Champions y recupera para ello a Thomas Delaney -ausente ante el Sevilla por paternidad-, además de a Zagadou y Thorgan Hazard. Roman Bürki era la gran duda y parece que no llegará a tiempo para jugar. Más larga es la lista de bajas en el Schalke, donde Lamine Sané, Huntelaar, Uth, Nastasić o Rönnow forman parte de la misma. Stambouli debería ser titular junto a Bentaleb y Serdar, teniendo en cuenta que hace poco salió de problemas físicos Omar Mascarell. J.N.

Contenido relacionado: Gio Reyna: presente y futuro

Con el recuerdo de cuando todo empezó a torcerse

Liverpool – Everton (sábado, 18:30)

Jürgen Klopp decía en la previa del Merseyside Derby de hoy que “por suerte, no nos encontramos con el Everton al poco tiempo de lesionarse Van Dijk”. Reconoce, por tanto, algo que cabía esperar: The Normal One estuvo enrabietado durante varias semanas por perder en aquel Everton-Liverpool (debido a una durísima entrada de Pickford dentro del área que ni se sancionó como penalti) al líder de su zaga, el hombre que eleva al Liverpool al siguiente nivel y lo convierte en candidato a todo. El mismo día de la lesión de Virgil, también cayó Thiago. Y con el paso de los partidos, los otros centrales disponibles (Matip y Joe Gomez), también quedaban en el dique seco por varios meses. Ello motivó la irrupción de Rhys Williams y Nat Phillips, la presencia en la zaga de centrocampistas como Fabinho o Henderson y los fichajes de Ozan Kabak y Ben Davies en invierno. Y no sólo ha habido bajas duras en defensa, porque Diogo Jota, cuyo gran impacto nada más llegar sirvió para darle un nuevo recurso al ataque red y meter presión a los tres de arriba, lleva lesionado desde diciembre. Tras ganar la Premier el curso pasado, este año a los de Jürgen Klopp les ha mirado un tuerto. Como consecuencia de ello, el Liverpool se encuentra a 16 puntos del Manchester City tras encadenar tres derrotas consecutivas en Liga. Pero la victoria en Champions ante el Leipzig ha servido como vía de escape a un Liverpool que sigue siendo uno de los mejores equipos del mundo, a pesar de este pronunciado valle por el que está pasando. El equipo de Klopp modificó su forma de jugar en Budapest, tratando de presionar muy arriba, de jugar más en largo -a lo que ayudó la salida que le ofreció Ozan Kabak- y de no perder el balón en zonas comprometidas. Ello y el aprovechamiento de los errores groseros del Leipzig cerca de su portería llevó a la victoria a los de Klopp, que igual que en ese Merseyside Derby de octubre, llegan pegados al Everton en la tabla. Los de Ancelotti suman 37 puntos, tres menos que los reds con un partido pendiente, y si bien ya no hay tren del título al que subirse -de ello se hablaba antes de ese Everton-Liverpool-, los de Ancelotti quieren formar parte de la candente lucha por la Champions. Eso sí, el Everton ya no depende de sí mismo para entrar en ese top 4, porque entre semana, mientras la gente atendía a la Copa de Europa, cayó en uno de los dos partidos que tenía pendientes ante el rodillo de Pep Guardiola. El Liverpool llega a este partido aún sin Fabinho, que continúa tocado, lo que implicará que Klopp repita pareja de centrales con Kabak y Henderson. Milner y Diogo Jota siguen fuera, mientras que Naby Keita vuelve a estar disponible tras sufrir una lesión de tobillo en diciembre. Por su lado, Ancelotti recupera a Calvert-Lewin tras perderse los dos últimos partidos por lesión, puede contar de nuevo con Allan -que vuelve después de dos meses tras sufrir problemas en los isquios- y pierde por un mes a Yerry Mina, lesionado ante el City. El Liverpool lleva cinco partidos ligueros sin ganar en Anfield, por lo que intentará romper una racha tan mala ante el Everton, cuyo historial reciente en casa del Liverpool no es nada bueno: no vence allí desde septiembre de 1999. J.N.

Zlatan Ibrahimovic, a sus 39 años, lidera al AC Milan de Stefano Pioli. Foto: Alex Burstow/Focus Images Ltd
Zlatan Ibrahimovic, a sus 39 años, lidera al AC Milan de Stefano Pioli. Foto: Alex Burstow/Focus Images Ltd

El Derby della Madonnina vuelve a ser grande

AC Milan – Inter de Milán (domingo, 15:00)

El gran derbi de la ciudad de Milán vivirá un nuevo capítulo este fin de semana. Milan e Inter se enfrentan este domingo en San Siro en uno de los derbis más esperados de los últimos años. Los dos equipos se enfrentan en la parte alta de la clasificación, siendo el Inter primero a estas alturas del curso y el Milan segundo, con una distancia de un solo punto entre ambos. El cuadro nerazzurro asaltó el fin de semana la primera posición de la Serie A 2020-21 tras golear a la Lazio y aprovechando el inesperado tropiezo del Milan ante la Spezia. La racha de los de Antonio Conte es muy positiva, puesto que en este año 2021 solo han perdido dos encuentros: uno, en liga, ante la Sampdoria, en la primera semana de enero, y otro, en Copa, ante la Juventus, el pasado martes 9 de febrero. De hecho, el equipo encadena cuatro victorias y un empate en sus últimas cinco jornadas en la Serie A. Y decimos que este derbi es muy esperado porque han tenido que pasar más de diez años para volver a ver un enfrentamiento entre Milan e Inter con los dos equipos peleando por el Scudetto. Es tal la importancia que tiene el partido este fin de semana que en Italia se está comparando mucho este derbi con el de abril del año 2011, cuando Milan e Inter también se enfrentaron con opciones de conquistar el título, y en aquella ocasión vencieron los rossoneri con un contundente tres a cero con goles de Pato (2) y Antonio Cassano. Zlatan Ibrahimovic, que por aquel entonces vestía la camiseta del Milan, se perdió el derbi por sanción, pero los tres puntos de aquel partido (disputado en la jornada 30) le dieron alas a un Milan que acabaría ganando el Scudetto con Massimiliano Allegri en su banquillo. Este fin de semana Ibrahimovic sí podrá ser titular, y todas las miradas estarán puestas en su duelo particular con Romelu Lukaku. Ambos, hace unas pocas semanas, protagonizaron un enfrentamiento de alto voltaje sobre el césped en la Coppa Italia y la imagen de aquel enfrentamiento se ha convertido por los hinchas en una imagen decorativa de los aledaños de San Siro. El Inter, que será visitante, tiene la oportunidad de abrir una brecha de cuatro puntos sobre su rival y vecino, mientras que el Milan, por su parte, querrá recuperar su condición de líder en la clasificación. Los rossoneri no podrán contar con Brahim, Maldini y Bennacer para este partido, mientras que el Inter llega con la única baja de Sensi. El Derby della Madonnina ha recuperado su grandeza. Ha pasado mucho tiempo, así que disfrutemos el momento. A.B.

Contenido relacionado: Emile Smith Rowe en el mejor momento – Así juega el joven futbolista inglés del Arsenal

El Manchester City, cada vez más líder

Arsenal – Manchester City (domingo, 17:30)

El Manchester City suma y sigue. El líder en solitario de la Premier League aumentó aún más su diferencia sobre el resto de competidores este miércoles tras derrotar al Everton en una jornada aún pendiente de disputar. Los de Pep Guardiola son primeros con una ventaja de 10 puntos sobre el segundo clasificado, el Manchester United de Ole Gunnar Solskjaer, que, a su vez, está empatado a puntos con el Leicester City de Brendan Rodgers, y este fin de semana, aprovechando la irregularidad de sus dos perseguidores más cercanos, el cuadro citizen buscará su 13º victoria consecutiva en la Premier League. El Manchester City encadena 12 triunfos seguidos en la liga inglesa y los números dicen también que ha ganado nueve de sus últimos 10 enfrentamientos ante el Arsenal en todas las competiciones. Los de Mikel Arteta llegan de empatar este jueves en la UEFA Europa League ante el Benfica, en un partido que debió disputarse en el Olímpico de Roma debido a las restricciones por la pandemia, y cierto es que el Manchester City jugará la semana próxima su primer duelo de octavos ante el Borussia Mönchengladbach. Pese a ello, no se esperan demasiadas rotaciones en ninguno de los dos equipos. Pep Guardiola ya sabe que no podrá contar para este partido con Nathan Aké, pues se espera que no pueda volver a jugar hasta el próximo mes de marzo, mientras que Ilkay Gündogan arrastra unas molestias que también podrían comprometer su presencia ante el Arsenal. El futbolista alemán se encuentra claramente en el mejor momento de su carrera, habiendo marcado ya esta temporada 11 goles en 18 jornadas de la Premier, y eso se debe a su nuevo rol en el sistema del equipo. El Arsenal, por su parte, llega con la duda de Thomas Partey, que ya se perdió el partido de este jueves en el Olímpico, así que Dani Ceballos y Granit Xhaka podrían repetir como pareja de centrocampistas en el equipo de Mikel Arteta. Martin Odegaard, clave en la segunda mitad ante el Benfica, como ya analizamos en este otro texto, volverá a ser observado muy de cerca ahora que empieza a coger ritmo, minutos y protagonismo en este Arsenal. A.B.

El Manchester City ya aventaja en 10 puntos al segundo clasificado, el United. Foto: Steve McCormick/Focus Images Ltd
El Manchester City ya aventaja en 10 puntos al segundo clasificado, el United. Foto: Steve McCormick/Focus Images Ltd

El futbolista de moda recibe a su antiguo equipo

PSG – AS Mónaco (domingo, 21:00)

El PSG llega lanzado a este partido después de golear al FC Barcelona en el Camp Nou. Los de Mauricio Pochettino afrontan la 26º jornada de la Ligue 1 segundos, a un solo punto del líder de la clasificación, el Lille de Christophe Galtier, donde se enfrentarán a un Mónaco que ha ido claramente de menos a más en la temporada 2020-21. Los de Niko Kovac son cuartos en estos momentos, tres puntos por debajo del Olympique de Lyon y seis por detrás del propio PSG, pero con una ventaja ya considerable sobre el quinto clasificado, el Stade Rennais, al que supera en 11 puntos (con un partido más). La noticia en el equipo parisino tras la victoria del pasado martes en la Champions ha estado en el futuro de Alessandro Florenzi. En París están plenamente satisfechos con el rendimiento del jugador italiano y L’Equipe señaló este viernes que en el PSG están convencidos de activar a final de temporada la opción de compra pactada con la Roma. El gran futbolista de la semana, Kylian Mbappé, se enfrentará este domingo a su exequipo en el Parque de los Príncipes. Esta será la octava ocasión en la que Mbappé, defendiendo los colores del PSG, se enfrenta al cuadro monegasco, y en los últimos meses este enfrentamiento se le ha dado especialmente bien al francés: Mbappé ha marcado siete goles en siete partidos ante el AS Mónaco, y cuatro de estos siete tantos han llegado en sus dos últimos partidos. En noviembre, en el duelo de la primera vuelta, Kylian Mbappé fue clave, de hecho, en el triunfo de su equipo sobre los de Niko Kovac marcando dos de los tres goles de los parisinos (3-2). De hecho, los propios números señalan que el PSG viene promediando como mínimo dos goles por partido en sus últimos 12 enfrentamientos (entre todas las competiciones) ante el AS Mónaco. Mauricio Pochettino llega a este partido con las bajas ya conocidas de Neymar Jr., Ángel Di María y Juan Bernat, mientras que el Mónaco, por su parte, no podrá contar con el lesionado Gelson Martins. A todo esto, los monegascos llevan desde mediados de diciembre sin conocer la derrota encadenando nueve victorias y dos empates en sus últimos 11 encuentros. A.B.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Textos de Jaume Naveira (J.N.) y Adrián Blanco (A.B.). Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*