Cinco alicientes de la jornada del jueves en la Europa League

Galatasaray. Foto de LardoBalsamico, CC BY-SA 3.0.

Partido a vida o muerte en Estambul

Galatasaray – FC Barcelona (jueves, 18:45)

Antes del encuentro de ida en el Camp Nou, lo normal era pensar que el Barça se llevaría la victoria ante el Galatasaray y que, incluso, podría llegar a la vuelta con la eliminatoria muy encarrilada, pero tras salir el equipo de Domènec Torrent con un planteamiento muy defensivo, viendo que el Barça regaló la primera parte y que en la segunda no se convirtió en gol ninguna de las ocasiones claras que se generaron (incluyendo una clarísima de Frenkie de Jong que se estrelló en el palo), el equipo de Xavi Hernández se juega otra vez su futuro en la Europa League en un partido de vuelta lejos del Camp Nou, tal y como ya sucedió en el playoff ante el Napoli. Y lo hará frente a un Galata que tendrá de su lado el ambiente intimidatorio del Nef Stadyumu y que ya dejó claro en la ida que no se le caen los anillos por jugar a replegar y contragolpear. Ni siquiera con Domènec Torrent en el banquillo, un técnico muy asociado al ADN Barça. Xavi reconoció tras la ida que su equipo no salió con la intensidad necesaria, quizá creyendo que los goles acabarían cayendo como fruta madura, y hasta que el técnico egarense no movió el banquillo, el Barça no espabiló. Tras ese decepcionante 0-0, el FC Barcelona protagonizó el domingo uno de sus mejores partidos del curso, doblegando por 4-0 a Osasuna, con una gran media hora inicial en que dejó el partido prácticamente sentenciado, recordando al Barça de otras épocas. El Clásico está en el horizonte, así que Xavi podría plantear su once en función de lo que quiera hacer el domingo. No se esperan grandes rotaciones, pero sí algunos matices en el once. En la defensa, viendo que Araujo fue descaradamente flotado por el Galata en la salida de balón en la ida y que este no estuvo a la altura en la iniciación, no sería descartable que Eric Garcia acompañase a Piqué. En el medio, y a pesar del regreso de Gavi tras sanción, parece que Frenkie de Jong flanquearía a Busquets y Pedri. Y arriba, tiene papeletas para jugar junto a Ferran y Aubameyang un Adama que fue de los que más tiró del carro, incluso en los momentos de mayor espesura, en la ida de esta eliminatoria. Domènec Torrent ha conseguido que el Galatasaray llegue vivo a la vuelta, y dejó claro en rueda de prensa que su equipo tiene muy pocas opciones de pasar la eliminatoria si juega de tú a tú ante el Barça, un equipo al que considera “uno de los cinco mejores del mundo en la actualidad”, así que el plan para esta tarde apunta a ser una continuación de lo visto en la primera manga. El equipo aslan viene, además, de ganar al Besiktas este pasado lunes, una victoria que le cargó de moral y en la que se vieron pequeños cambios en el equipo con respecto al partido del Camp Nou: jugaron futbolistas como Elabdellaoui (no inscrito en Europa League) o Emre Kilinç, y se vio a los laterales muy por dentro, con tal de frenar los contragolpes del Besiktas. También fue algo distinta la disposición táctica, pasando de un 4-2-3-1 a un 4-1-4-1, con Taylan Antalyali haciendo de pivote y Feghouli y Berkan Kutlu jugando como interiores (ante el Barça fue doble pivote Taylan-Berkan con Feghouli de mediapunta). En el FC Barcelona, uno de los puntos a tener en cuenta es que Piqué está apercibido de sanción, así que si viera amarilla se perdería la ida de cuartos de final en caso de pasar este cruce. Por su lado, Galatasaray mantiene la baja de Arda Turan por lesión y tiene la duda de Halil Dervişoğlu, que se encontraba enfermo en los últimos días. Si el Barça pasa, mejorará su última participación en la Copa de la UEFA (2003-04), en la que el Celtic le apeó en octavos. Si pasan los de Domènec Torrent, alcanzarán una instancia que no juegan desde la temporada 1999-2000, curso en que ganaron el título. J.N.

BAR vs GAL - Football tactics and formations

Importante reto para Gerardo Seoane

Bayer 04 Leverkusen – Atalanta (jueves, 18:45)

Si el Bayer Leverkusen se encontraba en una dinámica positiva antes del partido de ida contra la Atalanta, la situación del club ha empeorado drásticamente en sólo siete días: derrota en Bérgamo (3-2), derrota en casa en el derbi contra el Colonia (0-1) y —sin duda la peor noticia de todas—: grave lesión de Florian Wirtz que le deja fuera del resto de la temporada e incluso pone en riesgo su participación en el Mundial. Por si fuera poco, el lateral derecho titular, Jeremie Frimpong, también se lesionó y se perderá el resto del curso. Y esto amenaza enormemente las ambiciones de los de Seoane en la temporada, ya sea el avance en la Europa League o un puesto entre los cuatros primeros de la Bundesliga. El Leverkusen sigue tercero, pero el RB Leipzig, el Freiburg y el Hoffenheim se acercan; la ventaja sobre los tres es de sólo un punto. “En definitiva, es una tarde amarga para nosotros con las tres lesiones [Odilon Kossounou también dejó el partido lesionado] y la derrota”, dijo el entrenador suizo tras el encuentro del domingo. Y el reto de sustituir a Wirtz (10 goles y 14 asistencias en 31 partidos esta temporada) ya se presenta esta noche. Una posibilidad es utilizar a Kerem Demirbay, que no jugó en Italia por una sanción, como media punta. Además de Wirtz y Frimpong, están ausentes Andrey Lunev y Patrick Schick. Karim Bellarabi y Robert Andrich entrenaron a principios de la semana y podrían volver al equipo. “Una vez archivada la floja actuación contra el Genoa, ahora toca el Leverkusen”, se leía en el Eco di Bergamo. Y es que la Dea tuvo otro resultado desalentador en la Serie A al empatar 0-0 con el Genoa y así alejarse cada vez más de un puesto en Champions. “No se ha acabado, pero casi”, escribió Roberto Bellingheri en el Eco di Bergamo tras el partido del domingo. “La cuarta Liga de Campeones consecutiva no ha desaparecido del todo, pero nos falta muy poco”. Los de Gian Piero Gasperini —con un partido menos — van séptimos, a ocho puntos de la Juve, que es cuarta. Aleksej Miranchuk, así como Duván Zapata y Josip Iličić serán bajas. Con una clasificación en Alemania, la Atalanta igualaría su mejor participación en la competición. En la temporada 1990/91, la Dea alcanzó los cuartos de final de la Copa de la UEFA, donde cayó ante el Inter. Además de un éxito histórico para el club, avanzar en la Europa League podría significar, por qué no, una oportunidad de llegar a la Liga de Campeones. L.D.

Leverkusen vs Away team - Football tactics and formations

A resistir contra viento y marea

West Ham United – Sevilla FC (jueves, 21:00)

Con el 1-0 de la ida en el Ramón Sánchez-Pizjuán, el Sevilla se llevó un buen botín de cara a la vuelta que se disputa esta noche en el Estadio Olímpico de Londres. Hoy toca defenderlo, y como el West Ham estuvo por debajo de su nivel en Nervión, lo que espera todo el mundo en Sevilla es que los hammers eleven ese listón, hasta el punto de que el equipo de Lopetegui deba pasar por etapas de sufrimiento. Eso no es nada nuevo para el equipo hispalense, que ha cimentado su vitola de rey de la Europa League a través de un savoir faire inigualable en cuanto a la gestión de las ventajas, por exiguas que sean. A ello hay que sumarle una dificultad añadida, y es que el Sevilla se va a jugar su billete para cuartos de final con una larga lista de bajas, algo que esta temporada es ya habitual. En ella están Diego Carlos, Rekik y Acuña, que dejan la defensa en cuadro y hacen que Lopetegui tenga la duda legítima de si disponer al equipo con una defensa de tres centrales. Eso sí, el único central nativo sería Jules Koundé, toda vez que sus acompañantes serían Fernando y Gudelj. El brasileño regresa de una lesión de tobillo que le dejó fuera de la ida y que, en un principio, parecía más grave de lo que ha terminado siendo. Fernando puede ser la pieza que condicione el sistema, pues podría ubicarse como tercer central o como pivote. Lopetegui también recupera a Gonzalo Montiel, fuera durante varias semanas por una lesión en el hombro, y a Thomas Delaney, que regresa tras cumplir sanción por la roja que vio ante el Dinamo Zagreb. Pero no hay que olvidar que tiene dos amarillas y que no se salva de seguir apercibido, así que si hoy viera cartulina completaría ciclo y se perdería la ida de cuartos en caso de que el Sevilla pasara. En el caso del West Ham, los de David Moyes mantienen la dura baja de Jarrod Bowen y tienen dos dudas de mucho peso, como las de Aaron Cresswell y Michail Antonio, que cayeron lesionados en el último partido ante el Aston Villa. La de Antonio es especialmente relevante, porque es el único nueve puro de la plantilla londinense y sus características son muy específicas: es un delantero potente, capaz de ganar muchos duelos y de intimidar a los centrales, sin olvidar su movilidad y capacidad para entenderse con sus compañeros de ataque. La hipotética ausencia de Cresswell, habitual ejecutor de los balones parados, también sería una mala noticia para un equipo que es muy resolutivo en ese tipo de acciones. Si no llega ninguno de los dos, Masuaku y Vlašić podrían ser sus reemplazantes, mientras que el lugar de Bowen se lo van a jugar Benrahma (titular en el último partido) o Yarmolenko, que anotó el último fin de semana ante el Aston Villa, en el partido que suponía su regreso tras el tiempo de descanso que le dio el club debido al impacto emocional que le supuso la guerra en su país. Moyes recupera con respecto a la ida a Declan Rice, un centrocampista completísimo por su gran entendimiento del juego, su rigor posicional y su capacidad para descolgarse y llegar al área rival. A pesar de las posibles ausencias de su oponente, el Sevilla deberá andarse con mucho cuidado, tratando de conceder los menos balones parados posibles cerca del área, de igualar la intensidad del West Ham (que querrá mejorar sus prestaciones de la ida y jugará ante 60.000 hinchas encendidos) y de entender los distintos momentos de partido. Si todo esto se cumple, el billete a cuartos estará al alcance de la mano. J.N.

SEV vs WHU - Football tactics and formations

El Betis busca la remontada en Frankfurt

Eintracht Frankfurt – Real Betis Balompié (jueves, 21:00)

El triunfo de los alemanes en el Benito Villamarín (1-2) fue una sorpresa. Antes del partido de ida de los octavos de final de la Europa League, los de Oliver Glasner venían de tres derrotas en sus últimos cuatro partidos. Una victoria contra el Hertha antes del encuentro en Sevilla y otra contra el Bochum el pasado fin de semana hacen que el equipo lleve ahora tres victorias en sus últimos tres partidos. “La fuerza del Eintracht en casa vuelve en el momento adecuado”, se leía en el hessenschau tras la victoria del domingo, la primera del club en el Waldstadion en 2022. Ya eliminado de la Copa y alejado incluso de un puesto en la Conference League (va noveno con 37 puntos, mientras que el Hoffenheim va sexto con 46), la Europa League es prácticamente todo lo que le queda al Eintracht Frankfurt en la temporada. Gonçalo Paciência y Danny da Costa vuelven a estar disponibles, mientras que Sebastian Rode, Ragner Ache y Diant Ramaj son bajas. Die Adler buscan inspiración en aquel equipo de la temporada 2018/19 que, eliminando al Shakhtar Donetsk, al Inter y al Benfica, llegó a las semifinales del torneo. “Recordamos lo de 2019, lo grande y bonito que es todo. Todos queremos volver a vivirlo”, dijo ayer Kevin Trapp en la rueda de prensa. Después de muchas pruebas, Glasner parece haber encontrado por fin su equipo ideal: un 3-4-3 que no depende únicamente de Filip Kostić, sino que también cuenta con la potencia de Jesper Lindstrøm, la técnica de Daichi Kamada y el oportunismo de Rafael Santos Borré. El delantero colombiano, por cierto, podría haber prácticamente sentenciado la eliminatoria si hubiese marcado el penalti atajado por Claudio Bravo en la segunda parte en la ida. No lo hizo, por lo que los béticos siguen vivos. Y llegarán a Alemania aliviados tras poner fin a su mala racha de cinco partidos sin ganar: el domingo derrotó al Athletic por 1-0. Un estímulo más para esta noche es el rendimiento del equipo a domicilio: es el segundo mejor clasificado de la liga como visitante; ha logrado importantes victorias en la Copa del Rey contra la Real Sociedad y el Rayo Vallecano y en la Europa League contra el Zenit y el Ferencvárosi. Manuel Pellegrini contará con cuatro bajas: Andrés Guardado, Álex Moreno, Martín Montoya y Cristian Tello; Héctor Bellerín, por su parte, ha viajado con el grupo. Es probable que Borja Iglesias, autor del gol de la victoria del domingo, sea titular y que William José, titular en el partido de ida, vuelva al banquillo. Sin embargo, hay otro brasileño que pronto llegará al Benito Villamarín: el extremo Luiz Henrique, uno de los jóvenes más talentosos de Sudamérica, vestirá la camiseta del Betis la próxima temporada. Un motivo de alegría para los aficionados béticos. Y se espera que el partido de esta noche sea otro. L.D.

Frankfurt vs Betis - Football tactics and formations

El Olympique Lyonnais intenta salvar su temporada

Olympique Lyonnais –  FC Porto (jueves, 21:00)

El Lyon de Peter Bosz es un equipo bipolar: es capaz de ir al Estádio do Dragão y ganar 0-1 y, cuatro días después, ir perdiendo 0-4 en el minuto 49 ante el Rennes. En casa. Finalmente, los lyonnais reducirían la goleada a 2-4, pero la humillación sufrida ante el equipo dirigido por Bruno Genesio, tan criticado en su etapa al frente del Lyon, fue espantosa. Fue la segunda derrota consecutiva en casa para los de Bosz, ya que poco antes habían perdido 0-1 contra el Lille. El Lyon también perdió en casa contra el Reims, y fuera contra el Angers (3-0) y el Rennes de Genesio (4-1). Pero también ganó al Olympique de Marseille, al Nice y al Monaco, y realizó una magnífica fase de grupos en la Europa League, con cinco victorias y un empate. Al oscilar tanto, va décimo en la Ligue 1, lo que es una gran decepción para un club con una inversión tan alta. Es su peor posición en 25 años. “¿Por qué el equipo es mejor en la Europa League?”, le preguntaron al portero franco-portugués Anthony Lopes. “No tengo la receta. Pero la competición europea nos viene muy bien. Conseguimos hacer los partidos que necesitamos”, dijo el guardameta antes de señalar que “no debemos subestimar al Porto”. Las únicas bajas del OL serán Rayan Cherki y Sinaly Diomandé. Una de las esperanzas del equipo es Karl Toko-Ekambi, máximo goleador de la Europa League con seis tantos. El segundo máximo goleador es Wenderson Galeno, del Porto, con cinco, aunque los anotó jugando en el Braga. Los portugueses se recuperaron rápidamente de la derrota sufrida ante los franceses: ganaron al Tondela por 4-0. Os Dragões lideran la liga con seis puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, el Sporting, y siguen invictos tras 26 jornadas. El ambiente en el Groupama Stadium promete ser caluroso: todas las entradas se han agotado y se espera que el estadio, con capacidad para 60.000 aficionados, esté completamente lleno. Tres mil de ellos serán portistas. “Habrá tres mil para apoyar, estoy más concentrado en esos que en los 60 mil del rival”, admitió Sérgio Conceição. Y para el partido decisivo, Conceição contará con el regreso de Pepe, que dejó lesionado el partido de ida tras un choque en la cabeza con Lucas Paquetá. El defensa no jugó el fin de semana y ahora vuelve al equipo. Las únicas bajas serán Wilson Manafá y Otávio. L.D.

Lyon vs Porto - Football tactics and formations

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Textos de Lucas Duque (L.D.) y Jaume Naveira (J.N.). Foto de portada: LardoBalsamico, bajo licencia Creative Commons 3.0.

Deja un comentario

*