Cinco claves de la fase de grupos del Europeo sub-21 de Hungría y Eslovenia

España ha debutado con victoria ante Eslovenia en el Europeo. Foto: MarcadorInt (Todos los derechos reservados)

La España de Luis de la Fuente siempre compite

España ha superado con muy buena nota la fase de grupos del Europeo sub-21. Resulta obvio que la convocatoria para este torneo no tenía la calidad diferencial de otros años, pues esta ronda ha coincido con la fase de clasificación al Mundial 2022 y algunos de los futbolistas que podrían haber sido llamados a filas por Luis de la Fuente han entrado en los planes de Luis Enrique, pero aun así la selección española ha dado una imagen muy competitiva en sus tres partidos ante Eslovenia (0-3), Italia (0-0) y República Checa (2-0). Para colmo, Brahim Díaz solo pudo estar en el primer partido y se ha perdido los otros dos por lesión, y esta sub-21 de De la Fuente, que ya venía quedándose algo corta de desborde y velocidad en los costados, ha echado en falta al futbolista del AC Milan (cedido por el Real Madrid) ante Italia y la República Checa. A lo largo de esta fase de grupos Luis de la Fuente ha cambiado el dibujo para pasar del 4-2-3-1 del debut al 4-3-3 con el que afrontó el último partido de esta fase de grupos. Y en estos tres partidos, por encima incluso del juego, España ha contado con varias individualidades que han marcado la diferencia en los partidos. Jorge Cuenca y Hugo Guillamón han funcionado muy bien en defensa, Martín Zubimendi ha sido uno de los mejores centrocampistas de la primera ronda, Abel Ruiz, pese a no haber hecho gol, le he dado muchas y muy buenas cosas al juego de la selección, y los Puado, Marc Cucurella, Gonzalo Villar, Pipa, Barrenetxea o Dani Gómez, cada a su modo y en su momento, han elevado el techo de una España que no ha encajado goles en contra.

Contenido relacionado: Entre Brahim Díaz y Gonzalo Villar

Alemania y Países Bajos, dos gallos en un mismo corral

Países Bajos cerró la tercera y última jornada con la mayor goleada que se ha visto en esta fase de grupos. Los chicos de Erwin van de Looi aplastaron con un contundente 6-1 a Hungría y esa diferencia de goles le ha dado la primera plaza del grupo a los neerlandeses. Lo cierto es que a nivel de juego Países Bajos dejó algunas dudas en su primer partido ante Rumanía, puesto que la selección tuvo el balón pero no supo muy bien qué hacer en los metros finales. Ante Alemania, en cambio, encajó el tanto del empate (1-1) en la recta final del encuentro y en el triunfo ante los húngaros hubo hasta cinco goleadores distintos: Dani de Wit, Myron Boadu, Cody Gakpo (2), Sven Botman y Brian Brobbey, el joven (19 años) delantero del Ajax que ya ha firmado de cara a la próxima temporada con el RB Leipzig. Países Bajos, además, ha contado con un Teun Koopmeiners bastante inspirado en los dos primeros partidos de esta fase de grupos, al que analizamos hace unos días en la web, que se perdió este tercer partido por la acumulación de amonestaciones. En el caso de los alemanes, la selección de Stefan Kuntz ha dejado tramos en los partidos de buen nivel. Es cierto, como así ha ocurrido con Rumanía y Países Bajos, que Alemania solo ha ganado uno de los tres partidos que ha disputado, pero a nivel de juego, en el empate (0-0) ante la selección de Mutu, por ejemplo, la sub-21 de la Mannschaft tuvo momentos de bastante fluidez y producción en los metros finales. De hecho, entre los cinco máximos goleadores de esta fase de grupos hay dos futbolistas germanos: Bote Baku, del Wolfsburgo, autor de dos goles y una asistencia, y Lukas Nmecha, el delantero del Anderlecht cedido por el Manchester City, autor de otros dos tantos, que, en su caso, tuvo en sus botas un penalti ante Rumanía que de no haberlo estrellado en el palo le hubiese aupado como máximo artillero de la primera ronda y le habría dado la primera plaza del grupo a su selección.

Lukas Nmecha ha sido uno de los máximos goleadores de esta fase de grupos del EURO sub-21. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd
Nmecha ha sido uno de los máximos goleadores de esta fase de grupos. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd

Rumanía ha dejado muy buen sabor de boca

La Rumanía de Adrian Mutu se ha quedado a las puertas de la ronda de eliminatorias del Europeo sub-21 de selecciones. El cuadro rumano ha hecho una fase de grupos muy meritoria, ganando a Hungría (1-2) y empatando los dos enfrentamientos ante Países Bajos (1-1) y Alemania (0-0), pero la diferencia de goles ha sido clave en un triple empate entre los jóvenes de Erwin van de Looi, Stefan Kuntz y Adrian Mutu. Rumanía, de hecho, ha tenido en sus filas a la gran revelación de este Europeo sub-21, Alexandru Matan. El nuevo futbolista de Columbus Crew ha dejado actuaciones de un nivel altísimo en esta fase de grupos, aunque especialmente destacado fue su papel (con un gol y una asistencia) en la victoria ante los húngaros. Mutu introdujo varios cambios en el once ante Alemania, en la tercera y última jornada de esta primera ronda, algunos de ellos sorprendentes, aunque puede entenderse que se debían a simples rotaciones de carácter físico, y lo cierto es que arrancó el encuentro con un balón al palo del propio Matan que a punto estuvo de cambiar el destino del grupo A. Alemania, no obstante, acabó siendo superior, a pesar del empate a cero. Rumanía accedió a la fase de grupos siendo la quinta mejor segunda de la fase de clasificación y su papel en esta ronda ha sido de notable alto. Además de Alexandru Matan, el cuadro rumano ha dejado varios nombres muy interesantes: Olimpiu Morutan (FCSB), Alexandru Pascanu (Ponferradina), George Ganea y Andrei Ciobanu (Viitorul Constanta).

Contenido relacionado: Así juega Teun Koopmeiners

Entre la matrícula de Dinamarca y el suspenso de Inglaterra

Inglaterra ha sido la gran decepción de esta fase de grupos. Los Three Lions han firmado una fase de grupos para olvidar, perdiendo sus dos primeros partidos ante Suiza (0-1) y Portugal (2-0), completando los 180’ de estos dos encuentros sin un solo gol a su favor y con un solo disparo entre los tres palos de la portería contraria, y el destino le hizo pagar caro ese bagaje tan pobre. El cuadro de Boothroyd mejoró en el tercer y último partido de esta ronda, cuando ya no tenía mayor red de seguridad, y lo cierto es que llegó al minuto 90 del partido ante Croacia con un 0-2 a su favor en el resultado que le hubiese clasificado como segundo a la ronda de eliminatorias. Sin embargo, un zurdazo de Domagoj Bradaric desde la corona del área, lateral izquierdo del Lille, puso patas arriba el grupo D de este Europeo, clasificó a Croacia (que será rival de España en cuartos) y apeó a un selección inglesa que vuelve a quedarse fuera en una fase de grupos del Europeo por tercera edición consecutiva. La España de Luis de la Fuente deberá verse las caras ante la Croacia de los Lovro Majer, Nikola Moro, Luka Ivanusec, Dario Vizinger o el propio Domagoj Bradaric. La otra cara de la misma moneda es la Dinamarca de Albert Capellas. Dinamarca es una de las dos únicas selecciones que ha hecho pleno de puntos en esta fase de grupos. Los daneses ganaron a Francia en la primera jornada, apostando por un plan más reactivo, en la segunda jornada consiguieron doblegar a Islandia con un fondo y una forma muy distintos, porque en este partido les tocó atacar la mayor parte del tiempo de manera posicional, y en esta última jornada golearon a Rusia con un contundente 3-0. El cuadro de Capellas ha completado estos tres partidos sin encajar un gol en contra y también ha dejado unos cuantos nombres muy interesantes: Bech Sorensen, Kofod Andersen, Marten Hjulmand, Carlo Holse o Anders Dreyer. Una Dinamarca de matrícula de honor en fase de grupos.

El barcelonista Trincao ha sido muy protagonista con la sub-21 de Portugal. Foto: MarcadorInt (Todos los derechos reservados)
Trincao ha sido muy protagonista con la sub-21 de Portugal. Foto: MarcadorInt (Todos los derechos reservados)

Portugal y Francia siguen comiendo aparte

Portugal ha jugado mejor que ninguna otra selección en esta primera ronda. El cuadro luso ha sumado nueve puntos de nueve posibles en esta fase de grupos, haciendo seis goles y dejando su portería a cero en los 270 minutos en los que se ha medido a Suiza, Croacia e Inglaterra, y la sensación ha sido de total superioridad sobre sus rivales. La selección portuguesa ha mostrado una versión proactiva con el balón en estos tres encuentros, queriendo llevar una mayor iniciativa en todos ellos, y tanto a nivel táctico como técnico ha sido mucho mejor que cualquiera de las grandes. La Portugal de Rui Jorge, liderada por los Trincao, Correia, Pedro Gonçalves, Bragança, Leite o Tiago Tomas se medirá en cuartos a una Italia que, con tantas expulsiones en esta fase de grupos (seis en tres partidos), llegará claramente mermada a la eliminatoria que se disputará a finales del mes de mayo. Por otro lado, la selección francesa, una de las grandes favoritas en esta edición, se ha clasificado como segunda, después del buen rendimiento de Dinamarca, y se medirá en cuartos a Países Bajos. Francia ha ido de menos a más en esta fase de grupos, puesto que se vio claramente sorprendida por la selección de Albert Capellas en el debut, incapaz de meterle mano al planteamiento defensivo de Dinamarca, y en la siguiente jornada consiguió derrotar a Rusia con dos goles desde el punto de penalti (en dos infracciones cometidas por el mismo jugador, Pavel Maslov). Dicho esto, la selección francesa tiene en su equipo titular a la mayor certeza individual de este Europeo sub-21: el defensor sevillista Jules Koundé.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*