Cinco claves de la ida de 1/16 de la Europa League

Gareth Bale of Tottenham Hotspur warms up before the Premier League match at Turf Moor, Burnley
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
26/10/2020

El Manchester United fue muy superior en Turín

La Real Sociedad se quedó lejos de competir ante un Manchester United muy serio en el Allianz Stadium de Turín. Ole Gunnar Solskjaer preparó un partido trampa para los donostiarras, pues renunció desde el arranque a llevar la iniciativa a través del esférico para dominar el escenario a través de una serie de situaciones bien forzadas que los de Imanol Alguacil no acertaron a resolver en ningún momento (90′). Defendiendo desde un 4-4-2 muy visible, con Mason Greenwood y Bruno Fernandes como futbolistas más adelantados, además de Marcus Rashford (izquierda) y Daniel James (derecha) en los costados, el Manchester United complicó desde muy pronto los primeros pases de la Real Sociedad encajando su presión con el sistema txuri-urdin. Alguacil retrasó como tantas otras veces a su pivote entre centrales, en este caso a Asier Illarramendi entre Robin Le Normand y Igor Zubeldia, a fin de establecer así una primera superioridad numérica (3×2) ante las dos referencias más adelantadas de los ingleses, pero el ejercicio defensivo de Solskjaer fue muy superior al plan (y a las respuestas) de la Real. Con Greenwood y Bruno Fernandes, como decíamos, saltando sobre esos primeros pasadores de un modo muy eficaz, evitando que pudiesen jugar por dentro para apoyarse en la siguiente línea del sistema, los acosos de Scott McTominay y Fred, los dos pivotes del United, acabaron de bloquear las posibles recepciones interiores de Mikel Merino y David Silva, lo cual privó a la Real Sociedad de poder salir desde atrás (como quiso en todo momento, puesto que en largo, con Harry Maguire y Eric Bailly muy pendientes de Alexander Isak, tampoco hubiese podido sacar nada en claro). El plan de Solskjaer provocó que el partido se jugase la mayor parte del tiempo en campo rival sin la necesidad de que su equipo tuviese mucho más tiempo que el balón que su oponente. Tras robo, como era de prever, el United transitó de un modo muy vertical y directo al espacio, apoyándose en Bruno y corriendo con Rashford, Greenwood y James, y esa amenaza fue constante durante los 90’. Incluso en esas fases en las que el United, sintiéndose muy superior, optó por ahorrar algún esfuerzo replegando más abajo.

Contenido relacionado: Emile Smith Rowe en el mejor momento – Así juega el joven futbolista inglés del Arsenal

Odegaard fue el mejor en el Olímpico de Roma

Martin Odegaard brilló con luz propia en la segunda mitad del Benfica-Arsenal (1-1). El noruego fue creciendo en el encuentro a medida que los lisboetas fueron rebajando la intensidad de su presión, y en los últimos 35 minutos, poco después del uno a cero del Benfica, el futbolista cedido por el Real Madrid exhibió todas sus virtudes en el sistema de Mikel Arteta. Jugando de mediapunta con mucha libertad por detrás del delantero, en este caso, Pierre-Emerick Aubameyang, el ‘11’ de los gunners comenzó a derrochar talento para asentar a su equipo en el último tercio del campo y darle soluciones muy valiosas dentro de su ataque más posicional. Odegaard tiene una sensibilidad especial para activar todo tipo de referencias (cercanas, intermedias o alejadas) con el interior de su pie izquierdo, y esa habilidad para medir siempre bien la dirección y la potencia de su envío le permite intervenir varias veces en una misma circulación de diferentes formas jugando al primer toque. Suyo fue el pase previo al desmarque y la asistencia de Cédric Soares en el tanto del empate del Arsenal, un balón que remató Bukayo Saka en el segundo palo, demostrando que su fútbol puede ser verdaderamente diferencial para un equipo que sigue atacando por más jugadas que juego. El noruego además dejó varias acciones (sin balón) de máxima intensidad para saltar a la presión y/o correr a recuperar su posición, lo cual, además de demostrar un buen tono físico, exteriorizó claramente que Odegaard se encuentra cada vez más cómodo e integrado en su nuevo equipo. Todo ello después de una buena primera mitad del Benfica. Jorge Jesus quiso que su equipo defendiese en muy pocos metros todo el tiempo, estrechando mucho la distancia entre atacantes y defensores, y aunque al Benfica le costó ser del todo eficaz en ese planteamiento, pues cualquier despiste o inconexión entre las líneas le abría diferentes puertas al Arsenal para progresar y correr desde dentro, una vez el equipo ajustó la (pobre) presión de sus puntas con los saltos en la presión de sus centrocampistas y la distancia de los centrales con respecto al área, los lisboetas lograron que buena parte del primer tiempo se jugase en campo del Arsenal.

El Villarreal de Unai Emery ganó 0-2 ante el Salzburgo. Foto: Focus Images Ltd
El Villarreal de Unai Emery ganó dos cero goles a dos ante el RB Salzburgo. Foto: Focus Images Ltd

Granada y Villarreal salvan la papeleta

El Granada de Diego Martínez es un equipazo con todas las letras. El Nuevo Los Cármenes fue testigo este jueves de una de las victorias más importantes del club nazarí en toda su historia. El Granada derrotó por dos goles a cero al Nápoles de Gennaro Gattuso, uno de los grandes favoritos al título de la UEFA Europa League este curso, gracias a los tantos de Yangel Herrera y Kenedy. El cuadro rojiblanco salió con un único punta, Jorge Molina, debido a las bajas por lesión de Luis Suárez y Roberto Soldado, y dos extremos en los costados, Darwin Machís y el propio Kenedy, ante un Nápoles que, a pesar de la importante plaga de bajas, también incluyó en su once titular a jugadores de primera línea como Lorenzo Insigne, Fabián Ruiz o Victor Osimhen. Un triunfo que ya es histórico, pues esta es la primera temporada del club andaluz en la competición europea, que le obligará a apretar los dientes en el Estadio Diego Armando Maradona dentro de solo siete días, y que le acerca a la siguiente ronda de octavos siendo, con el Villarreal, los dos únicos equipos españoles que han ganado esta semana por Europa. Los de Unai Emery se impusieron por cero goles a dos al RB Salzburgo en Austria, con los tantos de Paco Alcácer (que previamente había fallado un penalti) y Fer Niño, en un encuentro en el que el Submarino Amarillo supo gestionar muy bien a través del juego la presión habitual del RB Salzburgo de Jesse Marsch. Antes del partido, el propio RB Salzburgo informó a través de un comunicado que Sekou Koita y Mohamed Camara, dos futbolistas de su primera plantilla fijos para Marsch, se quedaban fuera de esta convocatoria porque la UEFA los ha sancionado a ambos con tres meses sin poder jugar tras haber dado positivo en un control antidopaje el pasado mes de diciembre. Los dos futbolistas, que venían de estar con Mali en el parón de selecciones, injirieron, por orden del médico, un medicamento ante el mal de altura que contenía un ingrediente activo que está en la lista de dopaje. Dos bajas muy duras, puesto que Koita es el máximo goleador del equipo esta temporada (14 goles en 16 partidos), para un RB Salzburgo que, como ya contamos en la previa, es líder en Austria con solo tres puntos de distancia sobre el Rapid Viena, y que ahora deberá remontar este 0-2.

Contenido relacionado: Florian Wirtz: la gran aparición – Así juega el joven futbolista alemán del Bayer Leverkusen

Siete goles entre dos grandes animadores del torneo

El Young Boys protagonizó este jueves una de las grandes sorpresas de la ronda de dieciseisavos. Los suizos se impusieron con suspense al Bayer Leverkusen por cuatro goles a tres, en un encuentro que llegaron a ir ganando al descanso por tres a cero. En el segundo tiempo, un doblete de Patrik Schick, autor de seis tantos esta temporada, y un gol de Moussa Diaby consiguieron poner el empate a falta de 20 minutos para el final, pero en el tiempo de descuento el francés Theoson Siebatcheu, que ya suma cinco dianas en sus últimos seis partidos, le dio la victoria a su equipo. El Young Boys debió superar este verano una ronda previa ante el Tirana, al que goleó por tres a cero, y en la fase de grupos quedó por detrás de la Roma (que este jueves derrotó al SC Braga de Carlos Carvalhal por cero a dos). La última vez que los suizos llegaron a esta ronda de dieciseisavos en la UEFA Europa League fue en la temporada 2014-15, hace ya seis campañas, cuando cayeron en los dos partidos de la eliminatoria (en casa y fuera) ante el Everton de Roberto Martínez. El Bayer Leverkusen deberá remontar el próximo jueves este resultado en el Bay Arena. “No puedo explicar lo que ocurrió en la primera parte”, comentó Peter Bosz en la rueda de prensa posterior a este encuentro disputado en Suiza, “debe ser que preparé mal al equipo. Es mi responsabilidad. Hoy defendimos en los dos córners de los dos primeros goles de manera amateur y poco antes del descanso encajamos un tercer gol; eso no puede suceder. El Levekusen, que llegaba a este partido de empatar el fin de semana pasado ante el Mainz 05 en la Bundesliga, “demostró”, en palabras de su técnico, “que aún es posible jugar peor” que el otro día ante los penúltimos clasificados de la Bundesliga. A pesar de todo, el cambio de sistema del Bayer Leverkusen en la segunda parte, pasando del 4-3-3 a un 3-4-3 (que en absoluto resulta extraño en la pizarra de su técnico), fue clave en la reacción del equipo.

La Roma de Paulo Fonseca derrotó al SC Braga por cero goles a dos. Foto: Steve McCormick/Focus Images Ltd
La Roma de Paulo Fonseca derrotó al SC Braga por cero goles a dos. Foto: Steve McCormick/Focus Images Ltd

Tottenham y Roma encarrilan su pase a octavos

Tottenham y Roma, dos de los grandes favoritos, se impusieron con claridad en sus encuentros de ida. El Tottenham de José Mourinho goleó al Wolfsberger austriaco por un gol a cuatro gracias a las dianas de Son-Heung min, Gareth Bale, Lucas Moura y Carlos Vinícius, mientras que la Roma se impuso al SC Braga por cero a dos con las dianas de Edin Dzeko y Borja Mayoral. El delantero español suma cuatro tantos en siete partidos de la UEFA Europa League esta temporada. Los dos equipos ganaron fuera de casa sin sufrir demasiado ante Wolfsberger y SC Braga; una situación muy diferente a la que vivió el Milan ante el Estrella Roja. Los rossoneri desperdiciaron la ventaja inicial del gol en propia puerta del defensor Radovan Pankov tras un centro al área de Samu Castillejo, titular en un once en el que también estaba Mario Mandzukic, y se dejaron empatar hasta en dos ocasiones en un encuentro que acabó dos a dos. El técnico del Estrella Roja, curiosamente, es un exfutbolista del Inter, Dejan Stankovic, y el delantero del equipo serbio es un jugador con una larga trayectoria en la Serie A, ex de Sassuolo, Crotone, Fiorentina o Bologna, Diego Falcinelli. En otro orden de cosas, el Ajax acabó ganando en el Stade Pierre-Mauroy de Lille con un gol en el descuento del jovencísimo Brian Brobbey, su primer tanto en una competición europea del máximo nivel; el Olympiacos goleó al PSV por cuatro goles a dos; el Leicester empató cero a cero ante el Slavia Praga de Jindrich Trpisovsky y Munas Dabbur, el delantero del Hoffenheim, volvió a ver portería, le hizo un doblete al Mölde (en el partido que se disputó en La Cerámica, como consecuencia de las restricciones por la pandemia), y ya está con 24 tantos, a dos de Aritz Aduriz y a seis de Radamel Falcao.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Russell Hart/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*