Cinco claves de la Premier League 2020-21 del Manchester City

Manchester City manager Pep Guardiola celebrates following the Premier League match at Turf Moor, Burnley
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
28/04/2019

Una remontada en Premier que ya es histórica

El Manchester City ha vuelto a hacer historia. El cuadro citizen es el primer equipo en la historia de la Premier League (1992-93) que llega octavo en la clasificación al día de Navidad y esa misma temporada acaba levantando el título de campeón. A nivel de puntos, solo dos equipos han acabado conquistando la Premier con una desventaja mayor con respecto al líder de la tabla en Navidad: el Manchester City estaba a ocho puntos de la cabeza, pero Manchester United (temporada 1995-96: con 10 puntos) y Arsenal (1997-98: 13) recortaron una diferencia superior. Dos datos que son dos muy buenos ejemplos de la gran remontada que ha protagonizado el Manchester City esta temporada en la competición inglesa. Prueba de ello es que desde el 25 de diciembre el equipo entrenado por Pep Guardiola ha ganado 19 jornadas de liga (14 de ellas de manera consecutiva) y tan solo ha sufrido tres derrotas. El técnico catalán ha vuelto a construir un equipo completísimo en todos los sentidos, con y sin balón, dentro y hasta fuera del campo, y esa entereza se ha transformado en un dominio abrumador en la Premier. El propio Guardiola, por su parte, ha levantado nueve de las 12 ligas que ha disputado desde que entrena en la máxima élite (tres ligas en España, tres en Alemania y tres más en Inglaterra); tan solo el Real Madrid 2011-12 de José Mourinho (100 puntos), el Chelsea 2016-17 de Antonio Conte (93) y el Liverpool 2019-20 de Jürgen Klopp (99) le han ganado una Liga a un técnico especializado en torneos de la máxima regularidad.

La increíble explosión de Ilkay Gündogan

Pep Guardiola siempre ha destacado por ser un entrenador capaz de mejorar a todos los futbolistas que ha entrenado. Y en algunos casos, como los propios protagonistas han reconocido en más de una ocasión, les ha cambiado la carrera o hasta la vida. Esta temporada el caso más representativo es el de Ilkay Gündogan. El jugador germano ha pasado en pocos meses de ser un centrocampista de base, con un rol incluso un tanto ambiguo en el conjunto sky blue, a convertirse en un llegador con una determinación diferencial en los metros finales. Gündogan ha firmado 12 goles y una asistencia esta temporada en la Premier League (en la que ha jugado 26 jornadas; 25 de ellas como titular), y esa voracidad ofensiva, hasta ahora desconocida en el internacional alemán, es una de las claves que explica la gran superioridad del Manchester City en la Premier League 2020-21. Gündogan ha jugado partidos esta temporada como el futbolista más adelantado dentro del sistema, ocupando hasta la posición de delantero (sin ser, claro está, un futbolista especializado en la profesión de 9), pero también ha jugado muchas veces desde su rol de interior izquierdo en medio campo. Y la clave no está tanto en la posición desde la que ha partido, sino en el papel que ha desempeñado en todas ellas para aparecer, cargar y disparar en las zonas de remate. 10 de los 12 tantos realizados por Gündogan esta temporada han sido en jugada, es decir, solo dos han llegado desde acciones a balón parado/penalti, y solo dos de estos 10 se han producido desde fuera del área. Además de olfato, Ilkay Gündogan ha demostrado esta temporada una finura muy especial y delicada en sus acciones en los últimos metros, girando y haciéndose su sitio en situaciones de espacio reducido, y esa cualidad, hasta ahora desconocida en él, que siempre había destacado por ser un interior de pase, es la que mejor ha sabido ver Guardiola para transformar la carrera de un jugador que ahora es letal en el área. Algo que también explica su insistencia por jugar sin ‘9’ puro.

Ilkay Gündogan es el máximo goleador del City esta temporada. Martyn Haworth/Focus Images Ltd
Ilkay Gündogan es el máximo goleador del City esta temporada. Martyn Haworth/Focus Images Ltd

Rúben Dias, ha nacido una estrella defensiva

El Manchester City desembolsó en septiembre 68 millones de euros para fichar a Rúben Dias. El central portugués, incorporado desde el Benfica, el 13º defensor que llega al cuadro citizen en la etapa de Pep Guardiola al frente del equipo mancuniano, elevó así el gasto del club en especialistas defensivos durante estos años hasta los 480 millones de euros. Ahora bien, el central portugués ha elevado sobremanera el nivel defensivo (y por ende, también competitivo) de un Manchester City que, por su propia manera de jugar, expone en exceso a sus centrales en cada partido. Con Virgil van Dijk fuera de combate desde muy pronto, lesionado de la rodilla en el mes de octubre tras sufrir un gran impacto de Jordan Pickford, el guardameta del Everton, lo cual le dejará también fuera de la Eurocopa, Rúben Dias se ha erigido como el mejor central de la temporada en Inglaterra, y seguramente de toda Europa. Pero lo mejor de todo, sin duda, es que Rúben Dias solo tiene 23 años. El central luso se ha adaptado de una forma muy rápida a una competición como la Premier, y a un equipo y un sistema tan complejo como el Manchester City, que tiene el doble de mérito, y ha respondido como si llevase toda la vida jugando en la liga inglesa y en este equipo. Rúben Dias se ha mostrado contundente en en los duelos, expeditivo cuando ha tocado y muy rápido en las correcciones a campo abierto para garantizarle al Manchester City una seguridad completa en todas las fases y situaciones del juego. Su gran impacto, que también se ha reflejado con el balón en los pies, ha provocado, entre otras cosas, que John Stones, su acompañante en el eje de la defensa, también haya disparado su rendimiento después de que en los últimos meses haya estado más fuera que dentro de la plantilla. Dias y Stones han funcionado muy bien juntos, demostrando que pueden ser perfectamente complementarios, y esa buena sintonía se ha hecho también extensible a la UEFA Champions League, en la que ambos han ayudado a controlar todos esos detalles (que tienen que ver con la calidad defensiva y la concentración del futbolista) que hasta ahora se le escapaban al City en grandes noches.

Contenido relacionado: Joao Cancelo para Pep Guardiola y viceversa – Análisis táctico del nuevo rol del portugués

Un sistema preparado para dominar el juego

El sistema del Manchester City 2020-21 se ha caracterizado por una versatilidad que encumbra la dedicación tan obsesiva con la que Pep Guardiola da fondo y forma a sus equipos. El cuadro citizen ha tenido semanas y meses de un nivel de juego altísimo en todos sus partidos, atrapando a sus rivales en una telaraña mortal de pases, recursos y movimientos que rozan una perfección enfermiza dentro de la pizarra de su técnico. El rol de Joao Cancelo, el cual ya analizamos en su momento como uno de los grandes movimientos tácticos de la temporada, que ha jugado indistintamente en cualquiera de los dos perfiles para garantizarle al equipo un apoyo constante y de mucha calidad en la construcción del juego; la posición tan rotativa del delantero, que entre partidos y durante los mismos ha cambiado muchas veces de manos esta temporada; así como la posibilidad de adaptarse a los distintos contextos y escenarios para imponer el suyo son algunas de las causas y consecuencias que pueden extraerse del sistema levantado por Guardiola en la Premier League 2020-21. El propio plan, entendiéndolo como una suma de sinergias y automatismos, que es como se construyen los sistemas tácticos en el fútbol, ha sido el motor de un Manchester City que supo reponerse de su mal arranque de temporada, como comentábamos en el primer punto, para alcanzar una velocidad crucero inalcanzable por cualquier otro equipo dentro de la Premier. Este Manchester City ha sido (y es) un equipo redondo, con doble pivote y una referencia más fija, o con un pivote, dos interiores y dos extremos bien abiertos en las bandas, capaz de lucir en cada partido infinidad de conceptos que han enriquecido su ataque posicional, como la activación del tercer hombre, la correcta ocupación de los intervalos, el juego entre las líneas, la profundidad en el último tercio, la salida de balón para superar presiones, la permanente conectividad de todas las piezas y el ataque de zonas indefendibles, algo que Guardiola siempre ha perseguido en sus equipos, a fin de compensar los déficits individuales (que también los tiene, por supuesto) de una plantilla que, con el título, la 7º liga inglesa del Manchester City, vuelve a ser histórica.

Rúben Dias ha sido el mejor central de la Premier League 2020-21. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd
Rúben Dias ha sido el mejor central de la Premier League 2020-21. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd

De la explosión de Foden al adiós del Kun Agüero

Y el Manchester City ha conseguido todo esto pese a perder durante varias semanas a su mejor hombre por diferentes problemas físicos: Kevin de Bruyne. El capitán ha dejado grandísimas actuaciones esta temporada, ya fuese como interior derecho en el 4-3-3, su posición más habitual, o incluso como referencia más adelantada dentro del sistema. A Kevin de Bruyne le da igual ocho que 80, porque en cualquier escenario y ante cualquier rival es capaz de imponer su sello como el futbolista diferencial que es, pero el curso 2020-21 del Manchester City ha dejado otros nombres propios que bien merecen su espacio en este análisis (al margen de los que ya hemos ido comentando en los puntos anteriores). Phil Foden (14), Riyad Mahrez (14), Raheem Sterling (14), Gabriel Jesus (13) y Ferran Torres (10) son, además de Ilkay Gündogan, los jugadores que a estas alturas ya están por encima de los 10 goles anotados (entre todas las competiciones) en la presente temporada. Pero sería muy injusto para ellos y para los demás reconocer su gran labor en este equipo únicamente por las cifras. Bernardo Silva, por ejemplo, escapa de esta lista, pues apenas ha realizado cinco goles (y ha repartido ocho asistencias), pero su temporada en la Premier League ha sido de un nivel altísimo. De hecho, en las jornadas en las que no ha podido estar De Bruyne, el portugués, interior (cuando está Mahrez en la banda) o extremo (cuando no está el argelino), ha asumido ese liderazgo y la responsabilidad no le ha pesado en absoluto. Rodrigo Hernández, Kyle Walker, Ederson, Gabriel Jesus, Fernandinho, Oleksandr Zinchenko o incluso el Kun Agüero, que no seguirá en el equipo después de la final de Champions League (ante el Chelsea), cada uno a su manera y en su debido momento, también han alimentado la grandeza de un Manchester City que esta temporada, desde Navidades, ha tiranizado la Premier League 2020-21. Guardiola ya ha reconocido que esta ha sido la temporada “más difícil” desde que está en Inglaterra, y que la recordarán “por la forma en que ganamos”, pero en una temporada con tantas claves, momentos y nombres propios todos tendremos dónde elegir para acordarnos de este Manchester City 2020-21.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Russell Hart/Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Una vez más, un equipo basa su “resurrección” en una pieza defensiva. Lo fue el Liverpool con Van Dijk, después el Manchester United con Maguire y ahora el City con Ruben Días.
Al final, aunque lo que más nos guste al espectador sean los goles y lo bonito; lo más importante empieza desde atrás, y defender bien también es un arte.

Una pequeña corrección: el equipo “mancuniano” sería el United, no te el City.

Por lo demás excelente artículo.

Deja un comentario

*