Cinco conclusiones del fin de semana

Marcelino Garcia Toral, head coach of Villarreal CF  during the La Liga match at Estadio El Madrigal, Villarreal
Picture by Maria Jose Segovia/Focus Images Ltd +34 660052291
24/04/2016

El Valencia ha regresado

Pese a que la reacción final azulgrana impidió que se llevara los tres puntos del Camp Nou, el partido del sábado sirvió para confirmar el cambio de dinámica que el Valencia ya había insinuado en sus choques anteriores. Tuvo el bloque de Marcelino esa disciplina defensiva tan propia de los conjuntos del asturiano juntando muchísimo sus dos líneas de cuatro lejos del área propia, bloqueando cualquier opción de pases entre líneas e impidiendo que los cracks del Barça recibieran en situaciones ventajosas durante todo el primer tiempo. Lo logró pese a la notable ausencia de Gayà, que obligó a alinear a Lato en el sector desde el que partía Messi y al que llegaba un muy activo Semedo. Y quizá lo más ilusionante para la hinchada ché es el tono que mostraron dos jugadores que la temporada pasada fueron fundamentales para alcanzar la altísima puntuación que les situó en la Champions League: Parejo y Rodrigo. El primero estuvo soberbio tanto en la distribución del balón como en su aplicación defensiva; al segundo se le vio fresco, fino, ágil e inspirado, dando continuidad -aunque sin marcar- a su gran noche frente al Getafe. Cuando Marcelino lo retiró a falta de diez minutos, el Camp Nou respiró aliviado. Aunque entraba Santi Mina, que siempre representa una amenaza, Rodrigo estaba provocando terror cada vez que conducía de forma vertical. A.T.

El peligro para el Girona ya es real

Pese a que Eusebio Sacristán era muy consciente de la trascendencia del duelo de Ipurua -reservó a más de la mitad de los titulares en el choque copero frente al Madrid-, el Girona se vio arrollado por un Eibar que reprodujo el mismo tipo de partido que acabó con el Real Madrid y el Espanyol en el feudo armero. Los tres últimos triunfos de los de Mendilibar han sido por 3-0 y han nacido de la extrema intensidad, del vértigo llevado a su máxima expresión y de una ambición por encontrar la portería contraria de forma constante, inmediata y sin pausa. Nada sorprendente, pues, y nada que el Girona no supiera que se iba a encontrar en Guipúzcoa. Eusebio quiso protegerse usando a Valery en el sector derecho -el que se medía a Cote y Cucurella-, pero fue la pareja Orellana-Peña la que fabricó el gol que abrió la lata por el costado de Raúl Carnero. La racha de los catalanes es para preocuparse: doce partidos sin ganar sumando todas las competiciones (los últimos cinco, perdidos) y nueve si sólo tenemos en cuenta La Liga (han sumado cuatro puntos de los últimos 27 posibles). Su próximo compromiso, en casa ante el Huesca, cortará la mala racha o los sumirá definitivamente en una situación crítica. A.T.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Agüero transforma las ocasiones en un Manchester City camaleónico

Tanto Pep Guardiola como Unai Emery adaptaron sus propuestas tácticas en el partido estrella del fin de semana en la Premier. El Arsenal defendió con un 4-4-2 en el que Kolasinac ejercía de volante izquierdo, claramente por delante de Monreal, y liberaba a Aubameyang y Lacazette para estirar al equipo a la contra. Más compleja fue la disposición sobre el tapete del Manchester City, que alternaba dos sistemas según el poseedor del balón. Cuando atacaba, cerraba con tres centrales (Walker-Otamendi-Laporte), Fernandinho acompañaba a Gündogan en el doble pivote, Bernardo Silva y Sterling ensanchaban al City abiertos a las bandas y David Silva y De Bruyne se movían por detrás de Agüero. Cuando el Arsenal atacaba, era Fernandinho quien bajaba un peldaño su posición para ejercer de central junto a Otamendi y el City se defendía en un 4-3-3 más convencional. De este modo, el conjunto skyblue sometió al Arsenal en un partido en el que desplegó fases de buen fútbol. Arrancó con muchísima fuerza y se adelantó nada más empezar el partido, pero le costó reponerse al tempranero empate del Arsenal en una jugada a balón parado. Sin embargo, el acierto de Agüero como brazo ejecutor del City en el área contraria terminó condenando a los gunners. El delantero argentino volvió a adelantar a su equipo antes del descanso y sentenció la contienda bien avanzada la segunda mitad, dando pie a una media hora final muy plácida del City, que recorta la distancia respecto al Liverpool antes del partido de esta noche en el estadio del West Ham. T.M.

Sergio Aguero of Manchester City pushes Sean Longstaff of Newcastle United away during the Premier League match at St. James's Park, Newcastle Picture by Robert Smith/Focus Images Ltd 07837 882029 29/01/2019
Sergio Agüero ha marcado en los últimos cuatro partidos que ha disputado con el Manchester City. Foto: Focus Images Ltd.

El PSG pierde su condición de invicto en la Ligue 1

Pese a adelantarse muy pronto con un gol de Ángel Di María en su visita al Olympique de Lyon, el PSG cerró la jornada liguera del domingo con su primera derrota de la temporada. No fue un buen partido del equipo de Tuchel, que no supo gestionar el resultado favorable con una alineación con escasa capacidad para retener el balón en el centro del campo. El técnico alemán optó por una línea de tres centrales, abrió a Bernat y Dani Alves en la banda, usó a Marquinhos de mediocentro y lo escoltó con Draxler y Di María, los encargados de enlazar la medular con Mbappé y Cavani. El PSG rajó al Olympique de Lyon cuando pudo ser vertical, pero una vez el conjunto del Ródano se hizo con el control del esférico le costó horrores recuperarlo e imponer el ritmo que le interesaba a la contienda. En cuanto el OL se sacudió el respeto inicial por el PSG y se vio obligado a atacar, con el marcador en contra, hizo muchísimo daño al líder. Sobre todo por las bandas, donde Memphis Depay y Ferland Mendy en la izquierda y Bertrand Traoré en la derecha desbordaron con relativa facilidad y asiduidad. Pronto el OL convirtió a Aréola en el mejor jugador del partido, al menos hasta que el guardameta visitante midió mal un centro lateral, resbaló a media salida y facilitó el gol del empate de Moussa Dembélé. El excanterano del PSG también fue decisivo en la jugada del segundo gol, pues provocó un penalty nada más arrancar la segunda mitad. Leandro Paredes debutó en la segunda mitad, pero la presencia en la medular del centrocampista argentino no bastó para evitar la primera derrota del PSG en la Ligue 1. T.M.

Otro rival que castiga la espalda del Bayern

El Bayern volvió a jugar una buena primera mitad en Leverkusen, pero volvió a perder y ya está a siete puntos de distancia del Borussia Dortmund. Se instaló en campo contrario, se adelantó con una aparición de Goretzka desde la segunda línea y disfrutó de un cada vez más entonado Kingsley Coman, que desbordó con asiduidad aunque le faltó mayor contundencia en la definición. Sin embargo, a la que encajó un revés, el Bayern se volvió a desencajar. Había sido superior al Bayer Leverkusen, que además lamentó la lesión de Kai Havertz antes del descanso, y había generado un buen puñado de ocasiones de gol. Sin embargo, un zapatazo de falta directa de Leon Bailey cambió la dinámica del partido en el segundo tiempo. El Bayer Leverkusen adelantó las líneas, presionó más arriba, subió el bloque de presión y forzó errores. Especialmente a raíz del tempranero 1-1, que reforzó su moral y obligó al Bayern a asumir riesgos. Con la línea defensiva arriba, el Bayer Leverkusen castigó la rigidez de la zaga bávara y acabó marcando dos goles muy parecidos. El 2-1, en una jugada en la que la defensa visitante queda expuesta con excesiva facilidad. Una conducción de Weiser rompe líneas, Bellarabi se desmarca a la espalda de Alaba y Hummels y obliga a Süle a cruzar el área, lo que desprotege la zona de remate para la definición, plácida de Vlland. En el 3-1, es Süle quien habilita a Brandt, que rompe al espacio y regala el tercer tanto a Lucas Alario. Cuando el Bayern quiso reaccionar, se vio incapaz y terminó atacando con Kimmich de lateral derecho, Goretzka y Renato Sanches en el doble pivote, Coman y Alphonso Davies en las bandas y Gnabry enganchando por detrás de Lewandowski. T.M.

Julian Brandt of Bayer Leverkusen celebrates scoring the second goal for his team during the Bundesliga match at BayArena, Leverkusen Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 18/11/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-161118-0156.jpg
Julian Brandt asistió a Alario en el 3-1 definitivo. Foto: Focus Images Ltd.
Textos de Axel Torres (A.T.)  y Tomàs Martínez (T.M.). Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

No pude ver el partido pero sí he leído alguna crónica de la goleada del City al Arsenal. El 11 parece muy ofensivo y con muchos matices tácticos: Fernandinho atrás, Laporte en la izquierda, un trío de medios Gundogan-De Bruyne-Silva… Tenéis alguno una explicación más desarrollada del planteamiento de Guardiola? Gracias!

Añadiría a estos partidos el derbi vasco. Tuvo menos nivel futbolístico del esperado, pero destiló esencia a fútbol por los cuatro costados.
Me dio la sensación de que el City se atascaba antes de marcar Agüero el segundo. Lo vi mejor a principio de temporada que ahora.
Muy grande el Betis. Enorme partido anulando todo ataque del Atlético.

Difícil que el Arsenal entre en Champions. Por un lado, está teniendo mala suerte con las lesiones en defensa que no les permiten consolidar ese bloque, y por otro la extraña situación de Ozil y Ramsey sumada a la lesión de Mkhitaryan les ha hecho perder también en el aspecto creativo. La pareja Ghendouzi-Torreira tiene buena pinta de cara al futuro, pero el domingo se vio que les falta mucho ante un centro del campo rival sólido. Tuvo un muy buen pico de juego en otoño, siendo uno de los equipos más atractivos para ver, pero ahora me parece que se quedan sin opciones.

Desconcertante el debut de Denis Suárez, que salió al campo como si el partido fuera una pachanga, cuando su equipo estaba sufriendo y lo que necesitaba era energía. Tardó como 10 minutos en enterarse de qué iba el asunto.

Aún así, el City como comenta Víctor Manuel se atascó mucho en la primera parte y el gol de Agüero justo antes del descanso fue balsámico. La segunda mitad sí que fue de superioridad absoluta de los citizens.

Curioso lo que cambia el fútbol en plazos cortos. Tras el sorteo de octavos, creo que nadie daba un duro por el ManU ante el PSG y ahora la eliminatoria parece mucho más abierta con la racha de los Reds y la lesión de Neymar. Y en Valencia se llegó a cantar “Marcelino, dimisión” en diciembre durante el partido contra el Huesca y ahora están a un paso de la final de Copa y no tan lejos de las plazas de Champions.

Deja un comentario

*