Cinco conclusiones del fin de semana

Fekir volvió a exhibir su clase. Foto: Focus Images Ltd

El tropiezo del Madrid ante el Girona pone en valor a Luka Modric

Se ha hablado de los que estuvieron y jugaron mal para explicar el regreso del Madrid a un tono oscuro y por momentos desganado, pero igual habría que acordarse de aquellos que no pisaron el césped y que venían destacando en la reciente racha de buen juego y excelentes resultados. Y quizá preguntarse si es Modric el que contagia y multiplica. Cuando él estaba mal, el Madrid no parecía tener opciones de ganar nada. Cuando él se acercó a su nivel de antes del verano, no cabía descartar otra Champions League. Ahora, cuando la tortilla parecía girada y la inercia claramente ascendente, bastó su baja por sanción para que el Madrid se desenchufara, se sintiera ganador antes de tiempo, no encadenara pases fluidos y rápidos y no tuviera regreso defensivo. Faltó energía y brillo, pero sobre todo se echó de menos la alegría de sus conducciones y la excelencia de su toque. Incluso en el primer tiempo, cuando el Madrid era mejor que el rival, no alcanzaba el tono de otros días. Y fue Solari incapaz de pelear contra la complacencia y el apetito lleno de unos futbolistas que parecen creer que los aciertos en matinales contra el Girona no valen Balones de Oro. Y que en cambio los errores se perdonan. A.T.

El Lyon echará de menos a Fekir contra el Barça

La jornada fue redonda para el Lyon: ganó su partido al Guingamp (2-1), recortó dos puntos al Lille (que ahora está cuatro puntos por encima) tras el empate de los norteños frente al Montpellier (0-0) y aumentó su ventaja con el Saint-Étienne después de que su vecino, ahora cuarto seis unidades por debajo, perdiera en casa ante el líder PSG (0-1). La victoria llegó, además, pese a las rotaciones de Bruno Genesio, que dio descanso a varios titulares (Mendy, Ndombélé, Depay, Cornet) pensando en el duelo frente al Barcelona. Sí jugó Fekir, sancionado en la Champions por acumulación de cartulinas amarillas, y anotó un golazo formidable que acabó marcando la diferencia frente a un colista que sigue compitiendo de forma digna pese a su posición en la tabla. El media punta del Lyon bajó con el pecho un cambio de orientación de Aouar, preparó el gatillo con un control orientado corto y dibujó una curva perfecta con su trallazo con la zurda. Fue el instante de calidad que iluminó el partido y el tipo de acción genial del que el Lyon no podrá disponer en su compromiso de mañana ante el conjunto de Valverde. A.T.

Artículo relacionado: Así juega Ferland Mendy

La llama de Pizarro no se extingue

Perdía el Werder Bremen en Berlín y provocó una falta en la frontal del área en el tiempo de descuento. La pidió Claudio Pizarro, que había ingresado al terreno de juego para intentar empatar un partido que se le había complicado a su equipo en la primera mitad. Pizarro pidió la falta, tiró por debajo de la barrera con potencia y un desvío de un futbolista berlinés terminó de envenenar el disparo del peruano, que se convirtió así en el goleador más veterano de la historia de la Bundesliga. Con 40 años y 136 días, Pizarro superó al checo Miroslav Votava, que también militó en el Werder Bremen pasadas las cuatro décadas de vida. Con este tanto, el ariete peruano todavía es el goleador extranjero más prolífico de la Bundesliga (con 196 goles, tres más que Robert Lewandowski) y de pasó estableció un récord inverosímil: ha marcado un gol en partido de Bundesliga en cada año natural desde que fichó por el Bayern en agosto de 1999. En total, 21 años celebrando goles en la liga alemana. T.M.

Claudio Pizarro of SV Werder Bremen and Oscar of Chelsea during the pre season friendly match at Weserstadion, Bremen, Germany. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 07/08/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-160807-0236.jpg
Pasan los años, pero Claudio Pizarro sigue marcando goles. Ahora con el Werder Bremen. Foto: Focus Images Ltd.

La efectividad del Milan abre brecha en la zona alta

Sobrevivió el Milan a una de las salidas más complicadas de la temporada en Bérgamo. En el estadio en el que la Juventus cayó eliminada de la Coppa, en un estadio en el que nadie ganaba desde que lo hiciera el Nápoles a principios de diciembre y ante un rival que llevaba casi dos meses sin conocer la derrota, el Milan ganó. Y ganó después de verse por debajo en el marcador en la primera parte, cuando Freuler culminó una buena jugada individual de Ilicic que terminó en el fondo de la red después de un error de blocaje de Donnarumma. En otras circunstancias, quizás en otro momento de la temporada, el Milan habría bajado los brazos o se habría diluido en el partido. Sin embargo, golpeó en los momentos más oportunos. Piatek se inventó un gol de la nada en el descuento del primer tiempo, con un remate de primeras inverosímil, con la pierna izquierda, en el que puso el balón fuera del alcance de Berisha. Tras el descanso, dos latigazos. El primero de Çalhanoglu desde fuera del área y el segundo, de Piatek a la salida de un córner. Llegó tres veces y marcó tres goles el Milan para ganar al Atalanta en una jornada en la que la Lazio perdió en el estadio del Genoa. El fin de semana fue redondo para el elenco de Gattuso, que ha sumado 15 de los últimos 21 puntos en juego en la Serie A. A falta de lo que ocurra en Roma esta noche en la visita del Bolonia al cuadro capitalino, el Milan ha afianzado su situación en la cuarta posición y ha alejado a Lazio y Atalanta a una distancia de cuatro unidades. La misma a la que está el equipo de Di Francesco antes de jugar el partido que tiene pendiente. T.M.

El Monaco sale del descenso

Algunas de las razones por las que el Monaco ha mejorado en las últimas semanas de la mano de Leonardo Jardim son fáciles de explicar. El equipo monegasco ha sumado siete puntos de nueve posibles en este mes de febrero y su triunfo el sábado ante el Nantes (1-0) hizo que abandonase la zona de descenso por primera vez en bastantes jornadas. El gol lo marcó Gerson Martins a pase de Rony Lopes y por ahí se empieza a explicar la mejoría del Monaco. La reaparición de Rony Lopes se ha hecho notar en un equipo que acusó mucho la baja del atacante portugués durante la primera vuelta casi al completo. El otro luso, el cedido Gelson, ha tenido un impacto notable en la banda derecha desde que llegó. Y el otro futbolista de 3/4 de campo, el ruso Aleksandr Golovin, parece estar superando el proceso de adaptación después de rendir a un nivel muy pobre en la mitad del curso y su aportación ya se nota en un mediocampo en el que Cesc Fàbregas ejerce de líder con la pelota. En definitiva, lejos quedan aquellos días en los que la lista de lesionados en la plantilla del Monaco superaban la docena de jugadores y, además, los refuerzos invernales (Adrien Silva jugó como titular por primera vez este fin de semana y Fodé Bello-Touré es indiscutible en el lateral izquierdo) aportan al conjunto del Principado. S.S.

Textos de Axel Torres (A.T.), Sergio Santomé (S.S.) y Tomàs Martínez (T.M.). Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Clave en el Milan los fichajes, Paquetá y Piatek están rindiendo desde el primer día. Si en verano aciertan igual creo que su situación puede mejorar exponencialmente. Daba por loco al delantero polaco cuando salió del Genoa hacia el Milan en enero por lo impredecible de la apuesta, porque estaba cómodo y podría optar por salidas más variadas en verano, pero mira, chapó. Y Paquetá me sorprende por su facilidad de adaptación. En mi opinión, tener por detrás a Kessie y Bakayoko le va perfecto, me queda ver cómo rinde si se le exige más sacrificio.

Deja un comentario

*