Cinco conclusiones del fin de semana

Mohamed Salah of Liverpool following a missed goal opportunity during the Premier League match at Goodison Park, Liverpool
Picture by Matt Wilkinson/Focus Images Ltd 07814 960751
03/03/2019

El Liverpool pierde el liderato en Goodison

Cuatro empates en las últimas seis jornadas de Premier han frenado el ritmo que marcó el Liverpool en la primera vuelta del campeonato. El equipo de Jürgen Klopp solo ha perdido un partido, ante el Manchester City en el Etihad, pero ha visto cómo la diferencia respecto a su principal perseguidor se ha ido reduciendo hasta el punto de entregar el liderato al cuadro skyblue. Tres de los cuatro empates se han producido lejos de Anfield, contexto en el que no marca más de dos goles desde que venció en su visita al Wolverhampton a finales de diciembre. Desde entonces el Liverpool anota con menos frecuencia, como también demuestran los tres empates a cero protagonizados en las últimas dos semanas (Bayern, Manchester United y Everton). Los problemas físicos de Firmino, que no ha podido jugar al 100% en los últimos choques, han mermado la fluidez en el último tercio de un equipo que tampoco disfruta de la mejor versión de Salah. El delantero brasileño partió desde el banquillo en Goodison -con Mané jugando de delantero centro y Origi arrancando desde la izquierda- y el egipcio se mostró más impreciso de lo habitual en el toque y el remate en las zonas decisivas. Se le escaparon controles inimaginables la temporada pasada (o incluso en otros momentos del curso habitual) y perdonó un par de ocasiones claras en un derbi en el que el Everton también tuvo sus opciones de ganar. T.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

¿La lucha por la tercera posición vuelve a ser cosa de cuatro?

El Tottenham rescató un punto en la visita del Arsenal a Wembley que le permitió frenar, en cierta medida, la mala racha de dos derrotas seguidas que le ha descolgado de la lucha por el título. La frenó relativamente, pues salvó el empate con un gol generado a partir de una acción a balón parado cuando apenas inquietaba la portería de Bernd Leno y evitó la derrota en el tramo final con una parada de Lloris a un penalty lanzado por Aubameyang. El Arsenal perdió la oportunidad de recortar la distancia respecto al Tottenham y perdió también la cuarta posición en favor del Manchester United pese a su buen despliegue en el derbi, con una buena versión de Mkhitaryan conduciendo las transiciones y una notable mejoría en el segundo tiempo a raíz de la introducción de Torreira, que terminó expulsado en el descuento. La victoria del Manchester United (3-2 ante el Southampton en un partido que tuvo que remontar) le coloca cuarto, aunque existe la posibilidad de que el Chelsea le supere si vence el partido que tiene pendiente frente al Brighton en Stamford Bridge. Con esos tres puntos virtuales, el Chelsea sería cuarto. Y tanto en ese escenario como si empata, el Tottenham vería peligrar la tercera posición que ocupa actualmente por tres rivales al acecho. El Manchester United le da caza a tres puntos, el Arsenal está a cuatro y el Chelsea se mantiene a cinco de distancia con el asterisco del partido que debe recuperar. En una semana, el Tottenham ha pasado de mirar hacia arriba soñando con tropiezos de Liverpool y Manchester City a mirar de reojo a sus perseguidores. Ya no son tres clubes pugnando por la cuarta plaza: ahora son cuatro equipos los que están involucrados en la pelea por los dos últimos puestos de acceso a la Champions. T.M.

Aaron Ramsey of Arsenal goes around Tottenham Hotspur Goalkeeper Hugo Lloris and Victor Wanyama to score the opening goal of the game during the Premier League match at Wembley Stadium, London Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714 02/03/2019
Aaron Ramsey regatea a Hugo Lloris antes de marcar el primer gol del Arsenal. Foto: Focus Images Ltd.

La diferencia estuvo en Arthur

No es que el Barcelona quisiera más la pelota en el Clásico liguero que en el copero. La quiso por igual y la tuvo -desde un punto de vista numérico- prácticamente por igual. Lo que cambió fue que no la perdió en zonas peligrosas y que no permitió de este modo contragolpes tan dañinos como los del primer tiempo del miércoles. La mera presencia de Arthur en el once incidió enormemente en ello, ya que el brasileño es un maestro en el control del juego y en la gestión de los riesgos. Con él, la circulación fue más productiva y fiable. Fue la única novedad en la alineación -aunque conllevó tres cambios en realidad: Arthur se ubicó donde había jugado Rakitic; Rakitic donde había jugado Sergi Roberto, y Sergi Roberto donde había jugado Semedo-. Suficiente para que el Barça diera una mayor sensación de superioridad. Tan grande que volvió a poner en duda la capacidad del actual Real Madrid para competir ante los rivales más fuertes, algo que parecía ya superado tras los buenos encuentros de los blancos ante el Sevilla, en el Wanda o en la ida de la Copa en el Camp Nou. A.T.

El Benfica de Bruno Lage, nuevo líder en Portugal

El Benfica de Bruno Lage dio un golpe de autoridad en el Dragão al vencer por 1-2 al Oporto para, de este modo, recuperar el liderato del campeonato. Los goles anotados por João Félix y Rafa Silva sirvieron para remontar el tanto inicial marcado por Adrián López, la gran sorpresa en el once titular de Sergio Conceiçao junto al lateral luso-guineano Wilson Manafá. Con esta victoria, el Benfica acumula nueve triunfos consecutivos en sus últimos nueve partidos, todos ellos bajo la batuta de Lage, quien se hizo cargo del equipo tras la destitución de Rui Vitória el pasado 3 de enero. Esta espectacular serie de resultados ha permitido a las águilas recuperar una diferencia de siete puntos respecto a la cabeza de la tabla y afrontar las últimas diez jornadas dependiendo de sí mismas para alzarse con el título. En el encuentro disputado en el norte de Portugal, Rúben Días y, sobre todo, Ferro, este último soberbio con la pelota en los pies e inexpugnable en los duelos individuales, brillaron en el eje de la zaga benfiquista. La pareja resistió las acometidas de un Oporto intenso y dinámico, pero espeso en la circulación de la pelota y falto de acierto en los últimos metros. Al desparpajo del omnipresente João Félix, la gran estrella emergente del fútbol luso, se le unió el acierto de Rafa Silva en el remate, uno de sus puntos débiles. En el tramo final de partido, la expulsión del brasileño Gabriel en el 77′ acabaría obligando al Benfica a acularse en su propia área. En ese escenario, Samaris, los centrales y Odysseas se hicieron fuertes ante un Oporto volcado en busca del empate. Los hombres de Sérgio Conceiçao –renovado hasta 2021– terminarían cayendo ante su máximo rival en el regreso de Marega. El internacional malí reapareció a buen nivel después de superar una lesión muscular y a buen seguro será titular contra la Roma este miércoles en el desenlace de la eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones. C.R.

El Bayern atrapa al Borussia Dortmund

Ya está aquí. El Bayern no desaprovechó el pinchazo del Borussia Dortmund en Augsburgo, territorio bávaro, para recortar otros tres puntos en la clasificación de la Bundesliga. El vigente campeón ha igualado las unidades del aspirante al trono, al que penalizaron los groseros errores de concentración de Zagadou y Achraf en el duelo adelantado al viernes. Ante tal tesitura, el Bayern envió un mensaje de autoridad absoluta en el estadio del tercer clasificado. No solo goleó al Borussia Mönchengladbach, sino que dominó el encuentro de principio a fin. Marcó dos goles en los diez primeros minutos y se pegó un festín en el segundo tiempo ante una defensa demasiado frágil para frenar a Lewandowski. El 1-5 se quedó incluso corto. En apenas cuatro jornadas, el equipo de Niko Kovac ha recortado siete puntos e incluso ha reducido la diferencia de goles, primer criterio de desempate en caso de igualdad de puntos y que todavía es favorable al Dortmund. T.M.

Artículo relacionado: Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23

Textos de Axel Torres (A.T.), Carlos Rosende (C.R.), y Tomàs Martínez (T.M.) Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

10 comments

Una pena que el Borussia no resista. Está joven hornada podía reivindicarse con el título de liga en sus vitrinas.
El United no puede aguantar siempre. Imagino que terminará cayendo. A mí me parece que tanto los Red Devils como el Madrid tienen más épica que plantilla o equipo para optar a títulos.
Muy de acuerdo con Axel en las lecturas del clásico.

Lo de Borussia es una vergüenza, mira que perder una ventaja de 13 puntos vs un Bayern que si bien a remontado no termina por convencer es como para correrlos a todos y empezar de cero

Trece puntos no los ha tenido nunca. El máximo fueron 9 de diferencia en la 11ª jornada tras el mal arranque del Bayern y hubo un repunte más o menos reciente en el que la brecha se volvió a ampliar a los 7, que es lo que ha recortado ahora a toda velocidad (que es casi como perder dos partidos seguidos, como ha ocurrido con el Tottenham en la Premier).

Que creo que hay que apuntarlo, porque hay un trecho con lo que comentas.

La competencia Borussia-Bayern no es comparable, por ejemplo, a Madrid-Barcelona. Imaginemos al Dortmund con Hummels y Lewandowski, por citar dos que reforzaron directamente al máximo rival. Es impensable que Piqué y Suárez fueran traspasados del Barsa al Madrid -y no digamos Messi- mientras que en Alemania el Bayern debilita de manera sistemática a su rival. Para mí el que el Borussia compita de igual a igual con los de Múnich tiene un mérito enorme, más allá de acabar al final por debajo de los muniqueses.

El United tiene plantilla, le faltaba un entrenador capaz de gestionarla, que sorprendentemente ha sido Solskjaer. Matic, Ander y Pogba forman un mediocampo potente y arriba tienen de todo… Martial, Lingard, Rashford, Mata y Lukaku. La portería tiene garantías y la única línea débil es la defensa, que de momento aguanta con un par de cambios en los laterales, intensidad y mejor repliegue. No creo que estén para ganar nada, pero sí para meterse en Champions y moverse bien en verano para reforzarse. En mi opinión, lo lógico sería buscar central, lateral zurdo, mediocentro y jugador de banda con pegada: Koulibaly, Ferlan Mendy, Allan y Fekir, por ejemplo. Mucha pasta, pero la tienen, y más si rescinden contratos y venden a varios jugadores

Corre el minuto 70 empatas sin goles y estás desesperado por anotar ya que si no ganas pierdes la liga ,miras al banquillo y tus opciones son Shaqiri, Keita y Sturridge pero para evitarte la indecisión optas por meter a un exfutbolista y a otro de corte defensivo ,si señores metemos a Lallana y a Milner (que es muy bueno pero ayer no se le necesitaba) madre mia con Klopp , lo de Liverpool es todo culpa de Klopp y su obsesión por repetarle la “jerarquía” a ciertos pusilanimes cof cod henderson, lallana cof cof ,aun sigo sin comprender porque la media titular no es Wijnaldum_ Fabinho _Keita ,justo este uñtimo porfin comenzaba a mostrar su futbol y parecia que ya estaba adaptado al esquema y se le ocurre no usarlo mas, para que jodidos gastas 60 millones si no le vas a usar , que asco ver un jugador como Henderson con el gafete de capitan ,por favor que ya lo vendan es malisimo el tipo , si yo fuera Shaqiri en verano pediria mi transfer request por que mira que preferir a Origi por encima de mi pfff es para volverse loco, esta liga la perdio Klopp

Mira que me gusta Klopp, pero estoy un poco contigo en lo que dices. Este año me está decepcionando muchísimo la gestión que está haciendo de los nuevos fichajes, Keita – Fabinho e incluso Shaqiri deberían ser titulares al menos el 75% de los encuentros, porque Milner y Henderson ya no están para muchos trotes y Wijnaldum, siendo buen jugador, creo que es inferior al actual Shaqiri. Me da que por eso entre otras cosas se les va a volver a escapar una Premier que podrían ganar perfectamente, porque este año el Liverpool no es para nada inferior al City.

Si pone un medio con Fabinho, Wijnaldum y Keita les clavan 3 goles como mínimo en cada partido.
No entiendo que se subestime a Milner, un tío con un oficio tremendo y que te juega de lo que le pidas sin dejarte con el culo al aire. En cuanto a Henderson, tácticamente es de lo mejor que tiene. Es fijo por algo.

El City juega con Fernandinho De Bruyne y cualquiera de los dos Silva en el medio campo y no veo que les metan 3 en cada partido.

Respecto al clásico. Un equipo juega con munición real y el otro con balas de fogueo. Vinicius destaca por su poderosa arrancada, por su velocidad y una cierta destreza para el recorte hacia adentro, pero después se aturulla tanto a la hora de dar el pase final y, sobre todo, a la hora de rematar. Benzema no debería ser la última referencia, siempre está más cómodo fuera del área o llegando por sorpresa. Bale who? Solo le recuerdo dos jugadas. Resumen: 0 goles en 180 minutos. Arthur va a mejorar cualquier versión con Vidal o Sergi Roberto en medio. Además, el canterano mejoró también a Semedo en la vigilancia de Vinicius. Ah, y a mí que el primer cambio fuera ¡Valverde! por Kroos me dejó alucinado.

Respecto al NLD. Buena versión del Arsenal. Había una vorágine de críticas a Emery antes de comenzar por la alineación y se evaporaron tras el partido. Parece que en Inglaterra no conocen aún que el vasco va a meter rotaciones siempre en semanas con jornada intrasemanal. Luego además se vio que Ramsey era más adecuado que Ozil para el trabajo de intendencia ante el centro del campo de los Spurs, y que Mustafi de lateral era una solución para la defensa del poderoso juego aéreo rival, aunque precisamente el alemán acabó cometiendo el estúpido penalti del empate. Realmente, lo más complicado de entender fue que Iwobi acabara el partido, el nigeriano tuvo algún ramalazo bueno en otoño, pero no aporta gran cosa.

Deja un comentario

*