Cinco conclusiones del fin de semana

Diogo Jota of Wolverhampton Wanderers celebrates after making it 2-0 during the FA Cup match at Molineux, Wolverhampton
Picture by Will Kilpatrick/Focus Images Ltd 07964 414368
16/03/2019

El séptimo mejor equipo de Inglaterra

Cada vez quedan menos dudas acerca de que el Wolverhampton es el séptimo mejor inglés ahora mismo. Dicho de otra forma: el mejor conjunto inglés fuera del Top-6. Lo dice la clasificación de la Premier League y también el recorrido de los Wolves en la FA Cup, donde este fin de semana han eliminado al Manchester United para acceder así a las semifinales del torneo copero. El Wolverhampton, por tanto, irá a Wembley a disputar su semifinal frente al Watford, donde los de Nuno Espirito Santo partirán con el cartel de favorito. Para llegar hasta ahí han tenido que derrotar a dos de los grandes favoritos al título: al Liverpool en el mes de enero y al Manchester United este sábado. Fue un triunfo merecido y que se ajusta bastante bien a los parámetros de juego y a las características que ha mostrado el Wolverhampton desde que logró el ascenso de categoría hace cerca de un año. Un equipo disciplinado, bien ordenado con su defensa de tres centrales, que tiene claro cómo jugar y que sabe competir sin balón frente a rivales con más recursos. Los Wolves tan solo necesitaron un 38% de posesión para imponerse al Man United. El que sigue firmando una temporada magnífica es Raúl Jiménez, autor del gol que abrió el marcador. El ariete mexicano está haciendo un gran año no solo por los goles que anota (15 en total) sino también por todo el fútbol que genera fuera del área. Otro jugador que estuvo a un nivel altísimo fue Joao Moutinho en su papel de líder del mediocampo. El nivel de otros portugueses como Ruben Neves y Diogo Jota también tuvo mucho que ver en el buen triunfo del Wolverhampton en los cuartos de final de la FA Cup. S.S.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Bernardo y Agüero lideran la remontada del Manchester City en Swansea

Sufrió el Manchester City en su visita a Gales para medirse al decimoquinto clasificado de la segunda división inglesa. El Swansea puso contra las cuerdas al vigente campeón de al Premier con un planteamiento atrevido, en el que asumió riesgos y que le permitió ponerse dos goles por delante en el marcador en la primera mitad. El equipo dirigido por Graham Potter, que se dio a conocer la temporada pasada gracias a su buen hacer con el modesto Östersunds sueco en la Europa League, presionó arriba y buscó forzar errores que le permitieran contragolpear con la velocidad de Dyer, Routledge y Daniel James. A cambio, cedió metros a su espalda que pudo castigar Leroy Sané con su velocidad. Sin embargo, el acierto fue galés en el primer tiempo: Grimes inauguró el electrónico con un gol de penalty, cometido por Fabian Delph, y el excitizen Celina culminó una jugada colectiva para hacer el 2-0 antes del descanso. Con ese resultado se marchó el Manchester City a los vestuarios, aunque a Guardiola le quedaba pólvora a la que recurrir en el banquillo. El técnico catalán dio entrada a Zinchenko, Agüero y Sterling, juntó al argentino con Gabriel Jesus arriba y abrió a las bandas a Sterling y Bernardo Silva. Con ambos extremos situados en la banda que mejor permitía explorar su salida hacia fuera, el portugués se echó el equipo a la espalda y el City desbordó con frecuencia por los carrileres externos. Bernardo Silva recortó la distancia con un zapatazo con el exterior, Sterling provocó el penalty que supuso el empate (el tiro del Kun rebotó en la madera y luego en la espalda de Nordfeltdt) y Bernardo centró para que el Kun Agüero (en fuera de juego) anotara el 2-3 definitivo. T.M.

Bernardo Silva of Manchester City celebrates after scoring his team's 5th goal to make it 5-0 during the UEFA Champions League match at the Etihad Stadium, Manchester Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 12/03/2019
Bernardo Silva ejerció de líder en la remontada del Manchester City en Gales. Foto: Focus Images Ltd.

El Inter despierta en el derby

En la locura, ganó el Inter. El conjunto nerazzurro se impuso al Milan en el derby della Madonnina y rompió las dinámicas de los dos conjuntos de la ciudad lombarda. El Inter llegaba en un mal momento, recién eliminado de la Europa League a manos del Eintracht, pero mandó en la primera mitad del partido gracias a la exhibición de Matías Vecino. El centrocampista uruguayo, con absoluta libertad para incorporarse al ataque, castigó a la defensa del Milan con sus apariciones desde la segunda línea. Indetectable para los rossoneri, Vecino marcó el primer gol de la noche y generó un puñado de oportunidades que pudieron sentenciar el encuentro antes del descanso. El charrúa encontró en Lautaro Martínez un socio notable en el frente ofensivo. El delantero argentino se movió con inteligencia, asistió a Vecino en el primer tanto y no falló a su cita con el gol en la segunda mitad al transformar un lanzamiento de penalty. Lautaro y Vecino fueron una pesadilla para la defensa del Milan, que se aferró a las jugadas a balón parado para mantener el choque con vida hasta el último suspiro. Bakayoko marcó el primer gol poco después del 0-2 y Musacchio recortó la distancia cuando el 1-3 parecía sentenciar la contienda. D’Ambrosio incluso salvó el empate con una acción providencial en el descuento. Así el Inter puso fin a una racha milanista de dos meses sin conocer la derrota y le arrebata la tercera posición en una semana en la que la Roma no pudo aprovechar el enfrentamiento directo entre los dos rivales inmediatamente superiores: perdió en la visita a la SPAL en el redebut de Ranieri en el banquillo giallorosso. T.M.

La Juventus pierde su condición de invicto en Marassi

La Juventus solo se ha dejado puntos en cuatro partidos esta temporada en la Serie A. Dos de ellos, ante el Genoa, el único equipo al que no ha podido derrotar en el doble enfrentamiento este curso. El conjunto norteño ya fue el primero en arañar un empate contra la Vecchia Signora en el partido disputado en Turín y fue también el primero en derrotar a la Juventus en la liga regular. Tuvieron que pasar 28 jornadas de Serie A para que la Juventus perdiera -32 si sumamos las de la temporada anterior-, pues la Juventus no conocía la derrota desde que el pasado 22 de abril el Nápoles de Sarri asaltara el estadio del cuadro bianconero con un gol de Koulibaly en el tiempo de descuento. La visita al Genoa se le da bastante se le da bastante mal a los de Allegri, que ya perdieron ante el cuadro azulgrana en Marassi en octubre de 2014, noviembre de 2016 y tuvieron que remontar un 2-0 en contra en agosto de 2018. En las últimas tres visitas juventinas, de hecho, el Genoa se ha puesto con dos goles de ventaja. Un episodio extraordinario que se repitió este domingo gracias a los goles de Pandev y Sturaro, ambos revulsivos saliendo de refresco. Sin Cristiano ni Chiellini, la Juventus perdió y no volverá a ganar la Serie A tras 38 jornadas invicto. T.M.

Artículo relacionado: Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23

Isaac Cuenca deslumbra en sus primeros minutos en Japón

Llevaba desde abril del año pasado sin disputar partidos en el fútbol competitivo. La situación burocrática que vivió en Reus -donde no pudo ser inscrito porque su club había superado el límite salarial permitido- le mantuvo parado durante varios meses, y nada más llegar a Japón se lesionó y no pudo empezar la temporada con sus nuevos compañeros del Sagan Tosu. Pero el extremo catalán ha tardado muy poco en demostrar que, incluso sin el ritmo necesario y lejos de su estado óptimo de forma, puede marcar grandes diferencias en el fútbol japonés. Isaac Cuenca debutó la semana pasada en la derrota ante el FC Tokyo, pero su media hora de juego ya mejoró notablemente la producción ofensiva de un equipo al que le estaba costando enormemente generar oportunidades de gol. Ayer, frente al Jubilo Iwata en un choque clave entre conjuntos que habían empezado mal y que se vislumbra que estarán peleando por la permanencia hasta el final, ingresó aún más tarde y en un contexto nada favorable: quedaban diez minutos y el Sagan Tosu estaba en inferioridad numérica. Pero Cuenca se inventó una jugada superlativa. Con una pisadita y una vuelta sobre sí mismo aún en campo propio, lanzó un contragolpe que él mismo convirtió en gol llegando a posición de remate y cruzando su cabezazo lejos del alcance del portero. Su tanto supuso la primera victoria del Sagan Tosu en la actual J-League -había ganado entre semana al Kashiwa Reysol en Copa de la Liga-, logró que su equipo saliera de la zona de descenso y provocó el éxtasis de Lluís Carreras, el mismo técnico con el que firmó un memorable ascenso a Segunda con el CE Sabadell en 2011. A.T.

Foto de portada: Focus Images Ltd. Textos de Axel Torres (A.T.), Sergio Santomé (S.S.) y Tomàs Martínez (T.M.).

Related posts

1 comments

¿Qué hubiera sido de Cuenca si las lesiones no hubiesen maltratado su carrera? Siempre me pareció un extremo enormemente creativo y muy capaz con ambas piernas.
Tengo la extraña sensación de que la Juventus va a menos. Es algo incongruente con la remontada ante el Atlético, pero aplastaba en los primeros meses y ahora le cuesta sacar los partidos.
Gran artículo.

Deja un comentario

*