Cinco conclusiones del fin de semana

Daniel Parejo of Valencia CF during the UEFA Europa League match at Mestalla, Valencia
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222
19/02/2019

El Valencia agrega a su gloriosa remontada liguera un título copero para la historia

Dar la vuelta a una crisis no es nada sencillo, pero el Valencia lo ha logrado mejorando incluso el resultado final logrado la temporada pasada. Acaba cuarto en La Liga y festeja su primer título en once años: un desenlace histórico con el que Marcelino no podía ni soñar cuando se encontraba al borde de la destitución antes de la victoria en Balaídos (el 19 de enero) que cambió la inercia del curso. La final de Copa fue producto de esa misma efervescencia del que se siente eufórico: el Valencia salió agresivo, sabiéndose más deseoso de un título que no conseguía despertar al Barcelona de su letargo y depresión post-Liverpool. La primera parte fue toda suya. Por entusiasmo y por planteamiento. Marcelino eligió las opciones más ofensivas en todas las posiciones dudosas (Wass en el lateral, Carlos Soler por delante y el explosivo Gameiro como acompañante de Rodrigo) y bloqueó la zona central del ataque azulgrana. Sin Suárez, Messi era el que ocupaba la parcela enjaulada y ninguno de los dos teóricos extremos (ni Coutinho ni Sergi Roberto) se atrevieron a profundizar por los costados. Hasta el ingreso de Malcom tras el descanso, el Barcelona fue un equipo plano y sin desborde, que lo fiaba todo a algún intento de Messi en solitario contra el mundo. El argentino no estuvo mal, pero se le pedía un imposible. Incluso acabó marcando el gol de la esperanza culé en un tramo final en el que su equipo pareció recuperar el interés por competir de verdad. Pero era demasiado tarde. La final de Sevilla recompensó al que más ilusión tenía desde el primer minuto. A.T.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Recompensa a una temporada espectacular

Ni la Juventus de Turín, ni el Nápoles, ni el Inter de Milan, ni la Roma, ni la Lazio, ni el Milan… El equipo más goleador de la Serie A italiana es el Atalanta de Bérgamo. Desde hace muchos meses el equipo de Gasperini ha destacado por su notable producción ofensiva y ha sido capaz de resistir en el último tercio del campeonato cuando la presión era mayor debido a la gran recompensa que estaba en juego: el acceso a la próxima Champions League. Los goles de Duván Zapata, el talento entre líneas de Josip Ilicic, la calidad del Papu Gómez y las prestaciones defensivas de jugadores como Hateboer, Castagne y Mancini son algunas de las claves de este equipo que en la última jornada dependía de sí mismo pero que hizo sufrir a los aficionados durante un par de horas. Se adelantó el Sassuolo, que ya no se jugaba nada a efectos clasificatorios, pero el colombiano Zapata (acaba de firmar la mejor temporada de su vida) igualó antes del descanso y antes de que el Sassuolo se quedase con un futbolista menos sobre el campo. Con superioridad numérica, el Atalanta controló la segunda parte y logró los tres puntos necesarios para sellar una conquista que merece muchísimo reconocimiento hacia Gianpiero Gasperini y sus jugadores. Desde el próximo mes de septiembre el himno de la Champions League sonará durante al menos tres noches en Bérgamo. S.S.

The Champions League official match ball before the Tottenham Hotspur v FC Barcelona UEFA Champions League match at Wembley Stadium, London Picture by Romena Fogliati/Focus Images Ltd 07576143919 03/10/2018
El Atalanta se estrenará la próxima temporada en la Champions. Foto: Focus Images Ltd.

Genoa y Fiorentina se salvan a costa del Empoli

Violas y rossoblus especularon confiando en que el empate les salvaba. La Fiorentina confirmaría su continuidad en la Serie A puntuando en el duelo directo contra el Genoa, pero el conjunto genovés necesitaba sumar los tres puntos si el Empoli rascaba un empate en su visita al Inter. En un partido con poca acción, especularon y confiaron en que la necesidad interista acabaría doblegando al cuadro toscano, que apretó en los últimos minutos de encuentro en busca del gol de la salvación -que hubiese metido también al Milan en la Champions en detrimento del Inter-. Con el 2-1, el Inter reculó, se encerró en su área y acabó pidiendo la hora en un final de temporada tan trepidante como esperpéntico. Le faltó calidad y confianza al Empoli en la definición ante un equipo nerazzurro que entró en pánico. Lo ejemplifica la jugada que reflejó la locura de los últimos minutos. El portero del Empoli, Dragowski, sube a rematar un córner en el descuento. El Inter despeja y arma la contra. La jugada, sin guardameta, termina en gol pero el VAR lo acaba anulando porque Keita Baldé agarra al arquero polaco cuando se encontraba muy lejos de evitar el disparo de Brozovic. De regalo, ve la segunda amarilla y el Inter defiende la última jugada con un efectivo menos.

El Bayern cierra una temporada irregular con el doblete

No ganó la Bundesliga hasta la última jornada y le costó aplacar la incómoda presión del RB Leipzig en los primeros compases de la final de Copa, pero el Bayern termina la temporada 2018-19 con un doblete. En un año irregular, marcado por el bajón definitivo en el rendimiento de Robben y Ribéry, con lesiones inoportunas en el centro del campo y con un Borussia Dortmund que plantó cara hasta el último día en la competición de la regularidad, el Bayern se ha llevado los dos títulos nacionales (tres si contamos la Supercopa) a los que aspiraba este curso y mejora lo conseguido el curso anterior de la mano de Heynckes como interino. Ha sido la campaña de la consolidación de Gnabry y Coman como nuevas parejas de Kimmich y Alaba en las constantes combinaciones por los carriles exteriores para abastecer a Lewandowski, y este será el verano de la revolución. Cerrados y anunciados los fichajes de dos campeones del Mundial con Francia como Pavard y Lucas Hernández para la retaguardia, la dirección deportiva reforzará aún más la disciplina del Bayern para mejorar los resultados en la Champions en los últimos cursos. La victoria en la DFB Pokal se erigió en el dominio de las áreas: Lewandowski se sacó de la chistera un recurso inverosímil para rematar un centro de Alaba cuando peor lo pasaba el Bayern, Neuer sostuvo a su equipo con un par de intervenciones de mérito y Coman encarriló el triunfo con una bella maniobra en la recta final antes de que Lewandowski pusiera el sello con el 0-3 en el 85′. T.M.

Robert Lewandowski of Bayern Munich celebrates after scoring a goal during the UEFA Champions League match at Allianz Arena, Munich Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019 15/02/2017
Robert Lewandowski marcó dos de los goles del Bayern en la final de la DFB Pokal. Foto: Focus Images Ltd.

Italia se postula como un hueso duro de roer

Pese a perder a gran parte de sus pilares que llevaron a Italia a la final del Europeo sub-19, Paolo Nicolato ha construido una selección azzurra competitiva para el Mundial sub-20. Sin Zaniolo, Kean ni Tonali, el cuadro transalpino cojea en el último tercio. Le faltan futbolistas para mover la pelota con mayor agilidad y profundidad sin el delantero juventino, pero lo compensa a través de otras vías. Es un equipo fuerte en las áreas, que avanza metros con facilidad gracias a la presencia de Pinamonti y Scamacca arriba. Dos delanteros corpulentos, fuertes, autosuficientes para bajar balones largos, que atraen la atención de varios rivales. Lo ha demostrado especialmente Scamacca, con dos maniobras de mucho mérito que generaron espacio para sus compañeros en las acciones que abrieron la lata ante México en el debut y ante Ecuador en la segunda jornada del Mundial. Un delantero que transforma pelotazos en descargas para quien aparece desde atrás es un recurso útil. En el área opuesta, Italia se blinda con tres centrales que resguardan a Plizzari, portero de notable agilidad bajo palos aunque con alguna dificultad en los centros laterales o el blocaje. El canterano del Milan fue uno de los protagonistas en la victoria por Ecuador (1-0) en un encuentro que no controló Italia pese a la expulsión de Porozo en el primer tiempo. Paró un penalty y firmó varias paradas de mérito para mantener el cero en el marcador y afianzar el segundo triunfo transalpino en un Mundial sub-20 en el que resultará un rival particularmente incómodo en las rondas eliminatorias. T.M.

Artículo relacionado: Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23

Plizzari fue uno de los protagonistas de este fin de semana en el Mundial sub-20. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).
Plizzari fue uno de los protagonistas de este fin de semana en el Mundial sub-20. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).
Foto de portada: Focus Images Ltd. Textos de Sergio Santomé (S.S.), Axel Torres (A.T.) y Tomàs Martínez (T.M.).

Related posts

2 comments

Zapata, descarte del Napoli, Ilicic, el talento irregular de la Fiore y Papu, al que todos querían, nadie fichaba y a quien no valoran en Argentina. Me gusta cuando el fútbol acaba siendo justo

Gran premio final para un Valencia centenario. Clave ha sido su entrenador, Marcelino, y el acierto en la gestión de la plantilla. Varios jugadores clave han recuperado galones y dado un paso al frente en su rendimiento, como Gaya y Parejo, el futuro es alentador si miras el nivel de Soler o la aparición de Ferran y Kang Jin, la portería, posición clave, cubierta de maravilla con Neto y Jaume, y reconforta saber que la mayoría de jugadores clave son propiedad del club y no están cedidos. Para la próxima temporada ya se han movido bien atando a Jorge Sáenz, Jason y Manu, 3 jóvenes nacionales con buena pinta. Así sí. Enhorabuena

Deja un comentario

*