Cinco conclusiones del fin de semana

Trainer Niko Kovac of Eintracht Frankfurt during the Bundesliga match at Waldstadion, Frankfurt
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
15/10/2016
*** UK & IRELAND ONLY ***

EXPA-EIB-161015-0106.jpg

El Bayern se vuelve a atascar

Tras cuatro victorias consecutivas, todas lejos de casa, el Bayern volvió a tropezar. Pinchó contra el Friburgo en otro partido gris del gigante bávaro. Ante las bajas en el centro del campo, Niko Kovac devolvió a Joshua Kimmich a la posición de mediocentro y acompañó al ex del Leipzig con Renato Sanches y James. Por otra parte, fue Rafinha quien ocupó el lugar de Kimmich en el lateral derecho. Las modificaciones del técnico croata no mejoraron al Bayern, al que le faltó agilidad en la circulación, desequilibrio en campo contrario, profundidad por las bandas e inspiración para generar ocasiones de gol. El Friburgo espesó el choque, rebajó el ritmo y desesperó al Bayern, que finalmente pudo abrir la lata en el minuto 80 gracias a una jugada individual de Gnabry, seguramente el atacante más insistente del combinado muniqués. Sin embargo, el Friburgo empató en ocho minutos más tarde en un centro lateral de Günter que Lucas Höler remató al fondo de la red para hurgar en la herida del Bayern. El vigente campeón ya enlaza cuatro encuentros sin ganar ante su afición. T.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

La capacidad intimidatoria del Arsenal

En el partido más esperado del fin de semana, el Arsenal miró al Liverpool a los ojos y compitió de tú a tú con el equipo de Jürgen Klopp. El encuentro entre reds y gunners estuvo a la altura de las expectativas: ritmo elevado, ocasiones para ambos lados y actuaciones individuales destacadas explican algunas de sus claves. El Liverpool no se sintió particularmente cómodo con el planteamiento del Arsenal, que repitió con Aubameyang en la banda izquierda y Lacazette en punta, pero dispuso de las dos mejores ocasiones del primer tiempo y disparó con la madera en dos ocasiones antes del descanso. Aun así, el Arsenal hizo daño con las incorporaciones de Kolasinac en el sector izquierdo y Klopp tuvo que corregir al equipo al descanso ubicando a Milner más cerca de la banda y soltando a Salah cerca de Firmino en un 4-4-2 que permitiera tapar mejor las bandas. Una mala salida de Leno permitió que precisamente Milner adelantara al Liverpool en el electrónica, pero la reacción del Arsenal estuvo a la altura del reto que suponía superar a un incomensurable Virgil van Dijk. El Arsenal refrescó el ataque con Ramsey, Iwobi y Welbeck, acabó con el nigeriano en la posición de lateral izquierdo y terminó igualando el partido gracias a una notable maniobra de Lacazette, que anotó su quinto gol de la temporada en la Premier League. Unai Emery ha logrado que el ataque gunner sea fluido y que su equipo intimide a cualquier tanto en situaciones de contragolpe como en asedios a la desesperada en los últimos minutos. Ya encadena 14 partidos sin perder tras superar la dura prueba del Liverpool en el Emirates. T.M.

Álvaro Morata of Chelsea makes it 2:1 during the Premier League match at Stamford Bridge, London Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714 04/11/2018
Álvaro Morata marcó dos de los goles del Chelsea contra el Crystal Palace. Foto: Focus Images Ltd.

El Chelsea está dispuesto a aguantar el pulso

Aunque su camiseta esté patrocinada por una marca de neumáticos japonesa, son otros elementos los que explican por qué el Chelsea no pincha. Los de Maurizio Sarri cuentan con una idea de juego definida, y la aplican futbolistas de talento en un gran estado de forma. En liga todavía no han perdido ningún partido. Hasta la fecha solo se han dejado puntos al empatar frente al West Ham, el Liverpool y el Manchester United. Las sensaciones que transmite y sus números en papel serían suficientes como para considerar al Chelsea el principal candidato al título. Pero en esta liga también vive el Manchester City, líder con dos puntos más que los Blues y que el Liverpool, el otro equipo que se mantiene invicto. Parece que la carrera por el título podría involucrar a más conjuntos este año. Sarri abrió la temporada con un tono precavido, avisando que tardaría un par de meses en poder aplicar su estilo, y por eso el Chelsea no parecía un aspirante tan serio como el equipo de Guardiola o el reforzado plantel de Anfield. A medida que avanza el curso, gana papeletas. Después de vencer la semana pasada en Burnley por 0-4, este domingo derrotaron al Crystal Palace por 3-1. Abrieron la lata a la media hora y sentenciaron el encuentro en la segunda parte, cuando la entrada de Kovacic y sobre todo la de Hazard, que tuvo un impacto inmediato, empujaron al equipo. Morata marcó dos goles y pudo haber hecho un tercero de haber acertado un mano a mano justo al final. Las circulaciones de balón en el primer tiempo no fueron tan imaginativas como a Sarri le hubiese gustado, con Barkley más discreto que en anteriores encuentros, pero tampoco era sencillo ante un rival bien organizado en campo propio, y el riesgo de tener una línea defensiva adelantada quedó evidenciado en el gol con el que el Palace empató tras el descanso. Aparte de eso, todo marcha bien en Stamford Bridge, donde la grada corea el nombre de Sarri como antes coreaba el de Conte, aunque todavía no con la misma frecuencia. M.M.

Samu, la esperanza en medio de la tormenta amarilla

Es significativo que, jugándose el puesto según varias informaciones, Javier Calleja le entregara su primera titularidad en Liga a Samu Chukwueze ante el Levante. El joven nigeriano de 19 años ya había evidenciado en muy pocos partidos que la Segunda B se le quedaba diminuta -de hecho, su exhibición en San Mamés frente al Bilbao Athletic en el último play-off de ascenso alcanzó unas proporciones que no se recordaban en la categoría de bronce del fútbol español-. En su estreno en la élite, fue el que más cosas distintas intentó. El único descarado, con determinación y atrevimiento, fresco y original, en un equipo que parece atenazado por su propia conciencia de estar realizando una campaña muy por debajo de las expectativas. Samu, que ya dio una asistencia en la victoria ante el Rapid de Viena en la Europa League y que se estrenó como goleador con el primer equipo en Almería en Copa del Rey el jueves, terminó un partido en el que su equipo necesitaba marcar porque iba empatando -y luego perdiendo-. Se marcharon jugadores del peso de Gerard Moreno, Trigueros y Jaume Costa, pero él permaneció en el campo sencillamente porque estaba siendo el mejor de su equipo. Jugó casi todo el encuentro en la banda derecha, desde donde le gusta arrancar a pierna cambiada e iniciar esas conducciones vertiginosas encarando a los rivales que le salen al paso. Más allá del tanto del empate de Pedraza en el descuento, fue la mejor noticia para un Villarreal preocupante. A.T.

Kashima Antlers gana el primer asalto

Kashima Antlers se impuso a Persépolis en el partido de ida de la final de la Champions asiática. Lo hizo con cierta contundencia, por un claro 2-0, en un encuentro que controló de cabo a rabo. El conjunto japonés logró maniatar a su rival e impedir que Persépolis manifestara sus mejores virtudes a domicilio. Kashima Antlers marcó el tempo del partido a partir del despliegue de su doble pivote, con Misao en un rol más posicional y un brillante Leo Silva en el papel de interior de recorrido. El futbolista brasileño fue el mejor jugador del cuadro japonés y además dejó su sello en el marcador al culminar una buena jugada colectiva que terminó en el 1-0. No solo Kashima Antlers mandó con la pelota, sino que consiguió que Persépolis apenas se desplegara. Su mediapunta Resan sí logró correr en alguna transición, pero ni Alipour ni Mensha se impusieron a campo abierto o en el juego aéreo. Después del 2-0, obra de Serginho -cinco goles en cinco partidos-, Persépolis incluso terminó desquiciado, protestando todo, cometiendo más faltas de la cuenta. Como consecuencia, Nemati perdió los papeles en el descuento y se marchó expulsado, por lo que se perderá la vuelta en Teherán. El 2-0 es un buen botín para el representante nipón, pero no es una renta tan amplia como para que Persépolis no se tome la licencia de soñar con una remontada. T.M.

Textos de Axel Torres (A.T.), Miguel Mosquera (M.M.) y Tomàs Martínez (T.M.). Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

5 comments

No conocía a Samu Chukwueze hasta ayer, pero como seguidor del Levante los sufrí en mis carnes. Sin duda fue ayer el mejor de los 22 ayer sobre el césped de La Cerámica. Si le dan minutos lo veo sobradísimo para competir en Primera división.

El Chelsea va uniendo jugadores a su causa. Lo de Morata volviendo a ver puerta puede ser factor diferencial a la larga.

Creo que el Bayern debe emprender de una vez ya la necesaria renovación de plantilla, los Robben, Ribery e incluso Muller han bajado en mucho su aportación en el campo pero se siguen sintiendo titularisimos y cobrando como tal y dificultan bastante el trabajo de los entrenadores cuando no les ponen un sistema que les favorezca a ellos aunque no lo haga el equipo, le paso a Ancelotti y le esta pasando a Kovac. Incluso puede que les de otra vez para ganar en Alemania si espabilan, porque no creo que el Dortmund mantenga solidez todo el año, pero para volver a aspirar a Europa la renovación tiene que ser profunda.

Deja un comentario

*