Cuatro alicientes de la última jornada de clasificación para la Eurocopa 2020

Christian Eriksen celebrates after scoring Denmarks third goal during the 2018 FIFA World Cup Qualifying match at the Aviva Stadium, Dublin

Picture by Lorraine O'Sullivan/Focus Images Ltd +353 872341584

14/11/2017

Serbia le reza a Luxemburgo

Serbia-Ucrania (domingo, 15:00h)

Serbia aún tiene opciones de clasificarse para la Eurocopa a través de la fase de grupos, pero necesita que se alineen los astros. Por un lado, los de Ljubisa Tumbakovic deben ganar en su duelo ante Ucrania, la líder indiscutible del grupo que no ha perdido ni un solo partido en lo que va de fase. Pero, además, necesitan el, quizá, más difícil todavía: que Luxemburgo puntúe ante Portugal. En Serbia ya se van mentalizando de lo difícil de esta gesta, si bien lo mismo que les preocupa les da razones para la esperanza: la pasada jornada, Serbia estuvo a punto de pinchar precisamente ante Luxemburgo (3-2). ¿Por qué no iba a poder dar la cenicienta otra sorpresa? También venció a duras penas Ucrania su último compromiso ante la débil Estonia (1-0), si bien el resultado es algo tramposo. Además de ser un amistoso, los de Shevchenko no contaron con Konoplyanka, Malinovski, Zinchenko, Marlos ni Stepanenko, probablemente la columna vertebral del equipo. Si algo preocupa a los serbios es, probablemente, el historial ante los ucranianos. El encuentro de ida en esta fase ya fue sonrojante (5-0), pero es que los balcánicos nunca han conseguido vencer a sus rivales este domingo, con un balance de goles de 1-14 en favor de los ucranianos. Los serbios menos optimistas ya tienen la vista puesta en el playoff de la Nations League, donde se enfrentarían a Noruega en la semifinal y al vencedor entre el duelo entre Escocia y probablemente una selección entre Bulgaria, Rumanía e Israel en la final. E.M.

euro2020j9gb

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Dublín dictará sentencia

Irlanda-Dinamarca (lunes, 20:45h)

La capital de Irlanda tiene sed de venganza. Los duelos entre el conjunto irlandés y Dinamarca se están convirtiendo en clásicos recientes en las fases de clasificación para las grandes citas. Hace poco más de dos años, sus caminos se cruzaron camino al Mundial de Rusia 2018. Dinamarca e Irlanda empataron a cero en el partido de ida disputado en tierras nórdicas, pero en la vuelta, celebrada el 14 de noviembre de 2017, Dinamarca goleó a la República de Irlanda. El 1-5 final, en duelo recordado por la exhibición de Christian Eriksen, autor de tres goles, enterró el sueño irlandés de regresar a una Copa del Mundo. Este lunes se repite un escenario casi idéntico, pero aplicado en la fase de grupos. Irlanda es tercera y Dinamarca primera, pero un triunfo de The Green Army les clasificaría para la Eurocopa, porque entonces se impondrían a los daneses en el doble enfrentamiento directo. Suiza, que cierra el grupo en Gibraltar, ya está virtualmente dentro. Irlanda ha basado su proceso de clasificación en partidos de pocos goles y resultados ajustados: ha sumado 12 puntos a pesar de haber marcado 6 goles, faceta en la que se espera que sume pronto Troy Parrott, prometedor delantero de 17 años del Tottenham. Los cuatro tantos encajados son la otra cara de la moneda irlandesa. T.M.

euro2020j9gd

Final en Cardiff

Gales-Hungría (martes, 20:45h)

Los galeses vencieron el sábado por la tarde en su partido en Azerbaiyán y por la noche centraron su atención en el encuentro entre Croacia contra Eslovaquia. La victoria del conjunto croata, líder del grupo y ya clasificado, afectó a las opciones de Eslovaquia y garantizó que el Gales-Hungría de la última jornada sea toda una final. El partido en Cardiff se jugará bajo el siguiente contexto: Hungría se clasifica si gana o si empata y Eslovaquia no gana en casa contra Azerbaiyán; a Gales solo le vale ganar; Eslovaquia tendría que ganar y esperar un empate entre Hungría y Gales. El triunfo de Gales en Bakú por 0-2 con goles de Kieffer Moore (Wigan Athletic) y Harry Wilson (Bournemouth, cedido por el Liverpool) ha permitido que la expectación sea máxima de cara a este partido decisivo que tendrá lugar en el Cardiff City Stadium. El equipo galés, dirigido por Ryan Giggs, no ganaba a domicilio desde hacía más de un año. La idea de disputar una nueva Eurocopa despierta ilusión entre los aficionados galeses. En 2016 participaron en el torneo por primera vez en 58 años y alcanzaron las semifinales. Ahora están a un partido de certificar su presencia en una segunda edición consecutiva. Pero en el peor de los casos, los galeses contarán con la opción de entrar vía playoff. Para evitar esa alternativa menos deseable, los de Giggs deberán salir a por todo ante una Hungría que tampoco podrá especular en exceso. Ante Azerbaiyán, Giggs sustituyó a Gareth Bale cumplida la hora de encuentro y en su lugar dio entrada a Aaron Ramsey. Ambos venían de haber estado lesionados y no parecían estar disponibles para jugar un partido entero, pero se espera que ante Hungría puedan compartir titularidad. Los húngaros, que habían jugado un partido más, vienen de haber disputado un amistoso frente a Uruguay en el que perdieron por 1-2. M.M.

euro2020j9ge

En busca del pleno de puntos

Italia-Armenia (lunes, 20:45h) y Bélgica-Chipre (martes, 20:45h)

En una última jornada en la que muchos de los grupos ya han determinado qué dos selecciones accederán a la Eurocopa, cada cual busca alicientes para alimentar la ambición de su equipo como puede. Bélgica e Italia tienen muy fácil el discurso de motivación para el décimo partido: acabar la fase de clasificación con el pleno de victorias. Bélgica ha arrasado en el Grupo I, y dejó para el recuerdo una nueva muestra de autoridad en San Petersburgo con una dura goleada a Rusia. El 1-4 amplió la distancia entre el líder y el segundo clasificado, finalmente de seis puntos, en un duelo en el que el conjunto de Roberto Martínez encajó su segunda diana en contra. El cierre en casa ante Chipre debería brindar oportunidades a los menos habituales y a los más jóvenes, pero la opción de terminar con 30 puntos es golosa. También lo es para Italia, que recibe a Armenia en Palermo. El combinado de Roberto Mancini goleó a Bosnia hace un par de días y puede completar el pleno de triunfos ante un rival que le complicó en Ereván pero que tampoco pudo derrotarle. Italia encadena 10 triunfos seguidos entre partidos oficiales y amistosos, una racha histórica que ya lleva la firma de Roberto Mancini. Mucho han cambiado las cosas respecto a la situación de la Azzurra hace poco más de un año, cuando encadenó cinco partidos seguidos sin ganar entre mayo y octubre de 2018. T.M.

euro2020j9gi

euro2020j9gj

Textos de Miguel Mosquera (M.M.), Enrique Montesano (E.M.), y Tomàs Martínez (T.M.) Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*