DFLA: el fútbol inglés ante la sombra de la extrema derecha

Manifestación Democratic Fotball Lads Alliance. Autor: Kieron Monks

“Estamos aquí reunidos en contra de cualquier tipo de extremismo”. A priori estas palabras no suenan mal, sin embargo puestas en boca de John Meighan, el fundador y ex líder de Democratic Football Lads Alliance, adoptan un matiz cuanto menos sospechoso. Y es que a estas alturas de la película el ‘no mezclar fútbol con política’ nos suena a chiste. En el fútbol también se hace política y en el fútbol inglés existe un incipiente movimiento que desde hace algo más de un año está aprovechando los escudos y los colores de algunos clubes para salir a la calle a lanzar mensajes que han encendido las alarmas de asociaciones como Kick it Out o incluso la misma Premier League por coquetear de forma permanente con el racismo y la islamofobia.

Logo Football Lads Alliance. Wikimedia Commons.
El primer logo de la empresa que fundó John Meighan. Posteriormente se añadiría el término Democratic.

¿Qué es DFLA? Es una asociación que nació en verano de 2017 y que tiene su semilla en los atentados islamistas del puente de Westminster y la explosión del Manchester Arena. Tras estos sucesos, un grupo de hinchas del Tottenham Hotspur organizó una manifestación en contra del islamismo radical; entre estos hinchas estaba John Meighan que decidió hacer extensiva esta lucha a aficionados de otros equipos y resguardarlo todo bajo el paraguas de la Football Lads Alliance -lo de Democratic vino después-. Meighan registró una empresa con esta denominación, creó una marca y empezó a distribuir todo tipo de merchandising que se filtró rápidamente en los campos de Premier League y Championship. Por cierto, antes de seguir la historia, el nombre de la criatura ya nos da una pista de por donde iban a ir los tiros: si uno busca la traducción del término ‘lads’, Google nos da un inofensivo ‘muchachos’. Bien, compañeros con un amplio conocimiento del argot urbano moderno en Inglaterra avisan que ‘lads’ suele referirse a ese tipo de chico joven en contextos de híper excitación, gran consumo de alcohol, testosterona…

Jack Pitt-Brooke: “Están utilizando el fútbol como máscara para su islamofobia”.

Durante este año y medio la DFLA ha salido varias veces a la calle, la última el pasado 12 de octubre en la que se concentraron unas 10.000 personas en el centro de Londres. La marcha acabó con enfrentamientos ante grupos antifascistas y cargas policiales. A esta manifestación acudió Mark Phillips, hasta entonces entrenador del equipo juvenil del West Ham United; tras conocerse en redes la participación de Phillips en este acto, el club decidió suspender a su técnico. Mark Phillips se defendió argumentando que en ningún momento lanzó alguna proclama racista o en contra de los musulmanes. Es el mismo argumento que utilizan muchos de los asistentes a este tipo de actos: ya sabemos que vendrán algunos hooligans nostálgicos de los 80 y de los 90 ¿Pero qué hacemos, les impedimos que vengan?” Igual este razonamiento se podría llegar a aceptar si no fuera porque buena parte de los manifestantes se unen como una sola voz para gritar “Tommy, Tommy” cada vez que aparece por ahí Tommy Robinson, el fundador de la Liga de Defensa Inglesa, que fue censurado por la red social Twitter debido a la incitación al odio que promulgaban sus publicaciones.

Democratic Football Lads Alliance Autor: Kieron Monks.
Imagen de la última manifestación en Londres: Foto: Kieron Monks via Twitter.

El periodista Jack Pitt-Brooke ha seguido de cerca los pasos de la DFLA desde su nacimiento y nos comenta: “Generalizando un poco, están compuestos por hombres blancos de clase obrera que son aficionados al fútbol. Se les acusa de ser de extrema derecha como la EDL (English Defence League) o el BNP (British Nationalist Party) pero ellos se defienden diciendo que son simplemente una alianza de aficionados al fútbol y eso, realmente, es una tapadera para sus actitudes racistas. Están utilizando el fútbol como una máscara para su islamofobia. Dicen estar en contra de todo tipo de extremismos pero constantemente hablan de temas como el abuso sexual que cometen hombres musulmanes a chicas blancas jóvenes. Creo que su afirmación de ser anti-extremistas no se sostiene; están buscando maneras de demonizar a los musulmanes. Hacen ver que están ahí para hablar de fútbol pero realmente están ahí porque odian a los musulmanes y otras minorías, esa es su principal motivación”.

tommy-robinson
El hincha del Luton y fundador del partido ultra derechista Liga Inglesa de Defensa, Tommy Robinson, es un habitual de las concentraciones de DFLA. Foto: Propiedad de Wouter Engler bajo licencia Wikimedia Commons.

Todo parece indicar que lo que ideó John Meighan en agosto de 2017 se le ha ido de las manos. De hecho, el fundador ya no es quien dirige los mandos de esta nave ya que Meighan dimitió el pasado mes de abril tras un episodio que retrata muy bien la situación; la DFLA organizó una venta solidaria de pines con la icónica amapola de la Royal British Legion y consiguió un donativo de más de 1.000 libras para dicha organización. Pues bien, la Royal British Legion devolvió el cheque con la excusa que no podía aceptar ese dinero porque “una pequeña parte de la DFLA había expresado opiniones que no eran compatibles con sus valores”.

En un momento en el que la reanimación de la extrema derecha parece ser otra vez un problema a tener en cuenta en toda Europa, situaciones como esta nos demuestran que el fútbol nunca vive de espaldas a lo que le sucede a la sociedad. Esto ocurre en las calles y, por lo tanto, es hasta cierto punto lógico que se traslade a las gradas. Merece un aplauso, eso sí, la rapidez con la que clubes y patronal del fútbol han salido al corte para atajar cualquier tipo de incertidumbre y dejar claro que en cuestiones de respeto a la diversidad no pueden existir zonas grises ni fronteras difusas.

Imagen de Portada: Autor Kieron Monks via Twitter.

Related posts

3 comments

La extrema derecha avanza entre la ignorancia. En el caso de Brasil, que me toca de cerca, conozco a gente de color, pobre y claramente discriminada por el nuevo presidente, que lo han votado por sus valores religiosos. Esto lo podíamos extrapolar a los latinos con Trump.
En Europa utilizan los medios para demonizar a los inmigrantes y tapar la corrupción de sus partidos. Desgraciadamente, el cobarde siempre prefiere enfrentarse al pobre antes que al poder.

Completamente de acuerdo con tu comentario, además me parece un diagnóstico muy preciso, de lo que para mi, es una enfermedad

Deja un comentario

*