El Non-League Paper

img_2722

Cuando llega el domingo en Inglaterra, el estante de los periódicos está cambiado. Los diarios han cogido peso con algún suplemento y su nombre incluye la palabra Sunday. La más drástica es la metamorfosis del Guardian, que pasa a llamarse Observer. Pero la esencia del contenido de cada periódico no se distancia a la de cualquier otro día de la semana. Los tabloides pecan del mismo sensacionalismo. El Observer se inclina hacia la izquierda tanto como el Guardian. El Sunday Telegraph y el Sunday Times son igual de conservadores que sus respectivas versiones de lunes a sábado. Si en la jornada dominical anhela escapismo, en el grueso del estante de los periódicos no lo va a encontrar. Aunque si aparta la vista de la sección principal, quizás sea tan afortunado de dar con una publicación que le transporte a otro mundo, el del non-league football.

Desde hace veinte años, cada domingo sale a la venta el Non-League Paper (NLP), un periódico que se centra única y exclusivamente en el non-league football: todas las competiciones por debajo del fútbol profesional. En Inglaterra, la Premier League y la Football League (Championship, League One y League Two) componen las cuatro categorías profesionales. De quinta para abajo, todo es non-league, y todo ese fútbol tiene cabida en el NLP. Cada mes venden alrededor de 80.000 ejemplares. Son el periódico deportivo más vendido del país. Puede sonar disparatado tratándose de una publicación en la que hasta lo sucedido en la novena división ocupa una doble página, pero el hecho de que lidere ese ranking tiene sencilla explicación: en Inglaterra no existen las publicaciones deportivas de gran tirada como el Marca o el As en España, sino que el lector acude a las secciones de deportes de los principales diarios.

Todos nuestros artículos sobre el non-league football.

Evidentemente, la actualidad de quinta, sexta, séptima… no le interesa a la mayoría de las personas. El non-league football abarca tantas competiciones que solo las más extraordinarias de sus historias se cuelan en los periódicos generalistas. Pero existe un público al que sí que le fascina la vida lejos de la élite. Y el NLP, que hace poco superó la barrera de las mil ediciones, se publica para esta gente. Ningún equipo de non-league cuenta con una masa social particularmente grande, pero es la suma de todas esas modestas aficiones las que permiten que el NLP siga pasando por la imprenta cada semana. Desde el hincha de un club semiprofesional de la periferia de Londres hasta el seguidor un equipo de octava de un pequeño pueblo en el norteño condado de Lancashire. Cuando se le pregunta a sus amantes sobre su atracción por el non-league football, lo normal es que hablen de cómo la esencia más genuina del fútbol se conserva en estas categorías y no en la Premier, y que mencionen el sentimiento de comunidad que existe en el mundillo non-league, donde todo es más familiar. 

El non-league football, un fútbol más familiar. Foto: Andy Kearns/Focus Images Ltd.
El non-league football, un fútbol más cercano. Foto: Andy Kearns/Focus Images Ltd.

Al abrir las páginas del NLP, el lector se encuentra con infinidad de noticias y artículos, como la campaña del Hendon Town, que ofrece entradas gratuitas a aquellos que sufran problemas de salud mental. También hay entrevistas, reportajes en profundidad, columnas de opinión, crónicas de los encuentros más destacados, resúmenes de todas las ligas, resultados, clasificaciones… y anuncios como este:

VACANTE: Primer entrenador

El Hereford Football Club busca a un entrenador cualificado y experimentado. 

[…] El candidato ideal deberá mostrar un alto nivel de competencias técnicas, ser un buen gestor de grupo y estar capacitado para trabajar bajo la presión de llevar adelante este club apasionado y ambicioso.

Este sábado es un día especial para el non-league football: se celebra la décima edición del Non-League Day. Coincidiendo con el parón internacional en la Premier y la Championship, en esta fecha se promueve que los aficionados al fútbol de todo el país acudan a ver en directo un partido de su equipo local de non-league. Los clubes suelen ofertar entradas, organizar rifas y colaborar con organizaciones de caridad para recaudar fondos. Las cifras de asistencia se disparan y el ambiente es festivo. Como no podría ser de otra manera, el NLP recogerá todo lo sucedido en su edición del domingo. “En el NLP cada día es como si fuese el Non-League Day”, responde el redactor estrella del periódico, Matt Badcock, “pero sí, ha sido una semana intensa de cara a esta fecha especial en el calendario. Hicimos una previa del Non-League Day el domingo pasado en la que destacábamos los planes de algunos equipos. Esta semana publicaremos dos artículos que espero que capturen por qué la gente siente amor por el non-league football”.

Artículo relacionado: La fiesta del fútbol modesto

Badcock, cuya biografía de Twitter lee ‘no he escrito una intro buena desde 2010’, cumple una década escribiendo para el NLP. “Fue mi primer trabajo en el mundo del periodismo. Era perfecto para mí. Yo ya era lector del periódico porque sentía amor y afinidad hacia el non-league football”. Badcock creció siendo aficionado del equipo de su pueblo, el Farnborough Town. “Me gustaba ver toda clase de fútbol, la Premier League, la Champions League… pero el non-league football era lo que realmente disfrutaba porque estaba viendo a mi equipo local. El nivel era obviamente distinto, pero seguía siendo fútbol, con su emoción y su dramatismo”. 

La redacción del NLP tiene sede en Wimbledon y está compuesta por cinco personas fijas que trabajan de martes a sábado. “El martes empezamos a planear el periódico y poco a poco vamos concretando temas durante la semana”, explica Badcok. “El viernes es la fecha de entrega de las noticias y los artículos. El sábado voy al partido más destacado del fin de semana y escribo una crónica especial. El resto de crónicas que publicamos las escriben mis compañeros, periodistas locales, empleados del club, voluntarios… Esa tarde de sábado se añaden los partidos y todos los resultados, se revisa el periódico y a las nueve y media se va a imprenta”. Un día después, el NLP está en venta por una libra y cincuenta peniques. “Estamos orgullosos de mantener ese precio a pesar de que los costes de producción hayan aumentado”, afirma Badcok. “Lleva mucho trabajo, pero te aporta una enorme satisfacción verlo publicado el domingo por la mañana”.

Cada fin de semana se disputan cientos de encuentros en el non-league football y en el NLP trabajan para que no se les escape ninguna historia. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd.
Cada fin de semana se disputan cientos de encuentros en el non-league football y en el NLP trabajan para que no se les escape ninguna historia. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd.

Badcock disfruta de estar en contacto con muchas personas involucradas en el non-league football y tiene claro que estas relaciones son fundamentales para el funcionamiento del NLP. “Es difícil cubrir lo que sucede en todo el país porque somos un equipo muy pequeño. Pero una de las cosas que más me gustan de mi trabajo es que puedo estar entrevistando a alguien del norte por la mañana y hablando con alguien del sur por la tarde. Estás en contacto con gente a lo largo y ancho del país y desarrollas relaciones. Es muy gratificante”. La cercanía es clave. “En el non-league football puedes desarrollar relaciones como las que había en el periodismo deportivo de vieja escuela. Si le envías un mensaje a un entrenador pidiéndole hablar con su delantero, lo más probable es que te responda mandándote su contacto. No me podría imaginar eso en la Premier”, dice Badcock entre risas. “Imagínate querer hablar con Agüero y mandare un mensaje a Guardiola pidiéndole su número”.

Las distancias cortas en el non-league football hacen que Badcock no tenga problemas a la hora de concertar entrevistas. Uno de sus mejores recuerdos como reportero del NLP fue cubrir la histórica gesta copera del Lincoln City en la temporada 2016/17, cuando alcanzaron los cuartos de final, donde cayeron eliminados por el Arsenal. Antes de que jugaran en el Emirates, Badcock visitó la casa de la familia Cowley y entrevistó a los hermanos Danny y Nicky, entonces entrenadores del Lincoln, junto a sus padres. “Una de las mejores cosas de escribir sobre el non-league football es ver cómo crecen algunos de los jugadores o entrenadores que has estado siguiendo”.

Los hermanos Danny y Nicky Cowley ahora están al frente del Huddersfield. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.
Los hermanos Danny y Nicky Cowley ahora están al frente del Huddersfield. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.

Badcock no puede evitar alegrarse por los logros de los Cowley. Le sucede lo mismo con Jamie Vardy, que antes de llegar al fútbol profesional se curtió en el non-league football. “Estaba en boca de todos. Todo el mundo quería ir a verle jugar, todos los ojeadores acudían a sus partidos”. Y también le resulta gratificante el trato con los voluntarios que sacan sus clubes adelante: “Hay tanta gente dedicada que invierte años y años de trabajo no remunerado para su equipo local porque adoran formar parte de él”.

Lo más duro para Badcock es tener que escribir sobre aquellos clubes que se hunden. “Algunos son refundados, pero otros simplemente desaparecen. Muchos clubes de non-league han quebrado y nunca es agradable cubrir esas situaciones”, reconoce. “Hace falta que se filtre más dinero de la Premier. No digo que ese dinero tenga que ser destinado a los salarios de los jugadores, sino que debería usarse para apoyar a los clubes de non-league, su estructura, su estadio, sus instalaciones… para que un día puedan ser autosuficientes. Existe todo ese dinero en la Premier, con los fichajes, los derechos televisivos… y aun así no llegan suficientes fondos al non-league football, que es donde reside la esencia del juego”, lamenta.

Más allá de las dificultades económicas que puedan padecer ciertos clubes, esa esencia de la que Badcock habla y que se celebra en este Non-League Day sigue tan viva como siempre y no se recoge en ningún sitio como en el NLP. Si planea un viaje a Inglaterra, ya sabe qué puede llevarse como souvenir.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: MarcadorInt

Related posts

4 comments

Magnífico de nuevo Sir Mosquera.
Me encanta esa parte del fútbol inglés. Eso sí, me preocupa cada día más la posibilidad de que esta estructura deportiva, que es la base de todo el fútbol inglés y un importante referente social, esté desapareciendo a la vez que los ingresos y la expansión de la Premier lo arrollan todo. En mi modesto Club de barrio rondamos los 100 espectadores por partido y estamos hasta satisfechos, pero yo recuerdo cuando los derbis de la zona llenaban los graderíos y mi pueblo se quedaba medio vacío cada domingo cuando el equipo local jugaba en casa y todos estábamos en el campo. Hoy todo el mundo está frente a la tele.

Cuando oigo tantas voces intentando promocionar el non-league football no sé si es por que este mantiene un sustrato social al que asirse o si de verdad está desapareciendo… como aquí…

Gracias por el comentario, José Antonio. Lamento que hayas podido apreciar un declive en el seguimiento de tu equipo de barrio, pero me alegra que todavía contéis con un centenar de personas, que ya es algo. En Inglaterra creo que todos los factores de los que se habla (como el aumento de poder en la élite o el cambios en los hábitos de consumo del fútbol) afectan a las ligas inferiores. Pero la cultura de fútbol modesto está tan arraigada que no creo que corra ningún peligro. Estos clubes están muy ligados a sus respectivas comunidades. Me parece que se les da tanto bombo por ese elemento social que mencionas, más que porque estén desapareciendo. Evidentemente, interesa que el non-league football no quede en el olvido, que no sea solo una cosa de los 500 hinchas que ya vayan al campo cada semana, sino que el resto del país lo tenga presente y considere apoyar a su equipo local. ¡Un saludo!

Deja un comentario

*