El Oporto sobrevive al aguijón de Zaniolo

Olimpico Roma Focus

El Oporto salió con vida del Olímpico de Roma en una situación crítica: Brahimi, el futbolista más entonado del equipo portugués, se retiró lesionado del césped capitalino en el minuto 68, como preámbulo a los dos goles anotados por los giallorossi en el ecuador de la segunda mitad. Sin el extremo argelino sobre el tapete, los lusos perdieron su única vía de escape en campo contrario. El líder de la Primeira Liga no quiso arriesgar hasta que no le quedó más remedio. La nómina de bajas en ataque (Aboubakar, Marega y Corona) legitimaba la propuesta elegida por Sérgio Conceiçao, pero al mismo tiempo no permite ocultar la falta de ambición de un conjunto incapaz de inquietar a Mirante con el esférico en movimiento. Solo a balón parado el Oporto irritó a una defensa cuestionada por su alarmante falta de fiabilidad. Tiquinho Soares y Fernando Andrade –este último, debutante en la Liga de Campeones a sus 26 años– vaciaron sus tanques de gasolina a cuarenta metros de la portería contraria. Anoche, los jugadores visitantes más adelantados asumieron el papel de primeros defensas. Y, en eso, cumplieron.

Retirado Brahimi entre gestos de dolor, el jovencísimo Nicolò Zaniolo no tardó más de 180 segundos en castigar la ausencia del único faro capaz de alumbrar a los hombres de Conceiçao. El enganche de 19 años, exiliado en la banda derecha por exigencias del guion, se asomó a la meta defendida por Iker Casillas para clavar su aguijón. Sin adornos. Letal. Para batir al guardameta español contó con la ayuda de un Edin Dzeko inspirado y ágil a partes iguales durante los 90 minutos. Este tándem de virtuosos atacantes volvería a relacionarse en el segundo tanto local: un contraataque rematado por el punta bosnio en el que el poste y Zaniolo hicieron buenas migas. El zapatazo de Dzeko acabaría en los pies del talentoso zurdo como si la pelota supiese dónde acomodarse tras ser escupida por la madera. Al igual que la varita elige al mago, el balón parece haber identificado en el ex del Inter a uno de los suyos. Para amargura de la Roma, Adrián López recuperaría las constantes vitales del Oporto al aprovechar una desconexión puntual de Manolas y De Rossi. Todo un botín atendiendo a las circunstancias.

Roma 2 (Zaniolo 70′, 76′)
Oporto 1 (Adrián López 79′)

Roma vs Porto - Football tactics and formations

El encuentro resultó plomizo hasta el paso por los vestuarios. La falta de fluidez solo quedó atrás cuando la Roma decidió implicar en su causa a Zaniolo, aislado hasta entonces. Antes de ello, y durante todo el primer tiempo, el representante italiano cargó su juego de ataque por el costado izquierdo, donde Kolarov, Pellegrini, El Shaarawy y Dzeko se asociaron para sacar a relucir las limitaciones del Oporto. Otávinho se inhibía a la hora de prestarle ayuda a Militão, y el brasileño sufría para contener él solo las acometidas locales por su perfil. Al defensa se le vio más cómodo conforme fueron avanzando los minutos, como si estuviese redescubriendo dentro del propio partido una posición, la de lateral derecho, en la que se manejaba con total soltura antes de recalar en Europa. Aunque en Portugal ha brillado como central, el fichaje de Pepe lo ha empujado a la banda. Explotando la falta de contundencia del prometedor zaguero paulista, Dzeko enviaría contra el poste un potente disparo efectuado desde el interior del área pequeña. Sería la más clara de las pocas oportunidades repartidas entre dos equipos temerosos de enseñar sus vergüenzas antes de tiempo. Una razón de peso ponderando las piedras en el camino con las que ambos contendientes se han visto obligados a lidiar en las últimas semanas.

Superada la barrera del miedo, Zaniolo entró en escena y lo cambió todo. El adolescente reclutado por Monchi, moneda de cambio en la venta de Nainggolan, se presentó en las eliminatorias de la Copa de Europa haciendo gala de un valioso don de la oportunidad. De las tres veces que el Oporto le regaló la posibilidad de rematar a puerta, dos acabaron en el fondo de la red. Si el joven toscano consigue añadirle pegada a su pierna izquierda de seda, será mejor no precipitarnos a la hora de colocarle un techo de forma prematura. De su diamante en bruto disfrutaba el Olímpico cuando se topó de frente con la cruda realidad. A la hinchada romanista la despertó un invitado inesperado: Adrián López. El delantero asturiano le ganó un duelo aéreo a Manolas y terminó recogiendo un disparo mordido de Soares. Cara a cara delante de Mirante, no le tembló el pulso: armó su pierna derecha, batió al veterano arquero napolitano, borró el cero del casillero luso y abrió por completo una eliminatoria que empezaba a teñirse de giallorroso. Todo se aclarará en Portugal, donde Marega y Corona sí podrán vestirse de corto. La Roma sonríe lo justo porque cobra ventaja, pero no mucha. El pase a cuartos se decidirá en el Dragão.

Yacine Brahimi of FC Porto during the FC Porto training session at the King Power Stadium, Leicester Picture by Andy Kearns/Focus Images Ltd 0781 864 4264 26/09/2016
Brahimi, el mejor del Oporto en Roma (Foto: Andy Kearns/Focus Images Ltd).
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

4 comments

Que pinta tiene Zaniolo, la verdad. Y Dzeko… este es otro nivel. Sin exagerar, para mí es el 9 mas completo de Europa a día de hoy.

Uno de los futbolistas más infravalorados de la última década.
El bosnio lo tiene todo excepto velocidad, y lo hace todo bien, incluso correr.
Saludos desde Rengo, Chile

Me gustaría ver el mapa de calor de Tiquinho dura te el partido. No supe identificar su zona de actuación en ningún momento.
Ambos equipos rindieron a menor nivel del que esperaba. El Oporto puede achacarle a las bajas, pero la Roma sólo tuvo el faro de Dzeko y la efectividad de Zaniolo, al que había destacado Tomás Martínez este mismo Lunes.

Hace ya tiempo que estoy enamorado de Dzeko como comentais por aqui, me sorprende mucho que siga en la Roma, y me alegra a la vez, es el equipo por el que tengo mas simpatia fuera de España.

Hace años pensaba que era mas tanque y pesado, pero su evolucion, su lectura de juego, cuando caer a banda, cuando aguantar… Es magnifico, para mi esta en el Top5 y sin jugar en un grande, mucho merito.

Otro futbolista por el que siento adoracion es Manolas, creo que podria jugar en cualquier equipo, me enamore de el viendolo en el mundial de Brasil.

Responder a janfranc Cancelar respuesta

*