Empate tardío en Wembley

Isco es el hombre del momento en el fútbol español. Foto: Focus Images lTD

Gareth Southgate se dirigió al cuarto árbitro. “Oiga, ¿se termina ya o qué?”, parecía decirle mientras movía los brazos haciendo el gesto internacional de san se acabó. “Un minuto más”, le indicó el fourth official. Y ese minuto le valió a España para terminar de empatar un 2-0 en contra. Isco controló con el pecho en el área y batió a Heaton en el 95’, sólo siete minutos después del gran gol de Aspas con el que se habían recortado las distancias.

Inglaterra 2 (Lallana 9′, Vardy 48′)

España 2 (Aspas 89′, Isco 95′)

Espana vs Inglaterra - Football tactics and formations

Era un mero amistoso, pero el escenario -el mítico Wembley- y los equipos le añadían un valor especial. Para el combinado local había además un plus anímico. Ante el -aparentemente- inminente nombramiento de Southgate como seleccionador de forma permanente, un triunfo en este encuentro hubiese sido clave para completar una dulce transición en el banquillo de Inglaterra. Southgate, entrenador de la sub-21, cogió las riendas de la absoluta hace dos meses para dirigirla durante cuatro partidos tras el escándalo de Sam Allardyce. A excepción del empate en Eslovenia, el equipo llegaba a este amistoso habiendo vencido los otros dos compromisos de la fase clasificatoria para el próximo Mundial: 2-0 frente a Malta en octubre y 3-0 ante Escocia el pasado viernes. Después de la cita ante los vecinos del norte, ya se comenzó a dar por hecho en los medios que la FA le ofrecería al técnico interino Southgate el puesto de seleccionador con un contrato de larga duración. Eso sí, las sensaciones ante Malta y Escocia tampoco fueron pletóricas. Es por ello que una victoria ante un rival de la magnitud de España hubiese ayudado a la moral de los Three Lions y reforzado la figura de Southgate. Inglaterra saltó al césped dispuesta a ganar. Plantearon correctamente el enfrentamiento, guardando las distancias pero también mordiendo en los momentos oportunos con una trabajada presión, explotando los errores del rival y aprovechando su veloz ataque (Vardy, Sterling, Lingard…). Ordenados, no permitieron que España les superase hasta ya el tramo final del duelo.

Gareth Southgate: “He demostrado que puedo afrontar las grandes ocasiones. Hasta que no te expones a partidos de alta presión como el del viernes y a desafíos tácticos como el de hoy, nunca estás seguro de cómo va a ser”.

“Me ha encantado la experiencia (dirigir a la absoluta) y estoy contento de que hayamos podido cumplir con el trabajo que se nos había encargado”.

Aunque esta noche se les acabase escapando la victoria, Southgate muy probablemente se quedará como míster de Inglaterra. Ha tenido dos meses para poner los cimientos de su proyecto y ahora será interesante ver cómo lo desarrolla. Después de años y años de decepciones, los creadores del fútbol necesitan recuperar estabilidad e ilusión, así como definir su difusa identidad. El próximo partido de la selección inglesa será en marzo ante Lituania.

Gareth Southgate podría hacerse con el cargo de seleccionador de forma permanente. Foto: Ryan Dinham/Focus Images Ltd.
Gareth Southgate podría hacerse con el cargo de seleccionador de forma permanente. Foto: Ryan Dinham/Focus Images Ltd.

España se hizo con el balón desde el principio del partido. Parecía que los hombres de Julen Lopetegui iban a tener el encuentro bajo control hasta que a los siete minutos un inteligente pase de Adam Lallana desde la banda derecha sorprendió a la zaga española. Jamie Vardy recibió en el área y fue derribado por Pepe Reina. Lallana transformó el penalti. El futbolista del Liverpool se marchó lesionado poco después y en su lugar entró Theo Walcott. A partir de ahí, España prosiguió su ejercicio de posesión pero ahora con el hándicap que supone el estar por detrás en el marcador. No fue su mejor día. Le costaba encontrar profundidad, la circulación estaba siendo demasiado horizontal. También faltaba velocidad. Todo lo contrario le sucedía a los narradores de las radios españolas desplazados a Londres, pues contaban el partido a un alto ritmo que llamaba la atención a algunos ingleses acostumbrados al tempo más pausado de sus retransmisiones.

Lopetegui, teniendo en cuenta el rápido ataque de su oponente, alineó en una primera instancia a tres defensores para que no les ganaran la espalda con facilidad. No obstante, eso fue justo lo que les acabó pasando. España padeció los balones al espacio de Inglaterra. Entonces, Lopetegui cambió el esquema. Defensa de cuatro: Nacho Fernández e Íñigo Martínez como centrales, Azpilicueta -que había arrancado en la derecha- se posicionó en el lateral izquierdo y Carvajal en el derecho. Vitolo -que empezó en la izquierda- se cambió de banda. Tras el descanso, el del Sevilla fue sustituido por Iago Aspas. El gallego estaba escorado hacia la derecha, pero se adentraba acompañando a Aduriz arriba y el carril diestro quedaba libre para Carvajal, con el riesgo que esto implicaba. En un nuevo contragolpe liderado por Vardy, Inglaterra acabó marcando el segundo. A pesar de que hoy se vieran superados, Lopetegui confía en su plan de juego y cree que en circunstancias normales (sin las bajas que tenían ahora y en un encuentro no amistoso) España será un equipo muy competitivo, difícil de derrotar.

Jamie Vardy y Raheem Sterling protagonizaron una divertida celebración. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd.
Jamie Vardy y Raheem Sterling protagonizaron una simpáticas celebración. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd.

En el minuto 56’, los sectores bajo y medio del estadio comenzaron a hacer la ola. Como todas las olas, emergió tímidamente pero acabó rompiendo fuerte. En cuanto dio varias vueltas empezó a ser bastante digna. El sector superior del graderío no se estaba enterando. Cuando ya se dieron cuenta, comenzaron una nueva ola que no estaba para nada sincronizada con la original. Pronto los de la ola original pararon. “Bueno, ha sido divertido, nos lo hemos pasado bien, pero ya está bien, ¿no?”, debió de pensar el ente conformado por los dos primeros sectores del estadio. ¿Porque cómo se terminan estas olas? Es todo un misterio. Se generan casi espontáneamente, pero resulta más sencillo determinar su origen que el proceso que lleva a su conclusión. Seguro que un académico de Oxbridge está realizando un estudio sobre el tema. Aunque muy posiblemente terminen por el mismo motivo que hace que empiecen: la presión de grupo. Si todos los de su fila se levantan a seguir la ola, lo normal es que el ciudadano medio también se una. Y si todos paran, lo normal es que él también pare. Entonces hay que destacar la figura de dos individuos: el primero que decide que es un buen momento para arrancar una ola y el primero que deja de surfearla. A todo esto, los del sector superior siguieron disfrutando un rato más de su ola. Mientras tanto, España continuaba intentándolo sin éxito alguno. Habían entrado Koke, Ander Herrera -debutaba con la absoluta- e Isco, que acompañaron a Busquets en el centro del campo. Isco partió desde la izquierda hacia el centro y acabó marcando el gol del empate en el descuento. Lopetegui también dio entrada a Nolito y Álvaro Morata. Este último recibió de cara, se giró y abrió a la derecha para Aspas en la jugada del primer gol de España. El futbolista del Celta encaró a Stones y mandó el balón a la red con escala en el poste, haciendo así el 2-1. Por alguna razón, los goles que se topan con la madera suelen ser aún más impresionantes.

Iago Aspas debutó con la selección marcando un gol. Foto: Ryan Dinham/Focus Images Ltd.
Iago Aspas debutó con la selección marcando un gol. Foto: Ryan Dinham/Focus Images Ltd.

Se pueden marchar satisfechos de este amistoso los ingleses, que tenían más que demostrar. Lo pasan peor cuando son ellos los que tienen que llevar la iniciativa, pero en esta ocasión estuvieron cómodos jugando al contragolpe. Por lo que a España respecta, ésta no fue su mejor actuación desde la llegada de Lopetegui. En los encuentros de clasificación para el Mundial, sin embargo, el equipo está rindiendo y se espera que más adelante, con todos los habituales de vuelta y con conceptos pulidos, pueda acabar practicando una efectiva adaptación del fútbol que tantos éxitos dio en un pasado no tan lejano.

Foto de portada: Ryan Dinham/Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*