España propuso, Portugal golpeó

Rafael Leao celebra un gol con la selección sub-20. Foto. Tomàs Martínez/MarcadorInt (Todos los derechos reservados)

España no podrá seguir defendiendo título en este Europeo sub-21. El cuadro de Luis de la Fuente cayó cruelmente a solo 10 minutos del final con un gol en propia puerta de Jorge Cuenca, su central izquierdo, al intentar cortar un centro al área en una de las transiciones de Portugal al espacio. Lo cierto es que España fue mucho mejor a lo largo del encuentro, y seguramente mereció ganar a la selección lusa, pero el equipo de De la Fuente tuvo claros problemas para materializar en peligro todas sus aproximaciones al área rival, y la ocasión más clara que tuvo, una volea de Cucurella desde fuera del área, se estrelló en la madera. El fútbol tiene estas cosas, y no siempre gana el que más lo merece, pero España ha tenido sus dificultades en esta ronda final del torneo para imponerse a través del juego en el área contraria. Javi Puado, con una brillantísima actuación individual, derrotó a Croacia el pasado lunes en los cuartos desde el banquillo, pero a la selección, a nivel colectivo, le ha costado mantener un volumen constante de ocasiones directamente proporcional a la calidad (ritmo y dirección) de sus posesiones. El juego fue bueno, pero le faltó amenaza.

Bryan Gil empezó el partido enchufadísimo desde el sector izquierdo. A pierna natural, como de costumbre, encarando, hundiendo y desbordando a su par, el de Barbate fue claramente el mejor futbolista de la selección española en la primera parte. Cada acción de Bryan en banda fue sinónimo de peligro, pues tiene una capacidad de intimidación asombrosa a través de una acción perfectamente automatizada en su repertorio para recibir, encarar, meterse hacia dentro y automáticamente buscar línea de fondo, pero este volumen no se transformó en un torrente continuo de ocasiones claras. Luis de la Fuente volvió a apostar de inicio por el sistema 4-2-3-1 en el que Manu García actuaba como mediapunta en una altura superior a la de Martín Zubimendi y Gonzalo Villar, los dos centrocampistas, mientras que Cucurella entró como lateral izquierdo, Puado actuó desde el arranque como delantero y Brahim Díaz volvió a ser el extremo derecho, pero con bastante libertad para pisar en el carril central.

España 0
Portugal 1 (Cuenca, 80′)

ESP-POR vs Away team - Football tactics and formations

España fue muy superior a Portugal en la primera parte. Rui Jorge también mantuvo el dibujo del otro día ante Italia, un 4-4-2 en rombo inamovible en las dos fases del juego, tanto en ataque como en defensa, y ya se sabe que este sistema táctico presenta ciertos problemas sin balón que España aprovechó bastante bien. Luis de la Fuente incrustó en todo momento a uno de sus dos mediocentros entre centrales en cada salida de balón, un rol que se repartieron Zubimendi y Villar, a fin de generar así una primera superioridad numérica ante la presión de los portugueses, que saltaba arriba con dos puntas, Dany Motta y Rafael Leao, mientras que Fabio Vieira se dividía entre los dos pivotes españoles (uno entre centrales y el otro liberado a una segunda altura por delante), y ahí se generó una situación especialmente beneficiosa para España: Vitinha, interior derecho, no siempre llegaba a cerrar su costado, y eso propició que Cucurella recibiese siempre cómodo (con tiempo y espacio) para cruzar la divisoria y adentrarse en el último tercio del campo. No obstante, llegados a este punto, la solución de España fue siempre la misma: balones a Bryan Gil, que recibía siempre muy abierto, para que este retase a su lateral y tratase de poner el centro. España atacó por izquierda permanentemente, aprovechando esa primera ventaja posicional en las zonas de salida y aceleración, pero el bagaje ofensivo fue relativamente pobre. Le faltó remate.

Contenido relacionado: Así juega Bryan Gil, el futbolista cedido por el Sevilla FC que ha despuntado en la SD Eibar

Algo que detectó bien Luis de la Fuente en el descanso, y la instrucción fue clara tras la vuelta de vestuarios: chutar. A España le costó sacar situaciones de remate limpias en el primer tiempo, y la primera que tuvo en el segundo fue un disparo desde la frontal de Cucurella que se estrelló en el palo. Sorprendentemente (se entiende que por alguna cuestión física), De la Fuente sacó del campo a Bryan Gil en el tiempo de descanso, y su salida llevó a Cucurella a recuperar el extremo, mientras que Miranda entró en el lateral, que es la fórmula que ya habíamos visto en la primera fase de este campeonato. España salió mejor tras el paso por los vestuarios, intimidando mucho más que en los primeros 45’, y ahí intervino Rui Jorge para equilibrar la cosa en el medio, cuando más lo necesitaba Portugal.

Bryan Gil fue el mejor de España en la primera parte. Foto: Tomàs Martínez/MarcadorInt (Todos los derechos reservados)
Bryan Gil fue el mejor de España en el 1ºT. Foto: Tomàs Martínez/MarcadorInt (Todos los derechos reservados)

El ingreso de Florentino Luis tuvo un impacto muy positivo en la selección lusa, que encontró en su figura el sostén que no había tenido hasta entonces, y fue a partir de ese momento, con la posterior entrada de Jota por izquierda, cuando Portugal viró hacia un 4-1-4-1 (sin balón) mucho mejor preparado para destruir el juego de España, y el partido se equilibró del lado portugués. España siguió llegando, antes y después de la sustitución de Brahim Díaz (que dejó su sitio a Yéremy Pino en banda derecha), pero en una de las salidas de Portugal al espacio encajó el 0-1. Si hasta entonces la mayor amenaza de los lusos había sido la superioridad física de Rafael Leao sobre Óscar Mingueza y Jorge Cuenca, la dirección de campo de Rui Jorge fue acertadísima para igualar fuerzas, en primer lugar, y darle a su selección un contexto mucho más favorable para contragolpear con peligro. España lo intentó hasta el final, quemando todas sus naves, pero se quedó lejos del 1-1. Con la victoria, Portugal vuelve a una final del Europeo sub-21 seis años después, siendo, junto a Grecia, la selección actual que más finales ha jugado del torneo sin levantar nunca el título.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Tomàs Martínez/MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*