España esquiva todas las balas

Foto: Focus Images Ltd.

La Selección Española está en semifinales de la Eurocopa. Muchos han sido los obstáculos que Luis Enrique y sus muchachos han salvado por el camino, el último de ellos una tanda de penaltis que parecía conspirar en su contra. Fue España la que tuvo muchos minutos de la segunda parte y toda la prórroga en superioridad numérica, la que falló muchas ocasiones e hizo que Sommer comprara casi todas las papeletas para ser el héroe del partido. Casi, porque cuando la distancia de los once metros fue el último obstáculo para alcanzar esas semis, no fue el cancerbero helvético sino el español el que hizo esquivar la última bala que intentó acabar con el incasable seleccionado de Luis Enrique. Pese a que Busquets y Rodri habían fallado, Simón acertó el lanzamiento de Schär y Akanji y le puso tanto miedo en el cuerpo a Vargas que el jugador de origen peruano no vio red tras el gigante y sólo supo lanzar por encima del larguero. Finalmente Oyarzabal, con sangre de hielo, metió a La Roja en las cuartas semifinales de su historia en esta competición.

España 1 (Alba 8′)

Suiza 1 (Shaqiri 68′)

espana

La primera jugada destacada del partido fue gol de Jordi Alba tras un lanzamiento que rozó en Zakaria y despistó a Sommer. España formó con el sistema habitual de 4-3-3 y con pocos retoques tras el partido ante Croacia, de hecho el único fue el retorno al once de Pau Torres en detrimento de Eric García, tal vez con la idea de ganar centímetros ante un rival con un nivel físico imponente. En la primera mitad España se apoyó mucho en las ayudas de Álvaro Morata para conseguir superioridad numérica en el centro del campo. Busquets estaba muy tapado gracias al trabajo de Shaqiri, pero las ayudas del delantero centro de la selección española equilibraban ese atasco. Dos lesiones cambiaron el argumento inicial: Pablo Sarabia, que venía como la gran revelación entre los seleccionados por el técnico asturiano, y Embolo, que por características era tal vez el delantero que más daño podía hacer a la zaga española. El suizo duró apenas 23 minutos sobre el campo, el futbolista del PSG fue reemplazado al descanso. El primer tiempo no dejó muchas ocasiones.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

La segunda mitad fue muy diferente. El conjunto de Petkovic se olvidó de las bajas de Shaka y Embolo, ignoró la diferencia técnica de sus rivales y recordó la fórmula que le llevó a eliminar a Francia. Mientras Luis Enrique parecía enviar un mensaje de calma retirando a Morata muy pronto, los helvéticos organizaron su defensa y no permitieron espacios en ninguna zona, matando por una parte el ritmo del partido pero haciéndolo crecer en su zona de ataque a través, sobre todo, de la sociedad Widmer-Vargas en la banda derecha. No fue un acoso pero si una declaración de intenciones. Llegaron varias ocasiones pero no fue hasta el minuto 68 cuando llegaría el empate, un gol que no fue fruto del trabajo suizo sino un error entre Laporte y Pau que permitió a Freuler asisitir a Shaqiri. La Roja, más allá del gol, no había generado casi ocasiones y parecía no tener respuesta para acabar ganando este partido. Pero algo sobrevuela en la esfera de este equipo, contra peor están las cosas, más puertas se le abren y sólo diez minutos después de encajar el gol, una violenta entrada de Freuler acabó con la expulsión del jugador de la Atalanta. A partir de ahí Luis Enrique movió las piezas, entraron Oyarzabal, Llorente en su versión centrocampista llegador y Thiago. Tuvieron muchas ocasiones para marcar, no metieron ninguna pero en ese desacierto estaba escrita su enésima resurrección.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

No es por ser critico, pero la crónica se me queda un poco corta. Especialmente en la prorroga.
Me gustó que quitará a un horrible Pau y pusiera a Azpilicueta de central. Pero Tiago de lateral estuvo nefasto la verdad.
Estoy convencido que si hubiéramos perdido en penaltis, todas las alabanzas a Luis Enrique de la prensa de hoy, llevarían el signo contrario

Deja un comentario

*