Every Kick of It: El renacer de Danny Ings

Danny Ings of Southampton celebrates scoring his sides 1st goal during the Premier League match at the St Mary's Stadium, Southampton
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
04/12/2019

Danny Ings se crió en el sureño condado de Hampshire. Su equipo desde pequeño era el Southampton. De hecho, sus primeros pasos los dio en la cantera de los saints. Hasta que le invitaron a irse cuando era un adolescente porque no había crecido lo suficiente. Poco después de esa decepción, superó unas pruebas en el club de otra ciudad costera, el Bournemouth, donde progresó hasta jugar con el primer equipo en tercera división. Destacó y fue fichado el Burnley, entonces de segunda. En la 2013/14, su tercera temporada en el club, Ings se convirtió en un héroe para los claret: marcó 21 goles en liga y el conjunto dirigido por Sean Dyche ascendió a la Premier League. Un año más tarde, Ings firmó por el Liverpool de Brendan Rodgers. Pero su calvario con las lesiones frustró su oportunidad en Anfield. Tras tres temporadas en las que solo disputó 25 partidos, Ings se fue para volver a donde empezó todo.

En el deadline day de 2018, Ings regresó al Southampton como cedido. La temporada pasada se perdió varios partidos, pero jugó tantos como durante todo su tiempo en el Liverpool y marcó ocho goles. Este curso por fin está jugándolo todo y, libre de lesiones, Ings está desatado. En Premier suma 14 dianas, las mismas que Marcus Rashford y Pierre-Emerick Aubameyang. Solo Jamie Vardy, con 17 tantos, se encuentra por delante. “Me ha llevado mucho tiempo y dos operaciones de rodilla consecutivas poder estar en el estado de forma en el que me encuentro. Pero nunca me rendí. Entrené tan duro como pude cada día para poder estar como estoy ahora”, afirmaba Ings el 1 de enero a pie de campo, después de haberle dado el triunfo a su equipo ante el Tottenham.

Burnley Danny Ings Focus
Danny Ings fue clave en el ascenso del Burnley a la Premier League en 2014. Foto: Focus Images Ltd.

El gol que le marcó a los de José Mourinho en año nuevo fue una joya. Ings recibió un balón a la espalda de la defensa, dejó a Toby Alderweireld en el suelo con un sombrero y definió con convicción por el palo corto. “Fue mi gol preferido de esta temporada”, reconoció la semana pasada en una entrevista con el Telegraph. “Me recordó a cuando estaba en racha en el Burnley y podía probar cualquier cosa, que siempre me salía bien. Es increíble lo que puede hacer la confianza”. Hoy por hoy, la de Ings está por las nubes. No hay semana que esas cualidades que le permitieron hacerse un nombre en el Burnley no salgan a relucir. Su fichaje por el Liverpool fue cuestionado dado lo poco que pudo aportar al equipo, pero ahora está viendo por qué en su día el club de Anfield apostó por él.

En el verano de 2018, Ings por fin pudo completar una pretemporada con el primer equipo del Liverpool. Pero con la delantera de Klopp a un altísimo nivel competitivo, a Ings le iba a tocar asumir un rol secundario con muy poco protagonismo. En ese momento, tal y como contó en una entrevista con el Times, necesitaba algo distinto: “Cuando llegué al Liverpool tenía 23 años, venía de ser titular indiscutible, había debutado con Inglaterra y me sentía en la cima del mundo. Necesitaba volver a sentir eso. Me quería ir a algún sitio en el que fuese un jugador importante, un referente para la ciudad”. En el Southampton ha conseguido encontrar eso. Este verano, su cesión se convirtió en traspaso y en St. Mary’s no podrían estar más entusiasmados con Ings.

Danny Ings ahora es uno de los delanteros de moda en el fútbol inglés. Foto: Robert Smith/Focus Images Ltd.
Danny Ings ahora es uno de los delanteros de moda en el fútbol inglés. Foto: Robert Smith/Focus Images Ltd.

En todas sus entrevistas, Ings repite que no quiere ser “aquel jugador que una vez fue internacional”. La competencia por el puesto de nueve en la selección es feroz, con nombres como Harry Kane (aunque esté lesionado y no vuelva hasta abril), Tammy Abraham o Marcus Rashford. Pero no sería descabellado imaginar que, de seguir así, Ings pudiese hacerse un hueco en la lista de Gareth Southgate para la Eurocopa. En sus declaraciones no oculta que esa sea su ambición y sobre el césped lo confirma. El último ejemplo se dio este sábado frente al Leicester City.

Ante el equipo de su exentrenador Brendan Rodgers, Ings buscó el gol de forma incesante. Pero el balón no entraba. Remató un centro en el primer palo y se topó con el larguero. Se sacó un disparo potente en el rechace de un córner y, de nuevo, dio con el travesaño. Su amenaza de cara a portería era evidente, pero todavía no se concretaba en gol alguno. Hasta que en la recta final, con el empate a uno en el marcador, Ings finalmente encontró lo que estaba buscando, lo que la hinchada visitante desplazada a Leicester esperaba de su nueve. El delantero de los saints recibió un pase al espacio y batió a Kasper Schmeichel con una definición con el empeine que coló el balón entre las piernas del meta danés. Ings lo celebró con euforia. Todavía pudo marcar uno más en otra ofensiva del Southampton, pero esta vez Schmeichel evitó el gol con una estirada. También pudo haber empatado el Leicester, de hecho el tanto llegó a ser festejado, pero el VAR lo anuló y el árbitro señaló el final. Ings le había vuelto a dar un triunfo a su equipo.

El Southampton le ha dado la vuelta a las cosas y ahora es uno de los equipos más en forma del campeonato. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.
El Southampton le ha dado la vuelta a su situación y ahora es uno de los equipos más en forma del campeonato. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.

Esta victoria a domicilio del Southampton simboliza el progreso que han vivido en los últimos dos meses. La última vez que se enfrentaron al Leicester, el pasado 25 de octubre, sufrieron una histórica goleada en casa. Si bien es cierto que jugaron con un hombre menos durante gran parte del encuentro, eso no era excusa para el 0-9 que encajaron. Con el equipo en puestos de descenso, Ralph Hasenhüttl parecía peligrar en el cargo. Pero la situación mejoró y poco a poco los saints fueron sacando partidos adelante. Ahora llevan cinco jornadas invictos y se encuentran en mitad de tabla, tan cerca de los puestos europeos como de los de descenso. “No afrontábamos este partido como una revancha”, explicó Hasenhüttl tras la victoria. “Queríamos demostrar cómo hemos cambiado desde entonces”, añadiría el técnico austriaco. Muy importante en esa mejoría ha sido el estado de gracia de Ings.

Elsewhere

Hay otro nueve que no lidera la lista de máximos anotadores pero que es uno de los que más clase desprende. Roberto Firmino suma siete goles en Premier y una infinidad de detalles de genio. Este sábado, el Liverpool visitó a un defensivo Tottenham de José Mourinho y fue un gol del brasileño lo que le permitió al equipo de Jürgen Klopp sumar un nuevo triunfo. Firmino definió con increíble compostura dentro del área para adelantar a los reds antes del descanso. El marcador no volvió a moverse, pese a que el Tottenham amagara con dar un paso al frente en el segundo tiempo, y el Liverpool batió un nuevo récord: con 20 victorias en 21 jornadas, su primera mitad de la Premier se convierte en el mejor arranque en la historia de las cinco principales ligas europeas (Premier, LaLiga, Bundesliga Serie A, Ligue1).

Kevin De Bruyne sirvió una magnífica asistencia a Gabriel Jesus. El belga ya suma 14 pases de gol, 6 más que el segundo máximo asistente (Trent Alexander-Arnold). Foto: Martyn Haworth/Focus Images Ltd.
Kevin De Bruyne sirvió una magnífica asistencia a Gabriel Jesus. El belga ya suma 14 pases de gol, 6 más que el segundo máximo asistente (Trent Alexander-Arnold). Foto: Martyn Haworth/Focus Images Ltd.

Tras la derrota del Leicester, el Manchester City recuperó la segunda plaza al golear al Aston Villa por un amplio 1-6 el domingo: doblete de Riyad Mahrez, hat-trick de Agüero, tanto de Gabriel Jesus (que jugó por la izquierda) y una nueva exhibición de Kevin De Bruyne. El City ahora tiene un punto más que el Leicester. En la cuarta plaza, con seis menos que los foxes, se encuentra el Chelsea. El equipo de Frank Lampard ganó por 3-0 al Burnley, mientras que el Manchester United, quinto, se impuso por 4-0 al Norwich. La jornada arrancó el viernes con un Sheffield United 1-0 West Ham que deja a los de Chris Wilder en la sexta plaza, por delante de un Wolverhampton que empató a uno frente al Newcastle. El Arsenal de Mikel Arteta, décimo clasificado, empató por el mismo marcador en su visita al Crystal Palace. El Everton de Carlo Ancelotti está igualado con el Arsenal tras haber vencido al Brighton por la mínima. Abajo, el Watford intercambió puestos con el Bournemouth al ganarles por 0-3, un resultado que pone a Eddie Howe en una situación comprometida ahora que su equipo está en zona de descenso. En la Championship, pincharon los dos equipos a la cabeza (el West Brom empató ante el Charlton y el Leeds perdió frente al Sheffield Wednesday) y en el derbi galés Cardiff y Swansea empataron a cero.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*