Expectativas y velocidades en el Manchester United

Solskjaer se ha mostrado muy satisfecho con la llegada de Varane. Foto: Aleksandar Djorovic/Focus Images Ltd

5 años sin títulos llevan los diablos rojos. Sin copas pero con paciencia, sobre todo tras la llegada de Ole Gunnar Solskjaer al banquillo de Old Trafford. Después de lograr dos ligas y una copa con el Molde y su desventura en Cardiff se unió al cuerpo técnico mancuniano hasta tomar las riendas tras la destitución de José Mourinho. El portugués fue el último en llevar copas a las vitrinas del club –una Europa League y una Copa de la Liga– aunque el United seguía lejos de mandar como se había acostumbrado bajo la tutela de Sir Alex Ferguson.

No pugnaban por grandes títulos, no eran temidos. La sombra el técnico escocés seguía muy vigente al este de Manchester. Solskjaer se hizo cargo, como entrenador interino, y encendió la luz. Ganó sus ocho primeros partidos, uno detrás de otro, y para marzo se ganó un contrato de tres años.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

El noruego no necesitaba ganarse el cariño de la hinchada, algo que ya había logrado con sus 126 goles con la camiseta roja. Ninguno tan celebrado como el que anotó en el Camp Nou en el último minuto de la final de la Liga de Campeones. Con la estima, llegó la paciencia. En el banquillo de Old Trafford, los aficionados tenían nuevamente a uno de los suyos.

Aunque lejos de los campeones Liverpool y Manchester City, el Manchester United estuvo ahí. Fue tercero y segundo en las dos últimas campañas, aunque con mucha distancia de sus más acérrimos rivales. Pese a que el bagaje previo, los ya mencionados banquillos de Cardiff y Molde, no ofrecía garantías de éxito, el United empezaba a desplegar un juego que recordaba a épocas mejores. Eléctrico, vertiginoso. Y para colmo, la pasada campaña trajo a Bruno Fernandes. El portugués llegó y besó el santo, se convirtió en el director de orquesta, aunque nuevamente, en Manchester se quedaban con la miel en los labios tras perder la final de la Europa League frente al Villarreal.

Ahora, en Old Trafford hay expectativas. Se entendió que el equipo necesitaba seguir un proceso de reconstrucción, pero los fichajes de Raphaël Varane, Jadon Sancho y sobre todo de Cristiano Ronaldo hacen pensar que, ahora sí, Solksjaer ya tiene todo lo necesario para volver a colocar a los diablos rojos entre los principales candidatos a todo.

La llegada del ex de Real Madrid y Juventus ha sido crucial. Volvió el hijo pródigo, y el Manchester United volvió a conectar con su historia. Volvieron las bicicletas, las carreras explosivas que levantan al público de su asiento… aunque el portugués se haya reconvertido a jugador de área en los últimos años. Algo que demostró con cuatro goles en sus tres primeros partidos. Impacto inmediato.

Un ídolo, una defensa sólida con la llegada de Varane, canteranos cumpliendo como Mason Greenwood o Scott McTominay, y resultados. Paul Pogba, que es un fuera de serie. Y futbolistas prometedores como Jadon Sancho. Al ex del Borussia Dortmund le ha venido bien el regreso de Ronaldo. Dio mucho que hablar su fichaje a lo largo del verano, pero la atención y la presión estaría ahora sobre los hombros del astro portugués. Sancho, que aún no ha marcado ni ha asistido, tiene tiempo.

Bruno Fernandes se exhibió en el duelo de ida en Old Trafford. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd
Bruno Fernandes lleva 44 goles y 26 asistencias desde que llegó en enero de 2020 al Manchester United. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd

El Manchester United sumó diez puntos en las primeras cuatro jornadas, catapultándose hacia la cima de la clasificación. Pero quien mucho corre, pronto para. Y el primer derrape llegó en la Liga de Campeones, con la derrota ante el Young Boys en Berna. Más doloroso fue el tropezón frente al West Ham en la Copa de la Liga. Los mancunianos quedaron apeados de una competición en la que se necesitan superar pocas rondas para alcanzar la final, restarían tres partidos más para llegar a Wembley en caso de haber vencido a los hammers. Un título en febrero habría elevado considerablemente la moral de la escuadra de cara al último tramo de la temporada. Y habría permitido que los menos habituales gozasen de más tiempo de juego.

Volvieron a perder tres días después ante el Aston Villa, un partido en el que Bruno Fernandes encaló un penalti en el tiempo de descuento. Solskjaer atribuyó la derrota, precisamente, a la velocidad de sus jugadores. A la inmediatez. Así lo explicó en la rueda de prensa previa al duelo ante el Villarreal en la Liga de Campeones: “Queremos mantener un ritmo alto y jugar con velocidad, pero creo que fuimos demasiado rápido. No fuimos lo suficientemente eficientes. Hay que tener un mejor control, aunque sin ralentizar demasiado el juego. Tenemos que jugar con velocidad, es la identidad de este club”. Pausar ligeramente el juego serviría para llegar en mejor posición de disparo al área rival. Los 55 disparos en los duelos ante West Ham y Aston Villa son testigos del aspecto que destaca el noruego. Solo remataron entre los tres palos en diez ocasiones entre los dos partidos. Sin premio. Sin gol.

Solskjaer tiene en sus manos muy buenas individualidades, muy buenos jugadores. Pero un equipo que solo responde a momentos, a genialidades. Aún es pronto, y queda tiempo para remediarlo. Y para que los futbolistas, recién llegados o no, vayan entendiéndose. Aunque en Old Trafford ya hay hambre de títulos. Siempre ha sido así, y Ole no huye de ello. “Esta presión es un privilegio”, explicó un día antes de medirse al Villarreal. “Para trabajar en este ambiente debes disfrutar de la presión. Sí, tengo el apoyo del club y el proceso debe funcionar. Seguimos ese plan, pero los resultados mandan. Las expectativas han mejorado con los fichajes y con mejores actuaciones. Estoy aquí para ganar. A veces es arriesgado, puedes perder, pero así hacemos las cosas aquí. Esperamos estar peleando por títulos en abril y mayo”.

Foto de portada: Aleksandar Djorovic/Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*