A falta de sorpresas en la FA Cup

FA Trophy after the FA Trophy Final at Wembley Stadium, London
Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782
22/05/2016

La magia de la FA Cup reside en su capacidad para transmitir la sensación de que todo es posible. Por un día, los clubes modestos abandonan su realidad para medirse a equipos más grandes. Aunque tienen todas las de perder, siempre existe un grado de ilusión que es imposible de disimular. Y cuando se da la gesta, la alegría es máxima. Una tarde cualquiera en una población cualquiera puede ganar trascendencia histórica en apenas 90 minutos. Es la gracia de los enfrentamientos a partido único, algo que por fin se ha visto esta temporada en España con el nuevo formato de la Copa del Rey.

En Inglaterra, sin embargo, la FA Cup no ha dejado ninguna hazaña histórica esta temporada. El equipo de menor categoría que permanece en la quinta ronda del torneo (a disputar en marzo) es el Portsmouth, de tercera división. Los dos años anteriores, algunos equipos de cuarta también alcanzaron la quinta ronda. Nada comparable con la histórica campaña de hace tres años, cuando el Sutton United y el Lincoln, ambos de quinta, llegaron a esta fase. Por si fuese poco, el Lincoln ganó su eliminatoria y se plantó en los cuartos de final. Era la primera vez desde 1914 que un equipo de non-league llegaba tan lejos en la competición.

Los clubes de non-league (todas las categorías por debajo de la cuarta división, que es lo que se considera el límite del fútbol profesional) suelen agradecer los ingresos que les aporta la FA Cup durante las fases previas. Pero rara vez se dan casos como el del Sutton y una vez cada cien años se da uno como el del Lincoln. Los equipos de non-league suelen empezar a caer en cuanto hacen acto de presencia los clubes de la Football League. Eso sí, también participan en otra copa, el FA Trophy, que les permite soñar con jugar en Wembley. 

Artículo relacionado: ‘El FA Trophy, la copa del non-league football

El FA Trophy es una copa para equipos desde quinta hasta octava división, las cuatro categorías más altas del non-league football. Aunque por non-league se entiende fútbol no profesional, lo cierto es que la quinta división, llamada Conference National, es una categoría a nivel nacional en la que casi todos los equipos cuentan con una estructura profesional, ya sea porque se trate de entidades históricas con una masa social importante, porque vengan de la Football League o por la inversión de sus propietarios. En sexta división, la primera categoría del fútbol inglés que se regionaliza en dos grupos (una conferencia norte y una sur), también hay varios clubes profesionales. En séptima y octava, en cambio, todo es semi-profesional: la mayoría de equipos apenas entrenan un par de veces por semana y sus jugadores no cobran lo suficiente como para vivir del fútbol.

Teniendo en cuenta el verdadero panorama del non-league football, quizás se pueda apreciar mejor la importancia de lo sucedido este fin de semana en el FA Trophy: dos equipos de octava lograron meterse en cuartos de final. Además, uno de séptima también superó esta ronda. Cualquier otro año, la presencia de un equipo de séptima en cuartos sería la sorpresa más destacable, aunque no algo inaudito; cualquier otro año, la presencia de un equipo de octava en cuartos sería todo un acontecimiento. La última vez que se registró algo así fue hace 17 años: en 2003, el Gloucester City, entonces de octava, logró clasificarse para cuartos. Lo increíble es que este año se han dado las hazañas de dos clubes de octava distintos, el Halesowen Town y el Aveley.

El Halesowen Town, fundado en 1873, representa a una homónima población de casi 60.000 habitantes del llamado Black Country, en las West Midlands, a menos de media hora de Birmingham. Aunque en su liga vayan terceros, en su eliminatoria de FA Trophy parecía que tendrían poco que hacer. El Halesowen visitaba al Halifax Town, de la parte alta de la quinta división. Pese a las evidentes diferencias, el Halesowen ganó por la mínima. El resultado fue celebrado como correspondía por los aficionados desplazados. En los cuartos de final jugarán en casa del Barnet, equipo de quinta que hace poco jugaba en cuarta. Será nada más y nada menos que el 13º encuentro que disputen de esta edición del FA Trophy. Ahora se encuentran a tan solo dos victorias de Wembley.

La afición del Halesowen celebrando su victoria en casa del Halifax:

El Aveley no venció a un equipo de quinta sino a uno de sexta, el Chelmsford City, pero no por ello su triunfo por 3-1 deja de ser memorable. Este club se fundó en 1927 y es de un municipio de 8.000 habitantes en el condado de Essex, al este de Londres. Su aventura copera continuará en casa de un histórico del fútbol inglés, el Notts County. El tercero en discordia, el equipo de séptima que también dio la sorpresa, es el Royston Town, de un pueblo de 15.000 habitantes a una hora al norte de la capital británica. Ganaron por 0-2, con dos goles en la prórroga, en casa del Ebbsfleet United, equipo de quinta, y en la próxima ronda se enfrentarán al Concord Rangers, de sexta.

El vestuario del Aveley tras su victoria en la prórroga:

Estas tres historias tan especiales han despertado mayor interés sobre el FA Trophy. Así lo ve Matt Badcock, redactor del Non-League Paper (el periódico especializado en cubrir todo el fútbol por debajo de la cuarta división): “El FA Trophy realmente ha cobrado vida este año. Cuando creíamos que lo del Halesowen y el Aveley no podía ir a más, ambos han logrado dar una nueva sorpresa. Se puede apreciar lo mucho que esta copa significa para los voluntarios que trabajan duro en estos clubes”. Según Badcock, estas hazañas “demuestran la calidad del non-league football y mantienen viva la magia de una competición que ha sido criticada en las últimas temporadas”.

Resulta irónico, pero con el FA Trophy se ha generado últimamente un debate similar al que rodea a la FA Cup. Algunos de los clubes de quinta están tan centrados en sus respectivos objetivos ligueros que han dejado de tomarse la competición con la misma seriedad que antes y la utilizan para realizar rotaciones, del mismo modo que los equipos de Premier ya no priorizan la FA Cup. “Los equipos de quinta dan descanso a algunos de sus jugadores y en algunos estadios las asistencias son más bajas”, señala Badcock, “pero esta temporada está siendo muy emocionante”.

Los cuartos de final del FA Trophy se disputarán el fin de semana del 29 de febrero.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Simon Moore/Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Sólo una vez me he pasado por el non-League football, fue con un grupo de amigos, y como complemento a ver un partido de Premier, pero desde entonces planeamos volver al non-league y pasamos de la Premier… Mientras eso llega es un placer viajar con Sir mosquera por esos campos…

Deja un comentario

*