Un pulpo viene a verme

Florentino cuajó una gran actuación en el centro del campo.

No concede una fracción de segundo de distracción. Medio segundo de pausa, de soltar un vistazo con rabillo del ojo a lo que sucede alrededor antes de tomar la decisión definitiva. Un instante más de la cuenta para buscar una mejor opción de pase. Unas milésimas para calibrar por dónde te aborda antes de meter el pie. Un segundo más de la cuenta con el balón en los pies te condena a perder la posesión cuando te adentras en los dominios de Florentino Luis. El mediocentro titular de Portugal en el Mundial sub-20 es una máquina de robar balones en la medular. Un futbolista omnipresente, inteligente para colocarse en el lugar debido, atento para realizar la cobertura oportuna cuando el equipo puede romperse, exuberante a nivel físico en las correcciones y los choques, decidido a la hora de pasar a la acción y meter la pierna. En su estreno en el torneo celebrado este mes en Polonia causó una grata impresión en un reto exigente como era el de minimizar el impacto del valencianista Kang-In Lee en la República de Corea.

Florentino ha llegado para quedarse en el fútbol europeo. Cocinado a fuego lento en la cantera del Benfica, ya es un integrante más de la primera plantilla del vigente campeón en Portugal. Miembro de la exitosa generación de 1999, que conquistó el Europeo sub-17 en Azerbaiyán 2016 y el Europeo sub-19 en Finlandia 2018, ha quemado etapas progresivamente hasta el momento oportuno para dar el salto sin red en un equipo donde la exigencia del día a día es máxima. Con Bruno Lage se ha convertido en un futbolista habitual en los onces del club encarnado que ha acabado conquistando el título de liga y esa es la condición que ostenta en el Mundial sub-20 de Polonia, el segundo al que acude tras una primera experiencia dos años atrás en la República de Corea. Florentino acumula años de experiencia en torneos de categorías inferiores, tanto con la selección como el Benfica, y en el debut del pasado sábado se encargó de recordárselo a todos aquellos que lo estuvieran viendo a través del televisor.

Florentino.
Florentino es el mediocentro titular de Portugal en el Mundial sub-20.

El apartado físico es lo primero que llama la atención en el fútbol de este mediocentro, particularmente dominante en los torneos en los que se mide con chicos de su misma edad. Fornido para imponerse en cada choque y con zancada para recuperar la posición o acudir a las ayudas en situaciones de mayor emergencia, Florentino no precisa de mucha compañía para administrar el carril central y pasar la escoba por detrás de los centrocampistas de naturaleza más ofensiva. El canterano benfiquista es el encargado de guardar la posición, vigilar a los posibles receptores del primer pase en un potencial contragolpe y dotar de libertad a laterales e interiores con tendencia a pisar el área rival. Luego mantiene la concentración, tapa la línea de pase y se hincha a interceptar posibles contragolpes. Si persigue al adversario y no suelta la pelota rápido, le acaba incomodando con el cuerpo o mete la pierna en el momento oportuno para atajar de raíz una posible acción que sorprenda a su equipo desplegado. Su timing a la hora de entrar de forma limpia (sin necesidad de ir al suelo) resulta muy llamativo. Ha sido el mediocentro de Portugal en el 4-3-3 luso en cuatro torneos distintos en los que su equipo ha disputado al menos cinco partidos: en ninguno ha visto una cartulina amarilla. Ni una entrada dura a destiempo, ni un agarrón con el bloque demasiado adelantado, ni una falta fuera de zona por miedo a que le superen. Cuando Florentino va, sale ganador del duelo individual. No es solo físico, sino que su cerebro procesa constantemente todo lo que sucede sobre el terreno de juego.

La presión portuguesa fue una tortura para Ucrania.
Florentino también es un recurso útil cuando Portugal quiere adelantar las líneas de presión.

Poderoso también en el juego aéreo para emparejarse con los delanteros más altos cuando el rival busca una salida más vertical o para proteger el área en acciones a balón parado, con la pelota en los pies Florentino es uno más en la circulación de su equipo. Pide el balón y lo distribuye con sentido. Es preciso en el desplazamiento largo, especialmente si se le concede tiempo para pensar y armar el envío, y tampoco retiene el cuero más de la cuenta. Prioriza agilizar la circulación, aunque sea con un pase corto sencillo, que entretenerse con la posesión para buscar una opción más arriesgada. Quizás en algún momento le puede faltar mayor velocidad en la ejecución del gesto técnico, pero por ahora no le ha pesado. Tampoco cuando ha jugado unos metros más adelantado cuando Portugal ha introducido a otro centrocampista de corte defensivo para proteger un resultado o porque una ausencia de un compañero le ha obligado a jugar como interior. Juega fácil, usa bien el cuerpo para proteger la pelota bajo presión y evita perderla en situaciones comprometidas.

Este abanico de virtudes, junto a su físico privilegiado y su notable lectura del juego, ha facilitado su desembarco en el Benfica de Bruno Lage, que ya le había dirigido en el filial y conocía a la perfección las virtudes y limitaciones de su fútbol para no comprometerle en lo que no debía. Florentino es un futbolista que permite robar muchos balones a los equipos que atacan permanentemente, porque sabe anticiparse para recuperar la posesión después de la pérdida, y también es difícil de rebasar en los duelos individuales en la frontal en los tramos en los que toca replegar. Es un especialista llamado a marcar diferencias en uno de los favoritos a alzar el Mundial sub-20 y lo recordó en el primer día de competición. Un pulpo anda suelto en Polonia.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Florentino.
Florentino se ha convertido en una pieza importante para el Benfica.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Florentino Luis
Edad: 19 años
Equipo: Benfica
País de nacimiento: Portugal
Posición: Mediocentro

Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23.

– 20 de mayo: Deyne Rensch
– 13 de mayo: Adil Aouchiche
– 6 de mayo: Sebastiano Esposito
– 29 de abril: Fábio Silva
– 22 de abril: Kylian Mbappé
– 15 de abril: Alexander Nübel
– 8 de abril: Callum Hudson-Odoi
– 1 de abril: Thomas Buitink
– 26 de marzo: Moise Kean
– 19 de marzo: Maximilian Eggestein
– 11 de marzo: Oleksandr Zinchenko
– 4 de marzo: Éder Militao
– 25 de febrero: Joakim Maehle
– 18 de febrero: Ferland Mendy
– 11 de febrero: Nicolò Zaniolo
– 4 de febrero: Samuel Sosa
– 28 de enero: Frenkie de Jong
– 21 de enero: Ritsu Doan
– 14 de enero: Diego Lainez
– 7 de enero: Bryan-Clovis Ngwabije
– 31 de diciembre: Sardar Azmoun
– 24 de diciembre: Bilal Ould-Chikh
– 17 de diciembre: Domingos Quina
– 10 de diciembre: Josh Sargent
– 3 de diciembre: Juan Marcos Foyth
– 26 de noviembre: Sofiane Diop
– 19 de noviembre: Jadon Sancho
– 12 de noviembre: Richarlison
– 5 de noviembre: Daniel Arzani
– 29 de octubre: Serginho
– 22 de octubre: Florent Muslija
– 15 de octubre: Zeki Çelik
– 8 de octubre: Krzysztof Piatek
– 1 de octubre: Ondrej Duda
– 24 de septiembre: Declan Rice
– 17 de septiembre: Angeliño
– 10 de septiembre: Giorgi Chakvetadze
– 3 de septiembre: Myron Boadu
– 27 de agosto: Rúben Dias

Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*