Francia solidifica su candidatura

Ingrid Hjelmseth of Norway Women during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Allianz Riviera, Nice
Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989
12/06/2019

Sin brillo ni artificio pero con máxima competitividad y cohesión colectiva. La selección anfitriona ya está en la siguiente ronda con un impecable 6 de 6 tras deshacerse de una de las históricas, una Noruega que nunca se ha perdido una cita mundialista y que se proclamó campeona en el 95. Es el choque entre la huella del pasado y el poderío de una de las futuras dominadoras de este juego que aspira a cimentar un reinado. Francia llega a su Mundial para tirar la puerta abajo gracias a la columna del hegemónico Lyon y a los revestimientos del PSG y Montpellier. Una perfecta mezcla de ingredientes y automatismos que proyecta solidez, pegada, contundencia, oficio y autoridad.

Francia es liderazgo. El de Amandine Henry comandando a su equipo desde la zona ancha, recorriendo más kilómetros que nadie, bajando al barro en cada acción y desplegando sus virtudes cualitativas en ataque. Vertebrando y golpeando. Atenta a una segunda jugada, una cobertura o un tackle impoluto. Para brillar o sudar. Da lo mismo. Y siempre con las palabras hambre y ambición grabadas en su rostro incansable. También es el liderazgo de Le Sommer, capaz de pasar de puntillas por el partido pero de asumir la responsabilidad desde los once metros con el gol decisivo tras una intervención del VAR. Tal y como sucedió en el penalti de Sudáfrica ante España, la noruega Engen estiró de más la pierna sobre Marion Torrent en un despeje dentro de área clavándole los tacos en la rodilla. Y, por último, Francia también se entiende desde la autoridad de la seleccionadora Corinne Diacre. Impertérrita, de gesto duro y mano firme. Ante Noruega, ha optado por la delantera referencial de Gauvin en detrimento de Cascarino, con lo que Diani, la velocista del PSG, ha pasado a la banda derecha. La jugada le ha salido redonda puesto que Gauvin ha embocado, justo en la reanudación de la segunda parte, un centro perfectamente medido de Majri desde la izquierda para inaugurar el marcador.

Francia 2 (Gauvin 46′, Le Sommer 72′)
Noruega 1 (Renard p.p. 55′)

Francia vs Noruega - Football tactics and formations

Noruega apenas ha podido llevar el peso del partido y ha inquietado más bien poco pero ha sabido resistir y transitar, señas de identidad de una selección rocosa y física como la nórdica. A lomos de Caroline Graham Hansen, la nueva jugadora del Barcelona, el equipo ha encontrado sosiego para expandirse en ataque y avanzar líneas. También han ayudado en ese cometido Reiten, siempre escalonada y predispuesta para recibir por dentro y lanzar, y la correosa Saevik, que ha entrado en detrimento de Utland para propiciar el máximo grado de libertad de movimientos a Graham, elemento clave en la recepción entre líneas.

El reto en el partido era ver cómo Francia reaccionaría ante un grado superior de amenaza por parte de una selección con mayor colmillo como Noruega, que exhibió verticalidad y una positiva simplificación ante Nigeria, a la que venció por 3-0 en un abrir y cerrar de ojos. Evidentemente, no ha podido ir tan arriba como ante la selección africana pero sí ha inquietado más que Corea a una defensa francesa que se maneja bien desde el repliegue y la acumulación de piezas. Henry no descose a su equipo en ningún momento, Bussaglia se sitúa constantemente en una posición de ayuda y el tándem Mbock-Renard se maneja a la perfección tanto en emergencia como en campo abierto. Sin embargo, no hemos visto la versión jerárquica a la que nos tiene acostumbrados la poderosa Renard. Ha sufrido ante la constante y peleona Herlovsen, y se ha acabado metiendo en propia un envío plácido desde un costado. Quería despejar con sutileza a córner pero, mal perfilada y sin ver qué tenía detrás, ha acabado metiendo un pase a la red ante la incredulidad de su inseparable portera Bouhaddi.

Norway Women team huddle during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Allianz Riviera, Nice Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989 12/06/2019
Noruega se conjunra antes de enfrentarse a Francia. Foto: Focus Images Ltd.

Aunque no encontrara el gol, Francia estuvo mejor en la primera parte desde el bombardeo. Cargó mucho el área a base de centros y consiguió alargar el bucle de peligro quedándose las segundas jugadas. Pero Noruega es otro titán, un equipo muy físico que sabe resistir, entrar en el cuerpo a cuerpo y no sentir una incomodidad excesiva en el arte de defender tan cerca de su portería. Eso sí, las cabalgadas de Diani estuvieron a punto de causar un disgusto porque es una auténtica bala por la derecha. Se sube a la moto y deja atrás con facilidad un reguero de víctimas indefensas ante su exuberancia. Pero le faltó la última decisión. Escoger o precisar mejor el envío definitivo para sacar tajada de su desequilibrio. Tampoco ayudó en ese cometido Gauvin, delantera trabajadora y espigada pero algo torpe, que no sumó hasta la reanudación en que de golpe afinó sus botas: le ganó la carrera a Thorisdottir y remató de primeras a la perfección con la izquierda. De nuevo, Majri, el puñal del Lyon, hacía de las suyas y caracoleaba hasta encontrar el resquicio. Hay pocas jugadores con más capacidad de amenaza y electricidad en la subida que ella.

Las francesas sacan lustre a sus pequeñas sociedades y binomios casi perfectos. El de Marion Torrent y Diani por la derecha. El de Majri y Le Sommer por la izquierda. El de Bussaglia y Henry en el medio. El de Renard y Mbock en el eje. Todo su engranaje rezuma equilibrio y poso. Pero aún no ha conseguido nada, falta lo más difícil: rebajar la temperatura ambiental y vencer a una Estados Unidos que se alza en llamas en el horizonte o a una Alemania tremendamente competitiva y madura, que emergen como principales candidatas a la gloria. Francia tiene muchos recursos y vestidos. Puede golpear desde el balón parado, desde la velocidad exterior, desde las combinaciones interiores o desde los robos agresivos en campo rival. Les falta una Morgan o Lloyd para redondear su propuesta pero están imbuidas por el exitoso espíritu del Lyon. Y eso siempre es garantía de éxito.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*