El gol armenio que acabó con la carrera del Loco Gatti

Club Deportivo Armenio

La campaña de 1988/89 en Primera División argentina fue algo atípica; no sólo porque por aquel entonces los torneos de apertura y clausura se unificaban en uno solo, también porque aquella edición fue la primera y la última en la que se implantó un sistema de puntuación muy peculiar: tres puntos para el ganador, cero para el perdedor y en caso de empate uno para cada uno más otro extra para el que saliera victorioso de una tanda de penaltis.

El 11 de septiembre de 1988, Boca Juniors arrancaba el curso en la Bombonera ante un rival a priori fácil, sin apenas experiencia en lo más alto, el Club Deportivo Armenio. El conjunto entrenado por José Omar Pastoriza impuso desde el primer minuto de juego su superioridad, acechando de manera constante la portería de Jorge Ricardo Sarmiento. El arquero de Armenio lo paró todo para desesperación de la afición xeneize, sin embargo los titulares al día siguiente se los llevaría el otro guardameta del encuentro. Minuto 34, Sergio Oudoukian mete un balón largo a la espalda de la defensa de Boca, Hugo Orlando Gatti sale del área para tratar de anticiparse, se equivoca y deja el balón muerto para el remate a placer de Sergio Silvano Maciel. Aquel gol de ‘La Fiera’ Maciel no sólo trajo la victoria de su equipo, también significó el fin de la trayectoria profesional del portero con más partidos en la historia del fútbol argentino. Con 44 años, Gatti ya no convencía al Pato Pastoriza, así que este desafortunado tanto fue la excusa perfecta para arrebatarle la titularidad y darle la llave del arco al Mono Navarro Montoya. La polémica que se generó durante los meses posteriores ocupó centenares de artículos y horas de televisión. De hecho, los amantes de la espeleología futbolística podrán encontrar varias joyas si le dedican un tiempo a bucear por revistas, periódicos y vídeos de aquella época. Pero no hemos venido a hablar de quién encajó el gol aquel 11 de septiembre del 88 sino de los de blanco y verde, los que se llevaron el partido. Club Deportivo Armenio, ¿quiénes son? ¿Qué hacían en Primera? ¿A qué se debe su nombre?

Los armenios en Argentina

Algo más de 13.000 kilómetros separan el Monte Ararat de Buenos Aires. Pese a ello, se calcula que entre 80.000 y 100.000 personas de origen armenio viven en la República Argentina. De hecho, la comunidad armenia es una de las más potentes y activas del país. Ha pasado un siglo desde que desembarcaran las primeras familias por el Río de la Plata, pero los hijos y los nietos de aquellos inquilinos del Hotel de Inmigrantes bonaerense mantienen un fuerte vínculo con el país de sus antepasados. Es el caso de Walter Safarian, reputado periodista y una de las caras visibles de la cadena Fox, cuya Bio en Twitter ‘Orgullosamente armenio’ es toda una declaración de intenciones: “Mi abuelo emigró a Argentina a mediados de los años 40. Él se estableció en la ciudad de Córdoba y luego se mudó al barrio de Palermo, en Buenos Aires, seguramente el punto con más concentración de armenios en toda Argentina”. Hasta siete colegios armenios hay en la capital argentina, un detalle que no sólo indica la cantidad de gente que precisa de escolarización en lengua armenia, sino también el rol que juegan estas instituciones: “Es realmente lo que te graba el vínculo con Armenia. Claro que en la familia te inculcan cosas, pero donde realmente aprendes el idioma es en la escuela. Ir al colegio armenio es una de las patas que vertebran nuestra comunidad”. Otra, cómo no, es el fútbol.

armenio-4 Clarin
Recorte de la crónica del partido que CD Armenio ganó a Boca, el último de Hugo Gatti como profesional. Imagen: Diario Clarín.

En 1962, un grupo influyente dentro de la comunidad armenia en Argentina decidió crear el Club Armenio de Fútbol, que posteriormente pasaría a ser el Club Deportivo Armenio, con el objetivo precisamente de dotar de otra institución para preservar la armenidad de los más jóvenes. “Todos los sábados eran lo mismo, reunirse para ir a la cancha de Armenio”, recuerda Walter. No obstante, este pequeño club de barrio acostumbrado a transitar por el infrafútbol bonaerense protagonizó una escalada sin igual cuando apenas contaba con 25 años de historia. “Los éxitos de los 80 fueron muy importantes para mi generación. Nos pilló con 12 o 13 años, la época en la que uno empieza a fanatizar”. Lo explica el actual presidente de la entidad y delegado de las selecciones de la Afa, Luciano Nakis. “Hubo una fuerte inversión económica y Armenio ascendió hasta en tres temporadas consecutivas, pasó de la Metropolitana C a Primera División; en el último de ellos, de Nacional B a Primera, consiguió una racha de 34 partidos sin perder dejando por el camino a equipos como Lanús o Huracán”. Aquel fulgurante ascenso suena ya a algo lejano, pero los cerca de 2.000 aficionados que siguen el andar del equipo por la Primera Metropolitana B desde la grada Tricolor del estadio Armenia pueden presumir de haber logrado hitos históricos en el fútbol argentino: “Nosotros podemos decir que ganamos en el Monumental de River (3-2) y en la Bombonera”. El caso de la familia Nakis ejemplifica la fuerte influencia que la comunidad armenia tiene en Argentina: además del importante cargo que tiene en la Afa, Luciano tomó el relevo en la presidencia de su padre Noray Nakis. Noray es vicepresidente de Club Atlético Independiente y fue durante años uno de los hombres de confianza del presidente de la Afa, Julio Grondona.

Fueron sólo dos años los que disfrutaron los hinchas de Armenio del fútbol de Primera, pero fueron de vital importancia para las reivindicaciones de la comunidad, según Nakis: El equipo puso a Armenia en el mapa, nos regaló una identidad a ojos de toda Argentina. Cuando yo era pequeño era normal oír ‘ahí va el turco’ o ‘he quedado con el turco’. No lo hacían con mala intención, era desconocimiento”. Este descuido resulta especialmente inoportuno, ya que el gobierno turco fue el responsable de que más de un millón y medio de armenios murieran en 1915, en el que para muchos es el primer genocidio de la historia aunque países como España todavía no lo hayan reconocido como tal.

El 24 de abril es una fecha recordada anualmente por el pueblo armenio. En 2015, coincidiendo con el 100 aniversario del genocidio, Club Deportivo Armenio cambió sus colores. Foto: Club Deportivo Armenio.
El 24 de abril es una fecha recordada anualmente por el pueblo armenio. En 2015, coincidiendo con el 100 aniversario del genocidio, Club Deportivo Armenio cambió sus colores. Foto: Club Deportivo Armenio.

El genocidio sigue teniendo un peso importantísimo en la memoria del pueblo armenio, incluso para las nuevas generaciones ya sean nacidas en Armenia u otros países. En 2015, coincidiendo con los actos del Centenario del genocidio, Club Deportivo Armenio sustituyó sus habituales colores blanco y verde por la Tricolor. Además, incorpora desde entonces la flor ‘no me olvides’ en la parte izquierda del pecho. Así pues, en 2019 la camiseta de este club argentino está cargada de simbología: los colores de Armenia, la flor conmemorativa de una de las mayores calamidades del siglo XX y el escudo con el Monte Ararat, la montaña sagrada en la que el arca de Noé habría embarrancado, venerada por todo el país pese a quedar al otro lado de la frontera con Turquía. Los tiempos en los que Club Deportivo Armenio podía competir de tú a tú con los gigantes argentinos quedaron atrás, ahora mismo la Superliga es una suerte de Ararat futbolístico, una cumbre antaño conocida inalcanzable hoy en día para un club de Primera B Metropolitana. Pero la abnegación es quizás la cualidad más armenia de todas y el sentir del presidente Luciano Nakis, muy claro: “Uno no puede dejar de soñar, el que no sueña que se dedique a otra cosa”.

Armenio no tuvo campo propio hasta el año 1992. Desde entonces juega en el Estadio Armenia, en la localidad de Ingeniero Maschwitz, Partido de Escobar, Buenos Aires. Foto: Club Deportivo Armenio.
CD Armenio no tuvo campo propio hasta el año 1992. Desde entonces juega en el Estadio Armenia, en la localidad de Ingeniero Maschwitz, Partido de Escobar, Buenos Aires. Foto: Club Deportivo Armenio.
Imagen de Portada: Foto cedida por Club Deportivo Armenio.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*