El impacto de Esposito

Sebastiano Esposito of Italy celebrates after scoring a goal during the UEFA Euro U17 Championship match at Tallaght Stadium, Tallaght
Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019
04/05/2019

Sebastiano Esposito recibe en la frontal del área. Italia ha empezado con mal pie en el Europeo sub-17, pero poco a poco está revirtiendo la situación. La Azzurra ha igualado el tanto inicial de Alemania, que le había ahogado con una presión tan alta como intensa en su mitad de campo, y ahora se siente capaz de ganar el partido. Esposito, consciente de que ya ha debutado con el primer equipo del Inter, tira de galones. Carmine Nunziata lo ha situado en la mediapunta, por detrás de dos delanteros, para que saque partido de su jerarquía y pueda recibir en la frontal de cara. Para armar el disparo, su principal amenaza, como demostró con un latigazo al larguero en el primer tiempo. Sin embargo, en el minuto 81, Esposito saca toda su paleta de recursos para ganar el partido. Cuando recibe en la frontal, protege el balón con mimo. Lo acaricia, lo aleja del rival que le acosa para robarle la cartera. Lo aparta ligeramente, pero invita a Jordan Meyer a intentar arrebatárselo. En ese preciso instante, pone el cuerpo entre el adversario y la pelota. Y provoca la falta. El siguiente toque de balón de Sebastiano Esposito termina con toda la selección alemana maldiciendo su árbol genealógico. Esposito había sacado una falta de la nada y se había encargado de transformarla para adelantar a Italia, que pondría la guinda a la remontada en el descuento con el 3-1 definitivo de Giovane, el único miembro de la plantilla transalpina nacido en 2003.

Sebastiano Esposito of Italy takes a free kick to score Italy's second goal during the UEFA Euro U17 Championship match at Tallaght Stadium, Tallaght Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019 04/05/2019
Sebastiano Esposito ejecuta la falta del 2-1. Foto: Focus Images Ltd.

En su primera toma de contacto con el Europeo sub-17, Sebastiano Esposito no solo demostró que se trata de un delantero con mucho gol, determinante ante chicos de su edad, sino que además también sabe jugar a fútbol. No solo dispara a portería con puntería, sino que también respondió al exigente reto de actuar de mediapunta, por detrás de los dos delanteros de la Azzurra en el 4-3-1-2 que tanto se está poniendo de moda en Italia en sus últimas apariciones en los torneos de categorías inferiores. Su perfil engaña, pues es un futbolista corpulento, que en ocasiones parece incluso pesado en los giros. Pero demostró una capacidad llamativa para tocar con sentido y aprovechar su golpeo para asistir a sus compañeros cuando le ofrecían buenos desmarques entre líneas. Su radio de acción no fue muy amplio, pero siempre se las apañó para recibir en zonas comprometidas para Alemania. Y cuando no podía girarse, provocaba la falta. Esposito se hartó de provocar faltas que luego él mismo ejecutaba, tanto de forma directa como indirecta. Por eso la secuencia del 2-1 transalpino sintetiza a la perfección sus dos mejores virtudes.

Sebastiano Esposito fue uno de los nombres más destacados de la primera jornada del Europeo sub-17, torneo en el que Italia quiere postularse para hacer algo verdaderamente importante. Subcampeón en dos de las últimas seis ediciones -en ambas perdió la final en la tanda de penaltis-, Italia no gana el Europeo de la categoría desde 1982 (cuando era sub-16). El año pasado volvió a quedarse a las puertas de alzar el título, que se le resiste a la Azzurra desde tiempos inmemoriales. Tampoco es mucho mayor la fortuna transalpina en el Mundial de la categoría, torneo en el que no participa desde 2013 y en el que no termina entre las cuatro mejores selecciones del planeta desde 1987. La puesta en escena de Esposito en el Europeo resulta prometedora. Y su importancia en el devenir italiano en el torneo se antoja decisiva. Necesita muy poco para marcar. Y menos todavía para provocar una falta en la frontal, la especialidad de la casa el día que su representante necesite montar un vídeo recopilatorio con sus mejores acciones. Tiene todo el torneo por delante para demostrar que puede marcar diferencias regularmente ante los mejores de su edad en el continente. Su primera víctima, Alemania.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Sebastiano Esposito
Edad: 16 años
Equipo: Inter
País de nacimiento: Italia
Posición: Delantero

Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23.

– 29 de abril: Fábio Silva
– 22 de abril: Kylian Mbappé
– 15 de abril: Alexander Nübel
– 8 de abril: Callum Hudson-Odoi
– 1 de abril: Thomas Buitink
– 26 de marzo: Moise Kean
– 19 de marzo: Maximilian Eggestein
– 11 de marzo: Oleksandr Zinchenko
– 4 de marzo: Éder Militao
– 25 de febrero: Joakim Maehle
– 18 de febrero: Ferland Mendy
– 11 de febrero: Nicolò Zaniolo
– 4 de febrero: Samuel Sosa
– 28 de enero: Frenkie de Jong
– 21 de enero: Ritsu Doan
– 14 de enero: Diego Lainez
– 7 de enero: Bryan-Clovis Ngwabije
– 31 de diciembre: Sardar Azmoun
– 24 de diciembre: Bilal Ould-Chikh
– 17 de diciembre: Domingos Quina
– 10 de diciembre: Josh Sargent
– 3 de diciembre: Juan Marcos Foyth
– 26 de noviembre: Sofiane Diop
– 19 de noviembre: Jadon Sancho
– 12 de noviembre: Richarlison
– 5 de noviembre: Daniel Arzani
– 29 de octubre: Serginho
– 22 de octubre: Florent Muslija
– 15 de octubre: Zeki Çelik
– 8 de octubre: Krzysztof Piatek
– 1 de octubre: Ondrej Duda
– 24 de septiembre: Declan Rice
– 17 de septiembre: Angeliño
– 10 de septiembre: Giorgi Chakvetadze
– 3 de septiembre: Myron Boadu
– 27 de agosto: Rúben Dias

Fotografías: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*